Durante, Semanas 13 - 24

Aumento de peso materno en el segundo trimestre

Introducción

Cada día se le ha dado mayor importancia a la alimentación de la mujer embarazada, lo que ha conllevado a una serie de investigaciones. El crecimiento del bebé en desarrollo es un fenómeno complejo multifactorial, influido principalmente por el ambiente materno y el uterino.

Aunque los requerimientos de nutrientes durante el primer trimestre son pequeños en cantidad, las privaciones nutricionales en esta etapa e incluso las deficiencias de antes del embarazo (preconcepcional), pueden afectar tanto la formación placentaria como al feto. Se considera desde diferentes malformaciones congénitas hasta deficiencias en el peso nacer.

El peso materno antes del embarazo y el aumento de peso durante la gestación tiene una fuerte influencia sobre el crecimiento fetal. Se ha visto que varios componentes de la dieta prenatal influyen sobre el crecimiento fetal.

Entraste en el segundo trimestre

Ya estás en el segundo trimestre del embarazo y seguramente has recuperado un poco de tu energía es importante que continúes con una alimentación sana y variada porque tu bebé sigue desarrollándose y los nutrientes que necesita vienen de tu dieta. Ahora mismo el pequeño está completamente formado ¡y ya parece todo un bebé!

Las frutas y verduras frescas te proporcionan muchas vitaminas y minerales. Ten en cuenta que las vitaminas prenatales no deben usarse como sustituto de los productos frescos.

¿Cuánto debo aumentar?

La cantidad de kilos que debes aumentar, principalmente dependerá de cuánto pesabas cuando te embarazaste.

El aumento de peso obtenido durante el embarazo, debe ser entre 11,5 y 16 kilos para una mujer bien nutrida, entre 12,5 y 18 kilos si es desnutrida y de 7 a 11,5 si es obesa.

El aumento de peso promedio está alrededor de los 10-12 Kg y se distribuye durante el embarazo, aproximadamente, de esta forma:

  • 1º al 4º mes, alrededor de 1,350 Kg.
  • 4º al 5º mes, alrededor 1,900 Kg.
  • 5º al 6º mes, alrededor de 1,900 Kg.
  • 6º al 7º mes, alrededor de 2,500 Kg.
  • 7º al 8º mes, alrededor de  2,500 Kg.
  • 9º mes, alrededor de  1,700 Kg.

Las mujeres que aumentan la cantidad indicada de peso tienen menos probabilidades de tener un bebé de bajo peso al nacer (menos de 2,5 kg).

Si cuando te embarazaste tenías un peso normal, deberías aumentar de 11 a 15 kg en total durante los nueve meses. Agregando unas 300 calorías por día a tu dieta, podrás alcanzar este objetivo. Tu bebé depende de tu alimentación para desarrollarse, así que es necesario que lleves una dieta sana y balanceada.

La mayoría de las mujeres aumenta de 1,8 a 2,7 kg durante el primer trimestre y después un promedio de 0,5 kg por semana durante el segundo y el tercer trimestre.

Si cuando te embarazaste estabas por debajo del peso normal, es probable que debas aumentar algo más. Esto se debe a que las mujeres de bajo peso tienen más probabilidades de tener bebés pequeños. Por lo general, se recomienda aumentar de 12,5 a 18 kg, por lo que deberías intentar aumentar algo más de 0.5 kg a la semana durante el segundo y el tercer trimestre.

Si cuando te embarazaste estabas por encima del peso normal, sólo deberías aumentar de 7 a 11 kg. Esto significa que deberás aumentar 0,5 kg cada dos semanas durante el segundo y el tercer trimestre. Si bien no te conviene aumentar demasiado de peso, no debes intentar nunca bajar de peso durante el embarazo ya que podría ser perjudicial para la salud de tu bebé.

¿Qué pasa si no engordo lo suficiente?

Si no ganas el peso necesario, tu bebé puede estar muy pequeño y el bajo peso puede causarle problemas desde el nacimiento para respirar o para alimentarse.

¿Qué pasa si gano demasiado peso?

Si ganas demasiado peso, tendrás más kilos que perder después del parto. En general, el exceso de aumento de peso afectará al bebé y a la madre.

A la madre porque, aparte de las molestias propias del sobrepeso (mayor cansancio, dificultad para respirar, palpitaciones, hinchazón en las piernas, várices), existen mayores posibilidades de desarrollar problemas de tensión arterial alta (preeclampsia) y diabetes, las cuales son enfermedades médicas que sí pueden afectar al bebé.

Al bebé porque tienden a ser más grandes y esto puede causar complicaciones en el parto con un riesgo incrementado de nacer por cesárea o prematuramente.

Por ello es importante que tu alimentación sea balanceada, es decir, que aporte los nutrientes necesarios para el correcto desarrollo de tu bebé, pero no te produzca un sobrepeso y añada posibilidad de complicaciones, lo cual lograrás combinando adecuadamente alimentos que contengan proteínas, carbohidratos, grasas, minerales y vitaminas y evitando comer en exceso grasas, frituras, harinas y dulces.

Embarazos múltiples

Si estás esperando mellizos, probablemente te convenga aumentar en total de 16 a 20 kg. Esto significa aproximadamente 0,7 kg durante los dos últimos trimestres.

Lo más conveniente es aumentar de peso en forma lenta y continuada. Pero no te preocupes si aumentas menos de 2 kg durante el primer trimestre y lo compensas después, o viceversa. Lo importante es controlar el aumento de peso general.

¿Cómo adelgazaré después de dar a luz?

Gran parte del peso que has estado acumulando lo perderás en el momento que des a luz. Las nuevas madres generalmente pierden la mitad del peso que aumentaron en el embarazo en las primeras seis semanas posteriores al nacimiento. 

Un bebé suele pesar alrededor de 3,5 kg más o menos, dependiendo de cuándo tengas al bebé), y el líquido amniótico, la placenta, los fluidos corporales y la sangre extra en tu cuerpo, suelen pesar entre 3,5 a 5,5 kg).

Recuerda que has tardado nueve meses en aumentar todo ese peso y que puede que tardes otros tantos en perder esas libras de más. Una dieta saludable, combinada con ejercicio, es la mejor forma de bajar de peso después del parto. 

No cortes la cantidad de calorías que consumes inmediatamente después de dar a luz. Ser mamá de un recién nacido requiere un montón de energía y eso significa que le tienes que dar a tu cuerpo la nutrición que necesita. Si tienes paciencia y le das a tu cuerpo la oportunidad de que haga su trabajo, te sorprenderás de cuánto peso pierdes de forma natural, especialmente si estás amamantando.

Si te está costando mucho perder peso, considera consultar con una dietista registrada y quizás un entrenador para que te ayude a perder la cantidad adecuada de peso a un ritmo saludable.

Retención de peso post parto

La cantidad de peso excesivo que se gana durante el embarazo se ha identificado como un aviso de lo que se va a retener después del parto. Como ya lo hemos mencionado, las guías que se han establecido actualmente de lo que debe de ser  el aumento de peso durante el embarazo buscan que el peso del bebé sea el óptimo y que se mantenga la salud de la madre.

Muchas mujeres que aumentan excesivamente de peso durante el embarazo, no pueden alcanzar su peso ideal en los primeros seis meses de post parto, y en 10 años pueden llegar a tener más de 8 kg de sobre peso.

Así, parece que la retención de peso post parto empeora el grado de sobrepeso/obesidad en las mujeres que inician el embarazo con kilos extras, que engordan más de lo recomendado durante el embarazo y que no bajan durante el post parto.

Consejos para mantener bajo control el peso en el embarazo

La alimentación sana y equilibrada es fundamental para tener un bebé fuerte, por ello te presentamos algunos consejos que te pueden ser muy útiles para evitar el exceso de peso durante este trimestre.

  • Desayuna bien: Saltarse comidas contribuye a comer en exceso durante el día, y puede que te sientas mareada alrededor del medio día. Además, después de dormir de seis a ocho horas por noche, sin comer, tu bebé necesita las calorías que puedes consumir al iniciar el día. No es necesario que te despiertes en la noche para comer, pero siempre trata de tener un desayuno nutritivo y balanceado.
  • Planifica tu alimentación: Piensa en lo que comerás a lo largo de la mañana, planificando que tus comidas sean ricas en nutrientes. Tomar un desayuno saludable, que lleve frutas y galletas integrales evitará la ansiedad durante el día.
  • Elije alimentos bajos en grasa, azucares y altos en fibra: Cuidado con las frutas en conserva, cuidado con el alto contenido de azúcar que tiene el almíbar de estos productos.
    • Si decides comer algo con un alto contenido en azúcar, también trata de comer algo nutritivo, por ejemplo, un vaso de leche. Esto puede ayudar a prevenir un aumento del azúcar en la sangre, que a menudo estimula un almacenamiento de grasa.
    • Además, es muy común sentir hambre 20 minutos después de comer un alimento con azúcar, porque el azúcar estimula la producción de insulina. La fibra tiende a dar una sensación de estar satisfecho ayudando a evitar el exceso de grasas.
  • Asa a la parrilla, al horno o al vapor tus alimentos: Preferir alimentos asados, a la parilla, al horno o a la plancha, son más sanos. Incluso cuando vayas a un restaurante, pregunta cómo se prepara la comida. La mayoría de los restaurantes tendrá en cuenta tus necesidades dietéticas.
  • Controla las comidas: Empieza tus actividades con el estómago satisfecho y resiste la compra de golosinas. Come antes de ir a una fiesta o a una reunión social y mantente sin hambre hasta llegar, así existirán menos posibilidades de caer en la tentación de comer algo que no quieres.
  • Si vas al cine lleva frutas o almendras: Cualquier cosa que compres en el cine es probablemente alto en grasas y azúcares por eso planea con anticipación lo que comerás y ahorraras incluso dinero.
  • Bebe al menos 8 vasos de agua al día: La deshidratación a menudo es malinterpretada como hambre. Si estás comiendo todos tus nutrientes y todavía tienes hambre, puede que tengas que tomar más agua.
  • Evita a las personas que te inducen a comer en exceso: A la gente le encanta animar a las mujeres embarazadas a comer todo lo que ellas quieren, pero que saben que no deben comer. No comas para complacer a nadie, puedes ser cortés y simplemente decir “¡Gracias, pero no!”.
  • Come con atención saboreando cada bocado: Los estudios demuestran que, cuando una persona come con otras personas, hay una tendencia a comer más o menos 750 calorías más que cuando comen solos. Los investigadores atribuyen esto a comer sin pensar en lo que se está comiendo. Intenta la siguiente dinámica al comer: toma un bocado de comida y mastica 50 veces antes de tragar.
  • Observa cómo el sabor de la comida te hace sentir satisfecha con una sola mordida. Quien consume sus alimentos de manera más lenta, menos alimentos necesita consumir y disfruta más de sus comidas.
    • No olvides que durante el embarazo la función digestiva es lenta, por lo que evita consumir alimentos antes de acostarte o muy tarde en la noche. Lo mejor es siempre antes de las nueve de la tarde.
  • Recuerda que no debes “comer por dos”.
  • Nunca realices una dieta para bajar de peso mientras estés embarazada.

Referencias:

http://www.webmd.com/baby/guide/healthy-weight-gain
http://www.mayoclinic.org/pregnancy-weight-gain/art-20044360
http://www.marchofdimes.com/pregnancy/weight-gain-during-pregnancy.aspx
http://www.facemama.com/nutricion-embarazadas/como-controlar-el-peso-en-el-embarazo.html
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/patientinstructions/000603.htm
http://www.pregmed.org/weight-gain-during-pregnancy.htm
http://www.livestrong.com/article/272952-second-trimester-weight-loss/
http://espanol.babycenter.com/a600052/aumento-de-peso-en-el-embarazo

Consulta médica
Durante, Embarazo, Semanas 13 - 24

Consulta Médica en el Segundo Trimestre del Embarazo

conMed2-1

Durante este tiempo, el feto crece de 8.7 centímetros a, aproximadamente, 36.5 centímetros y, al final del trimestre, puede pesar alrededor de 875 gramos.

conMed2-2

El bebé se ejercita y estira sus brazos y piernas, hace movimientos de succión, traga el líquido amniótico (el líquido que lo rodea durante todo el embarazo) y, eventualmente, puede parpadear y hacer movimientos de “agarre” con las manos.
El útero crece exponencialmente para acomodar al bebé en desarrollo. A las 13 semanas estaba un poco arriba del hueso púbico de la madre y, al terminar este trimestre, estará 7 centímetros arriba del ombligo.

Visitas médicas

En el segundo trimestre,  el cuidado prenatal incluye las consultas médicas en las que se evalúa el crecimiento y desarrollo del bebé, tu salud personal y se realizan los estudios de laboratorio de rutina.
Si tu embarazo es normal, es decir  no presenta complicaciones,  la frecuencia de la  consulta prenatal  de acuerdo a las semanas de gestación se planea de la siguiente manera.

conMed2-3

  • Hasta la semana 28, una vez al mes
  • Hasta la semana 36, cada dos semanas.
  • Hasta el día del parto, una vez a la semana

Si padeces de alguna condición médica o factores que pueden poner en riesgo  de que se presenten complicaciones en tu embarazo, la frecuencia de las visitas son diferentes que las antes mencionadas- El médico determinará la frecuencia de las visitas.

Revisión  médica  de  la embarazada

En  cada visita,  el médico te preguntará acerca de cómo te has sentido, si has tenido algún síntoma o malestar, por ejemplo ardor al orinar, fatiga, problemas digestivos, dolores de cabeza, hinchazón, sangrados, contracciones, etc. ¡Cualquier molestia debes de comunicársela, y nunca te quedes con ninguna duda!

Peso materno: En cada visita, el médico te pesará y registrará tu peso en tu hoja clínica -en el cuarto, quinto y sexto mes del embarazo  debes subir 250gr a la semana (más o menos). A través del control de tu peso, el médico puede estimar el crecimiento de tu bebé y a la vez vigilar si no hay síntomas de preeclampsia.

Es importante que trates de mantenerte dentro de un  promedio ideal durante todo el embarazo. Habrá semanas en las que engordes más, pero también habrá otras en las que el aumento de peso sea menor y así podrás controlarlo para terminar con un peso apropiado que esté de acuerdo a los lineamientos que te haya marcado tu médico al inicio de tu embarazo.

Si aumentas de peso demasiado puedes tener riesgo de:

  • Que el corazón sufra una sobrecarga, sabiendo de antemano que el corazón trabaja más durante el embarazo.
  • Aumentar el riesgo de desarrollar preeclampsia.
  • Aumentar las posibilidades de tener dolores de espalda
  • Se puede dificultar la labor de parto y el parto porque el bebé será más grande.

Nutrición. Seguramente te preguntará acerca de tu dieta y te comentará cerca de las fluctuaciones y cambios en el peso. Es probable que necesites un apoyo para mejorar tu nutrición.

Tomará la presión arterial. En cada visita el médico tomará tu presión arterial. En el segundo trimestre puede bajar un poco debido a la disminución de la resistencia de los vasos sanguíneos que puede deberse a la progesterona.

conMed2-4

La presión arterial normal  es 135/85  o menos.
Cuando la presión arterial llega a 140/90 o más, puede ser indicativo de un desorden de hipertensión relacionada con el embarazo como la preeclampsia.

Hará un examen físico completo  que incluye la exploración de mamas. Te preguntará acerca del tipo de flujo que presentas. ¿Has tenido sangre o alguna molestia? Y si has sentido algún tipo de contracción.

  • Es normal sentir contracciones esporádicas durante el embarazo y se conocen como “contracciones de Braxton-Hicks”, pero cuando las contracciones uterinas son demasiado frecuentes y regulares, pueden ser causa de preocupación por la posibilidad de que se pueda presentar un parto prematuro.

Querrá saber también cómo te sientes en general, tanto física como emocionalmente y seguramente te hará ciertas preguntas como: ¿estás cansada?, ¿tienes dolores de cabeza?, ¿has fumado o estás en un ambiente en donde se fuma?, ¿has tomado bebidas alcohólicas?, ¿cómo te estás preparando para recibir al bebé?, etc. Y te pedirá que le comentes todas las dudas que tengas acerca de las siguientes visitas y de lo que puedes esperar para las siguientes semanas hasta que regreses a la consulta.

Hinchazón. En este trimestre, es normal una ligera hinchazón de las piernas, pero el edema de cara y manos generalmente se asocia a problemas de diferente tipo.

Ejercicio. Si realizas algún tipo de ejercicio, coméntalo con tu médico y dile cómo te has sentido al hacerlo.

La embarazada NO debe de tener sangrados vaginales ni presentar escurrimientos de ningún tipo de líquidos. Después de la semana 20, el médico evaluará también los movimientos fetales.

En este periodo no se realiza la exploración ginecológica  a menos  de que menciones algunos signos o molestias y el médico lo considere necesario.

Una vez que haya terminado con todo lo anterior, entonces se dedicará plenamente a tu bebé.

Revisión médica del bebé

Para valorar el crecimiento del bebé, el médico  mide el “fondo del útero.” Se realiza midiendo con una cinta métrica sobre tu abdomen desde el  borde superior del útero  al hueso  púbico. Después de la semana 12ª  de embarazo  la altura del fondo del útero generalmente es igual al número de semanas de embarazo. Ejemplo  la altura del fondo uterino  24 cms   = a 24 semanas de embarazo.

conMed2-5

Sin embargo  las medidas obtenidas pueden variar, siendo mayores o menores   de lo esperado y esto se puede  deber a:

  • Si eres una persona alta y  de complexión delgada
  • Eres  de  estatura baja y complexión robusta
  • Tienes la vejiga llena
  • Tienes un embarazo múltiple (gemelos, triates, etc.)

Muchas veces la medida del fondo uterino es más pequeño o más grande de lo esperado, o aumenta  o disminuye de manera anormal,  lo cual puede indicar  condiciones como:

  • Crecimiento fetal lento (restricción intrauterina del crecimiento el bebé).
  • Crecimiento fetal rápido (Macrosomía, que son los bebés muy grandes).
  • Poco liquido amniótico (oligohidramnios).
  • Demasiado liquido amniótico (polihidramnios).
  • Fibromas uterinos (son tumores o masas formadas por células musculares u otros tejidos que se desarrollan dentro de la pared del útero (o matriz).
  • El descenso prematuro del bebé hacia la pelvis, o una posición anormal del feto.

Dependiendo de las circunstancias, es probable que tu médico  te ordene un ultrasonido u otros estudios, para determinar la causa de las medidas anormales. Recuerda, la altura del fondo uterino es solamente una herramienta con  la que el médico puede  estimar o calcular, el crecimiento fetal y la edad gestacional, no es una ciencia exacta.

Generalmente, la medida del fondo uterino brinda información sobre el crecimiento continuo del bebé.  Si te preocupan  las medidas de tu fondo uterino, pídele a tu médico  más información.

El latido del corazón del bebé. Es probable que tu médico lo haya escuchado desde la semana 10 a través de un  Doppler, que es un aparato que detecta los movimientos y los convierte en sonido, lo cual te permite “escuchar” su corazón. Pero es más común escuchar el latido, por primera vez, a partir de la semana 12 dependiendo de la posición del bebé en el útero, de tu peso y de la certeza de la fecha de embarazo. También los puedes escuchar a través de un estetoscopio.

Verificar el latido del corazón será una parte importante de cada visita prenatal. Quizás quieras compartir este momento con tu pareja para que él también pueda disfrutar de este signo de la vida que han ambos han creado.

Registro de los movimientos fetales. Debes de informarle a tu   médico, si el bebé se mueve o da pataditas. Generalmente esto se empieza a sentir (levemente al principio) en la semana  20 a 22 o quizás antes si no es tu primer embarazo.

¿Me pedirá que me haga pruebas de laboratorio?

Seguramente te pedirá que te hagas ciertos estudios que, prácticamente, se consideran “pruebas de rutina”. Estas pruebas le brindan al doctor información muy importante para evaluar el estado de salud actual y posibles problemas médicos  tanto en el bebé como en la madre. Recuerda también que es mejor que tu médico tenga la mayor cantidad posible de información sobre tu estado de salud y de esta forma evitarán un sinnúmero de riesgos durante la gestación.

Biometría hemática: Mediante esta prueba se valoran los niveles sanguíneos de hemoglobina y otros elementos de la madre, es decir, ayuda a descartar la presencia de anemia, problemas con los glóbulos blancos, rojos y principalmente con las plaquetas (células de coagulación), indispensables para evitar problemas de tipo hemorrágico durante el parto o cesárea.

Si eres Rh negativo, este es el momento en el que estudiarán si has formado anticuerpos los cuales pueden ser dañinos para el bebé cuando su sangre es Rh positivo.

Examen general de orina: Esta prueba es importante para monitorear el funcionamiento de tus riñones y gracias a ella se pueden detectar alteraciones como: infección de vías urinarias, que conllevan a amenaza de aborto, aborto, ruptura de membranas y a trabajo de parto prematuro;  la presencia de proteínas que puede ser indicador de preeclampsia (que es la enfermedad hipertensiva aguda del embarazo)  y para detectar la presencia de azúcar, si hay glucosa en orina. No es raro tener un poco elevado el nivel, pero si sube demasiado, es probable que el médico te ordene también una prueba de  tolerancia de glucosa.

Examen general de orina

En cada visita tu médico te pedirá una muestra de orina buscando siempre si hay presencia de proteínas o glucosa. La proteína puede ser normal pero si excede de una cruz (+), puede ser indicación de que existe un problema como puede ser la preeclampsia o una infección renal.

La glucosa puede encontrarse en la orina durante el embarazo. Siendo que los riñones en la embarazada tienen una filtración glomerular mayor (trabajan más) por causa del aumento en el volumen sanguíneo (recuerda, la cantidad de sangre se duplica en el embarazo), es posible que los riñones no tengan la capacidad de reabsorber toda la glucosa que se está filtrando en los glomérulos que forman el riñón. Es así que puede ser normal que en algunos exámenes se detecte azúcar en la orina, sobre todo si ese día habías comido alimentos ricos en azúcar.

¿En que consiste la prueba de la tolerancia de  glucosa?

conMed2-6

La prueba de tolerancia a la glucosa, se hace en sangre y sirve para detectar el riesgo de que padezcas diabetes gestacional, que es la presencia elevada de  azúcar en la sangre en algunas mujeres (especialmente las latinas) y aparece durante el embarazo. Un nivel alto de azúcar en la sangre puede indicar que tu cuerpo no está metabolizando (utilizando) de manera efectiva los azúcares

Se realiza generalmente (de rutina) en las semanas 24 y 28 del embarazo. Puede hacerse antes, en la semana 20 si el médico considera  que existe un riesgo de que se presente debido a tus antecedentes familiares o a otros factores. También se puede utilizar en casos en los que se sospeche la presencia de esta enfermedad, a pesar de que tu nivel de sangre en ayunas, sea normal.

¿Cómo y dónde se realiza esta prueba? Se  puede hacer en el consultorio del médico, pero generalmente es en el laboratorio  de análisis clínicos.

conMed2-7

Después de haber tomado la solución azucarada puedes quedarte en el laboratorio o en la oficina del médico.
conMed2-8

Una hora después te tomarán una muestra de sangre ya sea con un piquete en la yema del dedo o en la vena del antebrazo. Esta muestra de sangre servirá para ver tus niveles de glucosa  en sangre.

¿Debo estar en ayunas para que me realicen este estudio? No, no  es necesario,  puedes llegar desayunada o haber comido antes.

Después de este análisis puedes regresar a tus actividades diarias. ¡Recuerda! Esta prueba no te dará un diagnóstico exacto, más bien está diseñada para identificar a las mujeres que tienen posibilidades de tener un problema y necesitan otro tipo de pruebas para establecer un diagnóstico preciso.

Si los resultados son mayores o iguales a 140 mg/dl, deben realizar otro examen que se conoce como “curva de tolerancia a la glucosa”. Este segundo examen se realizará unos pocos días después del primer examen durante los cuales seguirás una dieta especial. Dos o más valores anormales se consideran un diagnóstico positivo de diabetes gestacional.

Ultrasonido

Datos que aporta el ultrasonido en el segundo trimestre

  • Confirma el número de semanas de embarazo.
  • Permite examinar la estructura de la placenta y el número de fetos.
  • Apoya otros estudios prenatales  como la amniocentesis.
  • Permite examinar la anatomía del feto para detectar ciertas anormalidades.
  • Permite ver  la cantidad de líquido amniótico.
  • Se puede evaluar la circulación sanguínea.
  • Se puede observar la actividad  y comportamiento del feto.
  • Se pude medir la longitud del cuello  del útero.
  • Se puede dar  seguimiento al crecimiento del feto.

conMed2-9

Las pruebas selectivas  del segundo trimestre.

Estas pruebas  como su nombre lo indica, NO son de rutina y son indicadas por el médico únicamente en determinadas situaciones.

Curva de Tolerancia a la glucosa

conMed2-10

¿Cómo se lleva a cabo esta prueba?

Aunque los detalles específicos pueden variar de acuerdo al laboratorio que la realice, en general sigue los siguientes pasos:

  • Se le pide a la embarazada que beba solamente agua el día que se va a realizar la prueba.
  • Se le extrae una muestra inicial de sangre de la vena.
  • Se le da una solución especial de glucosa para que la beba.
  • Se le extrae sangre de la vena varias veces en el transcurso de varias horas para ir midiendo el nivel de glucosa de su organismo

conMed2-11

Esta tabla te muestra los niveles que la Asociación Estadounidense de la Diabetes considera anormales en cada intervalo de la prueba.

conMed2-12

¿Qué ocurre si me diagnostican diabetes del embarazo?

Al confirmarse el diagnóstico, estarás en contacto con tu ginecólogo quien te explicará claramente el significado y los riesgos que supone para tu salud y la del bebé la diabetes gestacional. Seguramente te pedirá que acudas también con un especialista en diabetes del embarazo y, posiblemente, con una nutricionista para crear un plan para manejar tu problema.

La diabetes gestacional sólo suele durar hasta que acaba el embarazo, pero hay un pequeño número de mujeres entre las que desarrollan diabetes durante el embarazo, que la siguen teniendo después. Por eso, es importante que hagas otra prueba de la glucosa seis semanas después de haber dado a luz.

Por supuesto que si ya estás diagnosticada como diabética desde antes del embarazo el equipo médico te proporcionará la vigilancia y cuidados que requieres   durante tu embarazo.

La mayoría de las mujeres que presentan diabetes gestacional, tienen a sus bebés sanos, pero  sin los cuidados y vigilancia que se requieren en la diabetes gestacional, se pueden presentar  complicaciones, como un crecimiento excesivo del feto que puede causarle lesiones al nacer o que sea necesario el nacimiento por cesárea.

conMed2-13

Pruebas genéticas prenatales

Muchas anormalidades genéticas, pueden ser diagnosticadas antes el nacimiento del bebé. Tu médico puede indicarte cuáles  son las pruebas  genéticas que debes realizarte durante el embarazo, en qué caso es necesario que te las hagas y por qué son importantes.

¿Qué incluyen estas pruebas?

  • Estudios de ultrasonido especializado.
  • Estudios en sangre (alfa feto proteína y otros marcadores de defectos al nacimiento o desórdenes en los cromosomas del bebé).

Cuando los resultados de estas pruebas preocupan al médico o tu historia personal sugiere un riesgo elevado, entonces es probable que te sugiera la conveniencia de hacer otras pruebas más especializadas como:

  • Muestra de vellosidades coriónicas
  • Amniocentesis
  • Muestra de sangre percutánea del cordón umbilical (una muestra del la sangre fetal  tomada del cordón umbilical).

Conclusión

En el segundo trimestre te sentirás renovada y con mucha energía, sin embargo, hay muchas cosas que están sucediendo en este momento. Siempre comenta con tu médico cualquier cosa que hayas notado o que te preocupe. Nada es trivial cuando se trata de tu salud o de la de tu bebé.

Referencias

http://www.lpch.org/DiseaseHealthInfo/HealthLibrary/pregnant/tests.html
http://www.lpch.org/DiseaseHealthInfo/HealthLibrary/hrpregnant/over30.html
http://www.americanpregnancy.org/prenataltesting/glucosetest.html
http://www.acog.org/For%20Patients/Search%20Patient%20Education%20Pamphlets%20-%20Spanish/Files/Examenes%20de%20rutina%20durante%20el%20embarazo.aspx http://www.babycenter.com/0_glucose-screening-and-glucose-tolerance-tests_1483.bc
http://espanol.babycenter.com/pregnancy/complicaciones/prueba_de_la_glucosa/#ixzz1j0lH2wjo
http://labtestsonline.org/understanding/wellness/pregnancy/second-trimester-13-27-weeks/
http://www.mayoclinic.com/health/prenatal-care/PR00093
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003466.htm
http://kidshealth.org/parent/pregnancy_newborn/medical_care/medical_care_pregnancy.html#
http://www.todoensaludfemenina.org/tesf2/servlet/CtrlVerArt?clvart=12031
https://ttcmmedia.tridenttech.edu/academics/spring2011/nur/2nd_Trimester/player.html

 

Durante, Embarazo, Semanas 13 - 24

Autocuidados en el embarazo

Introducción

El concepto de salud de la mujer embarazada representa una convivencia armónica de ella misma con la naturaleza, consigo misma y con los demás para lograr un bienestar integral. Para conseguir esto es importante que la mujer participe libremente en la planeación del embarazo y en la toma de decisiones que puedan afectar su cuerpo, su salud y su futuro.

Es ella quien se va a encargar de su propio cuidado y esto le permitirá aprender de su propia experiencia para mantener su vida y su salud. El cuidado prenatal abarca mucho más que las visitas al médico ya que comprende, sobre todo, el cuidado que ella misma se da cada día.

Es importante que la mujer embarazada se eduque y se informe acerca del embarazo y los cambios que trae consigo pero, en esta época de sobrecarga informativa, es primordial que aprenda también a “escuchar” a su cuerpo ya que será su propia sabiduría la que le dará inspiración para lograr una maternidad sin riesgos.

Así, el fin de los autocuidados en el embarazo está orientado, además de a mantener la salud de la madre, a lograr que el bebé nazca sano y que el embarazo pueda llegar a un desenlace feliz: un parto y un nacimiento sin riesgos para el  bebé y para la mamá.

los autocuidados lograrán que el bebé nazca sano y que el embarazo pueda llegar a un desenlace feliz

Información y educación

El autocuidado durante el embarazo, parto y puerperio se logra a través de una información programada y organizada que tu médico te irá dando durante las visitas de control prenatal y, no nos cansamos de insistir, de la observación que vayas haciendo de ti misma.

Durante los nueve meses irás aprendiendo acerca de:

  • Visitas al médico: Es importante que acudas a tus citas de control prenatal durante todo el embarazo y que te hagas las pruebas y estudios que te pida el médico de acuerdo al momento del embarazo. Las etapas del embarazo y visitas prenatales en un embrazo normal:
    • Semanas 4 a 28  Una visita cada 4 semanas (una vez por mes)
    • Semanas 28 a 36  Una visita cada 2 semanas (dos veces por mes)
    • Semanas 36 al parto  Todas las semanas
  • El cuidado de tu cuerpo. Es necesario tener en cuenta que las hormonas del embarazo tienen un fuerte efecto sobre los dientes, el pelo, las uñas y la piel.
    • Observa y toma en cuenta tus características personales (muy importante) y los cambios físicos que presentará tu cuerpo en cada etapa del embarazo. Cuida de tus dientes, tu pelo, tus uñas, tu piel en general (evade la exposición prolongada al sol) y evita las estrías en el abdomen con cremas especiales.ç
    • Descansa y relájate. Necesitarás por lo menos 30 minutos cada día, será maravilloso si aprendes a relajar los músculos en pocos segundos. Si es posible, practica con tu pareja, será bueno para ambos. Aprender a relajarse es una parte esencial de la mayoría de las técnicas de control natural de dolor durante el parto, te servirá mucho para ese esperado momento.Observa y toma en cuenta tus características personales y los cambios físicos que presentará tu cuerpo en cada etapa del embarazo
  • Evita los hábitos que realizas en tu vida diaria que podrían perjudicar a tu bebé
    • Alcohol, cigarro, cafeína, drogas ilícitas. Las sustancias dañinas que consumes pasan al feto a través de la placenta, por esta razón están prohibidos durante la gestación ya que pueden ser causa de parto prematuro, y deficiencias en el bebé como el bajo peso al nacer.
    • Los ejercicios de alto impacto no están permitidos durante el embarazo, tu médico te recomendará  cuál ejercicio es el indicado para ti.
    • Si eres fanática de los tratamientos termales deberías saber que: los baños de burbujas, hidromasajes, duchas y otras técnicas hidroterápicas aumentan el riesgo de contracciones.
    • No  debes auto medicarte, solamente el médico podrá indicarte qué medicamentos puedes tomar, aún tratándose de un simple resfriado.
  • La importancia de una buena nutrición: Algunos de los cuidados recomendados se relacionan con la mayor atención que debes poner a tu alimentación. Durante la gestación no se puede hacer dieta para adelgazar.
    • No se trata de comer para dos, sino de comer de forma equilibrada para evitar el aumento excesivo de peso que podría dificultar el trabajo de parto, e incrementar la probabilidad de una cesárea.  Sin embargo, es importante también darte pequeños gustos que te hagan sentir bien.
    • Líquidos: También es importante beber abundante líquido, sobre todo agua, durante el embarazo. El volumen sanguíneo de una mujer aumenta espectacularmente durante el embarazo, y beber suficiente agua cada día puede ayudarle a evitar problemas bastante habituales durante el embarazo, como la deshidratación y el estreñimiento.

Infórmate también sobre los riesgos que pueden presentarse

Como mujer embarazada, debes tener conocimiento de información precisa y oportuna que te alerte sobre los riesgos que puede tener tu embarazo. Aunque la probabilidad de un aborto espontáneo es ahora menor al haber pasado ya el primer trimestre, es importante que te mantengas en contacto cercano con tu médico y que le llames de inmediato si se presentan síntomas preocupantes, tales como:

Es importante que te mantengas en contacto cercano con tu médico y que le llames de inmediato si se presentan síntomas preocupantes

  • dolores de cabeza fuertes y persistentes
  • mareos
  • alteraciones de la vista
  • fiebre
  • escalofríos
  • vómitos frecuentes (más de dos veces al día)
  • dolor al orinar.

Debes estar pendiente de los síntomas de parto pre término o prematuro

Igualmente debes estar pendiente de los síntomas de parto pre término o prematuro y buscar asistencia médica inmediata si se presentan todas o cualquiera de las siguientes condiciones:

Cualquier preocupación que tengas con relación a la salud física o emocional de tu bebé, independientemente de cuán trivial o irrelevante parezca, debe ser consultada con tu doctor

  • contracciones uterinas constantes (más de 6 por hora y que no ceden cuando te mueves)
  • dolor en la parte baja de la espalda, o presión en la ingle o parte superior de los muslos.
  • flujo que sale de la vagina por gotas o a borbotones.
  • manchado o sangrado vaginal.
  • una secreción sanguinolenta espesa con moco.

Cualquier preocupación que tengas con relación a la salud física o emocional de tu bebé, independientemente de cuán trivial o irrelevante parezca, debe ser consultada con tu doctor. Él o ella han visto a muchos futuros padres, unos más preocupados y otros menos preocupados que tú, y podrán dejarte saber cuándo no hay de qué preocuparse o cuándo darte más información en caso de que haya que prestar atención a algún problema.

Bienestar emocional

Aún cuando es obvio que debes tener cuidado con el bebé que se está desarrollando dentro de ti, el embarazo no es solamente acerca de este bebé o del parto sino también acerca de tu persona y de que vas a ser mamá y tienes que prepararte y cuidarte para ese momento, date permiso para decir que NO, cuando se trate de hacer cosas que no te interesan verdaderamente y que no son importantes.

No solo lo que comes se lo transmites a tu bebé, sino también tus emociones y sentimientos. Y es que tu bebé y tu comparten las endorfinas, sustancias químicas que producen sensación de bienestar. Si tú estás bien, él también lo estará.

Cuando estés cansada o irritada, pregúntate ¿qué cambiaría en este momento para no sentirme así? Escucha a tu cuerpo, por supuesto que quieres mantener el bienestar del bebé en tu mente como una prioridad, pero es también sumamente importante que descubras consientas tus necesidades y deseos.

  • El descanso adecuado puede hacer una gran diferencia en cómo resistas los cambios físicos durante el embarazo. El cansancio excesivo puede hacerte sentir irritada y deprimida.
    • Es importante que duermas suficiente durante el embarazo. Tu cuerpo está trabajando muy duro y, a medida que vaya creciendo el bebé, te costará cada vez más encontrar una postura cómoda para dormir.
    • Probablemente la postura que te resultará más cómoda a medida que vaya avanzando el embarazo será estirada sobre un costado con las rodillas flexionadas. Además esta postura facilita la función cardíaca, porque impide que el peso del bebé comprima las grandes venas y arterias que transportan sangre entre el corazón y las extremidades inferiores. Estirarse sobre un costado también ayuda a prevenir las varices, el estreñimiento, las hemorroides y las piernas hinchadas.
  • Permítete llorar cuando lo necesites y date tiempos para estar sola y aprender nuevas formas para disfrutar estos espacios.

Mantén un entorno saludable en el medio familiar y en el trabajo, que respete tus necesidades biológicas y de privacidad, un ambiente libre de humo de cigarro y sustancias tóxicas.

Planea, desde el principio del embarazo, que durante el parto tengas un buen apoyo médico y familiar y que estés rodeada de personas que quieras tener alrededor tuyo y que te respalden en las decisiones que hayas tomado con respecto al parto.

 

Una mujer que se siente bien consigo misma celebrará los cambios que surgen en su cuerpo durante el embarazo

No tengas miedo de pedir ayuda, no dudes en pedir ayuda. Por favor ¡pide la ayuda que necesites!
Una mujer que se siente bien consigo misma celebrará los cambios que surgen en su cuerpo durante el embarazo, verá con ilusión el momento del parto y aceptará tranquilamente los cambios físicos y emocionales del periodo de post parto.

Autocuidados en la embarazada diabética

En el caso de las embarazadas diabéticas, es muy importante la educación para el auto-cuidado debido a que, para evitar complicaciones maternas y especialmente fetales y neonatales, debes actuar en un periodo muy corto que abarca desde las semanas previas a la concepción -cuando el embarazo es planificado- hasta la resolución del mismo. Se ha demostrado que las diabéticas embarazadas que no tienen control de su metabolismo, presentan mayor frecuencia de complicaciones durante el embarazo, abortos y mortalidad perinatal.

Sin embargo, igualmente se ha demostrado que cumpliendo el tratamiento y teniendo un buen control metabólico, las malformaciones fetales y las muertes intrauterinas están prácticamente a los mismos niveles que un embarazo sin diabetes.

La educación constituye un aspecto terapéutico fundamental, ya que te motivas para ser protagonista de tu propio tratamiento y de esta manera consigues modificar, en gran medida, tu evolución clínica a través de un mejor control metabólico y reduces los factores de riesgos y, lo que es más importante, logras un embarazo exitoso.

Preguntas frecuentes

¿Durante el embarazo puedo cargar a mis otros hijos?

El principal problema al cargarlos no es la seguridad de tu bebé –él o ella están bien protegidos- sino la salud de tu espalda. Nuestros cuerpos están hechos para el embarazo a pesar de todas las retinas y actividades que llevamos a cabo. Sin embargo, los daños a la espalda pueden suceder durante el embarazo por cargar o levantar objetos en forma inapropiada. Trata de evitar movimientos bruscos y prepárate antes de cargar a tu otro hijo.

Referencias

•http://mujer.elembarazo.net/files/2011/06/7-DE-JUNIO_ba%C3%B1os-termales.jpg

•http://kidshealth.org/parent/en_espanol/embarazo/pregnancy_esp.html?

•http://www.nutricioncontigo.com/futurasmamas_autocuidado.aspx

•http://www.femenino.info/22-03-2010/embarazo-y-lactancia/cuidados-durante-el-embarazo


•http://nutriciencia.mx/autocuidados_embarazadas_diabeticas.html
•http://www.facemama.com/embarazo/cuidados.html

•http://pregnancyandbaby.sheknows.com/pregnancy/Pregnancy–Health-and-Wellness-Self-care