ACTUALIZADO AL 03 de Mayo 2022

INTRODUCCIÓN

El primer año de vida de un niño es fundamental para su desarrollo físico, emocional y psicológico, será la base que tendrá el infante para adquirir habilidades y destrezas más complejas.

Durante estos primeros doce meses, los cambios que experimentará tu bebé son espectaculares, ya que duplicará su peso y talla y crecerá más rápido que en toda su vida.

En esta etapa, el niño debe recibir los mejores cuidados, atención y afecto. Debemos estar seguros de su bienestar en todas sus esferas de desarrollo: lenguaje, físico, mental y social.

Aunque todavía es muy pequeño, en estos primeros meses de vida comienza a forjarse su personalidad, empieza a desarrollarse su inteligencia y aparecen las primeras bases de su comportamiento.

A modo de pequeños detalles podrás vislumbrar cómo será tu pequeño cuando sea mayor.


DETECCIÓN DE LOS PROBLEMAS EN EL DESARROLLO PSICOMOTOR

Es importante que los padres, que son quienes están a diario con el niño y observan día a día sus progresos, conozcan las habilidades que debe adquirir el bebé de acuerdo con su edad.

Es por ello por lo que presentamos la siguiente escala de Desarrollo Psicomotor para niños de 0 a 1 año.

Es necesario resaltar que cada niño es diferente, por tanto, si tu niño no cumple alguna característica descrita no quiere decir que exista un problema, lo importante es que sea capaz de realizar la mayoría de los elementos descritos a continuación.

Ante cualquier duda, siempre lo mejor es la evaluación directa de un especialista: pediatra o neurólogo, quien conoce mejor las características del desarrollo humano y puede detectar y derivar los casos que requieren intervención.

Es importante que el bebé asista a todos sus controles médicos: el detectar a tiempo algunos retardos o problemas en el desarrollo psicomotriz e intervenir a temprana edad puede evitar disfunciones que requieran un arduo trabajo terapéutico que puede durar varios meses o años.

Esto se debe a que el cerebro del niño posee mayor plasticidad cerebral, es decir tiene la capacidad de modificar de manera temporal o permanente los patrones de conexión sináptica entre las neuronas o generar conexiones nuevas, así puede recuperarse de lesiones y adquirir nuevos aprendizajes.


LOGROS DEL BEBÉ

1 mes

Al colocarse boca abajo despega la nariz de la cama. Hace movimientos como si quisiera gatear, pero no interviene en los movimientos de su cuerpo ya que su sistema nervioso es inmaduro, sus huesos son suaves y no puede controlar sus músculos.

Mantiene ambas manos fuertemente cerradas, pero si tú acercas tu dedo a su palma, el bebé lo toma con fuerza (a esto se le llama reflejo de agarre).

Sigue un objeto que se balancea sólo hasta la línea media.

Fija su mirada al escuchar un sonido, responde con los ojos o con movimiento (estos son sus primeros esfuerzos de comunicación).

Es difícil que al mirar enfoque bien, pero puede ver un juguete si se trae frente a su vista, la mejor distancia es a unos 25 cm.

Prefiere los sonidos agudos (sonajas, campanas o voces de mujer) y se asusta con los sonidos fuertes y repentinos.


2 meses

En posición boca abajo levanta la cabeza 45º por unos segundos, (esto es importante para fortificar los músculos de la espalda y cuello).

Agarra brevemente un objeto suspendido en el aire, sigue con la vista el objeto pasando la línea media.

Tiene mayor control de la cabeza y la parte superior de su cuerpo.

Retribuye con una sonrisa si tú mueves tu cabeza y le hablas. Tiene expresión alerta, mirada directa y definida. Emite diversos sonidos.


3 meses

Predomina la postura simétrica de la cabeza, al sentarse con apoyo.  Observa un objeto colocado en la mesa.

Se apoya en los antebrazos cuando está acostado boca abajo.

Responde a las sonrisas, sonriendo. Tiene risa ahogada.

Tiene las manos abiertas y cerradas débilmente; agarra las ropas.  Hace ruidos (gorjeos).

Manifiesta su alegría al ver un juguete, o a una persona conocida, o a su madre preparándose para darle de comer, moviendo alborotadamente brazos y piernas y trata de alcanzar personas u objetos familiares.

Los músculos de su espalda y cabeza se han fortalecido y esto quiere decir que ya casi puede sostener la cabeza por sí mismo cuando lo cargas y que incluso puede levantarla un poco –por un momento- cuando está boca abajo.


4 meses

Se sienta con soporte; sus esfuerzos están dirigidos a aprender a sentarse y a usar las manos.

Cabeza firme, inclinada hacia adelante, cuando está sentado.

Se voltea de boca abajo a boca arriba.

Agarra con sus dedos un juguete que toca su mano. Raspa la cama cuando está boca abajo.

Produce sonidos en tono alto, se ríe. Disfruta el ambiente que lo rodea; sonríe y habla con él mismo. Vuelve la cabeza para mirar a quien lo llama.

Los primeros dientes del bebé están alistándose para salir. El primer diente puede salir este mes.

La vista del bebé se ha desarrollado de modo que puede ver las cosas en colores y puede enfocar los ojos a diferentes distancias.

La capacidad auditiva de tu bebé está llegando a su desarrollo completo.

La coordinación de las manos y dedos está mejorando rápidamente. Puede dormir toda la noche con siestas durante el día.


5 meses

 Reacciona a las voces de las personas y se da vuelta para ver a la persona que está hablando.

Deja de llorar cuando oye la voz de su madre.  Sonríe y balbucea para llamar la atención.

Imita los movimientos que ve que otras personas hacen, protesta cuando alguien trata de quitarle un juguete o cuando alguien lo disgusta.

Desea tocar, agarrar y saborear objetos logra pasar un objeto de una mano a otra.


6 meses

En el sexto mes se producen grandes avances. El bebé sabe rodarse completamente y mantenerse sentado aunque no se puede poner en esta posición por el mismo, apoyado de una almohada, en la cuna o en una silla.

Si se le sujeta, quiere sostenerse sobre sus pies. Tiende a gatear, girar, agacharse y mecerse sobre sus rodillas.  Comienza a tratar de articular sonidos.

Su coordinación le permite beber de una taza. Transfiere fácilmente un objeto de una mano a la otra. Agita las cosas para ver si puede hacer ruido.

Deja caer cosas de su cuna o silla para bebés y quiere que se las devuelvan inmediatamente. Estudia atentamente las caras de otras persona, las toca y les jala el pelo. Trata de comer utilizando sus manos.


7 meses

Puede levantarse por sí mismo, apoyándose en las manos o los pies, preparándose para gatear. Trata de imitar los sonidos.

El sentido de equilibrio está mejorando mucho.  Su bebé se está tornando más curioso y aventurero.

Comienza a utilizar los dedos en lugar de la mano completa para investigar los objetos.

Reconoce  la desaprobación, ya sabe cuando  gusta lo que él está haciendo.


8 meses

La curiosidad del bebé está creciendo a medida que va explorando el ambiente que lo rodea. El impulso de treparse en los muebles, camas, cajones abiertos y subir escaleras; es cada vez más fuerte.

Está más consciente de sí mismo como ser humano independiente. Se enoja cuando las cosas no salen como él quiere. La vista del bebé está completamente desarrollada y es probable que ya sepas si va a ser diestro o zurdo.

Le gusta que le lean y ver los libros.


9 meses

Se levanta hasta sentarse y tiene buen control de la cabeza y el cuerpo. Gatea bastante.

Agarra y manipula objetos con destreza. Entiende la relación entre objetos, tales como tapa y frasco, llave y cerradura. Entiende palabras tales como zapato, galleta… y entiende instrucciones simples como » tráeme…».

El bebé ya desea pararse y caminar, pero probablemente todavía no pueda hacerlo bien sin soporte.

Puede caminar  a lo largo de los muebles, agarrándose a medida que da pasitos.

Trata de atraer la atención y aprobación, y puede hacer actividades para que lo vean. Es sensible a los sentimientos de otros niños y llora cuando ellos lloran.

Tiene tantas habilidades que está contento de estar solo por periodos más largos de tiempo, simplemente explorando lo que le rodea.


10 meses

Tan pronto sabe sostenerse sólo sobre sus pies, el bebé intenta andar sin aguantarse.

Asocia palabras con gestos y repite algún sonido o palabra una y otra vez.

Puede identificar diferentes partes del cuerpo. Sube muebles y escaleras cada vez que puede.

Experimenta con objetos caseros y cualquier otra cosa que encuentre. Saca los libros de los libreros, voltea las plantas, deja caer artículos en el inodoro y otras cosas.


11 meses

Practica diferentes posiciones de pararse. Puede ponerse de pie por sí mismo.

Cuando está parado puede bajarse hasta sentarse sin caerse. Mira con atención las formas de los objetos y observa las diferencias.

Puede coordinar el índice y el pulgar con precisión. Puede quitarse los calcetines y desamarrarse los zapatos.

A esta edad muchos niños ya pueden caminar solitos, otros necesitan todavía ayuda.

Cada niño es diferente por lo que algunos se tardarán un poco más para caminar.

Está desarrollando el conocimiento de lo que es bueno y malo. Se esconderá cuando haga algo malo para que no se den cuenta.

Comienza a coordinar los movimientos de la mano a la boca con una cuchara.


12 meses

Camina erguido agarrado de la mano.

Algunos niños comienzan a caminar antes,  lo que le permite caminar sin ayuda a esta edad.

Pasa gran parte de su tiempo caminando, parado o dando vueltas por la casa. Le encanta subir escaleras. Coopera cuando se viste. Le gusta quitarse la ropa tanto dentro como fuera de la casa.

Agarra objetos usando los dedos como pinzas, arroja objetos y los busca. Tiene un vocabulario de una o dos palabras.

Sigue órdenes sencillas. Juega e imita las acciones. En esta etapa se resisten a tomar siestas y puede que te forme berrinches cuando lo acuestas a dormir.

Se interesa más en la compañía de otros niños, aunque sólo esté a su lado mirando lo que hacen.


REFERENCIAS

Documento elaborado por la Licenciada en Pedagogía. Ana Olivieri-Santgiacomo Cordero, Maestra en Psicopedagogía; especialización en Neuropsicología; diplomado en Asesoría Familiar y certificación en Integración Sensorial.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes alguna duda sobre tu salud o la de tu bebé? Utiliza nuestro consultorio virtual, es gratuito y confidencial.

LO MAS LEÍDO
CONOCE NUESTRA REVISTA

REVISTA MENSUAL

SIGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES