Parto y Nacimiento
Durante, Embarazo, Semanas 25 - 40

Parto y Nacimiento

Introducción

Sin embargo, es también un momento difícil en el que tanto la madre como el hijo experimentan dolor. Dolor físico que es plenamente superado por la trascendencia, emoción y expectación de ese momento. Afortunadamente la ciencia ayuda a la madre con la anestesia, procedimiento que disminuye considerablemente el dolor.

En esta transición de la vida intrauterina (dentro del seno materno) al mundo externo, es donde el pediatra tiene un papel muy importante; ayuda al bebé en estos momentos críticos, le proporciona calor, lo conforta, lo limpia y le quita secreciones (moco), el líquido amniótico que lo ha estado protegiendo dentro del útero hasta ahora e inclusive sangre (al paso por el canal del parto pueden tener contacto con sangre o secreciones maternas). De ser necesario, también le puede administrar oxígeno u otras medidas de reanimación.

La naturaleza de parir y nacer

 

La naturaleza de parir y nacer

Todas las mujeres nacemos “equipadas” con la habilidad de dar a luz, con reflejos innatos que posibilitan el desarrollo del embarazo y del parto y nacimiento. Hasta ahora la ciencia no ha podido imitar ni controlar dichos procesos que son controlados desde nuestro antiguo cerebro, el hipotálamo, que en la misma manera determina otros reflejos innatos como es sentir hambre, sed, sueño o el deseo sexual.

Aunque sean reacciones instintivas e innatas o naturales, estos reflejos pueden ser inhibidos, reprimidos o estimulados según el ambiente y los sentimientos que influyen en el momento.

Fisiología de la fecundación, embarazo, parto y nacimiento

Es importante conocer la fisiología de todo este proceso para entender cuáles son las necesidades reales de la especie humana en el momento de dar a luz.

El poder identificar las coincidencias que tenemos con el resto de los mamíferos, ayuda a comprender un proceso que a través de la cultura y la tecnología se ha hecho cada vez más complicado.

¿Qué significa fisiología?

La fisiología es la rama de las ciencias biológicas que estudia las funciones normales del cuerpo.

Cuando hablamos de lo “fisiológico” estamos hablando de lo que nuestro organismo es capaz de hacer, sin participación de nuestra voluntad, para mantenerse en un equilibrio saludable.

Los procesos fisiológicos ocurren en forma permanente en nuestro organismo sin que tengamos demasiado conciencia de ello. Ejemplos de las funciones fisiológicas son la digestión, la respiración, la circulación sanguínea, etc. Todas ellos dependen el uno del otro y ocurren en forma simultánea.

La fecundación, el embarazo y el parto son también funciones fisiológicas, con la particularidad de que no ocurren permanentemente sino un número limitado de veces en la vida de una mujer.

Su fin es la de perpetuar a la especie humana.

¿Cuáles son los síntomas de que se está por producir el parto?

Cuando el parto esta por producirse, la mujer puede sentir una gran presión sobre el recto y sus músculos abdominales se contraen involuntariamente. Esto se llama “reflejo de pujo”, lamentablemente no se da en todas las mujeres y son ellas, de manera conciente, las que pujan al sentir la presión de la cabecita del bebé en la porción baja de la vagina en cada contracción.

Debido a que en ese momento hay una gran descarga de adrenalina, la mujer siente un aumento de energía repentino. Esta sensación puede venir acompañada de temor y de una gran necesidad de gritar o aferrarse de algo o alguien o incluso ponerse de pie. Es importante que las personas que la acompañan le brinden confianza serenamente y no la obliguen a tomar una posición que no le resulte cómoda para el pujo.

En la inmensa mayoría de los casos las mujeres eligen estar con el tronco erguido y los pies bien apoyados en el suelo o sobre la camilla. El parto vertical es el más fisiológico.

Si los latidos del bebé se encuentran bien no hay ningún apuro que justifique una episiotomía, la cabeza del bebé irá asomando un poco más en cada pujo distendiendo la vagina en forma gradual. Apenas nace el bebé se le puede colocar sobre el pecho de la madre. Luego de unos minutos, cuando se instaló definitivamente la respiración pulmonar y el cordón cesó de latir, éste se corta.

Cuando se respeta el tiempo para que se instale la respiración pulmonar, generalmente los bebés no lloran “vigorosamente” pues ese pequeño pero importante período de tiempo en que el cordón cesa de latir, sumado al contacto estrecho con su madre, hacen que la primera respiración se produzca en el tiempo en que ya puso en funcionamiento los mecanismos para la respiración fuera del útero haciendo que el proceso sea menos violento que cortando el cordón inmediatamente. El corte oportuno o tardío del cordón provee al niño de los depósitos de hierro necesarios para los primeros 6 meses de vida mientras el bebé se alimenta exclusivamente con leche materna.

Habitualmente dentro de la media hora de ocurrido el nacimiento la mujer vuelve a sentir contracciones y, la placenta, que era la encargada de nutrir al bebé y que ha dejado de funcionar, finalmente sale al exterior, eso se llama “alumbramiento”. Si es necesario, porque hubo un desgarro o fue requerida una episiotomía, se dan algunos puntos en el periné.

El bebé se tomará su tiempo para prenderse al pezón. Por lo general se produce dentro de las primeras dos horas si no fue separado de su madre. El parto se da por terminado cuando ya ha nacido el bebé y se ha expulsado la placenta (alumbramiento) y se ha esperado por lo menos dos horas (período de post alumbramiento) requeridas para la vigilancia, prevención o resolución de eventuales complicaciones hemorrágicas post parto.

Esto es en lo formalmente asistencial pero en realidad los efectos del parto a nivel fisiológico, tanto en la madre como en el recién nacido, continúan durante las primeras horas del nacimiento. Ambos están bajo los efectos de la adrenalina, oxitocina, prolactina y endorfinas. Todas estas sustancias u hormonas favorecerán el “enamoramiento” entre la madre y su bebé, si se les permite permanecer juntos.

¿Cuál es el papel que juegan las hormonas en el parto y nacimiento?

Durante las relaciones sexuales, el parto, post parto inmediato y lactancia se ponen en juego una serie de mecanismos que dependen de un delicado equilibrio hormonal entre la oxitocina, las endorfinas, la adrenalina y la prolactina. Son liberadas automáticamente y el resultado son reacciones instintivas y respuestas innatas.

  1. La oxitocina: esta hormona es conocida como “la hormona del amor”. Es una hormona que promueve conductas altruistas, del “olvido de uno mismo”. Y que se segrega durante las relaciones sexuales, parto y lactancia
    • Oxitocina y las relaciones sexuales: Durante la estimulación sexual, es la hormona que liberamos en todo el cuerpo que produce sensaciones de placer y sentimientos de amor; así es que provoca comportamientos de apoyo, confort y protección y fortalece la cercanía y el vínculo entre la pareja. En las mujeres se libera oxitocina cuando se estimula la vagina, el clítoris, el cuello del útero y los pezones.
    • Oxitocina y embarazo: Durante el embarazo la oxitocina mantiene el cuello del útero cerrado y, a la vez, produce contracciones suaves para mantener el útero con buen tono y mejora la circulación a la placenta.
    • Oxitocina y trabajo de parto: La oxitocina induce las contracciones durante la labor del parto. Las contracciones empujan la cabeza del bebé sobre el cuello uterino y así se libera aún más oxitocina y de esta manera se estimulan las contracciones para mantener el progreso del parto.
      • Durante el descenso, la presión de la cabecita en el canal del parto sobre la vagina y los músculos del suelo pélvico, continúa la liberación de oxitocina y continúan las contracciones que empujan hacia abajo al bebé. De esta manera el descenso es una acción de reflejo y asegura que el bebé pueda nacer aún sin esfuerzo de la madre sí es necesario.
      • Cuando el bebé está coronando (asomando la cabecita), se estiran los tejidos y provoca una “oleada” de oxitocina que es necesaria para iniciar la separación de la placenta y preparar el calostro en los senos.
    • Oxitocina y parto: Para que el parto fluya con seguridad, se requiere condiciones que permitan la producción amplia de oxitocina. Son las mismas condiciones precisas para cualquier acto de amor: sentirse segura, protegida, amada, privada, respetada, estimulada, especial, etc.
      • Finalmente, la oxitocina provoca contracciones fuertes en el posparto, para disminuir el tamaño del útero y controlar el sangrado.
    • Oxitocina y conducta maternal: La oxitocina provoca el rápido comienzo de la conducta maternal completa.
    • Oxitocina y lactancia: De la misma manera, la oxitocina produce el reflejo de bajada de la leche para amamantar al bebé y su producción continúa durante la lactancia y además induce comportamientos maternos de nutrición.
  2. Prolactina: Se encuentra presente en el líquido amniótico, leche materna y líquido folicular ovárico. Sus niveles aumentan 20 veces durante el embarazo y la lactancia y decaen a las tres semanas después del parto (si no hay lactancia). De lo contrario entre los tres meses a un año.La prolactina tiene acción sobre el desarrollo de los alvéolos mamarios. Aumenta el volumen de leche y actúa sobre su composición.
    También tiene efectos favorecedores de la conducta maternal: disminución de la libido, instinto de anidación, aumento de la ansiedad, traducido en la actitud vigilante y falta de sueño profundo que caracteriza a las madres que acaban de tener un bebé.
  3. Adrenalina: es una sustancia vinculada al stress (huída-agresión).Durante el parto, llega a su pico máximo apenas comienza el reflejo de expulsión fetal. Tiene un importante rol en la relación mamá-bebé en el período inmediato al nacimiento. En la madre predispone una actitud alerta en el momento del parto. Indispensable para la defensa de su cría.
    Los efectos en el recién nacido ayudan a que el bebé se adapte a la falta fisiológica de oxígeno durante el período expulsivo del trabajo de parto.
    El recién nacido se encuentra alerta en el momento del nacimiento. Sus ojos están abiertos, pupilas dilatadas.
    Esto favorece el contacto visual que es una característica importante en la relación inicial madre- hijo entre humanos.
  4. Endorfinas: Los efectos de las endorfinas son:
    • disminuye la percepción de dolor,
    • crea una sensación de bienestar y,
    • altera la percepción de tiempo y lugar.

Son liberadas frente al dolor. Frente a elevadas concentraciones de oxitocina en cerebro y durante el acto sexual.

Durante la labor del parto la madre produce hormonas que tienen una estructura parecida a la morfina, y también se sabe que el mismo bebé libera sus propias endorfinas durante el proceso del nacimiento. De hecho, cuando nace un bebé, la madre y su bebé están llenos de estas substancias, que se parecen a las opiáceas (una de las propiedades de las opiáceas es la de inducir un estado de dependencia y provocar la adicción).

El dolor en el parto sirve para varias cosas. Primero, la mujer necesita saber que está en la labor del parto y en qué etapa está para medir la hora del parto y para poder estar en el lugar donde dará a luz a tiempo. (Es interesante notar que los animales nocturnos dan a luz en el día y los del día en la noche, un mecanismo para asegurar la privacidad de otros miembros de su especie y para reducir los peligros de predadores naturales).

Es justo señalar que la mayoría de los procedimientos médicos usados en los hospitales causan la disminución de la producción de las endorfinas, por ejemplo, provocar o acelerar el parto con drogas y otros estímulos no permite al cuerpo el tiempo que requiere para producir suficiente endorfinas en proporción al dolor experimentado.

Las endorfinas estimulan la secreción de prolactina, por lo que el parto y la lactancia no pueden disociarse.

Las endorfinas propician las conductas de apego y dependencia observadas en el vínculo mamá-bebé y con la pareja sexual.

Todas las hormonas liberadas por la madre y el recién nacido, tienen un papel específico en la relación entre ambos.

¿Qué puede inhibir la producción de oxitocina durante el parto?

Se han identificado algunos factores específicos que inhiben la oxitocina en el parto:

  • Miedo o ansiedad causados por:
    • Factores externos: traslado de la embarazada durante la labor del parto, olores desagradables, ruidos, distracciones, luces fuertes, sentirse expuesta u observada, etc.
    • Factores internos: preocupación acerca del bienestar del bebé, miedo que se desgarrará, miedo del dolor, etc.
  • Anestesia: epidural y anestesias locales que duerman los nervios en los sitios receptores necesariso para el reflejo de pujar.
  • Inducir y conducir el parto : la inducción del parto se realiza con soluciones que se administran a través de la vena (intravenosas) a las cuales se les agrega oxitocina sintética la cual inunda los sitios receptores con niveles altos y anormales de esta hormona, volviéndolos menos sensibles a niveles fisiológicos de oxitocina.
  • La episiotomía: reduce el estiramiento del periné, quitando el estímulo para la liberación de oxitocina.
  • Separación de madre y bebé después del parto: por falta de estimulación de los pezones, necesaria para mantener el flujo de oxitocina durante el tercer estadio de la labor de parto.
  • Factores indirectos incluyen:
    • Creencias y actitudes: la vergüenza, enojo o ansiedad, inhibe la secreción de oxitocina.
    • Recuerdos muchas veces inconscientes u olvidados, como por ejemplo del abuso sexual.

¿Qué sucede cuando se inhibe la producción de oxitocina durante el parto?

  • La labor del parto se hace más lenta y las contracciones son más espaciadas.
  • Dilatación del cuello uterino lenta: porque las contracciones son menos fuertes.
  • El segundo estadio de la labor de parto se prolonga: se disminuye o se quita el reflejo de pujar.
  • Aumenta la posibilidad de una hemorragia posparto porque no se contrae debidamente el útero después del parto.
  • Problemas con la lactancia porque no hay reflejo de bajada de leche.

Parir es un acto sumamente humano y, humanizar el parto significa entender y respetar el funcionamiento y las necesidades humanas, biológicas, fisiológicas. No hacerlo es negar a las mujeres y a todas las personas que nacen sus derechos humanos más fundamentales.

¿Cómo transcurre un parto fisiológico?

El parto normal y fisiológico comienza naturalmente en forma suave y progresiva. La mujer ya ha percibido que su útero se contrae o que se “pone dura la panza” desde el 6º mes de embarazo. Estas contracciones habitualmente no son dolorosas o son acompañadas de una ligera molestia o sensación de tirantez en la parte baja del abdomen.

Las primeras contracciones del trabajo de parto en general no pueden diferenciarse del resto de las contracciones percibidas durante el embarazo por lo que no llamarán demasiado la atención a no ser que comiencen a repetirse a intervalos inferiores a la media hora o que la frecuencia sea cada vez mayor.

Cuando esto sucede lo único que se requiere es prestar atención, que no es lo mismo que alarmarse como lo hacen los protagonistas de las películas. Algunas veces puede romperse la bolsa espontáneamente y la embarazada siente que comienza a perder líquido o siente como si se orinara. Muchas veces a pesar de que se rompió la bolsa, el parto no comienza porque no se presentan las contracciones. En la gran mayoría de estos casos el parto se desencadena espontáneamente antes de las 48 horas.

Hay que evitar infecciones por gérmenes que puedan ascender desde la vagina hacia el bebé en ese período. Es conveniente evaluar con el médico la necesidad de antibióticos, mantener reposo y NO realizar tactos vaginales.

La duración del trabajo de parto es variable en cada mujer .Los libros clásicos de obstetricia hablan de 8 a 12 horas en las primerizas y de 4 a 8 horas en las que ya han tenido hijos.

Aún no están claras cuáles son las bases fisiológicas que desencadenan el parto, sin embargo varias investigaciones coinciden en que tanto el niño por nacer como la madre participarían en su desencadenamiento. Es suficiente decir que hay un “acuerdo”, producto de una comunicación hormonal, bioquímica y mecánica.

Sin embargo hay otra comunicación que no se puede negar, quizás mucho más sutil y compleja que es la emocional y tiene que ver con los tiempos de cada uno. Hay un periodo previo al inicio de trabajo de parto franco que los especialistas denominan “preparto”.

El preparto es un momento que precede al parto a veces en horas otras veces en días, en que aparecen contracciones más o menos rítmicas con intensidad y dolor variables. Puede aparecer un dolor que recuerda a los dolores menstruales que va y viene junto con las contracciones y este dolor puede irradiarse hacia la zona del sacro, hacia la vagina o hacia los muslos .Esta modalidad suele ser la más típica pero cada mujer podrá referir sensaciones diferentes.

Por lo general tiene una duración de 2 a 4 horas, para luego ir desapareciendo espontáneamente o mediante métodos naturales (inmersión en agua caliente) o medicamentosos (analgésicos, antiespasmódicos o útero inhibidores). Este cuadro puede repetirse varias veces en el transcurso de los días previos al parto.

Esta situación suele generar ansiedad ya que a pesar de las contracciones no se produce dilatación del cuello uterino o la misma es muy lenta.

Podría tomarse ese tiempo de incertidumbre, para ir registrando las sensaciones corporales, ver de qué manera se pueden aliviar las molestias y comenzar un contacto con el equipo obstétrico que es el encargado de contener y habilitar los recursos que cada mujer tiene para atravesar este momento que a veces suele ser angustiante.

Muchas mujeres demandan una resolución rápida de la situación o en otros casos el equipo obstétrico no es capaz de contener en forma paciente la carga emocional que acompaña este cuadro. Esto trae aparejado el aumento de la intervención obstétrica y con ello el aumento de la posibilidad de cesárea. El resultado de esto es que la mujer queda con la creencia de que requirió una cesárea porque no dilataba y esto influye, negativamente, en su siguiente parto.

Tomarse el tiempo para reconocer los fantasmas que puede disparar el sentir la cercanía al parto y la comunicación fluida con la partera u obstetra ayuda a que el preparto se transcurra con menos nerviosismo. Es importante aceptar al preparto como una posibilidad de adaptación y no como algo que no termina de ser o que no debería ser.

El reconocimiento de este período por parte de los profesionales y por parte de la mujer que va a dar a luz ayuda a no entrar en estados de ansiedad y angustia innecesarios antes de que comience verdaderamente el parto.

Cuando finalmente comienza el parto, que habitualmente es precedido por el preparto en su menor o mayor duración, se tiene la sensación de progresión. La mujer “siente distinto”, algo cambió con respecto a la intensidad, la frecuencia, la duración o las sensaciones que aparecen durante las contracciones.

El síntoma más típico es la regularidad de la frecuencia de las contracciones y la reducción de esta frecuencia con el correr de las horas. Puede haber contracciones regulares cada 15 minutos que al cabo de una hora se hacen cada 10, luego cada 7, cada 5. Esto no debe ser tomado literalmente porque el ritmo de las contracciones es propio de cada mujer. La intensidad de las contracciones también es mayor y el dolor también.

Fuera del momento de las contracciones, la mujer puede moverse y volver a hablar sin problemas, como si nada ocurriera. Podríamos decir que “vuelve en sí misma” y conserva su humor habitual .A diferencia de lo que sucede en otros estados de dolor físico no fisiológico (que acompaña a las enfermedades o a los traumatismos). La duración de cada contracción pude estar entre los 15 o 45 segundos.

Hay síntomas que pueden acompañar al trabajo de parto como: las oleadas de calor durante las contracciones, inapetencia, deseos de orinar o defecar, vómitos o náuseas. Es frecuente la sed y el deseo de bebidas frías. Es recomendable beber agua a pequeños sorbos para no vomitar.

El correlato a nivel físico son las modificaciones del cuello uterino que se va dilatando progresivamente. Esto raramente puede ser verificado por la mujer ya que requiere de una exploración vaginal .Es la partera o el obstetra quienes realizan, en la mayoría de los casos, este control.

La actitud corporal que adopta la mujer también es indicativo de que el trabajo ha comenzado: inquietud hasta encontrar una posición que alivia, imposibilidad de continuar el discurso si estaba manteniendo una conversación, actitud distante de su entorno y retraimiento.

Habitualmente las mujeres prefieren permanecer en un lugar poco iluminado y alejado del ruido. Es común observar un movimiento de balanceo entre las contracciones si la mujer está sentada o parada.

A nivel emocional puede haber irritabilidad (¡que habitualmente es descargada con su pareja!), intolerancia a los ruidos y a la luz. Puede haber necesidad de estar sola o de que no le hablen ni la toquen ó contrariamente necesidad de compañía permanente y sostén corporal durante las contracciones.

Medicamentos
Durante, Embarazo, Semanas 25 - 40

Medicamentos

Durante el tercer trimestre del embarazo –así como durante los otros trimestres- pueden hacerse presentes enfermedades preexistentes como hipertensión inducida por el embarazo, diabetes gestacional, amenaza y trabajo de parto prematuro, desprendimiento de placenta, o bien puede presentarse alguna enfermedad nueva. En cada caso individual, es conveniente que, desde antes del embarazo, tú hables con tu médico acerca de tus antecedentes personales, tanto en lo que respecta a enfermedades de tipo clínico, como a operaciones y traumatismos y nunca te automediques.

El embarazo representa un problema terapéutico único porque hay dos pacientes, la madre y el feto. Una enfermedad materna puede beneficiarse con un tratamiento farmacológico particular que puede afectar en forma adversa el bienestar fetal.

 medicamentos_tercer

¿Cómo puede afectar el medicamento en el desarrollo del bebé?

La placenta actúa como un filtro entre la sangre de la madre y la del bebé. Permite que pequeñas moléculas de nutrientes pasen al bebé y evita que moléculas de mayor tamaño lo hagan. El problema causado por medicamentos tomados por la madre es que pueden atravesar la placenta y entrar en el torrente sanguíneo del bebé.

Esto se debe a que los medicamentos contienen partículas lo suficientemente pequeñas como para atravesar la barrera placentaria junto con los nutrientes. El efecto de un medicamento sobre el bebé en desarrollo depende del medicamento, la dosis y el tiempo de embarazo.

¿Cómo puede afectar el medicamento en el desarrollo del bebé?

Los medicamentos tomados durante el embarazo pueden afectar al feto de varias formas:

  • Alterando su normal desarrollo, pudiendo producirle malformaciones o deformidades. Esto es lo que se llama efecto teratógeno.
  • Alterando el intercambio de oxígeno y alimentos entre el feto y la madre, impidiendo su desarrollo y crecimiento.

¿Qué pasa si los tomé en este último trimestre?

En el tercer trimestre los riesgos son menores y prácticamente no existen efectos teratógenicos (de malformaciones), pero pueden ocurrir efectos adversos relacionados con el retardo del crecimiento del bebé dentro del útero. Los medicamentos tomados en el último trimestre de embarazo pueden:

  • Causar complicaciones tales como dificultades para el bebé después del nacimiento. Esto se debe a que el medicamento permanece en el cuerpo del bebé después del parto y el recién nacido puede no ser capaz de hacer frente al medicamento en su torrente sanguíneo de la misma forma en que la madre puede hacerlo porque su hígado y su metabolismo son inmaduros.
  • Afectar indirectamente el bebé al interferir en el medio ambiente del vientre. Algunos medicamentos pueden provocar contracciones del útero, disminuyendo el suministro de sangre al bebé y alterando el crecimiento y las funciones de los distintos órganos.
  • Afectar el momento del parto. Pueden causar un nacimiento prematuro o retrasar el nacimiento, lo cual constituye una amenaza para el bebé.

¿Cómo sabemos qué medicamentos son seguros?

A menudo no lo sabemos. Las empresas farmacéuticas rara vez realizan los ensayos clínicos o estudios reales de sus medicamentos en las mujeres embarazadas. Como resultado de ello, pocos son en realidad los medicamentos autorizados para su uso durante el embarazo.

La mayor parte de la información que recibimos acerca de la seguridad del uso de un medicamento en el embarazo a menudo proviene de la experiencia práctica en el tiempo. Es frecuente que, cuando un medicamento ha sido usado ampliamente durante muchos años sin causar efectos adversos en el embarazo, se llegue a la conclusión de que no es nocivo. La información también procede de las mujeres que han sido expuestas accidentalmente a un medicamento durante el embarazo y de los estudios con animales.

Riesgo- beneficio: Al tomar cualquier medicamento durante el embarazo se trata sopesar los pros y los contras. La decisión debe ser tomada por tu médico, que sabe cuál es el medicamento más seguro, la dosis eficaz y la mejor vía de administración.

Él será capaz de medir los beneficios que tiene un medicamento que te recete, frente a los riesgos que puede causar al bebé. Si los beneficios superan a los riesgos, entonces el medicamento puede serte dado. Si los riesgos para el bebé son demasiado grandes, entonces puede aplicarse un tratamiento alternativo. La decisión final acerca de la toma de un medicamento debe hacerse en conjunto con la embarazada.

Entonces, ¿si estoy enferma no puedo tomar nada?

Una embarazada puede enfermarse como cualquier ser humano y sufrir problemas relacionados justamente con su embarazo como puede ser el estreñimiento y la acidez estomacal o puede adquirir alguna enfermedad más seria que complique su embarazo.

Cuando una embarazada contrae una enfermedad que requiere tratamiento, su médico debe elegir el medicamento que tendrá menos repercusiones o ninguna en el feto, a esto se le llama “Análisis del riesgo-beneficio del uso de Medicamentos”. Esto implica que cuando el uso de medicamentos es necesario para controlar o combatir la pérdida de salud, resulta razonable correr el riesgo de usar un medicamento para controlar una enfermedad, pues no hacerlo puede ocasionar más daño al feto o al embrión, como es el caso de una infección urinaria o vaginal.

Una vez que se inicia el tratamiento, es muy importante que tomes en cuenta que NO debes de suspender o cambiar las dosis de los medicamentos prescritos por tu médico sin su conocimiento y consentimiento.

Algunos de estos medicamentos los tendrás que tomar por un periodo corto de tiempo, por ejemplo los antibióticos, pero otros, por ejemplo los medicamentos para la diabetes o para la presión arterial, los tendrás que tomar constantemente quizás hasta el final del embarazo.

Recomendaciones Generales

La gestación es un período relativamente largo y en ocasiones puede ser necesario instaurar un tratamiento con medicamentos. Es recomendable evitar la administración indiscriminada de medicamentos para situaciones banales y la automedicación. Por todo ello, durante la gestación se aconseja:

  • Si estás embarazada y tienes ciertos malestares, consúltalos con tu médico, antes de tomar cualquier medicamento.
  • Valorar con tu médico la relación riesgo/beneficio estableciendo claramente la necesidad de tratar la enfermedad, ya que algunas enfermedades o síntomas no tratadas (p. ej., fiebre, infecciones) pueden ser tan peligrosas para el feto como la administración de ciertos medicamentos.
  • Utilizar preferentemente aquellos medicamentos sobre los que se disponga de mayor experiencia clínica, intentando evitar en lo posible los fármacos de reciente comercialización.
  • Tomar la mínima dosis terapéutica eficaz y durante el menor tiempo posible: no menos, no más de lo que te haya recomendado tu médico.
  • Evitar los medicamentos con múltiples principios activos en su composición.
  • Considerar que en principio ningún medicamento es totalmente inocuo, ni siquiera los preparados tópicos.
  • Si la automedicación no está recomendada en ninguna circunstancia, en el embarazo queda absolutamente prohibida.

No olvides que la prevención y detección a tiempo pueden ayudarte a vivir mejor y a tener un bebé sano.

Las medicinas que son necesarias durante el embarazo

Como ya lo mencionamos, la buena salud de la madre es vital, para asegurar la salud, el crecimiento y el desarrollo del bebé antes de nacer. Las mujeres que tienen problemas de salud preexistentes (desde antes de embarazarse) como asma, diabetes, epilepsia, etc., deben de continuar con su tratamiento durante el embarazo, con los medicamentos apropiados que su médico le indique ya que suspenderlos pondría en riesgo su salud y, por lo tanto, la de su bebé.

Tu médico elegirá el medicamento que mejor cumpla con sus objetivos y que sea menos dañino para el embarazo.

La Medicina Alternativa: Los Productos Herbolarios

Muchas mujeres creen en el poder curativo de lo natural para aliviar las molestias de la náusea, el dolor de espalda y otras molestias del embarazo, pero muchos de los productos llamados naturales no han sido probados en cuanto a la seguridad de su consumo y a su efectividad en las mujeres embarazadas. Algunos de ellos pueden contener agentes que te pueden dañar a ti o a tu bebé o provocar problemas a tu embarazo. De ahí la importancia de verificar con tu medico, si puedes hacer usos de la medicina alternativa. El médico no te recomendará un producto o un tratamiento hasta que no hayan sido aprobados en seguridad y en beneficio en las mujeres embarazadas.

Conclusión

Si bien la mayoría de los medicamentos de uso habitual no han demostrado ser riesgosos para el crecimiento y desarrollo fetal, hay que recordar que sólo las vitaminas son clasificadas en el grupo A (absolutamente demostrado que no producen malformaciones). El resto de los medicamentos se hallan en los grupos B o C. Por eso se recomienda no consumir innecesariamente y nunca sin supervisión médica. Pero tampoco implica que sea absolutamente prohibido recibir medicación.

Referencias

http://www.vidahumana.org/vidafam/anticon/farmacospost.html

La anticoncepción post coital tiene cuatro posibles mecanismos de acción: impedir la ovulación, alterar la duración del recorrido del óvulo por las trompas de Falopio, alterar el ciclo menstrual e impedir la implantación debido al daño causado al endometrio.

Como atraviesan la placenta los medicamentos

Viajes y embarazo: http://virus.med.puc.cl/viajero/viaje_embarazo.html

Dolor del Nervio Ciático en el Embarazo
Durante, Embarazo, Semanas 25 - 40

Ciática en el embarazo

En el segundo y tercer trimestre del embarazo, hasta un 30% de las mujeres padecen la llamada ciática.

¿Qué es “la ciática”?

La ciática es un dolor súbito, hormigueo o entumecimiento que comienza en la espalda o las nalgas y se irradia hacia abajo por la parte posterior de las piernas hacia el talón del pie. Es causada por la inflamación del nervio ciático.

Este dolor generalmente se concentra en un lado del cuerpo y puede ser suave, pero generalmente las personas con ciática están muy incómodas. El dolor no es constante.

¿Qué es el nervio ciático? El nervio ciático es el nervio más largo de nuestro cuerpo. Sale de la parte baja de la columna vertebral y recorre la parte posterior de las piernas y después se divide en los pies. Es el nervio que nos permite sentir y mover los músculos de las piernas y de los pies.

¿Por qué se inflama el nervio ciático? La inflamación se origina por un problema vertebral (que fue causada por un proceso degenerativo de la columna) que produce compresión de la raíz nerviosa del nervio, o por compresión del nervio en alguna parte de su recorrido (inflamación de tejido alrededor del nervio).

¿Qué es la ciática?ciatica01

El nervio ciático es el nervio más largo de nuestro cuerpo

Síntomas

La Ciática se manifiesta con un dolor muy intenso en la parte baja de la espalda, zona lumbar ó parte posterior de la pierna, que puede aparecer bruscamente al flexionar o extender la columna o de forma más progresiva tras haber realizado un trabajo físico intenso.

Este dolor es irradiado, a través del nervio ciático, hacia una de las extremidades inferiores, recorriendo las nalgas, la pierna (zona posterior del muslo) y la parte externa del pie y suele estar acompañado de una sensación de hormigueo o adormecimiento de la pierna o el pie que puede llegar a producir debilidad muscular.

Además este dolor es agravado al toser, al estornudar o al inclinar la espalda y puede llegar a ser tan intenso que impida realizar cualquier movimiento de la pierna afectada.

La Ciática se manifiesta con un dolor muy intenso en la parte baja de la espaldaciatica3

La ciática puede estar presente sin que haya existido un dolor previo de espalda o de la región lumbar.

La mayoría de las personas que sufren este dolor, se van a mejorar con el tiempo (generalmente semanas o meses) sin tener que llegar a una cirugía. Sin embargo, en algunos casos la ciática puede ser muy severa y debilitante.

Es importante saber que la ciática es un síntoma de un problema -de algo que está comprimiendo o irritando la raíz de los nervios que comprenden el nervio ciático- más que un diagnóstico médico o un padecimiento en sí mismo. Esto es importante porque, lo que necesita tratarse, es la causa del problema para poder quitar el dolor.

¿Por qué aparece durante el embarazo?

¡Los cambios en su cuerpo a lo largo del embarazo afectan algo más que la apariencia física!

  1. Lo que la mayoría de las mujeres ya conoce es el aumento de peso: unas 25 libras o más. El aumento en el peso corporal y la presión al inclinarse, ejercen presión sobre un disco intervertebral que, en algunos casos, probablemente ya estaba herniado o abultado en la parte baja de la espalda. El dolor de espalda y de pierna (ciática) son consultas comunes.
  2. El aumento de peso puede provocar que los músculos ubicados en las nalgas – que ayudan al movimiento del muslo- compriman el nervio ciático, que pasa a través de la nalga hacia el muslo.
  3. Lo que podría no ser inmediatamente obvio es que, a medida que el útero crece más (¡y más!), el centro de gravedad del cuerpo cambia de lugar y la mamá tiende a impulsar la pelvis hacia delante, para mantener mejor el equilibrio, adoptando posturas que no siempre son correctas.
    Algunas veces, los nervios espinales en las regiones lumbar y sacra de la columna (parte baja de la espalda) que alimentan el nervio ciático se comprimen e irritan. Esta es otra causa de dolor de espalda y ciática.
  4. Además, las hormonas están trabajando. En particular, la relaxina, una hormona que relaja los ligamentos pélvicos y ayuda a preparar el cuerpo de la madre para el parto. La relaxina también afloja los ligamentos en otras partes del cuerpo, pero especialmente las articulaciones de la pelvis, la espalda baja y las rodillas. Es importante que sepa cuándo hacer ejercicio o levantar objetos, porque es fácil distenderse durante el embarazo. Muévete lentamente y evita los movimientos bruscos.

Hay mujeres más expuestas que otras: las que ya han sufrido el trastorno en un embarazo anterior, o bien las que tienen algún defecto en la columna vertebral, por ejemplo, escoliosis.

¿Cómo puede afectar el embarazo?

Este dolor, aunque muy molesto y en ocasiones inhabilitante, no afecta el embarazo en sí.

Tratamiento durante el embarazo

Depende principalmente de la causa y de la severidad. Pídele a tu médico que te recomiende algún fisioterapista especializado en este tipo de problemas con mujeres embarazadas.

Muchas veces, este dolor desaparece por sí solo con un poco de reposo, pero algunas veces puede tardarse hasta seis semanas o más. Seguramente te recomendará el uso de una faja de embarazo que te ayudará con la carga del abdomen y mejorará la presión ejercida en la columna vertebral.

La terapia física puede ser de gran ayuda y tú puedes continuar en casa haciendo algunos de los ejercicios que te hayan recomendado, estos te servirán además para fortalecer los músculos de la pelvis, los abdominales y los de la espalda, lo que te será de gran beneficio para el momento de la labor y en el parto.

Tu médico puede recomendarte también aplicaciones de calor y frío en la zona afectada y que tengas el mayor reposo posible. Los cambios posturales pueden ser de gran ayuda para disminuir la presión en el disco y en algunas de las partes afectadas de tu organismo.

Si sufres de ciática, las siguientes recomendaciones pueden ayudarte:

  • Mantén, en todo momento, la espalda lo más recta posible.
  • Evita estar sentada largos periodos de tiempo, párate y camina un poco, esto ayudará también a mejorar la circulación y deshincharte. Cuando estés sentada colócate un pequeño cojín en la espalda.
  • Evita estar parada por periodos largos de tiempo. Si tu trabajo es estar parada, trata levantando un pie (y después el otro) y apoyándolo en algo un poco elevado; procura sentarte en intervalos, siempre en buena posición (si puedes, levanta los pies), no te dejes caer en la silla.
  • Si manejas, procura ponerte una pequeña almohada o toalla enrollada en la parte baja de la espalda que te ayude a mantener la curva natural de la columna
  • Usa zapatos blandos y con un tacón máximo de 3 a 5 cm.
  • Evita, siempre que puedas, levantar peso y si tienes que hacerlo, procura doblar las rodillas y mantener la espalda recta.
  • La natación puede ser un buen ejercicio que te ayude a disminuir la compresión del nervio.
  • Escucha a tu cuerpo y evita todo aquello que te cause el dolor.
  • Descansa. Acostarse del lado contrario al dolor ayuda a quitar la compresión.

¿Cómo puedo prevenir que se empeore el dolor?

Además de lo que ya hemos mencionado arriba:

  1. Fortalece los músculos de la pelvis y los abdominales antes de que vayas a hacer un movimiento.
    • Para fortalecer los primeros, has los ejercicios de Kegell: contrae los músculos que están alrededor de la vagina y del recto como si estuvieras aguantando las ganas de orinar y de arrojar gases. Cuenta – calmadamente- hasta 15 y afloja. Repite esto tres veces al día en series de 10.
    •  Al hacer esto, los músculos abdominales se contraerán también hacia la columna vertebral.
  2. Evita acostarte sobre tu espalda (esto es algo que de todas maneras debes evitar durante el embarazo).
  3. Ten cuidado al caminar. Es posible perder la sensación en la pierna adolorida y esto te podría ocasionar que te tropieces o caigas.
  4. Que la posición de tu cuerpo siempre minimice el esfuerzo puesto en tu cadera y en el nervio ciático.
    • Duerme con  una  almohada entre las piernas y los pies.
    • Protege tu espalda cuando te muevas, sobre todo en el momento de meterte a la cama, de sentarte, pararte o de meterte a un coche.
  5. Dobla tus rodillas cuando tengas que levantar algo pesado. Nunca te dobles de la cintura.
    • Levanta la carga con las rodillas dobladas y la espalda lo más recta posible.
  6. Evita:
    • Sentarte en sillones que permiten que tus rodillas estén más arriba de tus caderas.
    • Dejarte caer al sentarte, siempre busca que el asiento tenga un apoyo para tu espalda y mantén las rodillas separadas.
    • Ganar demasiado peso, mantén tu ganancia en lo que el médico te ha permitido.
    • Usar tacones altos durante el embarazo.

Llama a tu médico si el dolor se hace constante o si se empeora en severidad y en frecuencia.

¿Cómo evitar que la ciática vuelva a manifestarse?

Puede ser útil practicar ejercicios que hagan trabajar a la pelvis. En concreto, en el embarazo, están indicados los ejercicios de estiramiento, la natación y el yoga.

En la vida diaria, tanto en casa como en el trabajo, conviene evitar la posición sentada y “encajada” (por ejemplo, en un sillón), así como las posiciones fijas (como estar muchas horas delante de la computadora) o el uso de taburetes.  Es mejor que no cruces las piernas. De noche, es preferible dormir sobre un colchón con buen sostén.

¿Cómo puedo prevenir la ciática durante el embarazo?

En la mayoría de los casos, no existen medidas preventivas, pero se sabe que las mujeres que se ejercitan regularmente tienen menos posibilidades de padecer de ciática durante el embarazo. El ejercicio regular ayuda a mantener un tono muscular sano y esto les ayuda a que sus músculos abdominales y glúteos puedan sostener mejor el peso del útero durante el embarazo.

Otra medida de prevención es mantener un aumento de peso adecuado durante todo el embarazo.

Durante el parto y después del parto

Las posiciones que puedes adoptar durante el parto quizás se vean limitadas por tu ciática y es importante que lo hables con tu médico.

Cuando estés alimentando a tu bebé, es muy importante la postura, procura sentarte en una silla donde tengas un buen respaldo para tu espalda y mantén tus pies tocando el suelo. Cambia a tu bebé en un cambiador a buena altura y no sobre la cama o en el suelo.

Cuando levantes al bebé trata de mantener tu espalda erecta, siempre dobla tus rodillas y pon atención a lo que estás haciendo, no te des vuelta para ningún lado en ese momento, los movimientos bruscos pueden empeorar el dolor.

Pregunta al fisioterapista qué tipo de ejercicios puedes hacer para mejorar tu condición física, tu fuerza y tu flexibilidad. Esto ayudará a que los problemas no se hagan crónicos.

Referencias

http://embarazo.euroresidentes.com/2013/03/ciatica-en-el-embarazo.html
http://www.guiainfantil.com/blog/824/como-combatir-la-ciatica-durante-el-embarazo.html
http://www.mibebeyyo.com/embarazo/complicaciones/ciatica-embarazo-4518
http://www.spineuniverse.com/espanol/ciatica/embarazo-dolor-espalda-ciatica
http://www.ehowenespanol.com/embarazo-alivio-ciatica-sobre_102066/
http://americanpregnancy.org/pregnancyhealth/sciaticnervepain.html
http://www.medicinenet.com/sciatica/page7.htm
http://www.webmd.com/back-pain/ss/slideshow-visual-guide-to-sciatica
http://www.babymed.com/pregnancy/sciatica-pain-during-pregnancy
http://www.pregmed.org/sciatica-during-pregnancy.htm

Contracciones de Braxton Hicks
Durante, Embarazo, Semanas 25 - 40

Contracciones uterinas de Braxton Hicks

¿Qué son las contracciones uterinas?

Las contracciones son la forma en que tu cuerpo se prepara para expulsar a tu bebé. Durante una contracción, tu músculo uterino se tensa… para después relajarse. De esta forma, se crea presión en la parte superior de tu útero para empujar al bebé hacia el canal cervical. Como consecuencia de la presión, tu cérvix (cuello uterino) se adelgaza o “borra” para permitir el paso del bebé.

Algunas mujeres describen las contracciones como calambres o dolores de ovarios, similares a los de la menstruación, pero mucho más intensos. Las contracciones también pueden sentirse como un dolor agudo en la baja espalda. Por lo general, son una combinación de ambas sensaciones, empezando por la espalda y hacia el frente de tu útero.

El nivel de dolor que puedes sentir varía en cada mujer y en cada embarazo. Muchas cuentan de los dolores extremos, mientras otras –las que tienen mucha suerte– las describen como “molestias”.

¿Por qué duelen las contracciones?

Durante la contracción del músculo, los vasos que lo irrigan quedan exangües (sin sangre), lo cual produce transitoriamente falta de oxígeno del tejido o anoxia y esto es lo que determina el dolor. Cuando el músculo se relaja, sus vasos vuelven a irrigarse y el dolor desaparece.

¿Cuántos tipos de contracción uterina hay?

Normalmente estamos acostumbrados a hablar de contracciones en el embarazo refiriéndonos a la etapa final cuando vamos a dar a luz. Pero no son las únicas contracciones que existen. Las contracciones uterinas van a estar presentes durante todo el embarazo pero éstas van a variar según las semanas de gestación.

Existen diferentes tipos y a continuación explicaremos cada una de ellas.

Durante el embarazo:

  • Contracciones focales: Se deben al estímulo de sólo un sector del útero, generalmente consecutivas a un movimiento del bebé.
  • Contracciones de Braxton Hicks: Reciben su nombre de un médico inglés, John Braxton Hicks, quien las describió por primera vez en 1872.   Comienzan en un sector cualquiera del útero y se transmiten a todo el mismo. Pueden deberse a movimientos del bebé, cambios de posición (de acostada a sentada), irritación uterina por tener la vejiga ocupada o por congestión intestinal.

contraBH01

  • El descubrimiento de las contracciones Braxton Hicks contribuyó a resolver el misterio del falso trabajo de parto y del proceso del trabajo de parto en su totalidad.

En el inicio del parto:

  • Contracciones de parto: Las contracciones del parto son diferentes.
    • Son muy regulares, duran más de 30 segundos y desaparecen lentamente hasta 60 seg.
    • No pasan desapercibidas porque la mayoría de las veces son dolorosas.
    • Por lo general también van asociadas a la expulsión del tapón mucoso que es un flujo gelatinoso, muchas veces manchado con sangre.
    • Aparece una nueva sensación de presión en la vagina, provocada por la cabecita del bebé que presiona el periné y el recto, dando sensaciones similares a las de querer pujar para evacuar los intestinos.
    • Una característica típica del trabajo de parto es que entre contracción y contracción los dolores cesan, permitiéndote en esos momentos realizar ejercicios respiratorios profundos y relajar tus músculos para poder sobrellevar mejor la próxima contracción.
    • Las contracciones son continuas independientemente de la actividad de la mamá y pueden aumentar cuando camina
    • El dolor empieza en la parte alta del abdomen se irradia a todo él y se va  a la parte baja de la espalda.
    • El número de contracciones aumenta y su aparición sigue un ritmo de tiempo y duración.

¿Qué son las contracciones de Braxton Hicks?

Las contracciones de Braxton Hicks son contracciones uterinas esporádicas que comienzan alrededor de la sexta semana del embarazo, aunque tú no podrás sentirlas tan pronto. Probablemente no las notarás hasta después de la mitad del embarazo, si es que de hecho te das cuenta de que las tienes (algunas mujeres no se dan cuenta).

Ocupan una porción extensa del músculo uterino y son desordenadas en cuanto a su aparición.  A medida que avanza el embarazo, las contracciones de Braxton Hicks tienden a aparecer más continuas, pero hasta que no estás en las últimas semanas, suelen ser poco frecuentes, irregulares y generalmente sin dolor. Aumentan en frecuencia e intensidad a partir de la semana 30 y a veces es difícil distinguir las contracciones Braxton Hicks de las primeras señales que indican un parto prematuro.

Para mayor seguridad no te diagnostiques tú misma. Si todavía no estás en la semana 37 y tienes cuatro o más contracciones en una hora, o cualquier otro signo de parto prematuro, llama a tu médico inmediatamente.

contraBH02

Cuando falten un par de semanas para la fecha de parto, estas contracciones pueden volverse más intensas y frecuentes y causarte algunas molestias.

A diferencia de las primeras contracciones Braxton Hicks indoloras y esporádicas, que no producen ningún cambio notorio en el cuello del útero, estas contracciones pueden hacerlo “madurar”: ablandarlo y afinarlo gradualmente y hasta quizás comenzar a provocar algo de dilatación. Este periodo se denomina “preparto”.

¿Cuál es la característica de las contracciones de Braxton Hicks?

Estas contracciones se caracterizan por:

  • Abarcan todo el útero, comenzando en la parte superior y extendiéndose gradualmente hacia abajo
  • Más incómodas que dolorosas. Sólo se siente que el abdomen se endurece y da una sensación de tensión abdominal cuando aparecen. Su duración es muy variable, aproximadamente entre 30 y 60 segundos.
  • Son irregulares y no frecuentes.
  • Desaparecen independientemente de la actividad que está realizando la embarazada.
  • Las contracciones se concentran en la parte baja del vientre y la ingle

¿Cuál es la función  de las contracciones de Braxton Hicks?

Una de ellas  es el papel tan importante que juegan al tonificar el músculo uterino que,  como todo músculo, debe tener un cierto entrenamiento para soportar el trabajo de  parto, el útero deberá contraerse por un período de aproximadamente 9 horas y si no tuviese un entrenamiento adecuado se agotaría.

El Dr. Braxton Hicks las llamó “contracciones de práctica”.

Además, aumentan la irrigación de  sangre a la placenta.

Cuando falten algunos días para el parto, las contracciones de Braxton Hicks pueden llegar a producir cambios en el útero, como afinamiento o ablandamiento y hasta pueden incidir en la dilatación del cuello uterino, formando parte del período de “preparto”. En este caso no hace falta llamar al médico o a la partera hasta que las contracciones sean regulares por, al menos, 2 horas, de 1 minuto de duración y con un intervalo de no más de 5 minutos (a menos que el médico haya indicado otra cosa).

Factores desencadenantes más comunes de las contracciones Braxton Hicks

Muchas mujeres notan que ciertas cosas o actividades desencadenan las contracciones Braxton Hicks. Entre los factores desencadenantes más comunes se pueden incluir:

  • Los movimientos que realiza tu bebé dentro del útero.
  • Realizar algún esfuerzo o alguna clase de ejercicio, especialmente cargar cosas de un lado a otro.
  • Tocar tu abdomen.
  • Mantener relaciones sexuales.
  • Padecer deshidratación.
  • Irritación de la vejiga por aguantarte las ganas de orinar.

 ¿Pueden cambiar en intensidad y frecuencia?

A medida que el embarazo avanza, y sobre todo cuando faltan algunas semanas o días para el parto, estas contracciones se tornan más frecuentes y duraderas y esta vez sí pueden venir acompañadas de molestias o dolor.

¿Qué puedo hacer si las contracciones de Braxton Hicks me producen demasiadas molestias?

Si estás a pocas semanas de la fecha de parto, prueba lo siguiente:

  • Cambia tu actividad o posición. Algunas veces caminar te aliviará mientras que otras será descansar lo que disminuirá las contracciones. (Por el contrario, las contracciones del verdadero parto continuarán y aumentarán, independientemente de lo que hagas.)
  • Date un baño con agua tibia para relajarte.
  • Toma un par de vasos de agua, ya que estas contracciones a veces pueden producirse por deshidratación.
  • Realiza ejercicios de relajación o practica una respiración lenta y profunda. Esto no eliminará las contracciones de Braxton Hicks, pero te ayudará a aliviar las molestias. (Si tomaste clases de preparación para el parto, aprovecha esta oportunidad para practicar algunas de las técnicas de control del dolor que aprendiste.

¿Cuál es la diferencia con las contracciones de parto?

Contracciones Braxton Hicks

Muchas mujeres se preocupan por no ser capaces de diferenciar sus contracciones Braxton Hicks de los signos reales del trabajo de parto. Aquí enumeramos algunas cosas que deberías tener en mente:

  • Las contracciones Braxton Hicks no incrementarán su intensidad, a diferencia de lo que sucederá con los dolores propios del trabajo de parto.
  • Los dolores del trabajo de parto incrementarán su frecuencia, mientras que las contracciones Braxton Hicks eventualmente desaparecerán.
  • Las contracciones Braxton Hicks tienden a ser irregulares y surgen esporádicamente. Los dolores propios del trabajo de parto – por lo general – cuentan con un patrón determinado.
  • Las contracciones Braxton Hicks no causan dolor, sino que simplemente causan malestar, a diferencia de lo que sucede con las contracciones propias del trabajo de parto.

Contracciones de parto

A diferencia de las Braxton Hicks, las contracciones de parto son muy regulares, se repiten cada 2 ó 3 minutos y llegan a durar entre 90 y 120 segundos cada una, además de que la mayoría de las veces son dolorosas.

  • Las contracciones de parto NO CEDEN con el reposo.
  • El dolor aumenta en intensidad a medida que va pasando el tiempo.
  • Las contracciones de parto permanecen regulares durante horas.
  • Las contracciones de parto que producen dilatación en el cuelo del útero suelen ir acompañadas de expulsión de moco vaginal sanguinolento.

¿Cuándo debo llamar al médico?

Llama a tu médico de inmediato si todavía no estás en la semana 37 y tus contracciones se vuelven más frecuentes, rítmicas o dolorosas o en caso de que tengas alguno de estos posibles signos de parto prematuro:

  • Dolores abdominales o similares a los menstruales, o más de cuatro contracciones en una hora (aunque sean indoloras).
  • Manchado sanguinolento o hemorragia vaginal.
  • Aumento en el flujo vaginal o cambio en el tipo de flujo, por ejemplo, si se vuelve acuoso, mucoso o sanguinolento (aunque sea sólo de color rosado o con un tinte de sangre).
  • Aumento de presión en la pelvis (una sensación de que el bebé está empujando hacia abajo).
  • Dolor en la parte baja de la espalda, especialmente si no lo has sentido con anterioridad o en la pelvis.
  • Más de cuatro contracciones en una hora

Si ya has pasado la semana 37, no es necesario que llames al médico hasta que las contracciones tengan una duración de 60 segundos con una frecuencia de cinco minutos entre sí, a menos que te hayan indicado lo contrario.

Referencias

http://www.webmd.com/baby/guide/true-false-labor
http://www.mayoclinic.org/healthy-living/pregnancy-week-by-week/in-depth/pregnancy/art-20046767
http://espanol.babycenter.com/a700415/contracciones-braxton-hicks
http://www.medicinenet.com/braxton_hicks_contractions/article.htm
http://americanpregnancy.org/labornbirth/braxtonhicks.html
http://www.cun.es/chequeos-salud/embarazo/contracciones-embarazo
http://www.planetamama.com.ar/nota/que-son-las-contracciones-de-braxton-hicks
http://embarazo10.com/contracciones-parto/
http://eledyblog.blogspot.mx/2013/01/las-contracciones-de-braxton-hick.html

Calostro
Durante, Embarazo, Semanas 25 - 40

Calostro

Introducción

No existe alimento alguno tan perfectamente concentrado, balanceado y equilibrado, rico en factores inmunológicos y de crecimiento.

Mucho antes de que un bebé nazca, la naturaleza comienza a preparar su suministro de alimentos. Alrededor de la semana 16 del embarazo, los cambios comienzan a ocurrir en los pechos de la madre. La ampliación leve de los alvéolos (el racimo de uvas donde se produce la leche) comienza, generalmente de modo inadvertido para la madre y ya para el momento del nacimiento del bebé, la naturaleza ha preparado un asombroso alimento: el calostro.

¿Qué es el calostro?

¿Qué es el calostro?

El calostro es un alimento muy especial, uno de los alimentos más importantes que el bebé comerá en su vida. Es la leche joven temprana producida en los pechos de la madre, preparada especialmente para los primeros 2 a 5 días antes de que la leche definitiva comience a ser producida. Como transición para los bebés a la vida fuera del útero, el calostro es el alimento ideal que resuelve las necesidades alimenticias de sus pequeños órganos aún no maduros.

Además, de sus más de 30 componentes, 13 se pueden encontrar únicamente en el calostro. En verdad es más que un alimento; es también la primera inmunización del bebé. Resuelve justamente las necesidades de un bebé recién nacido. Cada vez que el bebé lacta, recibirá unas cucharaditas de calostro — la cantidad exacta necesitada para su estómago pequeño y sus riñones no maduros.

No hay nada mejor que el calostro, el tesoro que guarda cada madre para un comienzo sano de su bebé.

¿Qué diferencia tiene el calostro con la leche definitiva?

El calostro luce diferente a la leche definitiva: Es más grueso y más pegajoso. Es a veces color de oro, y así le apodan “oro líquido”. Podría ser claro, o de un diverso color, pero es siempre perfecto.

Su composición es diferente a la de una leche más madura, apenas como la naturaleza lo concibió. Es más alto en contenido de proteínas, minerales, sodio, potasio, vitaminas A y E, y los carotenoides. El calostro contiene los 10 aminoácidos esenciales — los bloques de edificio para el cuerpo del bebé. Es más bajo en carbohidratos, grasa y lactosa.

El calostro es extremadamente alto en secreciones de IgA, una inmunoglobulina importante y agente anti infeccioso. Está también lleno de células blancas protectoras llamadas los leucocitos, que tienen la capacidad de destruir bacterias y virus.

¿Qué cantidad debo producir?

A veces cuando la madre no siente los pechos llenos de leche, ni nota ningún goteo después de parir, se preocupa de que el bebé no está sacando nada.

Nada más lejos de la verdad, el calostro es tan poderoso por la calidad y por su cantidad que podemos decir que unas cuantas gotas equivalen a dos onzas si deseamos tener una medida.

¿Qué cualidades tiene el calostro?

El calostro — incluso en cantidades pequeñas:

  • Es un laxante, estimulando el paso del meconio disminuyendo así la posibilidad de ictericia.
  • Se digiere rápidamente y estabiliza el azúcar de la sangre del bebé.
  • Protege la membrana digestiva de la zona, construyendo una barrera contra las infecciones.
  • Establece la flora bacteriana (las bacterias beneficiosas) en la zona digestiva.
  • El calostro construye el sistema inmune y los sus factores de crecimiento. La cantidad de anticuerpos que posee hace que el bebé esté protegido frente a determinadas infecciones intestinales y respiratorias hasta que desarrolle su propio sistema inmunológico.
  • Siendo un fluido vivo similar a la sangre, puede construir y madurar los intestinos del bebé, y los prepara y protege contra todos los tipos de gérmenes. Imagínatelo como una clase de sellante especial.

Los anticuerpos maternales o la inmunoglobulina, no pueden traspasar la placenta. Por esta razón es muy importante que los recién nacidos consuman una suficiente cantidad de calostro de alta calidad.

¿Por qué es tan benéfico para el intestino de mi bebé?

Cuando nace el bebé, no hay gérmenes en su intestino. Sin embargo, a partir del nacimiento comenzarán a florecer por millones. La mucosa intestinal en ese primer momento es muy delicada y permeable a cualquier agente y, por lo tanto, sumamente vulnerable.

Pero el calostro está especialmente diseñado por la naturaleza para proteger y estimular el crecimiento de la mucosa intestinal, y por consiguiente, preserva el organismo de la penetración vía intestinal de sustancias / microorganismos nocivos, para los que el bebé no tiene aún defensas.

El futuro del intestino y de su flora dependerá, pues, de los primeros gérmenes colonizadores, y éstos, a su vez, serán distintos, dependiendo de lo que el bebé ingiera en el primer momento: calostro, leche artificial, suero glucosado.

Es muy importante que su intestino sea colonizado en primer lugar por los microorganismos procedentes de su madre, para los cuales el niño dispone de las defensas que le proporciona el calostro, lo que, además, evita la invasión de otros gérmenes más dañinos.

Cuando el bebé ha podido ingerir su calostro, su intestino se puebla de las beneficiosas bifidobacterias. Si, por el contrario, se le alimenta con leche de fórmula, son más abundantes los colibacilos, y el niño será más proclive a padecer trastornos de la flora intestinal, lo que tendrá consecuencias sobre su organismo en general. Por otra parte, la ingesta del calostro estimula el peristaltismo intestinal y previene la formación de tapones de meconio.

Como los bebés humanos no están totalmente formados al nacer, nacen listos para recibir el calostro. Sus cuerpos son un trabajo en progresión, esperando que el calostro y la leche de la madre, terminen la consolidación de sus sistemas inmunológicos.

Solamente en ocasiones muy raras, y por razones médicas, debe ser agregado cualquier otro alimento durante los primeros días de su vida. Es importante dejar al calostro hacer su trabajo.

Curiosamente si el bebé nace temprano, el calostro tiene aún más potencial para prevenir las infecciones. Es especialmente importante que los bebés prematuros reciban el calostro producido por la madre.

¿Cada cuándo debo de alimentar a mi bebé en los primeros días?

Tanto la OMS como las asociaciones de pediatría recomiendan poner al pecho al bebé lo antes posible y tan a menudo como desee.

Desde los primeros minutos de vida si tu bebé es vital y vigoroso podrás ponerlo al pecho. Esto es bueno para el bebé  porque lo alentará a oler el calostro y “prenderse”  del pezón, así dará comienzo  su primera tetada. Esta fase inicial de la lactancia materna es el comienzo  de un proceso de aprendizaje para la mamá y  el bebé.

La succión de los pezones no solo estimula la producción  de una hormona, la oxitocina  que estimula la contracción de las células  dentro de la mama y esta a su vez  empuja a la leche para que salga por los conductos y al pezón,  también favorece  el desprendimiento de la placenta, y ayuda a que el sangrado disminuya, debido a que los vasos sanguíneos se contraen mas rápidamente.

Sentirás cólicos y es normal, y es un signo de que tu útero comienza a recuperar su tamaño y forma de  antes del embarazo y la recuperación será más rápida, lo que significa que tu pancita estará mas plana.

Durante los primeros 2 ó 3 días el bebé puede alimentarse con sólo 7 u 8 mililitros de calostro, por lo que deberás colocar al bebé periódicamente para que reciba pequeñas dosis de alimento. Generalmente por el segundo día de la vida, el bebé esta listo para comer más a menudo, así que es importante animarle a que lacte con frecuencia, tan a menudo como le indique el hambre.

La madre y el bebé son un equipo finamente acoplado y como las necesidades alimenticias aumentan, el cuerpo de la madre responde a las señales que el bebé está dando, produciendo exactamente la cantidad correcta de leche.

Hacia el tercer día, cuando suceda la transición de la producción de calostro a la leche materna (bajada de la leche) el bebé se estará alimentando con 30 a 60 mililitros con lo que podrás alimentarlo en periodos de 2 ½ a 3 horas.

¿Cada cuándo debo de alimentar a mi bebé en los primeros días?

Usar alimentos o chupete retardará la producción de leche y puede causar problemas para la madre y el bebé. Pronto, el calostro comenzará a transformarse en una leche más madura, y aumentar en volumen y el bebé comenzará a beber onzas en vez de las cucharillas. El calostro no desaparece completamente en cuanto viene la leche; habrá cantidades pequeñas de calostro en la leche materna durante las primeras 2 semanas.

Recuerda, durante los primeros días, es normal que pierda peso, esto se debe a  los líquidos que acumuló durante el embarazo. Días después, su apetito  y necesidad de líquidos aumentará.

Los bebés que encuentran oro durante la primera semana, son recompensados con un tesoro para toda la vida. La naturaleza proporciona esta rica mina. No hay nada mejor que el calostro, esa veta de la madre para un comienzo sano.

¿Qué viene después del calostro?

Después del Calostro viene la “leche de transición” y luego la “leche madura o definitiva”, ambas van aumentando su contenido en Hidratos de Carbono y Grasas, pero el contenido de Factores Inmunológicos sigue siendo muy elevado.

El Calostro y la leche materna no solo defienden de enfermedades vacunables (Varicela, Sarampión, Difteria etc.) sino también de otras enfermedades no vacunables como (Otitis, Faringitis etc.) en general de las enfermedades Respiratorias tan frecuentes en los niños.

¿Qué contiene el calostro?, ¿por qué es tan importante?

Algunos de los ingredientes de gran importancia son:

Aminoácidos: Son contribuciones de albúmina vitales para el metabolismo celular y regeneración de la célula, podemos decir que una falta de aminoácidos puede ser la causa de trastornos del crecimiento y debilitar el sistema inmunológico en general, un adecuado abasto de aminoácidos nos asegura la correcta provisión de energía tanto física como psíquica y por lo tanto tiene una influencia decisiva en las capacidades de tipo corporal y mental.

Inmunoglobulinas (A, D, E, G, Y M) Estas son iguales a decir “anticuerpos”, de vital importancia y determinantes para la profilaxis y prevención frente a las infecciones que pueden atacar al organismo. Además también neutralizan toxinas, virus y las bacterias en el sistema linfático y circulatorio.

Factores naturales de crecimiento: Estos influyen en casi todos los procesos celulares que tenemos en nuestro cuerpo, estos pueden ayudar a acelerar el crecimiento de muchos tipos de células por una parte, como también pueden detener el crecimiento de células por otra parte, resultando de esta forma el balance y equilibrio perfecto del metabolismo celular.

  • Los factores de crecimiento presentes en el calostro aumentan la reproducción de las células y el crecimiento de los tejidos al estimular la formación de DNA y RNA, dichos factores pueden aumentar el número de células “T”, acelerar el proceso de sanación de heridas, estabiliza los niveles de glucosa, disminuye la necesidad de insulina, aumenta el crecimiento óseo y muscular, además de quemar grasa.

Vitaminas: Estas son de requisito indispensable para un metabolismo regular de proteínas, grasas y carbohidratos, en la actualidad todos conocemos las consecuencias de una falta de vitaminas, las vitaminas A, B 12 Y E se encuentran en pequeñas cantidades y existen indicios del contenido de todas las otras vitaminas.

Citoquinas: Estas sustancias inmunotrasmisoras son las encargadas de estimular los ganglios linfáticos y contienen inmunofactores antivirales de gran rendimiento, además ayudan mucho en las articulaciones artríticas y lesiones.

Glicoproteinas: Estas hacen posible, que los inmunofactores y factores de crecimiento pasen por el aparato digestivo ácido inhibiendo la fisión ocasionada por las enzimas del estómago. (proteásis)

Lactoferrina y transferrina: Estas se encargan de transportar el hierro hasta los glóbulos rojos y de esta forma impedir que virus y bacterias puedan apoderarse del hierro. Debido a que los virus necesitan de una célula “huésped” para procrearse, esto se inhibe eficazmente. Eficaz proteína antiviral, antibacteriana y antiinflamatoria tiene excelentes efectos terapéuticos para cáncer, VIH, herpes, síndrome de fatiga crónica, citomegalovirus, candidiasis, y otras infecciones.

Lactobacillus Bifidus Acidophilus: Este es el encargado de apoyar la digestión y reducir bacterias y hongos nocivos para el aparato digestivo.

Leucocitos: Son los glóbulos blancos que estimulan la producción de interferón, el cual retarda la reproducción viral y la penetración de las paredes de las células.

Enzimas: Destruyen a las bacterias, fortalecen y regulan la reacción inmunitaria.

Azufre: Mineral que desempeña un importante papel en el metabolismo y en muchas proteínas estructurales del cuerpo y es benéfico para tratar más de 60 enfermedades de tipo inmunitario conocidas, y podemos citar las siguientes:

  • SIDA, Alergias, Artritis, Asma, Trastornos del déficit de la atención, Candidiasis, Enfermedad de Crohn, Depresión, Fibromialgia, Esclerosis múltiple, Infecciones bacterianas, Parásitos, Síndrome de la fatiga crónica, Artritis reumatoide degenerativa, Cáncer, Lupus, etc.

La lactancia materna  reduce el riesgo de cáncer de mama y de ovario y también permite que las madres establezcan de manera idónea, un vínculo con sus bebés.

Las leches elaboradas para biberón,(fórmulas) han imitado artificialmente a la leche humana, pero no existe fórmula alguna que pueda igualarla.

Referencias

http://espanol.babycenter.com/x15300005/qu%C3%A9-es-el-calostro  
http://www.medicinenet.com/infant_formulas/article.htm
http://www.medicinenet.com/script/main/art.asp?articlekey=52271
http://www.healthychildren.org/English/ages-stages/baby/breastfeeding/Pages/Colostrum-Your-Babys-First-Meal.aspx
http://americanpregnancy.org/firstyearoflife/whatsinbreastmilk.html
http://www.bebesymas.com/tag/calostro
http://es.wikipedia.org/wiki/Lisozima

Pruebas caseras para el diagnóstico del embarazo
Durante, Embarazo, Semanas 1 - 12

Pruebas de Embarazo

Introducción

Una prueba de embarazo es la que trata de determinar si una mujer está, o no, embarazada. Las pruebas modernas de embarazo buscan los marcadores químicos que están asociados al embarazo y que se encuentran en la orina y en la sangre. El primero de estos marcadores es la hormona gonadotropina coriónica.

Una función principal de la Gonadotropina Coriónica Humana (HGC) a la que se le ha llamado también la hormona del embarazo, es estimular la producción de cantidades necesarias de otras hormonas para que, en caso de embarazo, se mantenga en óptimas condiciones el útero para el embarazo.

Aunque este marcador es muy confiable, es imposible detectarlo antes de la implantación del huevo fecundado en el útero.

La HGC es producida por las células que forman la placenta. Es así que la detección de mínimas cantidades es una indicación de que hay embarazo porque hay células placentarias.

Historia

Existen records que demuestran que desde la época de los griegos y los egipcios, el hombre ha tratado de determinar el embarazo de una mujer con diferentes pruebas; en algunos casos, tomaba semanas saber el resultado.

¿Cuántos tipos de pruebas de embarazo hay? ¿Es una mejor que la otra?

Existen dos tipos de pruebas de embarazo –

  • los análisis de sangre
  • y los de orina.

Ambas pruebas buscan detectar la presencia de la HGC (hormona gonadotropina coriónica humana).

Las pruebas en orina pueden hacerse en el consultorio médico o en la privacidad de tu casa. Son muchas las mujeres que prefieren este tipo de prueba 8 ó 12 días después de la fecha en la que se tenía que haber presentado el periodo menstrual.

Estos productos vienen con instrucciones y es importante seguirlos al pie de la letra para obtener buenos resultados.

Después de esta prueba puedes confirmar los resultados con una visita a tu ginecólogo quien seguramente te pedirá realizar pruebas de embarazo más sensibles en sangre.

Las pruebas de embarazo en sangre pueden decirte si estás embarazada entre 6 y 8 días después de que el huevo fecundado se ha implantado en el útero, pero tienen la desventaja de que, son más caras y los resultados no te los entregan de inmediato.

Existen dos tipos de pruebas de embarazo en sangre:

  • El análisis cualitativo que simplemente verifica que hay HGC presente. Te da una respuesta de “si” o “no”.
  • El análisis cuantitativo mide el nivel exacto de HGC en tu sangre y puede detectar incluso cuando la cantidad es mínima.

Para llevar a cabo esta clase de análisis, sólo se te tomarán una muestra de sangre del brazo. Tu médico podrá decirte si estás embarazada aún si hubiera bajos niveles de la hormona HGC en tu sangre (puede detectar la HGC más cerca del comienzo del embarazo que las pruebas de orina).

Por qué es importante para el médico conocer los niveles  la HGC en sangre.

Uno de los beneficios de este análisis es que puede además ser utilizado para estimar la fecha de parto. Es muy previsible que los niveles de la hormona HGC vayan modificándose a medida que el embarazo vaya progresando; es por ello que los niveles de dicha hormona podrán ser utilizados para determinar la fecha de concepción y, a la vez, para determinar la fecha estimativa del parto.

  • La Hormona gonadotropina coriónica humana (HGC) se encuentra presente en la sangre antes que en  la orina.
  • Un análisis en sangre puede confirmar tu embarazo a los seis días después de que el huevo se ha implantado en la pared del útero, aún antes de perder tu último  periodo menstrual.
  • La cantidad de HGC aumenta notablemente en el inicio del embarazo y las cifras  brindan información al médico sobre  la salud de tu embarazo y la de tu bebé
  • Poco tiempo después del parto, ésta hormona, no se puede encontrar en tu sangre.
  • Cuando se trata de embarazos múltiples (mellizos trillizos) la cantidad de esta hormona en sangre es mayor.
  • Cuando se presenta un embarazo ectópico, (el huevo fertilizado se implanta fuera del útero, puede ser en la trompa o en el peritoneo), la cantidad de la HGC en sangre, es

Las pruebas  de orina o pruebas caseras para el diagnóstico del embarazo

Realizarse una prueba de embarazo puede ser  para algunas personas,  una experiencia colmada de emociones, mientras que para otras puede ser un poco  intimidante. Actualmente, la mayoría de las mujeres utilizan una prueba de orina, o prueba casera de embarazo para averiguar si están embarazadas.

Esta clase de pruebas pueden llegar a ser muy útiles porque podrán confirmar si estás embarazada en unos pocos minutos con sólo tomar una muestra de orina en cualquier momento del día, aún si hicieras la prueba en menos de dos semanas después haber concebido. Estas pruebas son fáciles de usar, pueden hacerse en casa y son privadas.

                                                           embarazo

¿Cómo funciona la prueba?

Estas pruebas se encargan de analizar y buscar un tipo de hormona que, como ya lo mencionamos, el organismo de la mujer embarazada produce en exceso durante el transcurso del embarazo, conocida con el nombre de Gonadotropina Coriónica Humana o simplemente hormona HGC.

Debes saber que los niveles de dicha hormona son bajos en las mujeres que no estén embarazadas, pero durante el embarazo tu placenta producirá grandes cantidades de dicha hormona en particular, la cual será excretada a través de la orina.

Cuando una mujer se embaraza, el óvulo y el espermatozoide se unen para formar una sola célula -el punto de partida para que se empiecen a dar una extraordinaria cadena de eventos. Una vez que el óvulo ha sido fecundado, pasará las siguientes 80 horas moviéndose lentamente a través de las trompas hasta que finalmente llega al útero en donde finalmente se implantará en sus paredes.

Cuando se implanta el  huevo, se inicia el desarrollo de la placenta y, durante las primeras semanas del embarazo la cantidad de esta hormona que pasa a la orina,  se duplica cada dos ó tres días

Las pruebas de embarazo caseras están diseñadas químicamente, para detectar la presencia de la hormona HGC, que aparece en niveles progresivos y se puede detectar, casi desde el principio del embarazo, en una muestra de orina. Como ya lo mencionamos, estas pruebas la identifican, pero NO la cuantifican.

¿Cuántos tipos de pruebas caseras hay?

 Existen varios tipos de pruebas de embarazo, la más común es la que utiliza lo que se llama “cintas o tiras reactivas”.

Las tiras reactivas, se llaman así porque reaccionan ante la presencia de la HGC y cambian de color.

Se coloca la tira bajo el chorro de la orina y, en caso de que estés embarazada, el área que queda en contacto con la orina cambiará de color  ante la presencia de la HGC. Es preferible que sea la primera orina de la mañana, pues es la que da resultados más exactos pero igualmente puedes hacerla en cualquier hora del día.

El resultado de las pruebas de embarazo puede variar dependiendo de:

  • En cada mujer los ciclos menstruales y la ovulación pueden cambiar cada mes.
  • Se desconoce el día exacto en que tuvo lugar la concepción
  • Existen varias y diferentes marcas de pruebas de embarazo caseras en el mercado y cada una tiene diferente sensibilidad a la HGC.

Aunque algunas marcas son más sensibles para la prueba de embarazo al primer día de retraso del periodo, la mayoría de las marcas son más  exactas cuando se realizan después de la primera semana de retraso de la menstruación. Estas pruebas las puedes adquirir en farmacias y tiendas de autoservicio, sin prescripción médica.

¿Cuándo debo de hacerme la prueba?

Si tienes síntomas de embarazo como estos:

  • Tienes de siete  a diez días de atraso de tu menstruación
  • Sientes náusea
  • Te duelen o tienes muy sensibles los pechos.
  • Estás sumamente fatigada.

Una prueba de embarazo puede confirmar tus sospechas.

Recuerda,  la producción de la HGC se inicia entre el  6º  y el  12º  día  después de la  fertilización. Este momento puede variar -porque la ovulación puede adelantarse o atrasarse dentro del ciclo menstrual- por lo que realizarte la prueba al primer día de retraso, puede darte un dato erróneo.

Los niveles de la hormona HGC -y la fidelidad de esta prueba depende de esta hormona- están totalmente relacionados con el día de la ovulación y no a la fecha de la relación sexual o de la inseminación ya que es normal que el espermatozoide pueda esperar hasta cinco días en las Trompas de Falopio dando tiempo a que ocurra la ovulación y tomará hasta 12 días más para que el óvulo fecundado se implante en el útero. Esto quiere decir que aún las más exactas de las pruebas de embarazo pueden dar resultados equivocados cuando te haces la prueba 17 días después de la relación sexual que causó el embarazo (más o menos a los dos días de atraso en la menstruación).

Los niveles de la HGC no aumentarán inmediatamente, lo ideal sería que te realizaras una prueba de embarazo casera a partir de los siete o diez días posteriores a haber perdido tu primer período menstrual, esto con el fin de asegurarte de que el índice de error en esta clase de pruebas sea el mínimo.

En caso que la prueba sea negativa se recomienda repetirla en una semana si aún no has tenido tu menstruación.

Consejos Prácticos para cuando te hagas la prueba:

  • Asegúrate de leer detenidamente las instrucciones descritas en el folleto de la misma antes de utilizarla, a fin de estar completamente segura de que la estás utilizando correctamente. Es importante que sigas al pie de la letra las instrucciones del equipo para la prueba del embarazo.
  • Verifica la fecha de caducidad del equipo, NO lo utilices si la fecha ya venció
  • Mantenlo a la temperatura adecuada según las instrucciones
  • Lee las instrucciones con cuidado, algunos equipos requieren evitar ciertos alimentos  antes de realizarte la prueba.
  • Sigue el orden indicado, no te brinques los pasos.
  • Si no estuvieras tomando la primer muestra de orina de la mañana para realizar esta clase de pruebas, deberás asegurarte de que la orina que utilizarás para realizar la misma haya estado en tu vejiga por al menos cuatro horas.
  • Lo más recomendable sería tener al alcance de su mano un reloj de pulsera o cualquier clase de reloj que te permita controlar el tiempo exacto que deberás esperar para poder saber el resultado de la prueba. Si te apresuras con el resultado, o por el contrario dejes pasar demasiado tiempo, podrías terminar cambiando o confundiendo los resultados.
  • Si estás tomando cualquier clase de medicamento (como por ejemplo alguna clase de medicamento para la fertilidad), lee las instrucciones del envase antes de realizarte dicha prueba a fin de corroborar si este medicamento podría afectar de alguna manera los resultados de la misma.
    • El alcohol y las drogas ilegales no afectan los resultados de la prueba, pero no deberías usar esas sustancias si estás tratando de quedar embarazada.
  • Asegúrate de que todo el material provisto por la prueba de embarazo esté limpio y nunca vuelvas a utilizarlo para realizarse una segunda prueba.
  • No bebas cantidades excesivas de agua antes de la prueba. Esto podría aumentar tú orina y diluir la cantidad de HGC y, por ende, que arrojara un falso resultado negativo (por ejemplo: muchas veces estas pruebas arrojan resultados negativos cuando, en realidad, estás efectivamente embarazada).
  • Mientras estés esperando el resultado de la prueba de embarazo, lo más conveniente sería que apoyaras la cinta reactiva con la muestra de orina sobre una superficie plana, donde la misma podría permanecer estable y no entraría en contacto con elementos que emanaran calor o frío excesivos.
  • Si ésta es la segunda prueba de embarazo casera, lo más recomendable sería que esperaras un par de días para repetirla.
  • Ten en cuenta que las pruebas de embarazo caseras no han sido diseñadas para reemplazar la función específica de cualquier examen médico. Siempre tendrás que asistir a tu médico para que confirme tu embarazo e inicie las primeras consultas prenatales que te ayudarán a asegurarte  que tanto tu salud como la de tu bebé se encuentran en óptimo estado.

¿Qué tan exactas son estas pruebas?

Cuando esta clase de exámenes caseros se realizan de la manera correcta, los resultados pueden llegar a ser tan precisos como cualquier análisis de orina prescripto por tu médico y realizado en su consultorio o en una laboratorio de análisis clínicos. Un estudio reciente mostró que son capaces de diagnosticar un embarazo  en un 97% cuando es realizada correctamente, pero recuerda, esto va a depender de:

  • Si seguiste perfectamente las instrucciones
  • Tu fecha de ovulación y de implantación del óvulo en el útero.
  • La fecha en la que te hagas esta prueba (no por adelantarla vas a lograr más).
  • La sensibilidad de la prueba que elegiste (los test de embarazo caseros son muy precisos pero no todos pueden detectar una concentración de hormona el primer día del atraso menstrual).

Los análisis en sangre dan un 100% de precisión.

¿Cómo puedo diferenciar un test más preciso que otro?

Algunas marcas proveen información sobre la sensibilidad en mili- Unidades Internacionales por mililitro de orina. Por ejemplo un test que es capaz de detectar 25 mUI/ml es más sensible que otro que detecte 50 mUI/ml de HCG en orina.

¿Qué significan los resultados de la prueba y qué errores podría cometer al interpretarlos?

El primero de ellos es que podrías leer mal los resultados de la prueba.

Es importante saber lo que significa un resultado “positivo” o “negativo”.

Si tu prueba sale “positiva”, ESTÁS EMBARAZADA. Esto es verdad sin importar qué tan clara o débil sea la línea, el color o el signo. Si tienes un resultado positivo, es importante que te pongas en contacto con tu médico de inmediato.

En muy raras ocasiones, puedes tener lo que se llama un “falso positivo””, esto significa que NO estás embarazada pero la prueba dice que sí estás. Esto sucede cuando

  • hay sangre o proteína en tu orina (y entonces es importante que te vea el médico).
  • Está presente la HGC debido a otras causas (por ejemplo que hayas estado en un tratamiento de fertilización).
  • Estás tomando algún medicamento como los tranquilizantes y los anti convulsionantes o hipnóticos.
  • Si tienes restos de jabón en el área del meato urinario  o en el  periné al momento de tomar la muestra.

Si el resultado de tu prueba es “negativo”, es muy probable que NO estés embarazada. Sin embargo, existe la posibilidad de que si estés embarazada cuando:

  • La fecha de expiración de la prueba ya pasó.
  • Seguiste mal las instrucciones.
  • Te hiciste la prueba demasiado pronto.
  • Tu orina está demasiado diluida porque tomaste muchos líquidos justo antes de orinar para hacer la prueba.
  • Estás tomando ciertos medicamentos (como diuréticos o antihistamínicos).

Si obtienes un resultado negativo y todavía no te ha llegado la menstruación, trata de repetirlo en una semana. Algunas de las pruebas de embarazo te sugieren hacer esto a pesar de tus resultados. Si en la segunda prueba te sale positivo, el resultado de la primera se considera un “falso negativo”.

 Si te sale negativo y aún no te llega la menstruación, debes de ir al médico para que te explique cuál es la causa del retraso en la menstruación.

Si no has tenido tu periodo y tienes dolor en la parte baja del abdomen, debes acudir a tu médico de inmediato aún cuando la prueba haya sido negativa. Podrías tener un embarazo ectópico (fuera de su lugar), este ocurre cuando el óvulo ya fecundado se implanta en la trompa en lugar de la pared uterina. Un embarazo tubario puede romper la trompa de Falopio y desencadenar una serie de complicaciones muy graves.

¿Y qué pasa si tengo dos diferentes resultados? Es importante que llames a tu médico para que te haga un examen de sangre para confirmar resultados.

¿Dónde se puede comprar una prueba de embarazo y cuánto cuesta?

Las pruebas de embarazo pueden comprarse sin prescripción médica en cualquier farmacia y también por Internet. Su costo puede variar de acuerdo a la marca y su sensibilidad.

Algunas preguntas frecuentes sobre la prueba de embarazo  casera. 

P.- ¿Por qué el color que da el resultado positivo es pálido, aún después de haber esperado una hora?

R.- Tal vez estés embarazada, pero los niveles de la HGCH no son suficientemente altos en tu orina. Debes de repetir la prueba unos días después o consultarlo con tu médico para que te realicen una prueba en sangre.

P.- ¿Por qué obtuve un resultado positivo justo antes de mi periodo menstrual?

R.- Consulta con tu médico, probablemente te recomiende una prueba en sangre para saber la causa  los niveles altos de la hormona.

P.- ¿Puedo estar embarazada y obtener un resultado negativo?

R.- Si, muchas mujeres salen positivas a los pocos días de haber perdido su periodo menstrual, mientras que otras dan negativos en los inicios del embarazo.

P.- ¿El consumo de alcohol y de drogas puede alterar, los resultados de las pruebas caseras?

R.-La mayoría de las veces los resultados no se ven afectados por el tabaco y las droga, pero no debes de consumirlos si te piensas embarazar o estás embarazada.

P. ¿Puedo recoger la orina en otro recipiente?

  1. Sí. Puedes recoger la orina en otro recipiente siempre y cuando el mismo se encuentre limpio y seco. Después deberás volcar la orina según las indicaciones de la prueba.

Referencias

Pruebas caseras para el diagnóstico del embarazo
Durante, Embarazo, Semanas 1 - 12

Congestión nasal y sangrado por la nariz

ACTUALIZADO AL 11 DE NOVIEMBRE 2022

INTRODUCCIÓN

Si durante el embarazo tienes la nariz tan gongestionada que algunas veces te impide dormir bien, puedes estar experimentando lo que se conoce como “rinitis del embarazo” o congestión nasal causada por el embarazo.

La congestión nasal durante el embarazo es una problema común pero afortunadamente existen algunas medidas para ayudarte a respirar mejor.

LA CONGESTIÓN NASAL

La Rinitis del Embarazo o congestión nasal es una molestia que se inicia durante el embarazo, te puede durar varias semanas y NO es causada por alergias o infecciones.

la congestión nasal en el embarazo

Aunque la sensación es similar a las molestias que se presentan cuando tienes un resfriado, la rinitis del embarazo ocurre, simplemente, porque estás embarazada.

 

La nariz puede estar congestionada durante el día o también durante la noche.

 

La rinitis del embarazo puede llegar a tener efectos sobre tu calidad de vida, dificultándote conciliar el sueño, respirar confortablemente, o simplemente llevar a cabo las tareas cotidianas.

¿EN QUÉ MOMENTO DEL EMBARAZO SE PRESENTA?

Cerca del 30% de las embarazadas experimentan este problema y puede presentarse en cualquier momento del embarazo pero es más común al final del primer trimestre y continuar  y empeorar hasta después del parto.

La buena noticia es que la congestión nasal no afecta a tu bebé. Disminuye después del parto y desaparece a las dos semanas del nacimiento.

SÍNTOMAS DE LA RINITIS

Puede haber:

  • Congestión nasal con obstrucción de la entrada del aire.
  • Dolor y presión en la cara
  • Presión en los oídos
  • Sangrado nasal
  • Tos constante
  • Ronquido por la congestión nasal
  • Secreciones en la garganta
  • Flujo constante de secreciones líquidas por la nariz.
  • Algunas mujeres experimentarán jaquecas asociadas con la congestión nasal, causada por la rinitis del embarazo.

¿CUÁL ES LA CAUSA?

 

A pesar de que se cree que esta condición es causada por los cambios en los niveles hormonales durante el embarazo, los investigadores aún no han podido determinar fehacientemente la causa exacta de la rinitis del embarazo.

 

Los cambios hormonales del embarazo pueden causar inflamación de la mucosa nasal y que se produzca más moco.

 

A esto se suma que, durante el embarazo,  hay un aumento en la sangre que circula en tu cuerpo y provoca que los pequeños vasos capilares de tu mucosa nasal se inflamen, se resequen y sangren más fácilmente durante el embarazo.

 

Esto te ocasiona nariz tapada, aún cuando no tengas catarro. Puedes presentar sangrado de la nariz en los meses de  invierno.

 

Por otro lado, el estrógeno también parece ser el causante de que los cornetes nasales (pequeñas estructuras óseas que sostienen a la mucosa) se inflamen, lo cual podría dificultar una adecuada respiración.

 

 

¿ES RINITIS DEL EMBARAZO O ES ALGUNA OTRA COSA?

 

Si tus síntomas son nada más la congestión nasal y el moco continuo, entonces probablemente tengas congestión nasal del embarazo.

 

Cualquier otro síntoma agregado puede indicar alguna otra condición como: :

 

Rinitis alérgica

Si las alergias son la causa, casi siempre se presentan también con estornudos y ardor de ojos, nariz o garganta.

 

Considera que el comportamiento de las alergias que tenías anteriores al embarazo es impredecible y pueden mejorar o empeorar.

 

Igual puedes presentar alergias por primera vez en tu vida.

 

Infección respiratoria bacteriana

Si tienes nariz congestionada acompañada de estornudos, tos o dolor de garganta, dolor de cuerpo y fiebre, es más probable que tengas un resfriado.

 

Sinusitis

Las infecciones respiratorias bacterianas pueden ser causa de inflamación de los senos paranasales o sinusitis. Con este padecimiento puedes presentar otros síntomas aparte de la congestión nasal.

 

Puedes tener fiebre, dolor de cabeza, moco verde o amarillo, dolor de cara, de la mandíbula superior y disminución del olfato.

 

Covid 19

Aunque el Covid 19 puede causar congestión nasal, también tendrás fiebre, dolor de cabeza y fatiga. Es difícil distinguir del resfriado común, así que, si tienes dudas, hazte la prueba.

 

Problemas Mecánicos

La desviación del septum (Tabique) nasal agregada a la inflamación de la mucosa de la nariz, pueden obstruir el paso del aire.

 

Pólipos Nasales existentes antes del embarazo: Generalmente empeoran durante esta etapa. Un médico especialista deberá revisar estas lesiones  benignas e iniciar el tratamiento.

 

Rinitis Medicamentosa

Se trata de una especie de rebote de la mucosa nasal, por el abuso de las gotas nasales que se utilizan para la congestión.

 

Este problema es común  ya que no está permitido tomar o inyectarse medicamentos para la congestión nasal durante el embarazo y las mujeres recurren a las gotas.

 

No siempre sabrás qué es lo que te está causando la congestión nasal y es posible que no sea una sola causa, por ejemplo, puedes tener alergia y al mismo tiempo rinitis del embarazo.

 

Es importante que acudas a tu médico para que determine si es una infección o es simplemente una inflamación de las vías respiratorias superiores.

OPCIONES DE TRATAMIENTO

La congestión nasal durante el embarazo puede ser causa de ansiedad, problemas para concentrarte y dolor de cabeza.

Todo esto puede hacer que te sientas miserable. Afortunadamente, existen muchas formas naturales que pueden ayudar a disminuir los síntomas de la rinitis del embarazo.

Bebe abundantes líquidos. Esto mantendrá húmedas las mucosas de la nariz.

Puedes también ayudarte haciendo lo siguiente:

  • Haz ejercicio si el médico te lo permite. Te ayudará a cuidar el peso y esto hará que se minimice la congestión.
  • Mantén la cabeza elevada durante la noche.
  • El vapor puede aliviar transitoriamente la congestión y suele ser muy relajante.
  • Date un baño caliente (no muy largo pero que acumule vapor en el baño) y luego quédate un rato en el baño lleno de vapor.
  • O llena una olla con agua caliente, ponte una toalla sobre la cabeza, inclínate sobre la olla, y respira los vapores que suben.
  • Prueba gotas de solución salina para la nariz. Coloca algunas gotas en cada orificio nasal y, después de unos cinco o diez minutos, podrás sonarte con mayor facilidad.
  • Usa un humidificador o un vaporizador para aumentar la humedad del aire, y mantenlo cerca de tu cabeza durante la noche.
  • Asegúrate de seguir las instrucciones de limpieza que vienen con el humidificador y cambia el agua diariamente para evitar la acumulación de bacterias.
  • Evita posibles irritantes, como el humo de los cigarrillos, y los gases de pintura y sustancias químicas (los cuales deberías de evitar de todas maneras).
  • Evita también el contacto con cualquier solución que te detone los síntomas como podría ser el uso de perfumes muy persistentes
  • Evita los cambios bruscos de temperatura.
  • Suena tu nariz con suavidad, mientras más fuerte y más frecuente te suenes, más inflamarás la mucosa de la nariz, y tendrás más secreciones y

Tu médico probablemente te recomendará una consulta  con el especialista de nariz oídos y garganta, si considera que tu congestión nasal se debe  a enfermedades preexistentes.

¿PUEDO TOMAR ALGÚN MEDICAMENTO?

Si la congestión sigue haciéndote pasar malos ratos, y no te deja dormir bien, coméntale a tu médico los síntomas, principalmente si estás roncando o tienes periodos en los que dejas de respirar (apnea).

Estos dos síntomas están ligados a problemas del embarazo como aumento de la presión arterial, preeclampsia y restricción del crecimiento intrauterino de tu bebé.

Por lo general, es mejor no tomar medicamentos durante los primeros tres meses, que es cuando se están formando los órganos del bebé.

Para los casos severos, podría recetarte algún medicamento.

Sin embargo, trata de no abusar de los aerosoles nasales descongestionantes, debido a que pueden hacer que resurja la inflamación y empeore mucho más la congestión.

Los descongestivos orales estaban prohibidos durante el embarazo por temor a que los mismos causaran defectos al nacimiento en el bebé.

Si estos remedios no alivian el malestar, no te desanimes. La congestión nasal no afecta a tu bebé y probablemente desaparecerá poco después de dar a luz.

¿ES PELIGROSA LA RINITIS DEL EMBARAZO?

La rinitis del embarazo no es peligrosa para el bebé, no obstante, puede hacer que tu vida se vuelva bastante molesta.

En particular, la rinitis del embarazo tiende a afectar la calidad del sueño, lo cual podría traer como consecuencia que te sientas más cansada y fatigada.

La rinitis del embarazo también puede incrementar las posibilidades de desarrollar infecciones en los oídos o sinusitis crónica.

EL SANGRADO DE LA NARIZ.

El aumento del flujo sanguíneo debido al embarazo, es necesario para mantener al bebé y a la placenta saludable.

Pero esto hace que  los vasos sanguíneos de la nariz tengan una mayor presión se dilaten y se rompan fácilmente ocasionando el sangrado nasal o epistaxis.

Puede existir sangrado nasal al sonarse la nariz o bien puede tener aparición espontánea.

Aunque el sangrado es molesto e incómodo, no representa mayores problemas.  La cantidad de sangre que salga no le afectará a tu bebé.

Otras causas de sangrado nasal.

  • Causas de origen ambiental como: ambientes secos causados por el aire acondicionado, las calefacciones, las cabinas de los aviones, el invierno.
  • Golpes en la nariz
  • Padecimientos como presión arterial alta, problemas de coagulación
  • Alergias
  • Gripes

SÍNTOMAS 

El síntoma es el sangrado mismo, pero puede haber otros síntomas que nos indican cuando el sangrado se va a presentar.

Dolor de cabeza de tipo sinusitis. (El aumento del flujo de sangre puede congestionar la nariz, bloqueando el drenaje de los senos nasales y frontales.

Sangrado de la nariz y sus síntomas

      • Nariz reseca y tapada
      • Comezón en las fosas nasales
      • Estornudos excesivos
      • Sonarse la nariz frecuentemente

      ¿CÓMO DETENER UN SANGRADO NASAL?

      Cuando empiece a sangrar tu nariz, siéntate con la cabeza derecha no inclines la cabeza hacia atrás no te acuestes, porque toda la sangre pasará a tu garganta y llegará a tu estómago y lo irritará provocando náuseas y vómito.

      Con el dedo índice, presiona sobre el orificio nasal que está sangrando.

      Si estás sangrando de ambos lados, con el dedo pulgar y el índice, a manera de pinza aprieta la parte suave e inferior de la nariz y ejerce presión hacia arriba y hacia tu cara y respira por la boca, no suspendas la presión.

      Esto ayuda a que se forme el coágulo. Mantenlo así de 5 a 10 minutos. Si dejas de apretar para ver si sigue saliendo sangre, no permites que se forme el coágulo y  el sangrado no se detendrá.

¿Cómo detener un sangrado nasal?

Si el sangrado es de un solo lado

¿Cómo detener un sangrado nasal?

Si el sangrado es de ambos lados

El frío local ayuda a parar el sangrado. Aplícate una bolsa de hielo con la mano que te quede libre aplícate el hielo sobre la frente, alternando con las mejillas.

Si el sangrado no para con la presión y el hielo, continúa otros 10 min. Si el sangrado continúa, debes de acudir al médico.

No te suenes después del sangrado, hazlo después de unas 12  horas y de manera suave.

¿CÓMO PUEDO PREVENIR LOS SANGRADOS NASALES?

  • Bebe abundantes líquidos, de esta forma mantendrás hidratados todos los tejidos, en especial las mucosas nasales.
  • Suena tu nariz con suavidad. Cuando te suenas frecuente y bruscamente, favoreces los sangrados nasales.
  • Primero suena un lado y luego el otro.
  • Cuando estornudes mantén tu boca abierta, Si estornudas con la boca cerrada aumenta la presión en la nariz con riesgos de sangrado nasal.
  • Evita los ambientes secos en el invierno o en los climas secos, utiliza un humidificador y evita que tu cuarto esté demasiado caliente.
  • No debes de fumar durante el embarazo, aléjate de los irritantes como el humo del tabaco, los limpiadores muy fuertes, desinfectantes, o insecticidas.
  • Mantén tu nariz lubricada con vaselina, o con gotas que ya vienen preparadas con lubricante soluble en el agua y las encuentras en las farmacias.
  • Las gotas nasales de solución salina en aerosol también ayudan.

¿CUÁNDO DEBERÍA PREOCUPARME?

Si experimentas sangrados frecuentes o el sangrado no se detiene luego de 10 minutos de haber presionado tu nariz con los dedos, es importante que consultes con tu médico.

REFERENCIAS:

Prevención de Infecciones Durante el Embarazo
Durante, Embarazo, Semanas 1 - 12

Prevención de Infecciones Durante el Embarazo

Introducción

Es un hecho que las embarazadas tienden a desarrollar más infecciones que la mujer no embarazada. Esto es debido a que su sistema inmunológico es un poco menos efectivo durante el embarazo ya que su cuerpo disminuye sus defensas –en forma natural y como parte del proceso del embarazo- para asegurarse que el bebé no sea rechazado como “un órgano trasplantado”.

Una de las desventajas de esto es que quedan más expuestas a enfermarse y esto es un problema de especial importancia ya que ciertas infecciones se presentan en forma más severa en ellas y son particularmente peligrosas durante el embarazo para su salud y la del bebé.

Es importante tenerlas en cuenta, tanto para prevenirlas como para tratarlas y evitar con ello sus efectos negativos. Una infección no tratada puede afectar el embarazo provocando un trabajo de parto prematuro, una amenaza de aborto o que se rompan las membranas que rodean al feto.

O bien, al transmitirse de la madre al bebé (transmisión vertical), puede causar algún defecto al nacimiento en el bebé y esto puede ocurrir tanto durante el embarazo como durante el parto y aún después del parto.

¿Qué es el sistema inmunológico?

El ser humano cuenta con todo un sistema que lo ayuda a mantener fuera del cuerpo a los microorganismos infecciosos tales como ciertas bacterias, virus y hongos, así como destruir cualquier microorganismo infeccioso que logre invadir nuestro organismo (antígenos). Este sistema vital casi nunca es tomado en cuenta por la mayoría de las personas, sin embargo, ninguno de nosotros sobreviviría mucho tiempo si no tuviéramos un sistema inmunológico sano. ¿Por qué?, porque el cuerpo humano es continuamente bombardeado por agentes que son causa de enfermedades como las bacterias, los virus y las células mutadas como el cáncer.

El sistema inmunológico está formado por un conjunto vital y complejo de células y órganos que protegen al cuerpo contra la infección. Incluye barreras que no permiten la entrada de materiales nocivos al cuerpo, formando así la primera línea de defensa de la respuesta inmune.

Algunas de estas barreras son la piel, el ácido estomacal, la mucosa (atrapa bacterias y partículas pequeñas), el reflejo de la tos y enzimas en las lágrimas y en los aceites de la piel. Si un antígeno traspasa las barreras externas, es atacado y destruido por otras partes del sistema inmunológico. La inmunidad también incluye aquellas cosas que hacen resistentes a los humanos a muchas de las enfermedades de los animales.

¿Cómo funciona el sistema inmunológico?

El sistema inmune  del ser humano tiene dos formas  de defenderse contra las infecciones.

  1. Por  medio de los linfocitos o glóbulos blancos (que se encuentran  circulando en la sangre).
  2. Por los anticuerpos producidos por ciertos linfocitos que también  circulan en la sangre. Los anticuerpos se forman cuando hay una infección y sirven para atacar al agente (virus, bacteria etc.), causante de la misma.

Esto es lo que entendemos como inmunidad.

¿Qué pasa con el sistema inmunológico cuando la mujer está embarazada?

El embarazo es el mejor modelo de un trasplante y se ha dicho que el feto es una especie de ‘aloinjerto’ que sigue las leyes de aceptación y rechazo.

Como ya lo mencionamos, durante el embarazo el sistema inmunológico materno se deprime (supresión inmunológica) para que el feto no sea  rechazado como si fuese  un cuerpo extraño.

Y, como es lógico, la supresión inmunológica en la embarazada, aumenta el riesgo del desarrollo de infecciones. Las enfermedades infecciosas sobre todo durante  el primer trimestre  del embarazo, son más preocupantes, pues es el período más vulnerable del feto, ya que se están formando y desarrollando los órganos, aparatos y sistemas del bebé.

¿Por qué son peligrosas las infecciones durante el embarazo?

Es sabido que muchas infecciones pueden complicar la salud de la mujer embarazada o la del bebé durante el período intrauterino. Hasta una simple infección del tracto urinario, común durante el embarazo, debe tratarse de inmediato. Una infección no tratada puede traer complicaciones en el embarazo de diferentes tipos. Algunas pueden ser causa de problemas serios como malformaciones cardíacas, ceguera, recién nacidos de bajo peso para su edad gestacional o causar retraso mental.

Las infecciones más frecuentemente asociadas con problemas en el recién nacido son la toxoplasmosis, listeriosis, salmonelosis, rubéola, citomegalovirus, hepatitis B y herpes genital.

Afortunadamente existen medidas que pueden ayudarte a disminuir la posibilidad de desarrollar una de estas infecciones durante el embarazo.

Prevención

La primera línea de prevención la constituye la vacunación antes del embarazo. Idealmente toda mujer en edad fértil debería estar vacunada contra rubéola, varicela (esto si no las tuviste en tu niñez), hepatitis B y difteria-tétanos (refuerzos cada 10 años). Además, por el mayor riesgo materno de complicaciones, se recomienda la vacunación contra la influenza durante el embarazo.

  • No todas las vacunas se pueden aplicar durante el embarazo, hay un esquema de vacunación que se debe de seguir y tu médico te lo debe de indicar.
  • Vacunas para la familia: es recomendable que tanto los niños como todos los miembros de la familia estén al día con sus vacunas.

Medidas de Higiene

Son varias las enfermedades infecciosas mencionadas anteriormente que no pueden prevenirse con vacunas y es mejor evitarlas con una buena práctica de higiene.

Las prácticas de higiene como un frecuente lavado de manos y evitar el contacto con la saliva de otras personas (a través de compartir alimentos, bebidas o utensilios), puede disminuir la posibilidad de infectarte. Una buena higiene es de particular importancia cuando tu trabajo te obliga a estar en contacto con grupos de niños o si tienes hijos propios, porque algunas infecciones, como la del citomegalovirus, son más fáciles de adquirir a través de ellos.

El lavado de manos: Es una de la medidas  indispensable y efectivas para prevenir el contagio de muchas enfermedades infecciosas así como su dispersión hacia otras personas. Lo ideal es usar jabones antimicrobianos y frotarse las manos por 20 segundos, poniendo atención en las uñas, entre los dedos y las muñecas.

Debes de lavarte las manos:

  • antes y después de ir al baño.
  • Si  manipulaste carne cruda , huevos crudos o los vegetales  que no han sido lavados
  • Antes de preparar los alimentos y antes de comer
  • Después de haber trabajado en labores de jardinería  o haber tocado tierra o polvo
  • Después de haber tocado a tus mascotas
  • Si has estado en contacto con gente enferma
  • Cuando le has cambiado el pañal a tu bebé
  • Si has estado jugando o cuidando niños
  • Después de usar el transporte público
  • Después de  llegar del mercado
  • Después de haber  manejado los desechos de tus mascotas
  • Después del manejo de la basura
  • Antes y después de curar un herida
  • Después de haberte aseado la nariz, toser o estornudar

¡OJO! No siempre sabrás si estás padeciendo una infección, muchas veces ni siquiera te sientes enferma, pero cuando tengas la duda  o pienses que estás en riesgo de contraer  una infección debes de avisar a tu médico de inmediato

No debes compartir tenedores, vasos, cucharas  y comida con otros niños o adultos: A  través de la saliva, se trasmiten muchas infecciones  como el citomegalovirus muy frecuente en los niños a los que  aparentemente no les afecta  pero a tu bebé que aún no nace SÍ le puede dañar.

Cocina bien las carnes: Las carnes no deben de estar rojas o con salida de jugos  sanguinolentos, si consumes “hotdogs” deben de estar bien cocidos. Existen muchas bacterias dañinas que se propagan a través de las carnes mal preparadas.

Las carnes no deben de estar rojas o con salida de jugos  sanguinolentos

Los productos lácteos: Leche, quesos, yogures, cremas, que no estén pasteurizados los debes de evitar, ya que pueden contener bacterias como la Listeria, que afectan tu salud y la de tu bebé, verifica en la etiqueta si los productos están pasteurizados.

Leche, quesos, yogures, cremas, que no estén pasteurizados los debes de evitar, ya que pueden contener bacterias como la Listeria

Si tienes gatos: Usa guantes de hule cuando cambies su arenero, o pide a alguien que lo haga por ti. En ocasiones los desechos felinos pueden estar contaminados con parásitos  como el Toxoplasma.

Mantente alejada de ratones o de mascotas como el hámster, así como de sus desechos: Si tienes en tu hogar roedores, contrata a un profesional en control de plagas y deshazte de ellos. Si  tienes una mascota, pide a alguien que te la cuide hasta después del nacimiento de tu bebé. Algunos roedores son portadores de un virus llamado Virus de la Coriomeningitis Linfocítica. Una  mujer embarazada le puede pasar la infección a su bebé causándole defectos al nacimiento.

Consulta con tu médico, sobre las  pruebas  en sangre, para detectar enfermedades de trasmisión sexual: HIV, Hepatitis B y C, muchas personas no tienen los síntomas de la enfermedad. Si padeces alguna enfermedad, habla con tu médico para que te informe, cuál es la mejor forma de proteger a tu bebé antes de nacer.

Evita tener contacto con personas con procesos infecciosos. Es aconsejable que la embarazada trate de no estar en lugares cerrados y mal ventilados, ni convivir con personas enfermas que puedan contagiar.

Sobre todo si se trata de personas que estén padeciendo rubéola o varicela y  tú no las has padecido o no estás vacunada. La vacuna de la varicela está hecha con virus vivos, una mujer embarazada  corre cierto riesgo de contagio cuando está expuesta a personas que han sido vacunadas recientemente.

Para prevenir infecciones urinarias hay que cuidar la higiene personal y si aparecen molestias al orinar (ardor), hay que recurrir al médico.

Igualmente si se presenta infección vaginal (dolor, comezón y flujo abundante y de mal olor) hay que consultar con el médico. Este tipo de infecciones pueden propiciar un problema serio durante el embarazo. (Ver información más amplia en la sección “Complicaciones del embarazo”).

Viajes: Evita viajar a lugares que estén calificados como de alto riesgo para infecciones. En algunas partes del mundo es todavía muy común encontrar polio, fiebre amarilla y malaria.

Para prevenir infecciones de transmisión sexual (ITS): Las embarazadas tienen que estar consientes que el riesgo de infectarse con una ITS puede incrementarse si tiene varias parejas sexuales o si tu pareja tiene relaciones sexuales con múltiples parejas. A menos de que estés absolutamente cierta de que tu pareja no tiene ninguna enfermedad sexual, deberás pedirle que use condón para cada encuentro sexual.

Consejos para prevenir infecciones vaginales

  • Se recomienda usar ropa suelta, ya que los pantalones ajustados favorecen a que aumente la temperatura en la zona.
  • La buena higiene es indispensable, aunque no se recomienda el uso de jabones muy fuertes que terminen por destruir la flora vaginal. Es preferible evitar todo tipo de productos con olor, tales como desodorantes vaginales, toallitas femeninas perfumadas, etc.
  • La ropa mojada debe cambiarse lo antes posible. También se recomienda evitar los baños en tinas a altas temperaturas.
  • La dieta debe ser balanceada y sana incluyendo la ingesta de yogurt, de esta forma se mantiene la buena salud del cuerpo.

Y siempre, ante cualquier duda o persistencia de la infección, lo mejor es consultar con el médico.

Tratamiento de las infecciones

El tratamiento va a depender de cuál sea la causa, pero es conveniente tener en cuenta que, en caso de que sea una infección de transmisión sexual, será necesario que tu pareja también acuda al médico y que tome el medicamento indicado.

Referencias

Con la colaboración de la doctora Bárbara Asch, médico genetista.

Consulta médica
Durante, Embarazo, Semanas 13 - 24

Consulta Médica en el Segundo Trimestre del Embarazo

conMed2-1

Durante este tiempo, el feto crece de 8.7 centímetros a, aproximadamente, 36.5 centímetros y, al final del trimestre, puede pesar alrededor de 875 gramos.

conMed2-2

El bebé se ejercita y estira sus brazos y piernas, hace movimientos de succión, traga el líquido amniótico (el líquido que lo rodea durante todo el embarazo) y, eventualmente, puede parpadear y hacer movimientos de “agarre” con las manos.
El útero crece exponencialmente para acomodar al bebé en desarrollo. A las 13 semanas estaba un poco arriba del hueso púbico de la madre y, al terminar este trimestre, estará 7 centímetros arriba del ombligo.

Visitas médicas

En el segundo trimestre,  el cuidado prenatal incluye las consultas médicas en las que se evalúa el crecimiento y desarrollo del bebé, tu salud personal y se realizan los estudios de laboratorio de rutina.
Si tu embarazo es normal, es decir  no presenta complicaciones,  la frecuencia de la  consulta prenatal  de acuerdo a las semanas de gestación se planea de la siguiente manera.

conMed2-3

  • Hasta la semana 28, una vez al mes
  • Hasta la semana 36, cada dos semanas.
  • Hasta el día del parto, una vez a la semana

Si padeces de alguna condición médica o factores que pueden poner en riesgo  de que se presenten complicaciones en tu embarazo, la frecuencia de las visitas son diferentes que las antes mencionadas- El médico determinará la frecuencia de las visitas.

Revisión  médica  de  la embarazada

En  cada visita,  el médico te preguntará acerca de cómo te has sentido, si has tenido algún síntoma o malestar, por ejemplo ardor al orinar, fatiga, problemas digestivos, dolores de cabeza, hinchazón, sangrados, contracciones, etc. ¡Cualquier molestia debes de comunicársela, y nunca te quedes con ninguna duda!

Peso materno: En cada visita, el médico te pesará y registrará tu peso en tu hoja clínica -en el cuarto, quinto y sexto mes del embarazo  debes subir 250gr a la semana (más o menos). A través del control de tu peso, el médico puede estimar el crecimiento de tu bebé y a la vez vigilar si no hay síntomas de preeclampsia.

Es importante que trates de mantenerte dentro de un  promedio ideal durante todo el embarazo. Habrá semanas en las que engordes más, pero también habrá otras en las que el aumento de peso sea menor y así podrás controlarlo para terminar con un peso apropiado que esté de acuerdo a los lineamientos que te haya marcado tu médico al inicio de tu embarazo.

Si aumentas de peso demasiado puedes tener riesgo de:

  • Que el corazón sufra una sobrecarga, sabiendo de antemano que el corazón trabaja más durante el embarazo.
  • Aumentar el riesgo de desarrollar preeclampsia.
  • Aumentar las posibilidades de tener dolores de espalda
  • Se puede dificultar la labor de parto y el parto porque el bebé será más grande.

Nutrición. Seguramente te preguntará acerca de tu dieta y te comentará cerca de las fluctuaciones y cambios en el peso. Es probable que necesites un apoyo para mejorar tu nutrición.

Tomará la presión arterial. En cada visita el médico tomará tu presión arterial. En el segundo trimestre puede bajar un poco debido a la disminución de la resistencia de los vasos sanguíneos que puede deberse a la progesterona.

conMed2-4

La presión arterial normal  es 135/85  o menos.
Cuando la presión arterial llega a 140/90 o más, puede ser indicativo de un desorden de hipertensión relacionada con el embarazo como la preeclampsia.

Hará un examen físico completo  que incluye la exploración de mamas. Te preguntará acerca del tipo de flujo que presentas. ¿Has tenido sangre o alguna molestia? Y si has sentido algún tipo de contracción.

  • Es normal sentir contracciones esporádicas durante el embarazo y se conocen como “contracciones de Braxton-Hicks”, pero cuando las contracciones uterinas son demasiado frecuentes y regulares, pueden ser causa de preocupación por la posibilidad de que se pueda presentar un parto prematuro.

Querrá saber también cómo te sientes en general, tanto física como emocionalmente y seguramente te hará ciertas preguntas como: ¿estás cansada?, ¿tienes dolores de cabeza?, ¿has fumado o estás en un ambiente en donde se fuma?, ¿has tomado bebidas alcohólicas?, ¿cómo te estás preparando para recibir al bebé?, etc. Y te pedirá que le comentes todas las dudas que tengas acerca de las siguientes visitas y de lo que puedes esperar para las siguientes semanas hasta que regreses a la consulta.

Hinchazón. En este trimestre, es normal una ligera hinchazón de las piernas, pero el edema de cara y manos generalmente se asocia a problemas de diferente tipo.

Ejercicio. Si realizas algún tipo de ejercicio, coméntalo con tu médico y dile cómo te has sentido al hacerlo.

La embarazada NO debe de tener sangrados vaginales ni presentar escurrimientos de ningún tipo de líquidos. Después de la semana 20, el médico evaluará también los movimientos fetales.

En este periodo no se realiza la exploración ginecológica  a menos  de que menciones algunos signos o molestias y el médico lo considere necesario.

Una vez que haya terminado con todo lo anterior, entonces se dedicará plenamente a tu bebé.

Revisión médica del bebé

Para valorar el crecimiento del bebé, el médico  mide el “fondo del útero.” Se realiza midiendo con una cinta métrica sobre tu abdomen desde el  borde superior del útero  al hueso  púbico. Después de la semana 12ª  de embarazo  la altura del fondo del útero generalmente es igual al número de semanas de embarazo. Ejemplo  la altura del fondo uterino  24 cms   = a 24 semanas de embarazo.

conMed2-5

Sin embargo  las medidas obtenidas pueden variar, siendo mayores o menores   de lo esperado y esto se puede  deber a:

  • Si eres una persona alta y  de complexión delgada
  • Eres  de  estatura baja y complexión robusta
  • Tienes la vejiga llena
  • Tienes un embarazo múltiple (gemelos, triates, etc.)

Muchas veces la medida del fondo uterino es más pequeño o más grande de lo esperado, o aumenta  o disminuye de manera anormal,  lo cual puede indicar  condiciones como:

  • Crecimiento fetal lento (restricción intrauterina del crecimiento el bebé).
  • Crecimiento fetal rápido (Macrosomía, que son los bebés muy grandes).
  • Poco liquido amniótico (oligohidramnios).
  • Demasiado liquido amniótico (polihidramnios).
  • Fibromas uterinos (son tumores o masas formadas por células musculares u otros tejidos que se desarrollan dentro de la pared del útero (o matriz).
  • El descenso prematuro del bebé hacia la pelvis, o una posición anormal del feto.

Dependiendo de las circunstancias, es probable que tu médico  te ordene un ultrasonido u otros estudios, para determinar la causa de las medidas anormales. Recuerda, la altura del fondo uterino es solamente una herramienta con  la que el médico puede  estimar o calcular, el crecimiento fetal y la edad gestacional, no es una ciencia exacta.

Generalmente, la medida del fondo uterino brinda información sobre el crecimiento continuo del bebé.  Si te preocupan  las medidas de tu fondo uterino, pídele a tu médico  más información.

El latido del corazón del bebé. Es probable que tu médico lo haya escuchado desde la semana 10 a través de un  Doppler, que es un aparato que detecta los movimientos y los convierte en sonido, lo cual te permite “escuchar” su corazón. Pero es más común escuchar el latido, por primera vez, a partir de la semana 12 dependiendo de la posición del bebé en el útero, de tu peso y de la certeza de la fecha de embarazo. También los puedes escuchar a través de un estetoscopio.

Verificar el latido del corazón será una parte importante de cada visita prenatal. Quizás quieras compartir este momento con tu pareja para que él también pueda disfrutar de este signo de la vida que han ambos han creado.

Registro de los movimientos fetales. Debes de informarle a tu   médico, si el bebé se mueve o da pataditas. Generalmente esto se empieza a sentir (levemente al principio) en la semana  20 a 22 o quizás antes si no es tu primer embarazo.

¿Me pedirá que me haga pruebas de laboratorio?

Seguramente te pedirá que te hagas ciertos estudios que, prácticamente, se consideran “pruebas de rutina”. Estas pruebas le brindan al doctor información muy importante para evaluar el estado de salud actual y posibles problemas médicos  tanto en el bebé como en la madre. Recuerda también que es mejor que tu médico tenga la mayor cantidad posible de información sobre tu estado de salud y de esta forma evitarán un sinnúmero de riesgos durante la gestación.

Biometría hemática: Mediante esta prueba se valoran los niveles sanguíneos de hemoglobina y otros elementos de la madre, es decir, ayuda a descartar la presencia de anemia, problemas con los glóbulos blancos, rojos y principalmente con las plaquetas (células de coagulación), indispensables para evitar problemas de tipo hemorrágico durante el parto o cesárea.

Si eres Rh negativo, este es el momento en el que estudiarán si has formado anticuerpos los cuales pueden ser dañinos para el bebé cuando su sangre es Rh positivo.

Examen general de orina: Esta prueba es importante para monitorear el funcionamiento de tus riñones y gracias a ella se pueden detectar alteraciones como: infección de vías urinarias, que conllevan a amenaza de aborto, aborto, ruptura de membranas y a trabajo de parto prematuro;  la presencia de proteínas que puede ser indicador de preeclampsia (que es la enfermedad hipertensiva aguda del embarazo)  y para detectar la presencia de azúcar, si hay glucosa en orina. No es raro tener un poco elevado el nivel, pero si sube demasiado, es probable que el médico te ordene también una prueba de  tolerancia de glucosa.

Examen general de orina

En cada visita tu médico te pedirá una muestra de orina buscando siempre si hay presencia de proteínas o glucosa. La proteína puede ser normal pero si excede de una cruz (+), puede ser indicación de que existe un problema como puede ser la preeclampsia o una infección renal.

La glucosa puede encontrarse en la orina durante el embarazo. Siendo que los riñones en la embarazada tienen una filtración glomerular mayor (trabajan más) por causa del aumento en el volumen sanguíneo (recuerda, la cantidad de sangre se duplica en el embarazo), es posible que los riñones no tengan la capacidad de reabsorber toda la glucosa que se está filtrando en los glomérulos que forman el riñón. Es así que puede ser normal que en algunos exámenes se detecte azúcar en la orina, sobre todo si ese día habías comido alimentos ricos en azúcar.

¿En que consiste la prueba de la tolerancia de  glucosa?

conMed2-6

La prueba de tolerancia a la glucosa, se hace en sangre y sirve para detectar el riesgo de que padezcas diabetes gestacional, que es la presencia elevada de  azúcar en la sangre en algunas mujeres (especialmente las latinas) y aparece durante el embarazo. Un nivel alto de azúcar en la sangre puede indicar que tu cuerpo no está metabolizando (utilizando) de manera efectiva los azúcares

Se realiza generalmente (de rutina) en las semanas 24 y 28 del embarazo. Puede hacerse antes, en la semana 20 si el médico considera  que existe un riesgo de que se presente debido a tus antecedentes familiares o a otros factores. También se puede utilizar en casos en los que se sospeche la presencia de esta enfermedad, a pesar de que tu nivel de sangre en ayunas, sea normal.

¿Cómo y dónde se realiza esta prueba? Se  puede hacer en el consultorio del médico, pero generalmente es en el laboratorio  de análisis clínicos.

conMed2-7

Después de haber tomado la solución azucarada puedes quedarte en el laboratorio o en la oficina del médico.
conMed2-8

Una hora después te tomarán una muestra de sangre ya sea con un piquete en la yema del dedo o en la vena del antebrazo. Esta muestra de sangre servirá para ver tus niveles de glucosa  en sangre.

¿Debo estar en ayunas para que me realicen este estudio? No, no  es necesario,  puedes llegar desayunada o haber comido antes.

Después de este análisis puedes regresar a tus actividades diarias. ¡Recuerda! Esta prueba no te dará un diagnóstico exacto, más bien está diseñada para identificar a las mujeres que tienen posibilidades de tener un problema y necesitan otro tipo de pruebas para establecer un diagnóstico preciso.

Si los resultados son mayores o iguales a 140 mg/dl, deben realizar otro examen que se conoce como “curva de tolerancia a la glucosa”. Este segundo examen se realizará unos pocos días después del primer examen durante los cuales seguirás una dieta especial. Dos o más valores anormales se consideran un diagnóstico positivo de diabetes gestacional.

Ultrasonido

Datos que aporta el ultrasonido en el segundo trimestre

  • Confirma el número de semanas de embarazo.
  • Permite examinar la estructura de la placenta y el número de fetos.
  • Apoya otros estudios prenatales  como la amniocentesis.
  • Permite examinar la anatomía del feto para detectar ciertas anormalidades.
  • Permite ver  la cantidad de líquido amniótico.
  • Se puede evaluar la circulación sanguínea.
  • Se puede observar la actividad  y comportamiento del feto.
  • Se pude medir la longitud del cuello  del útero.
  • Se puede dar  seguimiento al crecimiento del feto.

conMed2-9

Las pruebas selectivas  del segundo trimestre.

Estas pruebas  como su nombre lo indica, NO son de rutina y son indicadas por el médico únicamente en determinadas situaciones.

Curva de Tolerancia a la glucosa

conMed2-10

¿Cómo se lleva a cabo esta prueba?

Aunque los detalles específicos pueden variar de acuerdo al laboratorio que la realice, en general sigue los siguientes pasos:

  • Se le pide a la embarazada que beba solamente agua el día que se va a realizar la prueba.
  • Se le extrae una muestra inicial de sangre de la vena.
  • Se le da una solución especial de glucosa para que la beba.
  • Se le extrae sangre de la vena varias veces en el transcurso de varias horas para ir midiendo el nivel de glucosa de su organismo

conMed2-11

Esta tabla te muestra los niveles que la Asociación Estadounidense de la Diabetes considera anormales en cada intervalo de la prueba.

conMed2-12

¿Qué ocurre si me diagnostican diabetes del embarazo?

Al confirmarse el diagnóstico, estarás en contacto con tu ginecólogo quien te explicará claramente el significado y los riesgos que supone para tu salud y la del bebé la diabetes gestacional. Seguramente te pedirá que acudas también con un especialista en diabetes del embarazo y, posiblemente, con una nutricionista para crear un plan para manejar tu problema.

La diabetes gestacional sólo suele durar hasta que acaba el embarazo, pero hay un pequeño número de mujeres entre las que desarrollan diabetes durante el embarazo, que la siguen teniendo después. Por eso, es importante que hagas otra prueba de la glucosa seis semanas después de haber dado a luz.

Por supuesto que si ya estás diagnosticada como diabética desde antes del embarazo el equipo médico te proporcionará la vigilancia y cuidados que requieres   durante tu embarazo.

La mayoría de las mujeres que presentan diabetes gestacional, tienen a sus bebés sanos, pero  sin los cuidados y vigilancia que se requieren en la diabetes gestacional, se pueden presentar  complicaciones, como un crecimiento excesivo del feto que puede causarle lesiones al nacer o que sea necesario el nacimiento por cesárea.

conMed2-13

Pruebas genéticas prenatales

Muchas anormalidades genéticas, pueden ser diagnosticadas antes el nacimiento del bebé. Tu médico puede indicarte cuáles  son las pruebas  genéticas que debes realizarte durante el embarazo, en qué caso es necesario que te las hagas y por qué son importantes.

¿Qué incluyen estas pruebas?

  • Estudios de ultrasonido especializado.
  • Estudios en sangre (alfa feto proteína y otros marcadores de defectos al nacimiento o desórdenes en los cromosomas del bebé).

Cuando los resultados de estas pruebas preocupan al médico o tu historia personal sugiere un riesgo elevado, entonces es probable que te sugiera la conveniencia de hacer otras pruebas más especializadas como:

  • Muestra de vellosidades coriónicas
  • Amniocentesis
  • Muestra de sangre percutánea del cordón umbilical (una muestra del la sangre fetal  tomada del cordón umbilical).

Conclusión

En el segundo trimestre te sentirás renovada y con mucha energía, sin embargo, hay muchas cosas que están sucediendo en este momento. Siempre comenta con tu médico cualquier cosa que hayas notado o que te preocupe. Nada es trivial cuando se trata de tu salud o de la de tu bebé.

Referencias

http://www.lpch.org/DiseaseHealthInfo/HealthLibrary/pregnant/tests.html
http://www.lpch.org/DiseaseHealthInfo/HealthLibrary/hrpregnant/over30.html
http://www.americanpregnancy.org/prenataltesting/glucosetest.html
http://www.acog.org/For%20Patients/Search%20Patient%20Education%20Pamphlets%20-%20Spanish/Files/Examenes%20de%20rutina%20durante%20el%20embarazo.aspx http://www.babycenter.com/0_glucose-screening-and-glucose-tolerance-tests_1483.bc
http://espanol.babycenter.com/pregnancy/complicaciones/prueba_de_la_glucosa/#ixzz1j0lH2wjo
http://labtestsonline.org/understanding/wellness/pregnancy/second-trimester-13-27-weeks/
http://www.mayoclinic.com/health/prenatal-care/PR00093
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003466.htm
http://kidshealth.org/parent/pregnancy_newborn/medical_care/medical_care_pregnancy.html#
http://www.todoensaludfemenina.org/tesf2/servlet/CtrlVerArt?clvart=12031
https://ttcmmedia.tridenttech.edu/academics/spring2011/nur/2nd_Trimester/player.html