Antojos
Durante, Embarazo, Semanas 1 - 12

Antojos

Historia de los antojos

Sobre el tema de los antojos y sus manifestaciones se ha hablado desde el comienzo de los tiempos. Los antojos son una urgencia muy poderosa de comer ciertos alimentos que anteriormente no los habías deseado. En los primeros meses del embarazo muchas mujeres desarrollan antojos alimenticios particulares.

Los antojos durante el embarazo, son frecuentemente tomados con un cierto grado de humor y forman parte de la cultura popular. Antiguamente se creía que si la madre no satisfacía su deseo de comer determinado alimento, el bebé nacería con una mancha con la forma de esa comida. A pesar de que este mito está lejos de la realidad, lo cierto es que la mayoría de las embarazadas tienen antojos que deben saciar pero al mismo tiempo aprender a no abusar de ellos.

Muchas mujeres tienen antojos de ciertos alimentos o de la combinación de varios alimentos, que nunca antes habían comido, pero también pueden presentar aversión a ciertos alimentos y a ciertos olores, que normalmente les gustaban.

¿A qué se deben los antojos durante el embarazo?

Nadie sabe en realidad la causa, pero según las últimas investigaciones, pueden estar provocados por determinadas variaciones hormonales, por la carencia de electrolitos, minerales, vitaminas y otras sustancias en la madre. Los antojos también pueden significar la búsqueda de actitudes de solidaridad y comprensión dentro de la relación de familia y de pareja.

Muchas mujeres describen los antojos del embarazo, como difíciles de controlar y aún cuando no existe una causa que sea científicamente aprobada, son la norma y no la excepción.

Alteraciones hormonales: La placenta, al principio del embarazo, empieza a producir algunas hormonas y el organismo sufre una serie de procesos de adaptación como lo son la nausea, la falta de apetito, etc. Estos fenómenos pueden tener un impacto en el sabor y olor de los alimentos que hasta ahora te gustaban, te resulten insoportables o que sientas necesidad de tomar alimentos dulces, ácidos o salados (esto podría explicar por qué algunas mujeres durante la menopausia también tienen intensos antojos y ciertas aversiones). Hay olores que durante el embarazo los sientes insoportables y con los sabores ocurre lo mismo.

¿A qué se deben los antojos durante el embarazo?

Las molestias digestivas del primer trimestre: Es muy posible que durante el primer trimestre en el que la mujer tiene molestias digestivas como la náusea, la indigestión, las agruras, la distensión abdominal causadas por los niveles hormonales, sumado a la disminución de jugos gástricos, las induce a consumir alimentos que, de alguna manera, sienten que les ayuda a disminuir sus problemas digestivos y la náusea.

por ejemplo  prefieren los  alimentos ácidos como los pepinillos, algunas frutas o yogurt.

Las dietas antes del embarazo: se ha visto que cuando las mujeres se niegan varios alimentos antes del embarazo por no engordar, en cuanto se embarazan, se complacen de todo aquello que se prohibían

¿El déficit de algún nutriente?

Antes se creía que los antojos respondían a la necesidad materna de ciertos nutrientes, pero esta idea ha sido descartada.

Eso sí, hay algunas curiosas relaciones entre los antojos y la fisiología del embarazo. Por ejemplo, la embarazada puede apetecer algo dulce de madrugada porque a esas horas hay una bajada de glucosa en la sangre materna (ya que el feto se alimenta continuamente y la mamá ya hace varias horas que no come.

Carencias alimenticias: Si el antojo se prolonga en el tiempo, lo más probable es que se trate de una señal del organismo que advierte de una carencia o el inicio de un trastorno fisiológico.

Es necesario entonces consultar con tu ginecólogo para encontrar la causa y buscar el remedio. Suele estar relacionado con la necesidad de cubrir en el organismo un determinado elemento que se encuentra en déficit. Tienes hambre de lo que tu cuerpo requiere.

El paso de nutrientes al feto depende en gran medida de la disponibilidad de ellos en la circulación materna. Para garantizar que los más importantes para el feto se encuentran listos para echar mano de ellos, existen complejos mecanismos de regulación.

Este mecanismo de preservación de nutrientes para el feto puede explicar la preferencia por ciertos alimentos, y en particular los dulces, en el embarazo.

Los más habituales son con frutas, jugos, helados, pescados y verduras, mientras que los alimentos más rechazados suelen ser pollo, huevos, pescados, verduras y la pasta.

¿La actividad cerebral?

Los antojos podrían deberse a que las áreas del cerebro implicadas en el gusto están muy cerca de las que reciben los impulsos nerviosos originados en el útero durante el embarazo y el ciclo menstrual, ya que ambas están en el quinto lóbulo del cerebro.

Las terminales nerviosas del útero envían señales a sus receptores cerebrales, que al activarse activan también, por proximidad, los receptores de las sensaciones del gusto, y provocan así los antojos.

Necesidad psicológica: El embarazo puede aumentar el deseo de sentir protección y seguridad. Puede generar en la mujer una sensación de inseguridad o ansia por lo que a veces un antojo alimenticio es una compensación frente a esa debilidad psicológica. Es preferible satisfacerlo más que reprimirlo y considerarlo un simple capricho. Aquí tu pareja tiene un papel fundamental.

¿Qué función cumplen?

Tener un antojo es como hacer una visita a la propia infancia. Los antojos producen varias satisfacciones:

  • Calman un ansia, que la futura mamá puede aplacar porque sabe claramente qué quiere (aceitunas, fresas…).
  • Llevan a la infancia: un objeto y solo uno atrae el deseo. Igual que de niña, cuando quería esa golosina o ese juguete y ningún otro le servía. Son como un saber de la propia niñez que prepara a la mamá para la niñez del hijo.
  • Los satisface la pareja: Así, cuando la mujer recibe los higos o el chocolate, estos están impregnados no solo de las ganas de comérselos, sino también del apoyo y cariño del futuro papá.

¿Qué hacer con los antojos?

Saciarlos con moderación, según los especialistas en el tema y los ginecólogos, estos antojos deben satisfacerse siempre que uno sienta la necesidad, excepto si existen problemas de salud o de sobrepeso. Los antojos no necesariamente son un problema, siempre y cuando no afecten tu dieta e impidan que recibas los nutrimentos necesarios, es decir que te impidan el consumo de los alimentos que requieren tú y tu bebé.

Sin embargo, hay que hacer una recomendación: es mejor elegir alimentos poco elaborados, que proporcionan una dosis adecuada de energía y que no dificultan la digestión. Se debe tener cuidado con los carbohidratos simples y azúcares, por lo cual es recomendable comer pequeñas porciones frecuentemente durante el día y así evitar grandes comidas difíciles de digerir.

Si padeces de náuseas durante el embarazo, toma en serio los antojos para reducirlas. Algunas mujeres comen cereales secos o galletas antes de levantarse de la cama, otras encuentran que chupar un poco de limón o hielo les ayuda.

¿Cuál es el problema de los antojos?

En algunos casos, los antojos hacen más difícil que lleves una buena alimentación y te pueden obligar a llevar una nueva serie de preferencias alimenticias que te son poco conocidas y que, además, pueden aumentar las molestias digestivas del primer trimestre como las agruras, la indigestión, la náusea.

¿Qué se puede comer?

  • Sí a los dulces, pero con moderación. Especialistas en nutrición y ginecólogos opinan que se puede comer con tranquilidad pasteles hechos en casa y otros dulces caseros, aunque siempre sin exagerar y en las cantidades adecuadas.
    • Hay que tener cuidado ya que su exceso puede suponer un inconveniente y un riesgo para el bebé más que una ayuda para el desarrollo fetal, como ocurre en mujeres con sobrepeso o con diabetes gestacional.
  • Sí también a los alimentos salados que, según un estudio realizado en Suiza y Alemania, elevan las concentraciones de sales en el organismo, expandiendo, así, el volumen del plasma.
  • También se aconseja reducir el consumo de alimentos fritos, salsas demasiado grasas, dulces sofisticados y bebidas gaseosas, demasiado azucaradas o calóricas.

Si los antojos son a todas horas y muy intensos te recomendamos lo siguiente:

  1. Iniciar el día con un desayuno completo pero ligero, te ayudará a que no te de hambre ni antojos a media mañana
  2. Toma al menos 8 vasos de agua durante el día
  3. Durante este primer trimestre en que tu estómago no tolera cantidades normales de alimentos, come pequeños bocadillos durante el día: quesos sin grasa, galletas saladas, algún tipo de vegetal como el pepino, un poco de fruta, de tal manera que no tengas mucho espacio para lo dulce
  4. Compra fruta en lugar de galletas o chocolates, cuando tengas el antojo solo tendrás uvas o manzanas.
  5. Substituye sanamente algunos alimentos por otros, por ejemplo: el helado por el yogurt, el refresco por agua mineral mezclada con jugo de fruta.

antojos_002

  1. Piensa en pequeño. Si no puedes alejarte de lo dulce, sírvete un poco de helado pero sin jarabe de chocolate o sin mermelada.
    • Compra chispas de chocolate o frijolitos de jalea para que los saborees en pequeñas cantidades y satisfagas el antojo.
  2. Si tu médico te permite hacer ejercicio de baja intensidad, hazlo como una rutina al menos 3 o 4 veces a la semana, te mantendrá en buena condición física y mental y te ayudará para el parto
  3. Busca apoyo emocional, los cambios físicos y hormonales por lo que estás pasando en esta tu primera etapa del embarazo, te pueden causar un estado emocional que te estresa. Pregúntate a ti misma si los antojos se deben a tu embarazo o son una manera de poder lidiar con tu estrés.

¿Debo controlar mis antojos?

Si tus antojos NO interfieren con los objetivos de una dieta saludable, estás bien. Pero no permitas que tus antojos te hagan comer lo mismo todos los días, una dieta monótona puede evitar que consumas los nutrientes necesarios. Encuentra la manera de satisfacer tus antojos de una manera saludable.

Por ejemplo si se te antoja algo ácido, en lugar de tomar una bebida sabor limón sin calorías, exprime un poco de limón sobre tu ensalada o tu pescado, si se te antoja un helado, mejor escoge un yogurt de sabores, medio congelado, que además contiene calcio y proteínas pero tiene menos calorías

La mayoría de los antojos no son perjudiciales y pueden ser fácilmente complacidos con un poco de atención en la dieta.

Los antojos comunes de las mujeres embarazadas en realidad son alimentos que no la perjudican ni a ella ni al bebé por ejemplo: los productos lácteos, son ricos en hierro, proteínas, calcio y muchos más nutrientes, los cuales son de consumo prioritario durante el embarazo

antojos_003

¿Cuál es la causa de la aversión a ciertas substancias o alimentos?

Se desconoce la causa pero algunos expertos piensan que ciertas aversiones pueden actuar de manera protectora. Por ejemplo, la aversión hacia el alcohol, el vino, las cerveza y otras bebidas que contienen alcohol, porque protege al bebe del daño que le pueden causar en su desarrollo físico y mental, pero no hay bases científicas que lo respalden.

Pero si tienes aversión a ciertos alimentos sanos, como a la leche, las carnes en general, al hígado, has un esfuerzo por encontrar un buen substituto de los nutrientes que estás perdiendo.

Por ejemplo: si sientes aversión a la carne como muchas mujeres, sustitúyela por productos lácteos, como el queso fresco sin grasa, nueces, tofu, yogurt, garbanzo, lentejas que contienen proteínas y asegúrate que tu ingesta de hierro sea suficiente con los suplementos y alimentos ricos en hierro

Te vas a dar cuenta que a medida que progresa tu embarazo, los antojos son menos intensos y si no disminuyen, piensa que los antojos normales no te perjudican siempre y cuando formen parte de una dieta balanceada con los nutrimentos que requieren tú y tu bebé.

Razón por la que sientes aversión a alimentos durante el embarazo

¿Qué es la PICA?

La pica es el consumo de productos no comestibles como: tierra, yeso, barro, cenizas, colillas de cigarro, cera, polvo para hornear granos de café, almidón para la ropa, pasta dental. La palabra pica viene del latín por el nombre de un pájaro que casi come cualquier cosa.

La pica es muy común en los niños y se presenta en un 25 a 35%

Se presenta menos frecuente en las mujeres embarazadas. La causa de la pica en las mujeres embarazadas, se atribuye a que disminuye la náusea y el vómito o bien a las deficiencias de calcio y de hierro, dando como resultado buscan satisfacer dichas deficiencias a través de ciertos productos no comestibles que contienen algunos de esos elementos en cantidades insignificantes

Hay mujeres que padecen anemia por falta de hierro y tienen el antojo del hielo, pero cuanto desaparece la deficiencia del nutriente, también la urgencia de estar comiendo hielo, no hay problema, excepto por la sensibilidad de tus dientes.

¿Este tipo de antojos daña a mi bebé?

Si tienes pica, no necesariamente significa que tienes alguna deficiencia nutricional, y definitivamente ¡No significa que los debas consumir!

El comer substancias no comestibles puede ser potencialmente dañinos para ti y para el bebé. Este tipo de productos pueden contener substancias tóxicas o ingredientes muy dañinos. Como por ejemplo:

  • El consumo de substancias que pueden causar un envenenamiento por ejemplo el plomo que contenga el producto
  • Oclusión intestinal (se paraliza el intestino delgado) debido a ciertas substancias químicas y en algunos casos se puede llegar hasta la muerte.
  • Pueden impedir que tu cuerpo absorba los nutrientes necesarios y causarte una seria deficiencia nutricional, bajes de peso e impidas que tu bebé se desarrolle y se nutra
  • Las substancias que contengan almidones pueden subirte de peso

Cuando sientas este tipo de antojos te sugerimos hablar con tu médico para que estés segura de que tus requerimientos nutricionales estén completos y tus suplementos vitamínicos sean los adecuados.

El médico te ayudará a manejarlos de una manera sana y para descartar la existencia de un fondo psicológico. Cuando se presente la necesidad de consumirlos, se recomienda mascar chicle sin azúcar.

Referencias

Fuente:  Neipol

Ejercicio durante el Segundo Trimestre
Durante, Embarazo, Semanas 13 - 24

Ejercicio durante el Segundo Trimestre

El ejercicio es una parte importante de un embarazo saludable. Beneficia a la embarazada a corto y a largo plazo. A corto plazo le da energía y le mejora o evita los dolores de espalda, los calambres y la falta de aire. Te ayudará también a evitar una ganancia excesiva de peso, venas varicosas y los problemas para dormir o de estreñimiento. Estimula al bebé y te prepara para el momento del parto.

Y a largo plazo puede ayudarte a evitar que el útero quede en su lugar, mantiene el tono muscular de la vagina y del abdomen, previene la incontinencia urinaria y el dolor de la espalda baja y en general te ayuda a mantenerte saludable.

Si no habías hecho ejercicio durante el primer trimestre, inicia ahora una rutina suave. Los estudios demuestran que las embarazadas que hacen algún tipo de ejercicio tienen menos probabilidad de tener un bebé prematuro. Pregunta a tu médico cuáles ejercicios serían apropiados para ti durante el embarazo.

Se recomienda hacer ejercicio diariamente o, cuando menos, tres veces a la semana.

ejer201

¿Tendré que modificar mi rutina de ejercicio durante este trimestre?

Durante el embarazo vas a necesitar modificar tu rutina de ejercicio cada vez que sea necesario para que sea seguro y efectivo. Tu cuerpo no está acostumbrado al peso extra que exige de más energía para hacer el ejercicio y quizás sea necesario que ésta modificación la hagas mensual, semanal o incluso diariamente, todo depende de la respuesta de tu organismo tanto al embarazo como a tu rutina de ejercicio.
Conforme tu embarazo progresa, el peso extra y su distribución hace que haya una presión extra en tus articulaciones y músculos, especialmente en la parte baja de la espalda y en la pelvis. Quizás tengas también problemas con la circulación que te provoquen calambres y mareos.

Esto hará que tengas que hacer modificaciones. Si estás acostumbrada a un programa fuerte como puede ser la bicicleta o el aeróbico con escalón, quizás sea el momento de cambiar por algo que no sea tan extenuante y que no te exija un equilibrio perfecto. Conforme el bebé va creciendo, el centro de gravedad va cambiando y quizás tengas menos equilibrio y puedes caerte.

Después del primer trimestre evita cualquier ejercicio que te haga estar sobre tu espalda. El peso de tu útero en crecimiento puede comprimir algunas venas y arterias importantes y restringir la circulación y, por lo tanto, la oxigenación. Si sientes que te falta el aire o te mareas, suspende el ejercicio, voltéate de lado y quédate en reposo hasta que te sientas mejor.  Has tus ejercicios abdominales en posición erecta (parada) y cuando tengas que ir al suelo, colócate del lado.

Ejercitándote en el segundo trimestre

En el segundo trimestre es probable que ya te sientas mucho mejor y podrás aumentar el tiempo que dedicas al ejercicio

En el segundo trimestre es probable que ya te sientas mucho mejor y podrás aumentar el tiempo que dedicas al ejercicio. No olvides modificar cuando sea necesario.

Si ya estabas acostumbrada a hacer ejercicio desde antes del embarazo, entonces es probable que puedas continuar utilizando el mismo brassiere hasta el final del primer trimestre, pero ahora te darás cuenta de que necesitas usar una talla mayor. Es importante que sea cómodo y que te sostenga bien el pecho.

Si disfrutas haciendo un largo ejercicio, pon atención a las señales de tu cuerpo y para cuando te sientas cansada. Conforme vaya creciendo la panza y cambien tus síntomas del embarazo, es probable que necesites acortar el tiempo. La mayoría se siente cómoda en 30 minutos de actividad física moderada (como caminar y nadar).

Y dependiendo de la cantidad de ejercicio que hagas, es probable que también necesites aumentar las calorías en tu alimentación.

Intensidad del ejercicio

Por razones de salud y seguridad, es importante que mantengas tu actividad cardiaco en un buen nivel. Si te esfuerzas demasiado, mueves la sangre hacia tus músculos y piel y hay menos para el útero. Si el ejercicio es demasiado fuerte, existe el riesgo de que le llegue menos oxígeno al bebé.

Cuando te ejercites, asegúrate de que estás 60% debajo de tus máximas pulsaciones. Para la mayoría eso quiere decir que te mantienes debajo de 140 pulsaciones por minuto. De esta manera estás tranquila en cuanto a que no dañes al bebé cuando te ejercitas.

¿Qué tipos de ejercicio puedo realizar en este trimestre?

Las actividades aeróbicas como caminar, correr o nadar, las técnicas de relajación y el entrenamiento de fuerza, son actividades propias del segundo trimestre del embarazo siempre y cuando tengas en cuenta tus límites y sigas unas simples reglas de seguridad.
Aun cuando no te hayas ejercitado antes del embarazo o durante el primer trimestre, puedes con toda seguridad empezar ahora con una rutina simple; una de las mejores formas es a través de la caminata o la natación.

Si sientes que tienes problema con el equilibrio, considera suspender cualquier ejercicio en el que te puedas caer como puede ser la gimnasia, el tenis, el esquí de nieve o agua, patinaje, equitación, bicicleta de montaña, y caminata en veredas no seguras. Es mejor que hagas natación, aerobics acuáticos, o bicicleta estacionaria que no te demandan mucho equilibrio.

  • Si estás acostumbrada a hacer aerobics con escalón, asegúrate de que no tiene más de 10 centímetros de alto a menos de que estés segura de tu equilibrio.

Dado que tu bebé está creciendo, se ha vuelto vulnerable a los golpes que te puedas dar (o que te puedan dar) en el abdomen y es por esto que tu médico te pedirá que evites todo lo que signifique ejercicio de contacto como puede ser futbol soquer, básquetbol, voleibol, etc.

Si te gusta remar, encontrarás que este es un ejercicio que exige demasiado de tu energía durante el resto del embarazo. Pon atención a como te sientes y que tan bien tú y tu bebé están ganando peso.

Si estás levantando pesas, no les exijas demasiado a los músculos de las piernas porque estas máquinas tienden a poner demasiado esfuerzo en los ligamentos de la pelvis y esto te va a causar dolor.

Si estás haciendo yoga, ya es tiempo de parar con las vueltas hacia atrás y con cualquier movimiento que implique que estés acostada sobre tu espalda, estómago, brincos y posiciones invertidas.

Tu médico seguramente te pedirá que te retires de cualquier competencia deportiva aunque esto dependerá de qué tipo de deporte sea el que practicas y de cómo te sientes.

Cuídate en este trimestre (y hasta el parto) de no estirarte demasiado ni de hacer movimientos bruscos. Durante el embarazo, una hormona llamada “relaxina” relaja tus articulaciones y ligamentos para ayudar al parto. Eso significa que tienes el riesgo de lastimarte porque tus ligamentos no te responderán como lo hacían antes del embarazo.

Yoga, caminata y natación, son los ejercicios más seguros para la mujer embarazada.

Caminar es un gran ejercicio durante el embarazo. No toma mucho esfuerzo, se puede hacer en cualquier lugar y te ayudará a mantenerte en el peso adecuado. Trata de caminar diariamente media hora cuando menos, pero escucha a tu cuerpo, si te cansas antes, suspende. Trata de caminar cuando el clima esté más fresco.

Nadar es un ejercicio maravilloso que no es de impacto y que te ayuda a mantenerte en forma y tonifica tus músculos. Puede ser especialmente beneficioso para aquéllas embarazadas que están luchando contra la hinchazón de las piernas que hacen que el caminar sea difícil. Encuentra qué movimiento es el que te acomoda y evita nadar cuando haya demasiada gente en la alberca. No es necesario hacer un gran esfuerzo para que dé resultados y este es uno de los ejercicios que puedes continuar hasta el final del embarazo.

Guías para el ejercicio mes a mes

4to mes

  • Levantamiento de pesas: conforme inicias el segundo trimestre, tu volumen sanguíneo se ha incrementado y la placenta y el bebé están creciendo. Cuando te paras, la sangre se puede acumular en tus piernas haciendo que te sientas mareada. Es por esto que es más seguro que hagas este ejercicio sentada y que siempre mantengas tu respiración controlada para evitar lastimar tus músculos y vasos sanguíneos.
  • Trote y carrera: si eres una corredora, puedes continuar corriendo con moderación. Durante el segundo trimestre tu útero ha crecido cambiando tu centro de gravedad. Este cambio te puede hacer que pierdas el equilibrio y te caigas. Siempre corre en lugares planos y sin obstáculos.
  • Yoga: Conforme tu panza crece y tus articulaciones se aflojan, tu equilibrio se afecta y puedes lastimarte. Pon atención a tu cuerpo y realiza nada más el ejercicio en el que te sientas cómoda. Tu respiración debe ser calmada y pareja. Es probable también que te acomode más estar en una silla o usar la pared para balancearte cuando hagan las posiciones paradas. Evita todas las poses que trabajen el abdomen o el piso pélvico y cámbialas por otras.
  • Natación y aeróbicos acuáticos: si eres nadadora, es posible que sigas nadando en el segundo trimestre sin dificultad. Pero si eres nueva en la natación, empieza lentamente nadando por periodos cortos y no te sobre ejercites. Los ejercicios aeróbicos moderados acuáticos pueden ser buenos incluso para las mujeres que no habían hechop ejercicio previamente.

5to mes

Al crecer tu abdomen puedes ver que tu centro de gravedad ha cambiado y que ya no estás tan ágil como antes. Puedes compensar siendo más cuidadosa cuando caminas. Cuando llegas a las 20 semanas, debes evitar cualquier ejercicio que se requiera que te acuestes en tu espalda. El útero agrandado puede presionar la vena cava inferior, la gran vena que corre verticalmente a lo largo de tu útero y que es responsable del regreso de la sangre al corazón.

  • Caminar: conforme cambia tu forma de caminar, asegúrate de concentrarte en tu postura cuando caminas y mantén las caderas apretadas hacia abajo para prevenir que tu espalda se curve por el peso que llevas al frente. Cuando te falte el aire, disminuye el paso o para y descansa. No debes estar resollando con falta de aire.
  • Yoga: Conforme avanza tu embarazo y tiene un mayor impacto en tu actividad, piensa en unirte a una clase de yoga que sea específica para embarazadas o compra un libro o un video.
  • Natación: Si eres una nadadora, debes de ser capaz de continuar nadando hasta el segundo trimestre sin dificultad. Si sientes que te falta el aire mientras nadas, disminuye un poco el paso y quédate en la parte baja de la alberca.

6to mes

Tu volumen de sangre se incrementó en un 40 por ciento y tu trabajo cardiaco se aumentó en un 30 a 40 por ciento. Durante el ejercicio, tus pulsaciones se incrementan aun más. Se recomienda moderación y que no te sobre esfuerces. Siempre mantente hidratada y fresca.

  • Levantamiento de pesas: puede ser que quieras disminuir la duración o la frecuencia de este ejercicio. Depende de cómo te sientas. Puede ser que te sientas más cómoda con pesas más ligeras. Ten siempre cuidado de no lastimarte el abdomen. No detengas tu respiración durante las repeticiones y no te acuestes en tu espalda.
  • Yoga: Ahora que ya estás al final del segundo trimestre, puede ser que necesites un apoyo extra para tu equilibrio cuando hagas la posición parada. Evita aquellas que estiran los músculos abdominales o que requieren que te acuestes en la espalda. Dóblate  desde las caderas. Si te sientes incómoda, detente y reevalúa si hay una forma más fácil para hacer esa posición.

Importancia de la temperatura corporal al ejercitarte

Sabemos que el ejercicio incrementa la temperatura corporal y es muy importante que no aumente demasiado (si sudas profusamente puedes saber que se ha subido) pues puede ser peligroso para tu bebé. Mantenla en un nivel moderado.

¿Por qué hay peligro de sobrecalentamiento al hacer ejercicio?
A pesar de que no hay estudios realizados en humanos, se ha observado en los animales que un incremento de la temperatura corporal, sobre todo en el primer trimestre del embarazo, puede causar malformaciones en el bebé. Por eso, se sugiere evitar saunas y baños muy calientes en los primeros meses del embarazo, debido a que aumentan la temperatura de la mamá.

¿Qué temperatura corporal se considera demasiado alta?
Sobrepasar los 38ºC de temperatura, tomada en la axila, después de realizar ejercicio empieza a considerarse peligroso.

¿Cómo mantener la temperatura a un nivel seguro?

  • No hagas ejercicio durante largos periodos si hace mucho calor o la humedad es adecuada
  • Lleva ropa adecuada para el ejercicio
  • Toma todos los líquidos que puedas dos horas antes del ejercicio y durante su práctica. Lleva contigo una botella de agua de la que puedas ir sorbiendo a medida que lo necesites
  • Comprueba que no estés realizando ejercicios demasiado duros controlando los latidos de tu corazón

¿Cuándo debo evitar el ejercicio?

A veces, realizar ejercicio físico durante el embarazo está completamente contraindicado para proteger la salud de la madre, el bebé o ambos. Consulta con tu médico antes de empezar o continuar ningún ejercicio. Los siguientes son algunos de estos problemas:

  • Cuando tienes la presión arterial elevada a causa del embarazo. La toxemia, es decir, la tensión alta por causa del embarazo, es un importante problema de la circulación sanguínea que el ejercicio puede agravar. Consulta con tu médico sobre tu situación particular.
  • Si tienes asma.
  • Si estabas obesa antes del embarazo.
  • Si estabas baja de peso antes del embarazo.
  • Si fumabas mucho o fumas.
  • Si tienes problemas en articulaciones
  • Si tu embarazo es múltiple.
  • Si tu diabetes no está controlada.
  • Si tienes placenta previa.
  • Si has tenido sangrado vaginal durante el primer trimestre o en el segundo. Es preferible no realizar ejercicios físicos, a no ser que el médico te indique cuáles son adecuados.
  • Si ya has tenido un parto prematuro anterior: En casos de partos previos anteriores a las 36 semanas, debes ser extremadamente cauta al realizar ejercicios físicos durante el tercer trimestre del embarazo. Los más adecuados son la natación suave, el yoga y la gimnasia suave, así como andar.
  • Si estás anémica: Las mujeres con anemia que quieran continuar con el ejercicio deben tomar una dieta rica en hierro, conjuntamente con vitamina C para incrementar su absorción, y posiblemente un suplemento si su médico se los indica.
  • Cuando hay retraso del crecimiento intrauterino: Es posible que el bebé no esté creciendo al ritmo que debiera por un bajo aporte de oxígeno, aunque también existen otras causas, como fumar, el consumo de drogas, las infecciones y un deficiente suministro de sangre a la placenta. Como el ejercicio hace que la sangre, y con ella el oxígeno, se desvíe hacia otras partes del cuerpo, es preferible limitar su intensidad ya que al bebé puede verse afectado seriamente.
  • Cuando tienes problemas de corazón: Puesto que la cantidad de sangre que bombea el corazón se incrementa en un 40%, y el ejercicio físico aumenta la frecuencia cardiaca, éste sólo se debería realizar bajo la supervisión de un cardiólogo o un médico especialista.

¿Cómo puedo saber si estoy haciendo demasiado ejercicio?

Escucha a tu cuerpo. Puede pedirte que te detengas o que vayas más despacio.

En general, no debes cansarte hasta el agotamiento. Como dispones de menos oxígeno para el ejercicio porque el bebé lo necesita antes, no deberías pasar del 60% del índice máximo de latidos de tu corazón. Cuenta los latidos durante 10 segundos, y procura que no sobrepasen los 25. Si puedes charlar normalmente mientras estás haciendo ejercicio, lo haces bien. Si no es así, para o baja la intensidad. Para inmediatamente si te sientes mareada, te falta el aliento, tienes pérdidas vaginales, te cuesta andar, tienes contracciones o notas algo raro en el bebé.

Siempre realiza tus ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel DEBEN ser parte de tu rutina diaria a partir del segundo trimestre. Durante los últimos meses del embarazo, el útero en crecimiento va a volver a presionar tu vejiga lo que hará que tengas necesidad de orinar más frecuentemente. Algunas mujeres limitan la cantidad de líquido que tomas, pero es absolutamente necesario que continúes hidratándote bien.
Una mejor solución es hacer los ejercicios de Kegel que te ayudarán a fortalecer los músculos del piso alrededor de la uretra. Son muy sencillos:

  • Contrae los músculos de tu vagina, uretra y ano como si estuvieras tratando de detener el chorro de orina. Detén por 5 ó 7 segundos y suelta. Repite 10 a 20 veces por día.

¿Cuáles son los beneficios del ejercicio en el embarazo?

Si eres constante en el ejercicio, serás más ágil al final del embarazo comparada con otras mamás y tendrás menos dolores o molestias. Un buen tono muscular y un sistema cardiovascular tonificado son importantes para disminuir el estrés del embarazo y prepararte para las demandas del momento de labor de parto, el nacimiento y…!el bebé!

  • El ejercicio te ayuda para el cansancio del embarazo, te da energía y produces hormonas que te ayudan a sentirte bien.
  • Ayuda con el estreñimiento. La hormona del embarazo, la progesterona, lentifica el sistema digestivo causando estreñimiento. El ejercicio ayuda a mejorar esto.
  • Aumenta el tamaño de la placenta fetal. Tu bebé está muy bien nutrido porque te ejercitas.
  • El ejercicio te prepara para enfrentarte mejor a los cambios que ocurren en el segundo y tercer trimestre.
  • El ejercicio aumenta el uso de la grasa como fuente de energía.  Previene el aumento de peso excesivo.

Referencias

http://www.bebesymas.com/embarazo/cuando-empezar-a-hacer-ejercicio-durante-el-embarazo
http://www.davidmsc.com/ejercicios-para-el-segundo-trimestre-del-embarazo.html
http://www.clinicamedicinadeportiva.com/index_archivos/programaembarazoyejercicio.htm
http://www.healthline.com/health/pregnancy/second-trimester-exercise-fitness
http://www.womenshealthmag.com/fitness/pregnancy-exercises-for-the-second-trimester
http://www.babycentre.co.uk/a758/guide-to-exercising-in-pregnancy
http://www.pregnancyexercise.co.nz/pregnancy-exercise-second-trimester-exercise/
http://www.mayoclinic.org/healthy-living/pregnancy-week-by-week/in-depth/pregnancy-and-exercise/art-20046896
http://www.webmd.com/baby/features/exercise-during-pregnancy-myth-vs-fact

Dolor Abdominal o Cólico
Durante, Embarazo, Semanas 13 - 24

Dolor abdominal durante el embarazo

da01

Llevar un bebé en el vientre pone mucha presión en los músculos, ligamentos y venas además en los órganos internos de tu cuerpo, así que no es de extrañar que tengas algunas molestias, en especial en la zona del estómago. Tu futuro bebé reclama su espacio dentro de tu cuerpo y obliga a los órganos de la zona a adaptarse.

El dolor abdominal durante el embarazo es algo bastante común y puede deberse a los numerosos cambios que provoca un embarazo como puede ser el agrandamiento del útero, la posición del bebé o sus movimientos, las contracciones de Braxton – Hicks y el estiramiento de los ligamentos (llamados ligamentos redondos) que sostienen tu útero dentro del abdomen.

El dolor abdominal que llega súbitamente, que es persistente y que está asociado con otros problemas como náusea, vómito, sangrado vaginal o contracciones, sugiere que el dolor no se debe a los cambios normales del embarazo sino a otro problema.

¿Cuáles  son las causas más comunes del dolor abdominal o dolor de barriga NO PELIGROSO durante el embarazo?

No todas las molestias abdominales o dolor de barriga son síntomas de problemas graves durante el embarazo,  por ejemplo si se presentan pequeños cólicos  durante el orgasmo o inmediatamente después, mientras sean de corta duración, son normales y no hay por qué alarmarse.

Enseguida presentamos algunas de las causas de molestias abdominales que pueden presentarse, pero recuerda, si no estás segura de lo que pasa, o si la molestia es severa o persistente, llama de inmediato a tu médico.

Dolor por acumulación de gases en el intestino: el incremento normal de progesterona durante el embarazo puede influir a muchos órganos, uno de ellos es el intestino que disminuye el ritmo de la digestión ocasionando estreñimiento y acumulación de gases que van a producir sensación de que estás demasiado “llena”, eructos, ventosidad, malestar y dolor abdominal, en especial después de comer mucho. Todo esto se puede ver incrementado además por:

  • La presión que ejerce el útero en crecimiento sobre el estómago e intestinos.
  • Ciertos alimentos empeoran la formación de gases, pero no afectan a todas las personas del mismo modo. Algunos forman gases con ciertas comidas que a otros no les molesta. En general los almidones (pastas y papas), algunos alimentos ricos en fibra (como salvado de avena y frijoles) y alimentos que contienen ciertos azúcares (como el repollo y coliflor) producen gas a muchas personas. Las mujeres que tienen dificultades para digerir productos lácteos posiblemente sufran de estos problemas si comen esos alimentos durante el embarazo.

¿Qué puedes hacer en caso de dolor abdominal o dolor de barriga durante el embarazo?

Las siguientes sugerencias te ayudarán a evitar la acumulación de gases en el intestino:

  • Trata de controlar la cantidad de aire que tragas. Come varias comidas pequeñas durante el día en lugar de comer pocas comidas abundantes. No comas apurada. Tómate tu tiempo, mastica bien los alimentos y no hables mientras comes. Evita tomar bebidas de una botella o con un popote. Toma menos bebidas gaseosas o refrescos. No te tomes la bebida de un trago. Evita la goma de mascar o chupar caramelos duros.
  • Identifica los alimentos que te causan malestar. Lleva un diario de lo que comes para ver qué alimentos te causan problemas. Reduce esos alimentos de ser posible siempre y cuando comas una dieta sana. Limita el consumo de alimentos grasosos y fritos que pueden empeorar la hinchazón.
  • Pregunta antes de tomar remedios sin receta. Habla con tu médico antes de tomar esos remedios porque algunos pueden ser peligrosos durante el embarazo. Recuerda  si no estas segura de que tipo de molestia sientes en el abdomen  no te auto diagnostiques, consulta a tu médico.

Estiramiento de los ligamentos. Por lo general este dolor comienza en el segundo trimestre. Tu útero está sostenido por bandas gruesas de ligamentos que van de las ingles a los lados el abdomen. A medida que tu útero crece, los ligamentos que lo sostienen se estiran y adelgazan para ir acomodando el peso que va en aumento. Este peso jala los ligamentos causando dolores en el vientre bajo que son cortos, fuertes y punzantes o un dolor continuo y que puedes sentir en uno o ambos lados del bajo vientre o en la parte inferior de la ingle.

da02

Muchas mujeres suelen sentir un dolor agudo cuando se levantan de la cama, de una silla o de la bañera, cuando tosen o puede ser un dolor sordo cuando han tenido un día particularmente activo, si has estado caminando mucho o haciendo alguna otra actividad física. Llama a tu médico cuando la molestia continúa después de haber descansado.

Cirugías previas de abdomen. Si te han realizado alguna cirugía de abdomen especialmente de las trompas o de los ovarios es posible que tengas dolor, debido al estiramiento de las adherencias, que son bandas de tejido cicatrizal  que se forman después de una cirugía y que se adhieren a otras estructuras  como a las paredes del abdomen. El aumento constante del útero puede estirar estas bandas y hasta romperlas. El dolor puede ser intenso.

Acidez estomacal (agruras): los cambios hormonales mencionados pueden también causar una disminución en el tono del esfínter del esófago y esto va a provocar un reflujo que dará síntomas de indigestión y acidez estomacal.

Contracciones de Braxton-Hicks: A veces, después de la mitad del embarazo, puede que comiences a notar alguna contracción ocasional en el útero (endurecimiento ocasional del útero). Antes de la semana 37, estas contracciones, llamadas de Braxton-Hicks, deberían ser poco frecuentes, irregulares y principalmente sin dolor. Llama a tu médico si están acompañadas de dolor en la parte inferior de la espalda, si sientes más de cuatro contracciones por hora (incluso si no son dolorosas), si se producen a intervalos regulares o si tienes algún otro síntoma de parto prematuro.

Cuando ya estás cerca de la fecha, las contracciones pueden ser señal de que estás en labor de parto. En ese caso, las contracciones son regulares y se sienten en intervalos de 5 a 10 minutos.

¿Qué puedo hacer en caso de tener dolor abdominal durante mi embarazo?

Cuando sientas dolor abdominal, siéntate, eleva las piernas y relájate. Los síntomas se aliviarán pronto si descansas cómodamente y puede ayudarte a identificar que tipo de molestia sientes.
 Otras sugerencias:

  • Evita cambiar rápidamente de posición, en especial cuando gires bruscamente de la cintura.
  • Cuando sientas dolor, dóblate hacia el dolor para aliviarlo.
  • Para aliviar los dolores producidos por el gas, camina, has algunas tareas domésticas livianas o cambia de posición.
  • Toma abundantes líquidos. La deshidratación puede causar contracciones de Braxton Hicks
  • Toma un baño de regadera no muy caliente o ponte la bolsa de agua caliente cubierta con una toalla  en el sitio que te duele.

da03

¿Qué problemas graves, relacionados con el embarazo, pueden causar dolor abdominal?

Como ya lo mencionamos, las molestias ocasionales en el abdomen durante el embarazo pueden ser  inofensivas, pero también pueden ser un síntoma de algún problema serio relacionado con el mismo embarazo. Estas son las más comunes:

Embarazo ectópico. Este tipo de embarazo ocurre cuando el huevo se implanta fuera del útero y esto puede ser la causa de dolor al principio del embarazo. Este problema puede ser muy grave si no se atiende de inmediato. Llama a tu médico si tienes cualquiera de los siguientes síntomas: dolor abdominal que se empeora con el movimiento o cuando vas al baño o toses, y que se puede reflejar en el hombro, manchado vaginal o sangrado vaginal, Esta grave afección exige atención médica inmediata.

Si se trata de un embarazo ectópico, el dolor empeorará, si el sangrado es muy abundante o presentas signos como pulso rápido, mareos, desmayo, palidez, tienes la piel húmeda, llama una ambulancia o vete al hospital de inmediato.

Aborto: Se considera un aborto cuando el embarazo se pierde antes de las 20 semanas. El sangrado vaginal es, generalmente, el primer síntoma el cual sigue con un dolor abdominal que se inicia unas horas o días después. Este sangrado puede ser ligero o fuerte y el dolor puede sentirse como tipo cólico o puede ser persistente, suave o agudo y puedes sentirlo como un dolor en la parte baja de la espalda o como una presión en la pelvis.  Es importante que si tienes cualquiera de estos síntomas llames de inmediato a tu médico.

Parto prematuro: Se considera que estás en “parto prematuro” cuando empiezas con contracciones que pueden dilatar y borrar el cuello del útero antes de la semana 37 del embarazo. Llama a tu médico o acude al hospital de inmediato si sientes dolor abdominal con estos síntomas:

  • Un aumento en el flujo vaginal o un cambio en el tipo de flujo (si se vuelve más acuoso, o sanguinolento o incluso si está un poco rosado o manchado con sangre).
  • Manchado vaginal o franco sangrado
  • Dolor abdominal de tipo de cólico menstrual o más de cuatro contracciones en una hora (aún cuando no sean dolorosas).
  • Sensación de presión en la zona pélvica que aumenta. Sientes como si el bebé empujara hacia abajo.
  • Dolor en la parte baja de la espalda (especialmente si nunca habías tenido este tipo de dolor).

Abruptio placenta o desprendimiento de la placenta: Es una condición muy grave en la cual la placenta se separa del útero parcial o completamente antes de que el bebé nazca.

Hay una gran variedad de síntomas, en algunos casos puede haber un sangrado abundante pero en otros puede no notarse al principio o puede ser muy leve o puedes ver un líquido sanguinolento si se llega a romper la bolsa.

Puede haber dolor en el útero, en la parte baja de la espalda, puedes tener contracciones frecuentes o bien el útero puede contraerse y permanecer endurecido como si fuera una contracción que no se quita. Puedes también notar una disminución notable en la actividad del bebé. Es importante que te den atención médica urgente.

Preeclampsia: es un desorden complejo del embarazo que produce cambios en tus vasos sanguíneos y puede afectar a diferentes órganos incluyendo el hígado, los riñones, el cerebro y la placenta.

Con preeclampsia severa puedes tener dolor intenso abdominal, un dolor de cabeza severo, problemas de visión (como visión borrosa o que ves manchas), náusea o vómito. Si tienes cualquiera de estos síntomas, llama a tu médico de inmediato.

Infecciones del tracto urinario: al estar embarazada, puedes ser más susceptible de tener infecciones del tracto urinario de cualquier tipo incluyendo las infecciones del riñón. Los síntomas incluyen cualquier molestia que tengas al orinar y dolor abdominal bajo (generalmente es justo arriba del hueso del pubis), tienes urgencia de orinar frecuentemente y tu orina tiene mal olor y color. Llama a tu médico de inmediato porque las infecciones no tratadas pueden ser causa de parto prematuro.

Infección del líquido amniótico. La infección del saco y del líquido amniótico donde se encuentra alojado el bebé, puede causar fiebre, dolor abdominal, contracciones y desencadenar el trabajo de parto. Es muy frecuente ver esta situación cuando  se presenta la ruptura prematura de membranas.

Cólico hepático: Durante el embarazo la vesícula biliar, al igual que los intestinos, puede ver  afectado su funcionamiento y no puede secretar sus enzimas digestivas de manera normal; esto puede ocasionar un dolor  muy parecido al que se presenta cuando hay  piedras en la vesícula. El dolor es agudo, punzante y se localiza en la parte superior del lado derecho debajo de las costillas.

da04

Causas de dolor abdominal NO relacionadas con el embarazo

Existen otros problemas y condiciones que pueden causar dolor abdominal tanto si estás embarazada como si no lo estás. Algunas de las que tu médico puede considerar son: virus estomacales, intoxicación con alimentos,  apendicitis, cálculos en los riñones, hepatitis, enfermedad de la vesícula o pancreatitis.

Obstrucción intestinal: Conforme el útero va aumentando de tamaño durante el embarazo, se aumenta la posibilidad de que se presente una obstrucción intestinal. La causa más común son  las adherencias (tejido de cicatrización) que se formaron en alguna cirugía previa. La obstrucción intestinal provoca dolores abdominales como si se contrajera el intestino y viene acompañada de vómito.

Inflamación intestinal: el dolor abdominal relacionado con la inflamación de los intestinos generalmente se presenta en la parte baja del abdomen y está asociada a diarrea acompañada de algo de sangre y moco.

da05

Pneumonia: las neumonías del lóbulo inferior del pulmón generalmente provocan dolor abdominal, especialmente cuando es el pulmón derecho el que está afectado. Este síntoma, el dolor abdominal, puede ser el único síntoma que se presente cuando la embarazada tenga neumonía.

Trauma: los accidentes automovilísticos son la principal causa de dolor abdominal por golpe que se presentan en el embarazo. Este dolor puede ser agudo o sordo.

Conclusión

Trata de mantener la calma y recuerda siempre que no debes diagnosticarte. Cuando tengas dudas, llama de inmediato a tu médico, él te ayudará a identificar la causa y, la mayoría de las veces, podrá tranquilizarte.

No tomes ningún medicamento que no haya sido prescrito por tu médico.

Referencias

http://www.whattoexpect.com/pregnancy/symptoms-and-solutions/abdominal-achiness.aspx
http://www.healthline.com/yodocontent/pregnancy/second-trimester-pain-bleeding-discharge.html
http://www.netwellness.org/healthtopics/pregnancy/faq8.cfm
http://www.marchofdimes.com/pregnancy/yourbody_cramping.html
http://www.womenshealthcaretopics.com/preg_abdominal_pain.htm
http://www.babycenter.com/0_abdominal-pain-during-pregnancy_204.bc
http://www.facemama.com/embarazo/dolor-abdominal-durante-el-embarazo.html

Durante, Semanas 13 - 24

Movimientos del bebé, ¿cuándo se siente y cómo es?

¿Cuándo sentiré las pataditas de mi bebé?

Lo más probable es que no empieces a sentir los movimientos de tu bebé hasta que estés entre las semanas 16 y 22 del embarazo, aunque tu pequeño ya se ha estado moviendo desde la séptima u octava semana. Es posible que le hayas visto hacer sus volteretas antes de que empieces a sentirlas si te han hecho una ecografía (ultrasonido).

Las mamás veteranas suelen percibir con mayor facilidad los movimientos tempranos y suaves que las mamás primerizas. Esto se debe a que las mujeres que ya han tenido otros embarazos son capaces de distinguir mejor entre estas sutiles pataditas y otros movimientos intestinales, como aquéllos provocados por los gases.

Tu estructura física también puede afectar tu habilidad para distinguir entre un codazo de tu pequeñín y las quejas de tu hambriento estómago. Las mujeres más delgadas suelen sentir los movimientos del bebé más temprano y más a menudo que las más gorditas.

¿Qué es lo que se siente?

Muchas mamás describen esta sensación como palomitas de maíz reventando, un pez nadando de un lado a otro, o una mariposa aleteando en su barriga. Las primeras veces, seguramente ignorarás esos leves toques y movimientos, y los atribuirás al hambre o a los gases.

Pero a medida que los sientas con más frecuencia empezarás a notar la diferencia. Será más fácil distinguir esos primeros movimientos cuando estés tranquilamente sentada o acostada.

¿Con qué frecuencia debería notar los movimientos?

Al principio, las pataditas serán pocas y espaciadas. Es posible que notes varios movimientos un día y ninguno al día siguiente. Aunque el bebé se mueve y patea con regularidad, muchos de sus saltitos y sacudidas no los podrás sentir aún.

Más adelante, en el segundo trimestre del embarazo, estos movimientos serán más intensos y regulares, y te darán la certeza de que todo marcha bien.

A partir de la semana 24, el bebé puede tener hipo de vez en cuando, y quizás sientas movimientos bruscos con cada hipo. También en este período puedes notar que reacciona moviéndose cuando oye un ruido fuerte y repentino (aunque ya podía oír desde antes). A medida que va creciendo y tiene menos espacio en el útero para menearse, sus movimientos se hacen más pequeños y definidos y, en las últimas semanas del embarazo, sentirás sobre todo codazos y patadas fuertes, y a veces movimientos de la cabeza, por ejemplo cuando está tratando de encontrar su dedito para chupárselo.

En algún momento después de la semana 36, el bebé puede adoptar la posición ideal para el parto, cabeza abajo y encajado en la pelvis, y esto quizás te haga sentir presión o pesadez en la pelvis, al tiempo que la caja torácica parecerá más libre, y quizás te cueste menos respirar.

Si caes en la tentación de comparar tus sensaciones y las de otras embarazadas, no te asustes si no sientes lo mismo que tus amigas. Cada bebé es diferente en su modo de moverse, y no hay un patrón de movimiento ideal. Lo importante es que su nivel de actividad no cambie demasiado, con eso sabrás que lo más probable es que todo vaya bien.

¿Debo anotar los movimientos del bebé?

Una vez que empieces a sentir las pataditas del bebé con regularidad, fíjate en su frecuencia y avisa inmediatamente a tu doctor si notas una menor cantidad de movimientos. Una reducción en la actividad del bebé podría indicar algún problema, y es posible que el doctor solicite una prueba sin estrés o un perfil biofísico para verificar el bienestar de tu pequeño.

En el tercer trimestre del embarazo algunos doctores recomiendan que todos los días, en un momento dado, cuentes los movimientos del bebé. Hay muchas formas diferentes de anotar esta cantidad y lo mejor es que le pidas instrucciones específicas a tu doctor.

Aquí tienes una de las maneras más comunes de hacerlo: Elige una hora del día en la que sabes que tu bebé suele estar muy activo (lo ideal es que sea la misma hora todos los días). Siéntate cómodamente o acuéstate de costado en un lugar tranquilo para que no te distraigas.

Anota el tiempo que tardas en sentir diez movimientos, que pueden ser pataditas, espasmos, sacudidas, volteos o cualquier otra clase de movimiento concreto. Si no sientes por lo menos diez movimientos en un período de dos horas, deja de contar y llama a tu doctor o comadrona.

¿Cuándo me debo preocupar?

La mayoría de los bebés desarrollan un patrón de movimientos que puedes predecir. Algunos se mueven más en la mañana y otros en la noche. Si notas un cambio significativo en este patrón de movimientos, vete a un lugar tranquilo, acuéstate de la do y concéntrate poniendo tu mano en el abdomen.

Si se llega a mover dos veces en media hora, probablemente no hay ningún problema, pero si no sientes que se mueva, llama de inmediato a tu ginecólogo. Recuerda, los movimientos del bebé pueden disminuir hacia el final del embarazo cuando el bebé ha crecido mucho y tiene poco espacio para moverse.

¿Qué es lo que hace el bebé en el útero?

Por medio del ultrasonido podemos observar lo que hace y cuando lo hace el bebé. Aunque muchos de sus movimientos se inician mucho antes de que los puedas sentir,  si tienes suerte, el bebé puede estar despierto durante el estudio y podrás verlo cómo se mueve.

  • De las siete a las 8 semanas, el bebé empieza a realizar movimientos generales como doblarse lateralmente.
  • Cerca de las 10 semanas, puede tener hipo, mover un brazo o una pierna, succionar y tragar.
  • A las 10 semanas, puede flexionarse y rotar su cabeza, elevar sus manos para tocarse la cara y abrir la quijada y estirarse.
  • A las 11 semanas puede bostezar
  • A las 14 semanas ya puede mover sus ojos.

Gradualmente, estos movimientos se van haciendo más enérgicos y con más fuerza hasta que llega el momento en que puedes sentirlos y reconocerlos.

El bebé no se está moviendo constantemente, habrá momentos en los que simplemente quiera dormir y descansar.

Referencias

Agruras (acidez estomacal) durante el Primer Trimestre
Durante, Embarazo, Semanas 1 - 12

Agruras y acidez estomacal durante el primer trimestre

A medida que avanza la gestación, muchas de las embarazadas sufren lo que se denomina agruras o acidez estomacal en el embarazo.

INTRODUCCIÓN

La mayoría de las mujeres embarazadas tienen síntomas de agruras o acidez estomacal en el embarazo. Estos síntomas pueden empezar en cualquier momento y empeorar durante la gestación.

 

¿QUÉ ES LA ACIDEZ ESTOMACAL?

 Las agruras o acidez estomacal en el embarazo es una sensación de ardor que a menudo se extiende desde la parte de abajo del esternón hasta la zona inferior de la garganta y viene acompañada de un sabor agrio o amargo en la garganta y en la boca. Puede durar unos minutos o unas horas.

¿Qué es la acidez estomacal?

CAUSAS

La acidez estomacal es común durante el embarazo porque se elevan los niveles de hormonas y pueden afectar los músculos del tracto digestivo y la tolerancia a diferentes alimentos.

¿QUÉ ES LO QUE SUCEDE?

Normalmente, al tragar la comida, primero se desplaza hacia abajo por el conducto por donde pasan los alimentos (esófago). Una válvula se abre para dejar pasar la comida al estómago y, luego, la válvula se cierra.

  • Durante el embarazo, las hormonas del embarazo relajan la válvula y esto permite que los ácidos estomacales se regresen al esófago.
  • Además, el útero (matriz) en crecimiento pone presión sobre el estómago y empujan los ácidos hacia arriba.

CAMBIO DE POSICIÓN DEL ESTÓMAGO

Por otro lado, esa presión uterina del estómago hace que llegue un momento en que el estómago ya no quepa y cambie de posición. Cuando el estómago se coloca en una posición más horizontal contribuye también a que la digestión se alente y el esfínter cierre peor.

  • Es normal, que el trastorno se agudice durante la gestación.

DIGESTIONES LENTAS Y PESADAS

La relajación muscular producida por las hormonas, trae aparejado que los alimentos circulen más lentamente por el estómago e intestinos, dando una sensación de digestiones pesadas, que  hacen que te sientas muy llena, hinchada o con mucho gas.

  • Al estar más tiempo la comida en el trayecto digestivo es mayor la absorción de nutrientes hacia la sangre, la placenta y tu bebé.
    • Puede ser molesto para ti, pero es beneficioso para el bebé.
  • Si agregas una dieta y estilo de vida no saludables, la mezcla puede ser definitiva para que se presente acidez estomacal.

Causa acidez estomacal

¿MI BEBÉ PUEDE TENER ALGÚN PROBLEMA?

¿Es normal tener acidez e indigestión durante el embarazo?

A pesar de ser muy molestas y a veces dolorosas para la embarazada, las agruras o acidez estomacal en el embarazo es uno de los síntomas más frecuentes del embarazo que no traen ningún problema para el bebé.Son más frecuentes en la segunda mitad del embarazo y continúan hasta que nace el bebé.

  • Afortunadamente, la acidez generalmente es leve e intermitente, pero puede llegar a ser muy molesta o severa.

¿CUÁNDO PUEDE LLEGAR A SER UN PROBLEMA?

Las agruras o acidez estomacal en el embarazo pueden ser un problema serio para algunas embarazadas que las lleva hasta la hospitalización. Igualmente es peligroso para el bebé porque al provocar náuseas y vómitos, se pierde peso y el bebé no recibe los nutrientes necesarios para su desarrollo.

 SÍNTOMAS DE LA ACIDEZ ESTOMACAL EN EL EMBARAZO

 Los síntomas generalmente desaparecen al término del embarazo.

  • Eructos frecuentes.
  • Sensación de aire atrapado en el esófago.
  • Dolor en la boca del estómago (dolor en epigastrio).
  • Ardor en la laringe.

 DIAGNÓSTICO

  • Se realiza con base en los síntomas antes citados.
  • Si las agruras son frecuentes, el especialista hará exámenes físicos y estudios más especializados para apreciar el estado del aparato digestivo.

¿CÓMO PUEDO PREVENIR LAS AGRURAS?

Para tratar de frenar esta molestia y combatirla con todos los remedios que tengamos a mano, es recomendable seguir al pie de la letra los siguientes consejos:

  • En lugar de ingerir comidas abundantes, come pequeñas cantidades varias veces al día. 
  • Come despacio y mastica mucho la comida.
  • Hidrátate bien pero evita tomar grandes cantidades de líquido durante las comidas.
  • Elimina los alimentos flatulentos y las bebidas gaseosas.
  • Evita la cafeína; el chocolate y la menta, alimentos ácidos como los cítricos y jugos, el tomate, la mostaza y el vinagre.
  • Relájate durante el tiempo de la digestión y reposa con la cabeza ligeramente más alta que el cuerpo.
  • No comas cuando estés por irte a la cama. Deja dos o tres horas para hacer la digestión antes de acostarte.
  • Cuida tu peso. El exceso de peso presiona el abdomen.
  • Usa ropa holgada y cómoda que no apriete alrededor de la cintura y evita los tacones altos.
  • Flexiona las rodillas en lugar de doblar la cintura cuando tengas que recoger algo del suelo.
  • No fumes.

DESCANSO O REPOSO

  • No comas cuando estés por irte a la cama. Deja dos o tres horas para hacer la digestión antes de acostarte.
  • Acostarte del lado izquierdo puede disminuir el reflujo del ácido.
  • Duerme recostada sobre varias almohadas o usa un almohadón en forma de cuña. 

 ¿EXISTEN ALIMENTOS QUE PUEDAN AYUDARME?

En el otro lado del espectro, hay alimentos que se consideran como seguros mientras que batallas contra las agruras: manzanas, plátanos, papas al horno, brócoli, zanahorias, ejotes, chícharos, carne molida, bisteces de carne sin grasa, pechuga de pollo, queso crema, crema ácida.

TRATAMIENTO DE LA ACIDEZ ESTOMACAL EN EL EMBARAZO

Si pese a todo, el ataque de acidez y ardor sigue apareciendo, será necesario que el médico te prescriba algún medicamento siempre valorando el beneficio de la madre versus el posible daño al bebé en desarrollo.

  • Recuerda, NUNCAtomes medicamentos que te hayan recomendado sin consultar antes con tu médico.
  • Debido a que la ganancia de peso es importante para el desarrollo del feto, NO modiques tu dieta sin consultar.
  • Masticar chicle estimula las glándulas salivales y la saliva ayuda a neutralizar el ácido estomacal

 CUÁNDO DEBES LLAMAR A TU MÉDICO

Las agruras o acidez estomacal aguda puede ser un signo de un problema más grave. Habla con tu médico si tienes algunos de estos síntomas:

  • Acidez que vuelves a sentir en cuanto pasa el efecto del antiácido
  • Acidez que te despierta durante la noche
  • Tienes dificultades para tragar
  • Vomitas sangre
  • Estás bajando de peso

RECOMENDACIONES

Afortunadamente, las agruras o acidez estomacal en el embarazo, es una molestia que terminará inmediatamente después del parto. Recuerda, nunca te automediques. Si tienes alguna duda, puedes consultar en el consultorio virtual en donde médicos especialistas te responderán a la brevedad.

REFERENCIAS

Ultrasonido
Durante, Embarazo, Semanas 1 - 12

Otros tipos de ultrasonidos obstétricos

Existen otros ultrasonidos más especializados que ayudan al ginecólogo en el cuidado de una embarazada cuando le preocupa el bienestar de la madre y del bebé.

NTRODUCCIÓN

Este tipo de estudios puede realizarse en cualquier edad gestacional y típicamente se utiliza para evaluar algún problema clínico específico durante el cuidado prenatal.

ULTRASONIDOS ESPECIALIZADOS

Los más comunes son:

  • Ultrasonido Doppler a color.
  • Ultrasonido en Tercera y Cuarta Dimensión.
  • Ultrasonido 5D Live.

¿QUÉ ES EL ULTRASONIDO DOPPLER A COLOR?

La ecografía Doppler es una prueba no invasiva que calcula el flujo de la sangre en los vasos sanguíneos haciendo rebotar ondas sonoras de alta frecuencia (ecografía) en los glóbulos rojos circulantes.  A esto se le llama “el efecto Doppler”.

  • En la ecografía común, se utilizan ondas sonoras para crear imágenes, pero no se puede mostrar el flujo sanguíneo.

TIPOS DE DOPPLER

Los cuatro tipos de ecografías Doppler son:

  • Doppler en color: utiliza una computadora para cambiar las ondas en diferentes colores que muestran la velocidad y dirección de la sangre.
  • Doppler Espectral: Muestra la información del flujo sanguíneo en gráficos. Sirve para saber el grado de bloqueo de un vaso sanguíneo.
  • Doppler Duplex: en este caso capta el espectro de las ondas de flujo y visualiza la imagen de la estructura anatómica que analiza.
  • Doppler de onda continua: Permite una medición más precisa de la sangre circulante.

¿CUÁNDO SE RECOMIENDA EL DOPPLER EN EL EMBARAZO?

 Los médicos lo solicitan cuando se detectan complicaciones o anormalidades en el ultrasonido común del embarazo. Algunas otras anomalías comunes son:

  • Embarazos múltiples. Se considera un embarazo de riesgo que se monitorea regularmente con estudios Doppler.
    • Problemas de la placenta. La placenta suple al feto con nutrientes y oxígeno. La salud de este órgano es escencial para el desarrollo del bebé.
    • El estudio Doppler detecta cualquier irregularidad en el flujo de sangre, si la placenta es previa, etc.
  • Problemas de salud de la madre que pueden tener un efecto profundo en la salud del bebé como la diabetes, hipertensión y tabaquismo.
  • Problemas de salud del feto: Cuando el crecimiento y desarrollo del bebé no es el correcto, se usa el Doppler para analizar y estudiar la causa.
    • Es indispensable para el diagnóstico de defectos cardiacos, de vasos sanguíneos del feto, problemas fetales de hipoxia (falta de oxígeno en los tejidos) y anemia.

INFORMACIÓN QUE OFRECE LA ECOGRAFÍA DOPPLER

La información que ofrece es muy útil e importante, relacionada con el desarrollo del feto en el útero. Así, informa acerca de cómo funciona la placenta en embarazos de alto riesgo y permite la prevención de Preeclampsia. También permite:

  • Una medición del flujo sanguíneo en el corazón del bebé, para evaluar si funciona bien.
  • Analizar las arterias del útero materno y determinar las causas del retraso en el crecimiento intrauterino.
  • Medir el flujo sanguíneo de las arterias umbilicales, para analizar si es correcto y si el feto recibe correctamente los nutrientes y oxígeno.
  • Ver el flujo sanguíneo de las arterias del cerebro fetal, para analizar si su progresión es la correcta.
  • Vigilancia la actividad cardiaca cuando no se detecta.

ECOGRAFÍA 3D: 

 Es la técnica ecográfica que permite recoger información volumétrica del objeto a estudiar, a diferencia de la ecografía 2D, donde sólo podemos ver planos del objeto estudiado.

  • Una ecografía 3Dtoma miles de fotos del bebé para convertirlas en imágenes tridimensionales, casi tan claras como una fotografía de real.
  • Una vez recogido un volumen, se puede ver con mayor facilidad la superficie del feto y estructuras internas como el esqueleto.
  • El volumen ecográfico es como un bloque que permite hacer cortes en diferentes planos para lograr una mejor evaluación del feto.

ECOGRAFÍA 4D: 

La ecografía 4d es un procedimiento de diagnóstico que permite realizar una captura del feto en 3 dimensiones, al igual que en la ecografía 3d, pero mostrando en tiempo real lo que está sucediendo.

Cuándo se visualizan volúmenes de manera secuencial, a una velocidad de aproximadamente 24 volúmenes por segundo, se tiene la sensación de movimiento continuo que experimentamos viendo una película de cine.

  • Este efecto de movimiento continuo de volúmenes es lo que se llama ecografía 4D o ecografía 3D en tiempo real.

 ECOGRAFÍA 5D:

La ecografía 5D es una imagen en tres dimensiones y en tiempo real, como la 4D, sin embargo, tiene más calidad de imagen, más textura y realismo, además de ver prácticamente el color real que tiene la tez de tu bebé.

  • Puede hacerse a partir de la semana 12 de embarazo, aunque es recomendable hacerla entre las semanas 24 y 32.
  • Por supuesto, este tipo de prueba también se utiliza para cerciorarse de que el embarazo transcurre bien.

EL ULTRASONIDO DE MI BEBÉ ESTÁ MAL

Si esto sucede, tu médico seguramente te ofrecerá una cita con especialistas médicos para hablar acerca de los resultados. Estos especialistas pueden incluir los siguientes:

  • Un perinatólogo
  • Un genetista: Un consejero genético puede ayudarte a sopesar todas las posibilidades y responderá a muchas de tus preguntas.
  • Un especialista pediátrico

Es posible que tu médico te pida más pruebas, por ejemplo, una amniocentesis (un estudio de los cromosomas del bebé) o un ecocardiograma fetal (un ultrasonido detallado del corazón del bebé). Estas pruebas tratan de encontrar si hay una razón para lo que se ve en el ultrasonido.

CONCLUSIÓN

El ultrasonido especializado se realiza cuando se sospecha algún problema, por ejemplo, si hay signos de que el bebé no crece bien. La técnica varía dependiendo del problema. Si tienes alguna duda, puedes enviar tu pregunta al Consultorio Virtual donde médicos especialistas te responderán lo más pronto posible.

REFERENCIAS

Durante, Embarazo, Semanas 1 - 12

Síntomas del sangrado por implantación

Generalmente justo unos días antes de cuando estás esperando tu menstruación (o sea, una semana después de la ovulación). Puedes incluso confundirte y pensar que ya te va a llegar el periodo pero este manchado puede ser, en realidad, el primer signo de que estás embarazada.

Esto puede generar ansiedad ya que no se sabe si el sangrado es una señal de embarazo o de que ha venido el período. Sin embargo, a veces la hemorragia de implantación es tan escasa que ni se percibe y esto no significa que no estés embarazada.

Si tuviste relaciones sexuales sin protección, en estos días debes prestar especial atención a tu cuerpo. Observa si notas otros posibles primeros síntomas de embarazo como hipersensibilidad en los pechos, náuseas, aumento de la temperatura, malestar y cansancio.

SÍNTOMAS

 

  • Cólico uterino ligero.
  • Un poco de inflamación en el vientre.
  • No hay un sangrado continuado.

Si te preocupa la cantidad de sangre, consulta a tu médico.

Quizá te interese:

implantacion2 ¿Qué es Sangrado por Implantación?

diferencia2 ¿Cómo se diferenciar un sangrado por implantación de una menstruación?

doc2 ¿Cuándo debo llamar al medico?

 

REFERENCIAS

 

Durante, Embarazo, Semanas 1 - 12

Como diferenciar un sangrado por implantación de una menstruación

DIFERENCIAS

  • Momento en el que se presenta: pareciera que la menstruación se te adelantó.
  • Apariencia: Generalmente NO hay coágulos y no sigue el patrón de una menstruación normal: ligero- abundante- ligero.
  • Flujo:este sangrado por lo general es muy ligero, escaso y no contínuo.
  • Duración:puede durar de 1 a 3 días y se puede extender hasta 5 días, pero es muy raro que dure más.

¿QUÉ ASPECTO TIENE ESTE SANGRADO?

 No suele ser como una regla habitual, suele ser de color rojo oscuro o marrón, leve, y durar pocos días (normalmente uno o dos y nunca más de cinco).

Es importante entender que la sangre asociada a un sangrado por implantación NO es sangre fresca como la menstruación. El tiempo que le toma a estas gotas de sangre para lograr salir del útero hace que esta sangre adquiera aspecto de sangre vieja y se verá como de color café para cuando manche.

Si el sangrado que observaste un día continúa al siguiente con un sangrado ligero más rojo o tu sangrado menstrual normal, entonces probablemente NO estaba asociado al embarazo.

LOS ERRORES QUE SE PUEDEN COMETER

 Este tipo de sangrado pueden confundirte y no saber exactamente cuál es la fecha de tu última menstruación por lo que puede complicarse saber la fecha probable de parto.

Si te enteraste que estás embarazada y tuviste un sangrado pequeño, menciónalo a tu médico.

Quizá te interese:

imp ¿Cuándo se presenta y síntomas del sangrado?

implantacion2 ¿Que es Sangrado por Implantación?

doc2 ¿Cuándo debo llamar al medico?

REFERENCIAS

Durante, Embarazo, Semanas 1 - 12

Cuando debo llamar al médico

Llama a tu médico si estás embarazada o sospechas que lo estás y tienes los siguientes síntomas.

  • Sangrado rojo y abundante que no para en 4 o 5 días.
  • Coágulos
  • Dolor abdominal
  • Cólicos severos que son más intensos de un lado

Este tipo de sangrados, pueden estar relacionados a un embarazo ectópico y a otros problema de salud.

 

PUNTOS IMPORTANTES QUE DEBES DE RECORDAR

 

  • Si crees que tu sangrado se debe a que estés embarazada, pídele a tu medico que te realice una prueba de embarazo para que descarte o no esta posibilidad.
  • Si presentas un sangrado en el momento de la anidación del embrión, te haces una prueba casera del embarazo (dado que el sangrado y la orina provienen de diferentes partes de tu organismo, el resultado NO se distorsiona) y es positiva, cuando vayas al médico debes de informarle sobre el sangrado.

 

¿EL SANGRADO LIGERO, PUEDE PRESENTARSE POR OTRAS CAUSAS?

SÍ, y son las siguientes:

  • La menstruación alterada.
  • Cambios en los anticonceptivos orales.
  • Infecciones vaginales.
  • Lesiones durante las relaciones sexuales.
  • Si tienes sangrados frecuentemente después de la ovulación y no estás embarazada, debes de consultar a tu médico.

Quizá te interese:

imp ¿Cuándo se presenta y síntomas del sangrado?

diferencia2 ¿Cómo se diferenciar un sangrado por implantación de una menstruación?

implantacion2 ¿Que es Sangrado por Implantación?

 

REFERENCIAS

 

Antes, Embarazo, Semanas 1 - 12

EXÁMENES PRENATALES PRIMER TRIMESTRE

Los exámenes prenatales son estudios que se hacen durante el embarazo para controlar la salud de la madre y del bebé.

Existen una variedad de pruebas clínicas de laboratorio relacionadas con el embarazo, desde antes del embarazo, hasta que nace el bebé.

¿CUÁL ES EL PROPÓSITO DE ESTAS PRUEBAS?

Los exámenes prenatales forman parte de una rutina de los cuidados prenatales. Permiten detectar afecciones que pueden incrementar el riesgo de complicaciones para la madre o para el feto. Muchos de estos padecimientos pueden ser tratados durante el embarazo.

¿CUÁLES SON ESTAS PRUEBAS?

Son varias y las principales se hacen en sangre, en orina y secreciones vaginales o tejidos del cuello uterino y recto. Se realizan también otros más especializados de imagen y, en algunos casos, estudios genéticos para detectar la presencia de defectos al nacimiento en el feto.  

PRUEBAS DE LABORATORIO EN SANGRE

Con un análisis de sangre, se comprobarán cosas como las siguientes:

  • Biometría hemática. Detecta padecimientos como la anemia y diversas infecciones.
    • La primera se realiza al inicio del embarazo. 
  • Cuantificación de hormona Gonadotrofina Coriónica (HGC). (Para confirmar el embarazo).
  • Química sanguínea de 4 elementos. Detecta alteraciones en los niveles de glucosa, urea, creatinina y ácido úrico.
    • Debe hacerse al inicio del primero, del segundo y del tercer trimestre para prevenir complicaciones del embarazo.
  • Grupo sanguíneo. Detecta el grupo sanguíneo y la existencia del factor Rh en la sangre de la  madre. 
    • Se realiza al confirmar el embarazo y se hace sólo una vez para detectar una posible incompatibilidad de Rh. 
  • VDRL. Detecta enfermedades venéreas, principalmente sífilis. 
    • Orienta al médico sobre cómo manejar a la paciente y sobre el tipo de parto más conveniente.
  • Prueba para detectar VIH. Es un virus que produce el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). 
    • En el embarazo puedes recibir medicamentos para reducir en gran medida el riesgo de transmisión al bebé.
  • Perfil TORCH: detecta enfermedades infecciosas (toxoplasmosis, rubéola, citomegalovirus y herpes) 
    • Estas infecciones pueden provocar enfermedades en la embarazada y defectos  congénitos en el bebé.
    • Este estudio se solicita cuando hay factores de riesgo específicos.
  • Estudios para detectar Hepatitis B y Hepatitis C. Ambos tipos de virus pueden afectar seriamente la salud de la madre y del bebé. 

PRUEBAS DE LABORATORIO EN ORINA

  • Examen general de orina. Se realiza durante cada consulta prenatal. 
    • Se toma la primera orina de la mañana. Detecta los niveles de azúcar y proteína. 
    • Los niveles elevados de azúcar son un indicio de diabetes gestacional. 
    • La presencia de proteína en la orina indica que hay infección de las vías urinarias  o enfermedad de los riñones.
    • En el último trimestre puede ser un indicador de preeclampsia.
  • Urocultivo. Las infecciones urinarias en el embarazo son comunes  y hay  la posibilidad de un parto prematuro si no se realiza el tratamiento adecuado.
    • Se realiza cuando hay sospecha de una infección de vías urinarias, 

PRUEBAS DE LABORATORIO EN SECRECIONES VAGINALES

  • Análisis de las secreciones vaginales. Detecta infecciones por hongos y por bacterias. 
    • La vaginosis bacteriana, se asocian a los partos pre término.
  • Prueba de Papanicolaou: estudia los cambios de las células del cuello del útero, que pueden ser causados por el  virus de papiloma humano.
    • Indican riesgo de cáncer o un cáncer ya existente. 
  • Detección de Clamidia y Gonorrea: Se puede hacer aprovechado la muestra del Papanicolaou y haciendo un cultivo. 
    • Ambas infecciones pasan inadvertidas porque no dan síntomas.
    • Afectan a la madre, al bebé y a la pareja cuando no son tratadas.

ESTUDIOS DE IMAGEN

  • Ultrasonido básico. Puede ser vaginal o sobre el abdomen. 
    • Determina la edad del feto, un embarazo múltiple, el crecimiento y tamaño fetal, e identifica defectos o malformaciones. 
    • Se recomienda realizarlo una vez por trimestre.

PRUEBAS DE DETECCIÓN DE DEFECTOS AL NACIMIENTO

Las pruebas de detección del primer trimestre son una combinación de pruebas de ultrasonido fetal y análisis de sangre materna. El proceso de detección puede ayudar a determinar el riesgo de que el feto tenga ciertos defectos de nacimiento. 

  • Idealmente se hacen entre la semana 10 y 20 del embarazo.
  • Las pruebas de detección pueden usarse solas o en combinación con otras pruebas.
  • Cualquier alteración en ellas indica anormalidades en el feto y/o en el embarazo. 

¿CUÁLES SON ESAS PRUEBAS DE DETECCIÓN?

Entre ellos se incluyen los siguientes:

  • Pruebas de suero maternal (sangre). Las pruebas en sangre miden sustancias encontradas en la sangre de las mujeres embarazadas:
    • Proteína plasmática asociada con el embarazo (PAPP-A) proteína producida por la placenta a principios del embarazo. 
    • Gonadotropina coriónica humana (hCG) hormona producida por la placenta a principios del embarazo. 
    • Los niveles anormales de ambos marcadores se asocian con un mayor riesgo de anormalidad cromosómica.  
  • Ultrasonido (Marcador ecográfico). 
    • Por medio del ultrasonido se hace un estudio llamado translucencia nucal, que mide el grosor de la parte posterior del cuello del feto. 
    • Un aumento de este espacio podría ser un indicio de síndrome de Down, trisomía 18 u otro problema.

INTERPRETACIÓN DE LOS DATOS

Los resultados de la evaluación de translucencia nucal se combinan con los análisis de sangre y la edad de la madre para determinar el riesgo del feto. Si los resultados de estas pruebas de detección del primer trimestre son anormales, se recomienda asesoramiento genético.

  • Pueden ser necesarias otras pruebas como muestras de vellosidades coriónicas, amniocentesis, ADN fetal libre para un diagnóstico preciso.

MÉTODOS DE DIAGNÓSTICO

A las mujeres con un riesgo mayor de tener un bebé con síndrome de Down, u otra anormalidad cromosómica, se les ofrecerán otras pruebas de diagnóstico: 

  • Examen de ADN libre: En este análisis de sangre se examina el ADN fetal presente en la sangre de la madre. 
    • Se hace para ver si el feto está en riesgo de tener un trastorno cromosómico y se puede hacer a partir de la semana 10 del embarazo. 
  • Biopsia de Vellosidades Coriónicas. Se realiza entre las semanas 10 y 13 del embarazo. 
    • Consiste en tomar una muestra de tejido de la placenta. 
    • Este tejido tiene el mismo material genético que el feto. Se examina para detectar anomalías cromosómicas y otros problemas genéticos. 

RECOMENDACIONES

Para entender qué estudios son adecuados ti, habla con tu médico sobre los exámenes prenatales que te recomendó, sobre sus riesgos y beneficios y sobre qué pueden indicar y qué no. Si tienes alguna duda, escribe al consultorio virtual donde médicos especialistas te responderán a la brevedad. 

REFERENCIAS