Tu salud es nuestra misión 

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
ACTUALIZADO AL 03 de Mayo 2022

MASTITIS NEONATAL

INTRODUCCIÓN

Durante los primeros días de vida puede observarse una pequeña hinchazón de las mamas del recién nacido, que pueden tener una coloración ligeramente rojiza.

Es una circunstancia normal que se debe al crecimiento e ingurgitación del tejido mamario producido por el paso de hormonas maternas (estrógenos) a través de la placenta durante el embarazo.

Por tanto, se produce en recién nacidos de ambos sexos, no sólo en las niñas, sin mayor frecuencia en unos u otros.

Aunque habitualmente ocurre en las dos mamas de forma simultánea, es frecuente que una de ellas adquiera mayor volumen que la otra.

En ocasiones puede aparecer una secreción blanca (galactorrea) a través del pezón, conocida como “leche de brujas”.

La antigua creencia de que esta leche podía ser utilizada por las brujas para alimentarse y preparar pociones mágicas extendió la práctica de exprimir la mama para extraerla.

Tanto la ingurgitación mamaria como la secreción láctea se consideran normales en el recién nacido y desaparecen espontáneamente en unos días conforme disminuyen los niveles de estrógenos procedentes de la madre.

Se recomienda NO apretar, masajear o intentar extraer la secreción por el riesgo de infección producido por estas prácticas.  

Es importante diferenciar la inflamación neonatal, de carácter benigno, de la verdadera infección de la glándula mamaria, llamada mastitis.


¿QUÉ ES LA MASTITIS NEONATAL?

 La mastitis neonatal es la infección de la glándula mamaria del recién nacido que predominantemente se presenta a los dos meses.

A diferencia de la inflamación mamaria, es más frecuente que sea de un solo lado.


SÍNTOMAS

Se manifiesta porque la mama presenta signos claros de inflamación: enrojecimiento, calor, aumento de volumen y, ocasionalmente, secreción purulenta a través del pezón.

Generalmente es unilateral y local. Suele producirse por bacterias de la piel y, por tanto, su tratamiento es antibiótico.


CAUSA

 Es una condición poco común que resulta de comprimir la mama del bebé para sacar la “leche de brujas” secretada por efecto de los estrógenos maternos.

Puede ser causada también por contacto con una madre, otros miembros de la familia o trabajadores de la salud infectados o leche materna contaminada.

Lo más común es que sea una infección causada por estafilococos, Escherichia Coli, Salmonella, Estreptococos tipo B.


DIAGNÓSTICO

 El diagnóstico es predominantemente clínico, pero a estos bebés se les debe evaluar por infección séptica sistémica.

El hecho de ser una infección en un recién nacido exige realizar estudios de laboratorio para valorar si existen signos de que la infección sea grave e ingreso hospitalario para tratamiento antibiótico intravenoso y observación

Los estudios de laboratorio necesarios incluyen cuenta de leucocitos, cultivo en sangre y de la secreción de la mama además de un ultrasonido de la inflamación.


TRATAMIENTO

La verdadera mastitis del recién nacido es una “infección”. Por tanto, como todas las infecciones deben ser tratadas rápidamente y de forma intensa con antibiótico en el hospital hasta su mejoría. La evolución suele ser buena.

Si se forma un absceso, es necesario aspirarlo con aguja. El drenaje quirúrgico se considera únicamente cuando la aspiración es insuficiente ya que la cirugía puede dañar el crecimiento del pecho y resultar en una talla menor de ese lado.


CONCLUSIONES/ COMENTARIOS

Las mastitis infecciosas son condiciones poco frecuentes en el recién nacido pero que pueden evolucionar desfavorablemente pudiendo presentar complicaciones en el desarrollo posterior de la glándula mamaria.

Es importante diferenciarlas de la turgencia o ingurgitación mamaria y ante datos clínicos de absceso localizado será necesario el ingreso hospitalario para el inicio de antibiótico y, en algunos casos, drenaje quirúrgico.


REFERENCIAS

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes alguna duda sobre tu salud o la de tu bebé? Utiliza nuestro consultorio virtual, es gratuito y confidencial.

LO MAS LEÍDO
CONOCE NUESTRA REVISTA

REVISTA MENSUAL

SIGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES