Medicamentos antes del embarazo
Antes, Embarazo

Medicamentos antes del embarazo

Algunos medicamentos causan daños o defectos congénitos en él bebé.

Si planeas un embarazo, no debes dejar de tomar  -ni comenzar- ningún tipo de medicamento antes del embarazo sin hablar primero con tu médico.

PLANEACIÓN DEL EMBARAZO Y MEDICAMENTOS

Cuando una pareja planea tener un bebé, es necesario preguntar sobre tomar medicamentos antes del embarazo ya que puede causarle daño a un bebé en desarrollo. El mayor riesgo es durante las primeras semanas de embarazo, cuando se desarrollan los órganos más importante del bebé.

¿QUÉ MEDICAMENTOS PUEDO TOMAR EN EL EMBARAZO?

Como norma general, durante el embarazo hay que evitar tomar cualquier medicamento, ya sea farmacológico, homeopático o natural, oral o tópico, si tu médico no te lo ha recetado.
  • Recuerda, la mayoría de fármacos atraviesan la placenta.
  • Se expone al feto a dosis de adultos que pueden perjudicar su desarrollo.
  • Por lo tanto, sólo tómalos bajo prescripción médica.
Medicamentos más comunes en el embarazo

¿CÓMO DECIDO SI TOMO UN MEDICAMENTO O NO?

Para decidir si tomar un medicamento o no antes dell embarazo, debes hablar con tu médico sobre los beneficios y riesgos del medicamento.
  • Beneficios: ¿cuáles serían los beneficios tanto para mí como para mi bebé?
  • Riesgos: ¿de qué maneras podría perjudicar a mi o a mi bebé?
La decisión la tomas junto con tu médico. Algunas veces no se trata de que decida si tomar un medicamento o no, lo debes tomar para mantenerte controlada.

TRATAMIENTO DE ENFERMEDADES CRÓNICAS

 Es evidente que las enfermedades crónicas o las derivadas del propio embarazo deben ser tratadas para evitar complicaciones al feto. Entre ellas se consideran la epilepsia, psicosis, hipertensión, diabetes, infecciones, náuseas, anemia, preclampsia, cardiopatías.
  • Si una mujer diabética no toma medicamentos, aumenta su riesgo de aborto, muerte fetal o defectos al nacimiento.
  • El feto podría tener problemas si el asma y la hipertensión no se controlan durante el embarazo.
El médico te dirá si:
  • Continúas tomando el medicamento, lo suspendes o cambias por otro que no sea de riesgo para el bebé.
  • Nunca suspendas el tratamiento sin consultar.

¿CUÁLES MEDICAMENTOS SON DE RIESGO?

No se conocen los riesgos ni la seguridad de la mayoría de los medicamentos, si bien se sabe que algunos son nocivos cuando se toman durante el embarazo. Los efectos dependen de muchos factores, como:
  • La cantidad de medicamento que se toma (dosis).
  • El momento del embarazo en que se toma el medicamento.
  • Las otras patologías que podría tener la mujer.
  • Los otros medicamentos que tome la mujer.

¿Y LOS NATURALES O HERBOLARIOS?

 No tomes ningún producto herbario sin consultar antes a tu médico. Estos productos pueden contener agentes que pueden dañarte a ti y a tu bebé en desarrollo y causar problemas en el embarazo.

¿CUÁLES SE DEBEN EVITAR?

Estos son algunos de los medicamentos que es importante evitar. Si estás  tomando cualquiera de ellos,  tu médico te indicará cómo los debes de suspender y cuánto tiempo debes de esperarte antes de concebir.
  • Talidomida: causa malformaciones en el feto.
  • Amiodarone C: puede causar problemas en la tiroides y en el corazón del bebé.
    • Su uso debe evitarse tres meses antes y durante el embarazo.
    • Cuando no se suspende, el médico vigilará la tiroides del recién nacido.
  • Clofazimine, causa disminución en la coloración natural de la piel del bebé.
    • Esto es reversible pero puede tardarse.
  • Acitretin, etretinate X- NEOTIGASON: estas drogas son teratogénicas aun en las dosis terapéuticas.
    • Se almacenan en el organismo meses después de suspendido.
    • El médico pedirá evitar un embarazo hasta dos años después de suspendido.
    • Si hay embarazo, existe riesgo de que el bebé tenga defectos al nacimiento.
  • Isotretinoin X: (Acutane) no debe ser utilizado por mujeres en riesgo de embarazo.
    • Se debe esperar tres meses para embarazarse.
    • Existe riesgo que el bebé nazca con defectos al nacimiento.
  • Adapalene D: Se recomienda no utilizarlo si planeas embarazarte.
  • Leflunomide (arava): contraindicado en mujeres embarazadas y en edad fértil.
    • Tu médico descartará la posibilidad de un embarazo antes de iniciar el tratamiento.
    • Se requieren hasta 2 años para su eliminación completa.
    • Durante el tratamiento se tiene que usar un anticonceptivo confiable.
  • Coumadín: Como anticoagulante la heparina es la opción segura.
  • Tetraciclina: Está contraindicado en el embarazo y lactancia.

LISTAS DE MEDICAMENTOS SEGUROS

Muchos sitios web en Internet publican listas de medicamentos que son seguros de tomar durante el embarazo. Pero en el caso de muchos de ellos NO hay suficiente información para determinar su seguridad o riesgo de uso durante el embarazo.
  • No tomes decisiones basándote en las listas que encuentres en línea.
  • Úsalas como punto de partida para hablar con tu médico.

¿QUÉ TENGO QUE HACER PARA PREVENIR?

Recuerda, debes hablar con tu médico desde que planeas un embarazo. Asegúrate de mencionarle todos los medicamentos y suplementos nutricionales o de hierbas que estás tomando o planees tomar. Solamente así te aseguras de que seguirás solamente con  los que necesitas.

PARA TENER EN CUENTA

Los síntomas iniciales del embarazo como gastritis, malestar estomacal, náuseas, vómito, malestar urinario y vaginal se confundan y se inician tratamientos con medicamentos. Por lo que si NO hay un método anticonceptivo y tienes actividad sexual NO inicies ningún tratamiento a la mitad del ciclo.

EXPOSICIÓN ACCIDENTAL

Si tomaste medicamentos antes de saber que estabas embarazada, quizás te preocupe los efectos que puedan tener en el bebé en gestación.
  • Lo primero que debes hacer es hablar con tu ginecólogo.
  • Algunos medicamentos son perjudiciales, pero es probable que otros no provoquen ningún daño.

CONSEJOS FINALES

  1. Nunca te automediques, ni consideres que un medicamento no te hará daño porque:
  • Ya lo has tomado otras veces, o
  • Conoces a otras que lo tomaron y “no pasó nada”.
  1. Cuando sea necesario tomar medicamentos antes del embarazo, valora la relación riesgo-beneficio
    • No olvides: algunas patologías perjudican más al feto que el medicamento que las controla como en la diabetes.
    • La dosis será la mínima necesaria.
  2. Consulta al médico si experimentas cambios, o tienes dudas sobre dosis o efectos secundarios.
Si todavía tienes dudas, escríbenos al Consultorio Virtual donde médicos especialistas te orientarán.

REFERENCIAS

Antes, Embarazo

Exámenes de laboratorio antes del embarazo

Los exámenes de laboratorio antes del embarazo ayudan a detectar padecimientos o problemas. 

Los exámenes de laboratorio antes del embarazo son importantes para detectar cualquier alteración que pueda poner en riesgo tu salud y el embarazo.

Exámenes básicos preconcepcionales

En la consulta de antes del embarazo, el médico te pedirá, y quizás también a tu pareja, que se hagan algunos exámenes de laboratorio para asegurarse de que ninguno de los dos tiene algún problema de salud que pueda afectar al embarazo o a la fertilidad. 


En seguida mencionaremos algunos de estos estudios:

ltrasonido Pélvico

Para conocer las enfermedades ginecológicas que puedan poner en peligro tu embarazo, o a ti misma.      

Papanicolaou

Consiste en tomar una muestra de las células del cuello uterino. Su objetivo es buscar o diagnosticar lesiones premalignas o malignas. 

  • Igualmente, se hacen visibles las infecciones vaginales. Algunas originan lesiones oculares en tu bebé: Herpes, clamidia y gonorrea. 
    • Se realiza antes del embarazo.
    • Muchos médicos lo repiten en la revisión de los 40 días después del parto.

Análisis en sangre

Se recomiendan a todas las mujeres embarazadas o que planean un embarazo para identificar las condiciones que pueden afectar adversamente tu salud o la del bebé. Los análisis de rutina son 

  • Biometría hemática: Revela problemas como la anemia y diversas infecciones. 
  • Análisis de las plaquetas. Permite detectar problemas de coagulación.
  • Grupo de sangre y Factor Rh y detección de anticuerpos Rh.
    • Si eres Rh negativo y tu pareja es Rh positivo, puedes desarrollar “Incompatibilidad del Rh”, una condición grave que puede afectar el cerebro del bebé.
    • Puede prevenirse con una inyección de Inmunoglobulina.
  • Química sanguínea (glucosa, urea, creatinina, ácido úrico, colesterol y triglicéridos).
  • Cuenta de hemoglobina para saber si estás anémica, especialmente cuando tus menstruaciones son abundantes.
  • Función tiroidea (si tienes alguna alteración, puede afectar la fertilidad y el embarazo.

Examen Serlológico

La serología es el análisis de los sueros, o sea, la porción de la sangre que después de la coagulación sigue conservando su estado líquido. A través de la serología se puede estudiar qué anticuerpos hay presentes.

  • Prueba de TORCH que indica si tienes defensas contra la toxoplasmosis, herpes, rubéola y citomegalovirus.
    • Esta prueba se le aplica a las mujeres que no saben si fueron o no vacunadas en la niñez.
    • Este es el momento para actualizar tus vacunas. (Los expertos recomiendan esperar 30 días para buscar el embarazo). 
    • Algunas vacunas no se recomiendan durante el embarazo.
  • Infecciones virales: Hepatitis B y C, VIH. Estos padecimientos tienen serias implicaciones tanto para la madre como para el feto. 
  • Enfermedades de transmisión sexual: sífilis
    • Es una enfermedad seria que puede ser tratada con antibióticos.        

Análisis general de orina

Este estudio es un examen de laboratorio rutinario de antes del embarazo para detectar infecciones del sistema urinario y enfermedades renales. 

  • Si es necesario, te pedirán otro de “urocultivo” que tiene como finalidad detectar la presencia de microorganismos infecciosos, fundamentalmente bacterias y hongos, en la orina de las personas.

Exámenes de laboratorio opcionales

Y finalmente, dependiendo de tu raza y lugar de origen, el médico te puede solicitar algunos otros exámenes de tipo genético para detectar si eres portadora sana de ciertas enfermedades como:

  • Anemia falsiforme.
  • Talasemia (una forma hereditaria de anemia)
  • Enfermedades genéticas comunes en la comunidad judía Ashkenazy como la Enfermedad de Tay- Sachs.

Recomendaciones finales

Si tienes alguna duda sobre los exámenes de laboratorio de antes del embarazo y su importancia, puedes preguntarnos directamente en el Consultorio Virtual en donde médicos especialistas te orientarán a la brevedad.

Referencias


Edad Ideal para el Embarazo
Antes, Embarazo

Edad ideal para embarazarse

La pareja decidirá la edad ideal para embarazarse y esto dependerá  de sus proyectos de vida.

EDAD REPRODUCTIVA DE LA MUJER

Técnicamente, las mujeres se pueden embarazar desde la pubertad cuando tienen la primera menstruación hasta la menopausia cuando se suspende. Es decir, en promedio, desde los 12 hasta los 50 años.

EDAD IDEAL PARA EMBARAZARSE 

En realidad no existe una edad perfecta ya que la edad por si sola, no puede predecir que el embarazo sea o no, de alto riesgo.

Hay varios factores, que también influyen en un embarazo sano como son los antecedentes familiares, genéticos, estado de salud pre-existente y el cuidado prenatal de la madre.

  • El momento en el que la pareja decide tener un bebé, depende mucho de en qué etapa de su proyecto de vida se encuentran (negocio, profesión, estudios, estado económico etc.).

EL EMBARAZO A DIFERENTES EDADES

Mientras que biológicamente se considera que la edad correcta para el embarazo es a los 20-25, son muchas las mujeres que no pueden pensar en embarazarse antes de los 30. Aquí les presentaremos los pros y contras del embarazo en las diferentes etapas de la vida reproductiva de una mujer.

EMBARAZO EN LA ADOLESCENCIA

¿Qué es la adolescencia? Es el periodo de transición en la vida del ser humano que abarca entre los doce y diecisiete años en la mujer. Dicho período en lo referido al embarazo, se subdivide en: 10 a 15  años y 16 a 20 años.

La adolescencia, definitivamente, no es una buena edad para el embarazo

PROBLEMAS DEL EMBARAZO ADOLESCENTE

La maternidad en las adolescentes trae problemas biológicos, psicológicos y sociales que repercuten en la calidad de vida de la madre, su familia y el niño. Todas las complicaciones médicas del feto en desarrollo afectan a la madre a nivel físico, pero, además, en muchos casos suponen:

  • Control prenatal: concurren tardíamente o no asisten; es difícil prevenir los problemas maternos y del bebé.
  • Complicaciones médicas serias: toxemia, hipertensión, anemia importante, desnutrición, parto prematuro y/ o placenta previa.
  • Riesgo de muerte para madres de 15 años o menos.
  • Bebés con Bajo Peso al nacer: los bebés tienen más probabilidad de nacer con bajo peso.
  • Parto por Cesárea: la pelvis no tiene el tamaño adecuado para el parto.
  • Mortalidad Infantil Perinatal: se incrementa en los hijos de madres menores de 20 años.
  • Abortos provocados: lo que pone en riesgo la vida de la adolescente.
  • Embarazo unido a enfermedades de transmisión sexual.

FACTORES PREDISPONENTES

  • Aparición temprana de la primera menstruación.
  • Desintegración familiar.
  • Relaciones sexuales precoces.
  • Libertad sexual.
  • Búsqueda de una relación.
  • Otras circunstancias (prostitución, violación, incesto y problemas mentales).

FACTORES DE RIESGO

  • Estilo de vida: Las adolescentes tienden al tabaquismo, alcohol, drogas, mala alimentación.
  • En caso de embarazo, el bebé queda en riesgo de crecimiento inadecuado, infecciones y dependencia química.

20 AÑOS, ALCANZASTE LA MADUREZ

Desde el punto de vista físico, es la edad ideal para embarazarse. La ovulación es predecible y los óvulos, están frescos y sanos para ser fertilizados.

VENTAJAS EN SU EMBARAZO

  • Físicamente, la mujer ha alcanzado su madurez y está preparada para un embarazo saludable.
  • Probablemente, no tiene enfermedades crónicas.
  • Las posibilidades para un aborto espontáneo son mínimas.
  • Los bebés no son propensos a los problemas cromosómicos aunque siempre existe la posibilidad.
  • Es más fácil recuperar la figura y el peso después del parto.

¿EXISTEN RIESGOS?

Los  riesgos generalmente son bajos, pero es importante mencionarlos:

  • Aunque no relacionada a la edad, generalmente se presenta con el primer embarazo.
  • Bebés con bajo peso al nacer,  por desnutrición, tabaquismo, consumo de  alcohol y drogas y promiscuidad  que conlleva a enfermedades de transmisión sexual.

EMBARAZO DESPUÉS DE LOS 30 AÑOS

Muchas mujeres prefieren esperar hasta después de los 30 para empezar una familia, y hoy en día, cada vez hay más mujeres que son mamás por primera vez después de los 35. Estará más preparada si conoce los efectos que la edad podría tener en su embarazo.

EXPERIENCIA VS. FERTILIDAD.

 Recuerda: Mientras adquirías experiencia tus óvulos cumplían 30 años. Los más sensibles a madurar salen primero, dejando los menos sensibles mientras avanza la edad.

  • Aún encontrándote sana, no podrás concebir con la misma rapidez que a los 20s

RIESGOS EN EL EMBARAZO

  • Es en  esta década cuando aparecen  los problemas como la diabetes y presión arterial alta y otros.
  • La obesidad aumenta los riesgos de los problemas médicos.
  • Se incrementa la posibilidad de embarazo múltiple, aborto y problemas genéticos.
  • MÁS DE 35 AÑOS

El embarazo puede complicarse debido a enfermedades pre existentes crónicas (diabetes, hipertensión, epilepsia, etc), que deben ser controladas por tu médico antes del embarazo.

RIESGOS

  • Mayor riesgo de anormalidades genéticas. Este riesgo se incrementa significativamente si la madre tiene 35 años o más.
  • Mayor índice de Abortos (no provocados): debido a la mala implantación del huevo en el útero.
  • Mayor índice de embarazos ectópicos: aquéllos en los que el óvulo fertilizado no llega al útero.
  • Problemas en el trabajo de parto que incrementa las probabilidades de tener un parto con fórceps o por cesárea.
  • Embarazos múltiples: Con el cambio  hormonal  de la menopausia se estimulan los ovarios y pueden existir doble ovulación.
  • Fibromas Uterinos: mayor incidencia de la presencia de estos tumores benignos que impiden la fijación del embrión en el útero.
  • Problemas hormonales: el huevo fertilizado no produce suficiente progesterona para implantarse en útero.
  • Cesáreas: A partir de los 35 años, se complica el proceso del parto.
  • Placenta previa: la placenta se implanta cerca del cuello uterino causando hemorragias.

EMBARAZO DESPUÉS DE LOS 40S

Además de los problemas médicos, es importante tener en cuenta que los óvulos han envejecido y se han deteriorado.

 DESVENTAJAS

  •  La capacidad de embarazo es del 7%. La producción y la calidad de óvulos ha disminuido.
  • El embarazo es de alto riesgo. Hay posibilidades de desarrollar hipertensión, diabetes, problemas con la placenta y complicaciones en el parto.
  • El parto puede ser prematuro.
  • Se incrementa el peligro de tener un bebé con bajo peso al nacer o de que el bebé muera en el útero.
  • Se incrementa el riesgo de que el bebé tenga defectos al nacimiento.

Sin embargo, es bueno saber que la tecnología ha avanzado para apoyar tu decisión y ayudarte a tener un bebé sano. Es esencial entender que una buena salud en general, es vital para tener éxito.

 Sigue el desarrollo de tu bebé en:

Tabla de Aumento de Peso y Talla del bebé en desarrollo.

Si tienes alguna duda sobre la edad ideal para el embarazo, escríbenos al Consultorio Virtual del Sitio de Infogen donde médicos especializados te orientarán.

Referencias

Antes, Embarazo

Beneficios del ácido fólico antes del embarazo

Tomar Ácido Fólico antes y al inicio del embarazo ayuda a prevenir los defectos del tubo neural en tu bebé.

Para reducir el riesgo de defectos al nacimiento del bebé, debes ingerir Ácido Fólico cada día desde antes y al inicio del embarazo.

¿QUÉ ES EL ÁCIDO FÓLICO?

El Ácido Fólico es una vitamina del complejo B. Es la forma sintética –hecha por el hombre- de la folacina o folato que se encuentra en los alimentos.

Si quieres conocer más beneficios sobre el Ácido Fólico, haz tu pregunta a nuestro Consultorio Virtual. Haz clic aquí.

FUNCIÓN DEL ÁCIDO FÓLICO

El Ácido Fólico ayuda al cuerpo a elaborar glóbulos rojos que transportan oxígeno de los pulmones a todas partes del cuerpo.

  • Tomar ácido fólico antes del embarazo y durante el comienzo del embarazo puede ayudar a prevenir defectos al nacimiento del cerebro y la médula espinal llamados “defectos del tubo neural”.
  • El tubo neural es la parte del bebé en desarrollo que se convertirá en el cerebro y la médula espinal. El ácido fólico es muy importante porque puede ayudar a prevenir algunos defectos de nacimiento graves del cerebro (anencefalia) y de la columna vertebral (espina bífida) del bebé.
  • Los defectos del tubo neural suceden en el primer mes de embarazo, tal vez antes de que sepas que estás embarazada.
  • Igualmente puede ayudar a prevenir defectos al nacimiento en el corazón y en la boca del bebé (labio leporino y paladar hendido).

¿CUÁNTO ÁCIDO FÓLICO NECESITO?

BENEFICIOS DEL ÁCIDO FÓLICO ANTES DEL EMBARAZO
Mujer tomando Ácido Fólico.

Las mujeres en edad reproductiva necesitan 400 mcg de Ácido Fólico diarios.

¿CUÁNDO DEBO TOMAR EL ÁCIDO FÓLICO?

Antes del embarazo toma un suplemento vitamínico con 400 mcg de Ácido Fólico todos los días al menos 1 mes antes hasta las 12 semanas de embarazo. El suplemento de Ácido Fólico puede ser:

  • Una multivitamina. Es una pastilla que contiene muchas vitaminas y otros nutrientes que ayudan a que tu cuerpo se mantenga sano.
  • Una vitamina prenatal. Es una multivitamina que tiene nutrientes que necesitas durante el embarazo.
  • Un suplemento que contiene únicamente Ácido Fólico.

Si tienes dudas sobre este tema, puedes preguntar en nuestro Consultorio Virtual.

Quizá te interese:

 el-acido-folico-en-el-embarazo

 como-se-manifiesta

 que-alimentos-contienen-acido-folico

REFERENCIAS

Antes, Embarazo

Virus del papiloma humano antes del embarazo

El VPH es una enfermedad de transmisión sexual producida por el virus del papiloma humano o VPH. Este nombre puede sonar extraño y desconocido. Sin embargo, se calcula que el 70 por ciento de las mujeres lo adquirirán en algún momento de sus vidas.

El  virus del papiloma humano es, en realidad, una familia completa de  virus con más de 100 diferentes tipos. Afecta tanto a hombres como a mujeres y tiene particular preferencia por las mucosas y amenazan con transformarse en lesiones cancerosas en la mujer.

Sin embargo, a pesar de ser de la misma “familia”, el que ocasiona las lesiones en la piel no es el mismo virus que ocasiona las verrugas genitales. Las verrugas en las manos y otras partes de la piel NO son síntoma de una enfermedad de transmisión sexual.

Algunas mujeres desean saber específicamente si tienen la infección por el VPH antes del embarazo. Actualmente se puede realizar una prueba para comprobar la presencia del VPH al mismo tiempo en que se lleva a cabo la prueba del Papanicolaou.

¿Qué son los virus?

Los virus son organismos muy pequeños (la mayoría incluso no se puede ver con un microscopio común) que no se pueden reproducir por sí solos. Éstos tienen que entrar en una célula viviente, la cual se convierte en la célula anfitriona y “secuestrar” el mecanismo celular para producir más virus.
Los virus pueden entrar al cuerpo a través de las membranas mucosas, tal como la nariz, la boca y los revestimientos de los ojos o de los genitales. Además, pueden entrar a través de la piel y cualquier abertura en la piel. Una vez dentro del organismo, los virus encuentran el tipo específico de célula anfitriona para originar una infección. Por ejemplo, los virus de los resfriados y de la gripe encuentran e invaden las células que cubren el tracto respiratorio (nariz, senos nasales, vías respiratorias y pulmones).
Asimismo, el virus de inmunodeficiencia humana (VIH, o HIV, por sus siglas en inglés) infecta las células T y los macrófagos del sistema inmunológico. El VPH infecta las células epiteliales escamosas (células planas que cubren la superficie de la piel y las membranas mucosas).

¿Qué es el VPH?

Las siglas VPH significan  virus del papiloma humano. Los VPH son un grupo de más de 100 virus relacionados. A cada variedad de VPH en el grupo se le asigna un número, lo  que es llamado  “tipo de VPH”.
¿Por qué se les llama virus del papiloma o papilomavirus?

Los VPH son llamados virus del papiloma debido a que algunos tipos de VPH causan verrugas o  papilomas, los cuales son tumores no cancerosos.

Los virus del papiloma son atraídos a las células epiteliales escamosas y sólo pueden vivir en estas células del cuerpo. Estas células se encuentran en la superficie de la piel y en superficies húmedas, como la vagina, el ano, el cuello uterino (la base de la matriz en la parte superior de la vagina), la vulva (alrededor del exterior de la vagina), la cabeza del pene, la boca, la garganta, la tráquea (la vía principal de respiración), los bronquios (vías más pequeñas de respiración que se ramifican en la tráquea), y los pulmones. Los tipos del VPH no crecen en otras partes del cuerpo.

De las más de 100 variedades de VPH conocidas, alrededor de 60 tipos causan verrugas en la piel, como en los brazos, el pecho, las manos y los pies. Éstas son las verrugas comunes. Los otros 40 tipos son VPH “mucosales”. El término “mucosal” se refiere a las membranas mucosas del cuerpo o las capas húmedas que cubren los órganos y las cavidades del cuerpo que están expuestas al exterior.

Por ejemplo, la vagina y el ano tienen una capa húmeda superior. Los tipos de VPH mucosales también son llamados VPH tipo genital (o  anogenital), ya que a menudo afectan el área anal y genital. Los VPH mucosales prefieren las células escamosas húmedas que se encuentran en esta área. No crecen en la  piel.

¿Cómo se contrae el VPH genital?

El VPH genital se transmite principalmente mediante el contacto directo de piel a piel  durante el sexo vaginal, oral o anal. No se propaga a través de la sangre o fluidos corporales. Las infecciones son muy comunes poco tiempo después que una mujer comienza a tener relaciones sexuales con una o más parejas.

La transmisión mediante contacto genital sin penetración (sin coito) no es común, pero  puede ocurrir. Por otro lado, la transmisión de algunos tipos de VPH genitales es posible y se ha reportado mediante el contacto oral-genital y al tocar los genitales con las manos.

La transmisión del virus de una madre a un bebé durante el parto es poco común, pero puede ocurrir. Cuando ocurre, puede causar verrugas en las vías respiratorias (tráquea y bronquios) y los pulmones de los bebés, llamadas papilomatosis respiratorias.

¿Cómo puedo prevenir la infección?

Mantener relaciones sexuales siempre con preservativo, gozar de una vida sexual sana y confiable, y la aplicación de la vacuna son los métodos con los que hasta ahora se cuenta para hacerle frente a este mal.

Desde hace un tiempo se ha trabajado para hallar una vacuna que permita inmunizar a los jóvenes contra el virus, antes de que comiencen su vida sexual.

En este momento, se encuentran en investigación varias vacunas contra el virus del papiloma humano que permitan inmunizar a los jóvenes contra el virus antes de que comiencen su vida sexual. No obstante, solo una ha sido aprobada para su uso en seres humanos por la Food en Drug Administration de los Estados Unidos (FDA). La vacuna combate la enfermedad y crea resistencia. No es un virus vivo ni muerto (por lo tanto NO te puede contagiar). La vacuna previene las infecciones de los VPH tipo 6, 11, 16 y 18 y tiene una efectividad del 95%

La vacuna puede aplicarse a mujeres desde los 9 hasta los 29 años. Es preferible vacunarse antes de que se inicie la vida sexual.

Son 3 inyecciones. Una vez aplicada la primera, necesitarás vacunarte por segunda vez 2 meses después. La tercera vacuna debe ser inyectada 6 meses después de la primera. La vacuna no se aplica durante el embarazo.

Como la vacuna es relativamente nueva no se sabe con exactitud por cuánto tiempo te protegerá del contagio, es necesario realizar más estudios para disponer de esta información. Por ejemplo, la FDA no sabe si la persona necesitará un refuerzo después de 2 años de aplicada.

La vacuna no trata ni cura el VPH ya adquirido. La inyección te ayuda a que si ya tienes algún tipo de virus no te infectes por los otros tipos protegidos por la vacuna. Por ejemplo, si tienes el tipo 6, la vacuna te protegerá de adquirir el tipo 16.

La vacuna del VPH se debe aplicar antes del embarazo: La vacuna del VPH no está recomendada para las mujeres embarazadas ya que es mucho más efectiva antes del contacto sexual y no se ha estudiado bien durante el embarazo.

El padre del bebé recibió la vacuna del VPH más o menos en el tiempo en que me embaracé. ¿Existe un riesgo para el bebé? No. No hay evidencia que las vacunas administradas a los hombres afecten el espermatozoide, y las vacunas administradas a los hombres por lo general no llegan al bebé en desarrollo.

¿Existe alguna prueba para detectar si tengo VPH?

Si existe y en realidad se realiza al mismo tiempo que se hace la de Papanicolaou que el obstetra hace de rutina antes del embarazo.

¿Cuál es la diferencia entre la prueba del Papanicolaou y la prueba del VPH?

Una prueba del Papanicolaou es utilizada para determinar cambios o anormalidades en las células del cuello uterino. Una muestra de las células del cuello uterino es analizada bajo el microscopio para ver si las células son normales o si se pueden observar cambios en ellas. Esta es una prueba muy efectiva para detectar células cancerosas, así como células que podrían convertirse en cáncer.

El VPH es un virus que puede generar cambios en las células del cuello uterino. Una prueba para el VPH verifica la presencia del virus del papiloma humano. La prueba puede hacerse al mismo tiempo en que se lleva a cabo la prueba del Papanicolaou. No notarás diferencia en el examen si te sometes a ambas pruebas.

¿Debería practicarme la prueba del VPH?

Si tienes 30 años o más, puedes someterte a la prueba del VPH al mismo tiempo que te hacen la prueba del Papanicolaou como parte de tu consulta médica de rutina. Si ambas pruebas dan resultados normales (negativo), deberás repetir este estudio en tres años aunque el Papanicolau te lo hagas cada año.

Habla con tu médico acerca de la necesidad de que te hagan este estudio. Es necesario aclarar tu historia sexual: fecha en la que iniciaste las relaciones sexuales, cuántas parejas, etc. Todo esto es importante si deseas saber si estás infectada o no. Es importante también que preguntes acerca del costo.

Tengo menos de 30 años, ¿debería someterme a una prueba del VPH y del Papanicolaou?

Las mujeres menores de 30 años no deberían someterse a la prueba del VPH en conjunto con la prueba del Papanicolaou como parte de su consulta médica de rutina. El VPH es tan común en las mujeres menores de 30 años que no sería útil someterse a dicha prueba. Después de los 30, el VPH es mucho menos común.

Si en tu prueba de Papanicolaou se detectan ciertos cambios, tu médico querrá someterte a una prueba del VPH incluso si tienes menos de 30 años.  Esto no es lo mismo a someterse a la prueba del VPH en conjunto con la prueba del Papanicolaou como parte de su consulta médica de rutina.

Tengo menos de 30 años y mi prueba del Papanicolaou se reportó como “anormal”. Ahora mi médico quiere que me someta a la prueba del VPH. ¿Por qué?

El resultado de anormalidad en la prueba del Papanicolaou más común se conoce como ASCUS (también pronunciado “ascas” en inglés). Las células ASC-US generalmente no indican pre-cáncer, pero no son del todo normales. Tu médico quiere que te sometas a la prueba del VPH para ver si los cambios de las células son a causa del virus. Sólo las mujeres con ASCUS que además tienen el VPH requieren de más pruebas. En este caso, la prueba es usada para tomar decisiones sobre el posible tratamiento. Esto no es lo mismo que llevar a cabo la prueba del VPH en conjunto con la prueba del Papanicolaou como parte de su consulta médica de rutina.

¿Qué implica para mí si doy positivo en la prueba del VPH?

Si tienes el VPH y además presentas anormalidades en la prueba del Papanicolaou, tu médico seguramente te explicará qué otras pruebas podrías necesitar. Si tiene el VPH y la prueba del Papanicolaou da resultados normales, esto significa que tienes el virus pero no hay ningún otro problema.

Lo más probable es que te hagan otra prueba dentro de seis o doce meses para comprobar que el virus haya desaparecido. Si aún hay presencia del virus, el médico te pedirá otras pruebas.

Si doy positivo con el VPH, ¿cuándo lo contraje?

Normalmente no es posible saber cuándo una persona contrajo el VPH, ni quién se lo transmitió. El VPH puede desarrollarse de inmediato o hasta varios años después. La mayoría de los hombres y las mujeres no saben que lo tienen.

Si tengo el VPH y desaparece, ¿puedo contraerlo de nuevo?

Existen muchos tipos del VPH. Puede que tenga uno que desaparezca y no podrá volver a contraerlo. Pero aún puede contraer otro tipo distinto del virus.

La prueba del VPH le indica solamente si tiene los tipos del VPH que pueden desarrollar cáncer.

¿Cómo se trata la infección por VPH?

No existe tratamiento para el VPH. Existen tratamientos para los cambios en las células del cuello uterino que pueden ser a causa del VPH. Si tu prueba de Papanicolaou revela cambios en las células, seguramente tu médico te hablará sobre estos tratamientos en caso de que los necesites.

¿Qué puedo hacer si tengo el VPH o cambios en las células del cuello uterino?

Recuerda que el VPH es muy común y que la mayoría de las infecciones con el virus desaparecen. Si presentas cambios en las células o si tienes el VPH y cambios en las células ASC-US, tu médico te pedirá que te hagas otros estudios.

¿Tendré el virus del papiloma humano por siempre?

No lo sabemos. Lo que sabemos es que normalmente el VPH desaparece, o no puede detectarse más dentro de uno a dos años. Esto sucede en alrededor de nueve de cada diez mujeres.

¿Transmitiré el VPH a mi pareja? ¿Puedo prevenirlo?

El uso del condón puede ayudar a prevenir el VPH, pero el VPH puede que esté presente en partes de la piel que no son cubiertas por el condón. No es posible prevenir completamente la transmisión del VPH, excepto al no tener actividad sexual.

¿Qué debo informarle a mi pareja?: Puede que quieras informarle que el VPH es muy común y que la mayoría de la gente sexualmente activa contraerá el virus. La mayoría de la gente no sabe que lo tiene. De saberlo, normalmente no sabrán cuándo lo contrajeron ni quién se los transmitió.

La mayoría de las veces, el VPH no presenta síntomas y desaparece por sí mismo dentro de uno a dos años.

¿Puede mi esposo o novio someterse a la prueba del VPH?: No existe prueba para el VPH para hombres.

¿Cuáles son mis probabilidades de desarrollar cáncer del cuello uterino si tengo el VPH?

Las mujeres que tienen el VPH y un resultado normal en la prueba del Papanicolaou presentan una probabilidad muy baja (alrededor del 4% o cuatro de cada cien) de presentar anormalidades en las células que requieren ser tratadas o extraídas dentro de los próximos seis a doce meses. La probabilidad de desarrollar cáncer es mucho menor que eso.

Por otro lado, alrededor del 60% (60 de cada 100) de las mujeres que tienen el VPH y un resultado normal en la prueba del Papanicolaou no tendrán el VPH después de seis meses, y muchas más no tendrán el VPH después de 12 a 18 meses.

¿Qué tan común es el VPH?

Al menos ocho de cada diez mujeres que han tenido actividad sexual contraerán el VPH en algún momento de sus vidas. El VPH es más común entre las mujeres jóvenes que se encuentran a finales de su adolescencia y a inicios de sus 20s.

Quiero embarazarme pero tengo historia de VPH

Primero que nada, asegúrate de que tu médico está enterado. Debes comentar con él si tuviste papilomas genitales, cambios de tejido en el cuello uterino (como podría ser un Papanicolaou anormal) u otros problemas. De esta manera, el doctor estará pendiente de observar cualquier cambio que pueda ocurrir si te embarazas.

Estás embarazada y tienes VPH: no se ha encontrado una liga entre el VPH y el aborto espontáneo, parto pre término u otras complicaciones del embarazo. Igualmente se considera bajo el riesgo de transmitirle el virus al bebé durante el parto.

¿Afectará el VPH mi embarazo o a mi bebé?

El VPH no afecta el embarazo ni las probabilidades de embarazarse. Si el VPH origina cambios en el cuello uterino que requieren tratarse, el tratamiento no deberá afectar tus probabilidades de embarazo.

El VPH rara vez es transmitido al bebé por la madre. Las escasas ocasiones no involucran los tipos del VPH que pueden causar cáncer.

Tanto los resultados de mi prueba del Papanicolaou como del VPH fueron normales. ¿Por qué debo esperar tres años para someterme a prueba de nuevo? ¿Es seguro?

Los cambios de las células en el cuello uterino ocurren muy lentamente. Normalmente toma más de diez años para que los cambios de las células se conviertan en cáncer. Las mujeres con resultados normales en la prueba del Papanicolaou y del VPH casi no tienen probabilidad de desarrollar cáncer del cuello uterino por lo menos dentro de los próximos tres años.



Uno de los beneficios de someterse a la prueba del VPH es que puede que las mujeres no requieran someterse a la prueba del Papanicolaou con tanta frecuencia. Someterse a la prueba del Papanicolaou y del VPH cada tres años implica menos pruebas, consultas de seguimiento con el médico y tratamientos que puede que se necesiten. No se tiene mayor seguridad al someterse a ambas pruebas del Papanicolaou y del VPH con más frecuencia que una vez cada tres años.

Directivas de la Sociedad Americana del Cáncer para la detección temprana del cáncer uterino.

  • Deberás hacerte la prueba de cáncer del cuello uterino alrededor de tres años después de haber comenzado a tener actividad sexual, pero no después de los 21 años de edad. La prueba de detección se debe realizar anualmente junto con la prueba normal de Papanicolaou, o cada dos años si se usa la prueba más moderna del Papanicolaou en líquido.
  • A la edad de 30, si ha presentando tres pruebas de Papanicolaou con resultados normales, puede que requiera someterse cada dos a tres años. Puede que algunas mujeres con ciertos factores de riesgo requieran someterse a la prueba anualmente.
  • Si eres mayor de 30 años puedes someterte una vez cada tres años a la prueba del Papanicolaou junto con la prueba del VPH en el ADN.
  • Si tienes 70 años o eres mayor y has tenido tres pruebas de Papanicolaou con resultados normales de forma consecutiva y no has presentado anormalidades en dicha prueba en los últimos diez años, habla con tu médico para ver si puedes suspender estos estudios.
  • Si has tenido una histerectomía con extracción del útero y el cuello uterino, podrás suspender estos estudios a menos que la cirugía haya sido como parte del tratamiento de cáncer o precáncer del cuello uterino. Si todavía conservas tu cuello uterino, deberás continuar con estas pruebas.
  • Algunas mujeres consideran que no requieren de practicarse los exámenes por proveedor de servicios médicos una vez que dejaron de tener hijos. Esto no es correcto.

Referencias

Antes, Embarazo

Salud Paterna Antes del Embarazo

Introducción

Cuando la pareja planea un embarazo, es fácil enfocarse en la salud de la madre. Sin embargo es importante que el hombre considere cambiar ciertos hábitos durante estos meses de preparación. El tema de la fertilidad, por ejemplo, no es  únicamente problema de la madre. Actualmente se sabe que la fertilidad masculina contribuye en un aproximado 50% de los casos de infertilidad.

Y de acuerdo con los Servicios de Información de la Organización de Teratología (OTIS por sus siglas en inglés),”los agentes que pueden causar defectos al nacimiento no llegan al bebé en desarrollo a través del padre como lo hacen a través de la madre”. Sin embargo, sabemos que la exposición del padre a ciertas cosas puede llevar a algunos problemas preliminares con la fertilidad y elevar ligeramente el riesgo de ciertos defectos al nacimiento.

¿Es preciso que el padre reciba atención médica antes del embarazo?

Factores tales como la exposición del padre a riesgos en su lugar de trabajo, su hábito de fumar o el consumo de alcohol pueden contribuir al mal resultado del embarazo de su pareja. Algunas exposiciones pueden afectar la habilidad del hombre para procrear un hijo al cambiar los espermatozoides.

¿Qué son los espermatozoides? Los espermatozoides (células germinales masculinas) son unas células muy especializadas del cuerpo masculino encargadas de llevar el mensaje genético a la descendencia al unirse al óvulo femenino.

Éste debe ser un proceso muy regulado para conseguir la evolución de un embrión sano. Las células germinales del hombre tienen un “epigenoma” altamente específico para desarrollar esta función y muy distinto al del resto de células y tejidos del organismo. El epigenoma es como un switch que se afecta por los cambios ambientales y está involucrado en muchas enfermedades incluyendo el cáncer y la diabetes. Influye en la forma en la que los genes se activan o desactivan y, por lo tanto, en la forma en la que transmitimos la información de la herencia.

Las causas científicas de la influencia de la salud del padre en la salud del futuro bebé, se encuentran –entonces- en el epigenoma  de los espermatozoides, es decir, en los cambios que sufren los genes en los cuales influyen la dieta y el estilo de vida de la persona. Los científicos concluyeron, por tanto, que el estilo de vida del padre puede tener una influencia directa en la salud del bebé.

Estos cambios incluyen el tamaño o forma del espermatozoide, el número de éstos que se producen o cómo funcionan. Dichos cambios pueden causar infertilidad, retraso en la posibilidad de embarazarse o pérdida prematura del embarazo de su pareja.

Si bien las investigaciones en este campo son relativamente recientes, se aconseja al padre modificar estos hábitos poco saludables antes de la concepción y consultar a su médico sobre el riesgo de exposición a sustancias nocivas.

Los hombres son menos partidarios de visitar al médico que las mujeres, como consecuencia se están negando la oportunidad de prevenir y detectar enfermedades comunes.

Si planeas ser Papá

Programa una visita con el médico de tu confianza, para que te indique los estudios de laboratorio que requieras y te realice un examen físico general, en el cual se pueden detectar enfermedades de transmisión sexual, si eres hipertenso o diabético, si tienes alguna disfunción sexual etc., e infórmale qué medicamentos tomas de rutina. Tal vez debas descontinuar algunos por ejemplo:

  • Tagamet (cimetidina) sulfasalazine o nitrofurantoin, se utilizan para el tratamiento de las úlceras, infecciones del intestino y de las vías urinarias. Estos medicamentos tienen un impacto importante en la producción de esperma y en la cuenta de espermatozoides.
  • Los Esteroides, como la prednisona, la cortisona, que son utilizados para tratar el asma, artritis y problemas en la piel, pueden afectar la fertilidad en el hombre.
  • La Quimioterapia y los rayos X pueden causar esterilidad y cambios muy significativos de calidad y cantidad en el esperma.

Investiga si en tu trabajo estás en contacto con substancias que puedan afectar tu fertilidad, por ejemplo:

  • Pesticidas, fertilizantes químicos, plomo, mercurio, cromo, ésteres de glicol y de etileno, petroquímicos, benzeno, percloroetileno, radiaciones, los cuales pueden disminuir la cantidad y la calidad de esperma y posiblemente ser causa de infertilidad o abortos consecutivos en tu pareja.

La dieta es importante

Investiga cuál es tu peso ideal y qué tipo de dieta o ejercicio te recomienda tu médico.

  • Los estudios han revelado en algunos hombres que presentan una cuenta baja de espermatozoides, se debe a la falta de Zinc. Algunos de los alimentos ricos en este elemento que podrían mejorar la fertilidad son: carnes, cereales integrales, mariscos y huevo.
  • El Selenio es otro elemento que ayuda a la fertilidad y lo encuentras en: la nuez de Brasil, carne, mariscos, hongos y cereales.
  • La vitamina E también ayuda a la fertilidad.

¿Los niveles de ácido fólico del padre influyen en sus hijos? Es bien sabido que, a fin de prevenir abortos involuntarios y defectos de nacimiento, las madres necesitan ingerir cantidades adecuadas de ácido fólico en su dieta, pero la forma en que la dieta de un padre puede influir en la salud y el desarrollo de sus hijos no había recibido casi ninguna atención.

Un estudio, publicado en Nature Communications, dirigida por la investigadora de la Universidad McGill (Canadá), Sarah Kimmins, muestra por primera vez que los niveles de ácido fólico del padre pueden ser igual de importantes para el desarrollo y la salud de sus hijos como lo son los de la madre.

De hecho, el estudio plantea que los padres deben prestar tanta atención a su estilo de vida y su dieta antes de concebir un hijo igual que las madres.

En el examen, llevado a cabo con ratones, los especialistas comprobaron que una dieta carente de ácido fólico en los progenitores daba como resultado descendientes con más problemas de varios tipos en el momento del nacimiento, como deformaciones o problemas en los huesos. El riesgo se incrementaba un 30% en relación a los casos en que la dieta era la correcta.

Un estudio a largo plazo: Los investigadores llevarán a cabo una segunda fase del estudio, en la cual tomarán en cuenta las posibles relaciones entre la dieta paterna, el exceso de peso y la repercusión futura que ambas tienen en la salud de los hijos.

Estilo de vida

Descanso adecuado de acuerdo a tu actividad física y mental, que además de favorecer todas las funciones del cuerpo favorece la calidad y cantidad de esperma.

Alcohol y otras substancias: Elimina el alcohol, el tabaco y las drogas.

  • El exceso de alcohol puede reducir los niveles de Zinc y las drogas bajan la calidad del esperma.
  • El consumo de la Marihuana disminuye la cuenta de espermatozoides y la cantidad de esperma.

A mayor edad mayor es el riesgo de desarrollar problemas de salud. Con esto en mente, los malos hábitos como el consumo de tabaco, alcohol en exceso y drogas son un riesgo más para tu salud y tu fertilidad.

Mantén tus testículos frescos: el calor de los baños Sauna, tinas calientes, baños calientes y prolongados de regadera (más de 30 min.), cojines y cobertores eléctricos, ropa interior ajustada y de materiales sintéticos, eleva la temperatura de los testículos lo cual afecta la calidad del esperma.

Deja el ciclismo una temporada: la fricción y el golpeteo que sufren los testículos durante este ejercicio, sube la temperatura y aumenta las posibilidades de que la cuenta de espermatozoides baje.

Las exposiciones paternas durante el embarazo

¿Las exposiciones paternas durante el embarazo de una mujer pueden causar malformaciones congénitas?

El padre no comparte conexiones  sanguíneas con el embarazo, así que los  medicamentos o químicos que estén en su organismo no llegan al bebé en desarrollo. Las substancias a las que el padre esté expuesto se podrán encontrar en pequeñas cantidades en el semen. No se teme que la relación sexual durante el embarazo resulte en una gran exposición a la mujer embarazada como para aumentar el riesgo de malformaciones congénitas.

Referencias

Antes, Embarazo

Cuidado de los Dientes y las Encías antes del embarazo

¿Por qué es importante el cuidado dental  antes del embarazo?

Hoy en día se sabe la importancia que tiene  el asistir a la revisión dental cada seis meses como lo indican los dentistas, para la prevención de los problemas de la salud dental.  Las investigaciones han comprobado que la mala salud dental  puede afectar seriamente tu embarazo.

Es importante tener en cuenta que una vez embarazada, será más difícil tratar los problemas dentales, por eso es importante que antes de que te embaraces planees una cita con tu dentista para que te revise y lleve a cabo los tratamientos necesarios.

Efecto del embarazo sobre los dientes

Durante el embarazo existen las condiciones bucales ideales para mayor actividad de caries. Para entender la predisposición a la caries dental durante el embarazo, es conveniente conocer la causa.

¿Qué es la caries?

Los dientes están recubiertos de un esmalte especial que los protege de cualquier agresión externa. Cuando esta capa va desapareciendo progresivamente por su descalcificación, deja de protegerlos y permite a los gérmenes presentes en la boca que puedan atacarlos.
¿Por qué se hacen las caries dentales?

La primera etapa en el desarrollo de la caries es el depósito, también denominado placa, de una película de productos precipitados de saliva y alimentos en los dientes. Esta placa está habitada por un gran número de bacterias disponibles fácilmente para provocar la caries dental.
La mujer durante el embarazo está sometida a una serie de cambios extrínsecos e intrínsecos relacionados entre sí que la hacen vulnerable a padecer la caries dental. Los cambios en la producción salival, flora bucal, dieta, entre otros, constituyen factores capaces de producirla.
Durante este período, la composición de la saliva se ve alterada, disminuye el pH  y se afecta la función para regular los ácidos producidos por las bacterias, lo que hace al medio bucal favorable para el desarrollo de estas y promueve su crecimiento. Gran parte de lo que ocurre en el esmalte de los dientes tiene lugar por recambio de minerales con los de la saliva y no por disminución de calcio como antes se pensaba.

Efecto del embarazo sobre los tejidos de soporte y protección del diente:

Las encías En relación con la embarazada, los cambios más frecuentes y marcados radican sobre las encías, dando lugar a la llamada gingivitis del embarazo, padecimiento que se caracteriza por una encía aumentada de tamaño, de color rojo y que sangra con facilidad.

La gingivitis ocurre cuando las bacterias en las placas dentales y en el sarro causan inflamación de las encías.

dientes01

La gingivitis es la forma más leve y más común de la enfermedad de las encías. La periodontitis es más grave, cuando la inflamación afecta el tejido conector que sostiene los dientes y, con el tiempo, el hueso.

dientes02

Durante el embarazo el organismo produce una hormona llamada relaxina, cuya función es relajar las articulaciones de la embarazada para facilitar el parto. Algunos estudios plantean que esta hormona puede actuar también provocando una ligera movilidad dentaria que facilita la entrada de restos de alimentos y que la placa dentobacteriana se deposite entre la encía y el diente, lo que origina la inflamación de estas. Esta movilidad dentaria remite después del parto.

Se ha demostrado que los cambios hormonales y las modificaciones en el sistema inmunológico de la madre son un factor importante para la alta sensibilidad de las encías.

En el segundo mes de gestación comienzan los síntomas y signos inflamatorios, que se mantienen o aumentan durante el segundo trimestre, llegan al máximo al octavo mes, descienden durante el último, y remiten después del parto.

A pesar de que estos cambios fisiológicos ocurren en todas las embarazadas, no en todas se presentan las alteraciones descritas. Esto se debe, en parte, a la predisposición genética individual de padecer o no ciertas enfermedades, así como también al estado sociocultural de cada una, teniendo en cuenta, según estudios realizados, que a mayor nivel educativo y condiciones socio económicas, esta afección se comporta en menor escala

¿Cómo se relacionan los problemas dentales y de las encías con el parto prematuro y bajo peso al nacer?

La enfermedad periodontal está surgiendo en las investigaciones como un factor de riesgo en la relación con el parto pretérmino y el bajo peso al nacer.
Se piensa que este problema radica en que las infecciones maternales (entre ellas las alteraciones bacteriológicas periodontales), invaden el torrente sanguíneo y viajan hacia el útero. Una vez en el útero, las bacterias, junto con las moléculas conocidas como mediadores pro-inflamatorios (liberados por el organismo en respuesta a la bacteria), podría conducir a contracciones uterinas y dilatación cervical. Cuando el cuello del útero se dilata, entran más bacterias, lo que causa eventualmente la ruptura de las membranas uterinas, resultando en un nacimiento prematuro.

¿Cómo puedo prevenir los problemas dentales?

Si tienes algún signo de enfermedad periodontal (encías sangrantes, pérdida de dientes o retroceso de la línea de las encías) visita a tu odontólogo antes del embarazo.

La mejor manera de prevenir los problemas  de las encías es  un buen programa de higiene dental que se inicie desde muy temprana edad y se continúe toda la vida  esto quiere decir:

Lavarse los dientes.- por lo menos  dos veces al día  en la mañana y en la noche. Usa el hilo dental antes del cepillado, favorece la salida de restos alimenticios  y bacterias de las encías y dientes.

Visita al Odontólogo  por lo menos cada seis meses.-  Además de una buena higiene dental, la mayoría de los odontólogos recomiendan  revisiones cada seis meses incluso durante el embarazo para prevenir caries y otros problemas de infección.

Aliméntate sanamente.-  Una dieta rica en minerales como el Calcio y vitaminas, es importante para unos dientes y encías sanas. La vitamina C y la B  en especial, fortalecen las encías  y la mucosa de la boca. EL abuso de harinas, almidones y azúcares, favorece las caries y la formación de placa y sarro, así como el consumo alimentos ricos en azúcares y harinas  entre comidas.

¿Qué hay de los tratamientos dentales durante el embarazo?

Si se establece la caries dental se requiere de un tratamiento curativo, que no debe verse solo desde el punto de vista maternal, sino también a partir de las consecuencias que puede tener para el futuro bebé. Un estudio en Finlandia demostró que aquellas madres que recibieron tratamiento de caries dental durante el embarazo, a diferencia de aquellas que no recibieron ningún tratamiento, tuvieron niños con baja incidencia de caries dental durante la dentición temporal. Este resultado demuestra que el tratamiento dental durante el embarazo puede afectar el desarrollo de caries en la dentición temporal del bebé, posiblemente por transmisión de los mecanismos inmunes a través de la placenta.

Lo ideal es hacerlo durante el segundo trimestre del embarazo ya que en el tercer trimestre va a ser mucho más incómodo para ti permanecer acostada sobre tu espalda por un tiempo largo en el consultorio.

Lo mejor es tratar de posponer todo tratamiento que no sea urgente.

¿Cuál es el tratamiento para la Gingivitis?

La Gingivitis generalmente desaparece después de la limpieza profesional, pero es necesario que continúes en casa  con el tratamiento ordenado por tu odontólogo:

  • Cepillado de dientes, dos o tres veces  al día
  • Enjuagues bucales  con los productos que te prescribe el odontólogo.
  • Uso del hilo dental por la mañana y por la noche

dientes03

¿Afectan al bebé los medicamentos que se utilizan durante los tratamientos dentales?

Asegúrate de decirle a tu dentista que estás embarazada. Si llegas a necesitar algún tratamiento él deberá disminuir la cantidad del anestésico a que estés cómoda. No te aguantes el dolor, cuando estás tranquila se reduce el estrés que tú y tu bebé sienten y se facilita la acción del anestésico.

En algunas ocasiones será necesario que tu médico te de antibióticos para prevenir o tratar la infección. No te preocupes, hay muchos que pueden usarse durante el embarazo con seguridad para el bebé.

Nunca te automediques.

¿Y los Rayos X?

Las radiografías de rutina que generalmente te toman durante la revisión anual pueden posponerse hasta después del embarazo, pero algunas veces será necesario que tu médico tome alguna radiografía para poder hacer el tratamiento.

De acuerdo con el Colegio de Radiólogos Americano, una sola radiografía no tiene una dosificación suficiente para dañar a un embrión en desarrollo o al feto. Utiliza siempre el mandil protector.

dientes04

Sin embargo, recomiendan también- por precaución-  evitar las radiografías durante el primer trimestre del embarazo cuando están en desarrollo los órganos del bebé. Es importante también tratar de evitar los tratamientos dentales durante el tercer trimestre del embarazo hasta después del parto. Esto es para evitar el riesgo de parto prematuro y los tiempos prolongados acostada sobre tu espalda.

Referencias

http://www.geosalud.com/saluddental/salud-dental-embarazada.html
http://www.webmd.com/oral-health/dental-care-pregnancy
http://www.ada.org/sections/scienceAndResearch/pdfs/forthedentalpatient_may_2011.pdf
http://www.acog.org/Resources_And_Publications/Committee_Opinions/Committee_on_Health_Care_for_Underserved_Women/Oral_Health_Care_During_Pregnancy_and_Through_the_Lifespan
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1592159/

Estilo de Vida antes del Embarazo
Antes, Embarazo

Estilo de Vida antes del Embarazo

Para ganar una carrera o tener éxito en cualquier deporte, un atleta debe preparar su cuerpo para lograr su objetivo. Y en cierto sentido, tú, la futura madre, eres como esa deportista que debe pasar por un fuerte entrenamiento y preparación en el cual te ejercitarás, harás el reposo necesario y cambiarás algunas cosas de tu estilo de vida.

Pero en vez de prepararte para ganar una medalla, te estarás preparando para crear una nueva vida, un nuevo ser humano. Si tienes éxito en este periodo de entrenamiento, tu embarazo será más fácil y tu bebé tendrá una oportunidad mejor para iniciar su vida además de que te verás y te sentirás bien.

¿Debo cambiar mi estilo de vida?

Tu forma de vivir, tu estilo de vida y el de tu pareja, influye decisivamente en tus posibilidades de quedar embarazada. El estrés o la ansiedad, los hábitos de trabajo o de ocio, o el ejercicio son aspectos que pueden repercutir de forma decisiva en la fertilidad.

Algunos de los cambios más importantes que se realizan antes y durante el embarazo tienen que ver con el ejercicio, los cigarrillos, el consumo de drogas o alcohol, la reducción del estrés y evitar situaciones de riesgo en el trabajo.

Cambiar ciertos hábitos puede resultar estresante; por esto, es posible que sea más fácil comenzar ahora, en lugar de esperar a estar embarazada.

Atención Médica

Mantener buena salud y obtener buena atención médica antes de quedar embarazada -conocida también como atención antes de concebir- puede ayudarte durante el embarazo.

Atención médica antes del embarazo

Es posible que tu médico te pregunte acerca de tu vida familiar, trabajo y estilo de vida para ver si pudieras estar expuesta a algún riesgo. Probablemente también te preguntará sobre tus pasatiempos, hábitos de alimentación y ejercicio, así como sobre aspectos de tu hogar y trabajo que podrían afectar tu embarazo.

Medicamentos. Siempre dile a tu médico si estás tomando algún medicamento en forma regular. Es preciso evitar aquellos que pueden dañar al bebé y que circulan por el organismo durante un período de tiempo prolongado. Sería oportuno evitar las vacunas en general, especialmente la de la rubéola.

Vida familiar, trabajo y estilo de vida:

Tu profesión o trabajo que desempeñas.  Es importante que platiques con tu medico acerca de la profesión o trabajo que desempeñas, si éste requiere de muchas horas de estar parada, o sentada, si estás en un lugar muy caluroso o cerca de áreas muy calientes, si manejas substancias químicas peligrosas, materiales de desechos humanos o industriales etc., es decir substancias tóxicas que afecten la reproducción del ser humano, tu médico debe de saberlo.

Vida familiar, trabajo y estilo de vida

Ejercicio. La buena salud depende tanto de una dieta como de ejercicio adecuados. La actividad física rutinaria no afecta la fertilidad si forma parte de un ritmo de vida saludable y se realiza con precaución.
En cambio, el ejercicio llevado a los extremos puede disminuir los niveles de progesterona y afectar la fertilidad. Es más: la extrema delgadez de algunas atletas parece inhibir la ovulación y la producción de estrógenos.
Si sigues una rutina para mantenerte en forma antes de concebir, puedes mejorar tus probabilidades de tener un embarazo cómodo y activo. Los tipos de deportes y ejercicio que puedas practicar durante el embarazo dependerán de tu salud y de cuán activa estabas antes de quedar embarazada.

La buena salud depende tanto de una dieta como de ejercicio adecuados.

El Yoga es una buena opción ya que  relaja y ayuda a disminuir el estrés, te enseña a mantener una postura adecuada y una buena respiración y concentración que serán de mucha ayuda durante el trabajo de parto, consúltalo con tu médico.

Dieta y Nutrición. Debes intentar tener un peso saludable antes de quedar embarazada. Una mujer que está ligeramente debajo de su peso normal pudiera aumentar algunas libras para prepararse para el embarazo. Una mujer con sobrepeso debería intentar bajar de peso antes del embarazo. Hacer dieta durante el embarazo podría privar al bebé de los nutrientes que necesita para crecer y desarrollarse.

El exceso de peso puede causar presión sanguínea alta o diabetes. También ocasiona que el corazón se esfuerce demasiado. Este esfuerzo se vuelve aún mayor durante el embarazo, cuando tu corazón debe trabajar más para suministrarle sangre a ti y a tu bebé.

Las mujeres obesas tienen mayores probabilidades de tener problemas durante el embarazo, lo que presenta riesgos tanto para el bebé como para la madre. También corren mayor riesgo de desarrollar una condición llamada macrosomía, en la cual el feto crece demasiado y puede tener dificultades para nacer por el canal de parto.

Ser demasiado delgada puede ocasionar problemas para quedar embarazada. También puede aumentar tus probabilidades de tener un bebé que no pese lo suficiente al nacer. No es más fácil dar a luz a esos bebés, y a menudo los mismos tienen problemas durante el parto y después de nacer.

Una dieta balanceada siempre es buena para ti. Es importante seguir una dieta saludable antes de quedar embarazada. Unas pautas sencillas son:

  • Reducir las calorías vacías, los edulcorantes artificiales y la cafeína.
  • Comer alimentos que sean ricos en proteína.
  • Las frutas, las verduras, los granos y los productos lácteos te harán más saludable antes de quedar embarazada.

Debes intentar tener un peso saludable antes de quedar embarazada.

El estrés, el descanso y la relajación. Mientras estés tratando de quedar embarazada, intenta relajarse y estar lo más libre posible del estrés. Se ha asociado con la  falta o retraso de períodos, que impide un buen seguimiento de la ovulación normal, cuando la mujer se quiere embarazar.
En algunas mujeres el pensar en el primer embarazo o si  ya tuvo un  embarazo, pueden desencadenar mucho estrés, sobre todo si hubo experiencias tristes en embarazos anteriores. Debes de hablar con tu médico, sobre tus dudas y temores, él decidirá si requieres de un psicólogo o de un psiquiatra para que te brinde apoyo emocional.  Recuerda que el estrés nunca ha sido el mejor amigo de la mujer, más aún cuando no descansamos lo suficiente.

Descansa y relájate mucho. Esto puede facilitarte más el hecho de quedar embarazada.
Visita a tu dentista antes de embarazarte. Es importante que soluciones con anticipación cualquier problema que tengas en la dentadura.

Hábitos personales.

¿Te desvelas mucho y duermes poco? Inicia un cambio, este es el momento, las desveladas en cualquier persona sin estar embarazada, restan energía,  bajan las defensas, no desarrolla sus actividades con la misma prontitud y lucidez. Cuando se inicia el  embarazo, todo tu cuerpo  cambia, el volumen de la sangre aumenta, el corazón trabaja más, tu metabolismo trabaja al doble y como resultado la mayoría de las mujeres se sienten muy somnolientas y fatigadas en las primeras semanas del embarazo.

Duerme  las  8 horas necesarias y trata de no abusar de las desveladas, tu cuerpo debe de empezar a retomar las horas de sueño que necesites, crea nuevos hábitos de sueño y descanso, los vas a necesitar cuando te embaraces y cuando nazca tu bebé.

Hábitos personales antes del embarazo

¿Fumas? No hay duda al respecto, el consumo de tabaco es peligroso para el bebé y para la mamá. Dejar de fumar significa un cambio de estilo de vida que puede ayudar a todos — hombres y mujeres — a mejorar la salud. Muchas mujeres se sienten especialmente motivadas a dejar de fumar cuando planifican un embarazo. Existen numerosas razones para dejar de fumar antes de quedar embarazada.

Las mujeres que fuman:

  • Tardan más en quedar embarazadas que las no fumadoras
  • Tienen tasas más altas de abortos espontáneos que las no fumadoras
  • Exponen al feto en desarrollo a sustancias químicas peligrosas
  • Tienen más probabilidades de tener bebés de bajo peso al nacer con graves problemas de salud

El humo del cigarro contiene miles de sustancias químicas. Dos de ellas el monóxido de carbón y la nicotina,  son toxinas que pasan  a tu torrente circulatorio y afectan el desarrollo de tu bebé. Las dos reducen el aporte de oxígeno al feto.

La nicotina aumenta los latidos cardíacos, la presión arterial y contrae los vasos sanguíneos, disminuyendo el aporte de los nutrientes del bebé.  Es mejor dejar de fumar antes de embarazarte  y renunciar a ese hábito completamente aún después del nacimiento de tu hijo.

el consumo de tabaco es peligroso para el bebé

¿Consumes bebidas alcohólicas? Sí, el alcohol es una droga que puede dañar a tu bebé. Y aunque antes se creía que beber moderadamente no era un riesgo para el feto, actualmente se sabe que cualquier cantidad puede tener terribles efectos en el bebé y puede, además, ser causa de aborto. La recomendación es que si estás planeando embarazarte suspendas totalmente la ingestión de este tipo de bebidas ya que no sabrás inmediatamente que estás embarazada.

el alcohol es una droga que puede dañar a tu bebé

Si necesitas ayuda para dejar de beber alcohol… Habla con tu médico o busca ayuda en tu zona visitando Alcohólicos Anónimos.

¿Consumes algún tipo de drogas? Si consumes drogas ilícitas y  te piensas embarazar, la regla es muy simple: Durante el embarazo no se consumen. El consumo de drogas ilegales que crean adicción o hábito como la cocaína, el crack, la heroína, la metanfetamina de cristal, el ácido lisérgico y la marihuana puede afectar gravemente a un feto en desarrollo.

¿Consumes algún tipo de productos herbolarios? Si piensas embarazarte y consumes productos herbolarios debes de consultar con tu médico, ya que muchos de ellos no se sabe como puedan afectar la concepción, a  tu embarazo y a tu bebé.

Si padeces una enfermedad crónica como la diabetes u otras,  debes estar siempre  bajo la vigilancia y control de tu médico. Nunca te automediques.

debes estar siempre bajo la vigilancia y control de tu médico. Nunca te automediques.

¿Es necesario que el padre también modifique su estilo de vida antes del embarazo?

Factores tales como la exposición del padre a peligros en su lugar de trabajo o su hábito de fumar o de beber alcohol pueden contribuir a empeorar o dificultar el embarazo de la mujer. Si bien las investigaciones en este terreno son relativamente recientes, es recomendable que los padres modifiquen sus comportamientos no saludables y consulten con su médico sobre su riesgo de exposición a sustancias dañinas, antes de que su pareja conciba.

Referencias

Endometriosis
Antes, Embarazo, Mujer, Sexo y Adolescencia

Endometriosis

Introdución

La palabra “Endometriosis” viene de “endometrio” que es el tejido que recubre el interior del útero.

La palabra “Endometriosis” viene de “endometrio” que es el tejido que recubre el interior del útero.

El endometrio es un tejido que responde a los cambios que tienen lugar durante el ciclo menstrual que, generalmente, es de 28 días. Estos cambios

son provocados por las hormonas (estrógeno y progesterona) que producen los ovarios y permiten la implantación del óvulo fecundado en caso de embarazo.

Se calcula que un 10% de las mujeres van a padecer endometriosis durante su vida reproductiva. Esto da un total de 176 millones de mujeres alrededor del mundo que son afectadas sin importar su raza o condición social. Muchas de ellas no son diagnosticadas y, por lo tanto, no son tratadas.

Definición

La endometriosis es una enfermedad en la cual un tejido similar al del endometrio se encuentra fuera del útero donde induce una reacción inflamatoria crónica que puede dar como resultado tejido cicatrizal. Se encuentra principalmente en otros órganos reproductivos dentro de la pelvis o en la cavidad abdominal. En muy raros casos se ha encontrado en el diafragma y en los pulmDAones.

En esas localizaciones extrauterinas, el tejido endometrial se desarrolla bajo la forma de “nódulos”, “tumores”, “lesiones”, “injertos” o “”crecimientos” de tejido endometrial en lugares en donde no debería de estar.

Es una enfermedad que afecta a las mujeres, jóvenes y adultas, durante sus años de fertilidad.

¿Qué pasa en la endometriosis?

Cada mes, los ovarios de una mujer producen hormonas que le ordenan a las células del revestimiento del útero (células endometriales) a multiplicarse, hincharse y volverse más gruesas preparándose para un posible embarazo, si éste no ocurre, entonces este tejido se desecha en forma de sangrado y el tejido se adelgaza nuevamente.

El fluido menstrual contiene sangre y fragmentos vivos de endometrio. Algunos de estos fragmentos de alguna forma se implantan en la superficie de los tejidos de los órganos de alrededor del útero y comienzan a crecer y funcionar formando “parches” de endometrio implantado, que son conocidos como implantes o “focos endometriósicos”, los cuales, una vez implantados,  comienzan a responder a las hormonas del ciclo menstrual de la misma manera del endometrio normal del útero.

Si el embarazo no ocurre, entonces ambos (endometrio normal e implantes endometriósicos) se fracturan y empiezan a sangrar. Sin embargo, la sangre de los implantes endometriósicos no puede escapar del cuerpo así que sangran directamente en la superficie de los órganos y tejidos de alrededor quedando dentro del abdomen.

Esta sangre provoca irritación que lleva a inflamación, cicatrización y, en algunos casos, a la formación de adherencias (bandas de tejido fibroso) entre los órganos de la pelvis, que pueden ser causa de dolor o incluso pueden unir dos órganos que normalmente estarían separados.

Así mismo, si las trompas de Falopio o los ovarios están afectados por la endometriosis, puede resultar obstruido el paso del óvulo, lo que impide el embarazo. De hecho, la endometriosis es considerada como una de las causas más importantes de infertilidad femenina.

Las mujeres con endometriosis típicamente tienen implantes de este tejido en:

  • los ovarios: los implantes localizados en el ovario a menudo crecen más rápidamente que en otras localizaciones y pueden formar grandes quistes endometriósicos comúnmente llamados “endometriomas” o “quistes de chocolate”.
  • las trompas de Falopio
  • en el peritoneo
  • en los ligamentos que sostienen al útero
  • el intestino,
  • el recto, la vejiga y en el revestimiento del área pélvica. También pueden ocurrir en otras áreas del cuerpo.
  • En el septum recto- vaginal

Aunque es más raro, puede también encontrarse en:

  • Las cicatrices de la cesárea o de la laparoscopía/ laparotomía.
  • En la vejiga
  • En los intestinos: colon, apéndice y recto.

En casos más raros, se han encontrado dentro de la vagina, dentro de la vejiga, en la piel, en el pulmón y en el cerebro.

¿Qué pasa en la endometriosis?

Al ir progresando la enfermedad los implantes pueden crecer y eventualmente formar pequeños quistes.

Causas

No se sabe exactamente cuál es la causa y de hecho hay varias teorías al respecto, desafortunadamente, ninguna de ellas ha sido probada ni explica claramente los mecanismos asociados con el desarrollo de la enfermedad.

Algunas de estas teorías han sido más aceptadas aunque la realidad es que pueden ser una combinación de factores los que hacen que algunas mujeres desarrollen este padecimiento.

Teoría de la menstruación retrógrada: esta teoría fue promovida por el doctor John Sampson en 1920. Él conjeturó que el tejido menstrual fluye hacia la pelvis a través de las trompas de Falopio (a esto se le llama “menstruación retrógrada”) y se deposita en los órganos pélvicos donde se implantan y desarrollan. Sin embargo, existe muy poca evidencia de que las células endometriales puedan pegarse a los órganos pélvicos y crecer. Años más tarde, los investigadores encontraron que el 90% de las mujeres tiene menstruación retrógrada y como la mayoría de ellas no tiene endometriosis, algunos de ellos concluyeron que algo más (quizás un problema del sistema inmune o una disfunción hormonal), es lo que dispara la enfermedad

La teoría inmune: Sin embargo, los científicos han encontrado recientemente que la formación de endometriosis tiene que ver con la forma en que el sistema inmune (defensas) del organismo enfrenta a esa sangre dentro de la cavidad abdominal y se han encontrado defectos en el sistema inmune que pueden derivar en la incapacidad para eliminar esta sangre y fragmentos de tejidos de donde no deberían de estar. La mayoría de las mujeres que tienen endometriosis presentan alteraciones metabólicas que favorecen que su útero (matriz) se contraiga de una forma anormal durante la menstruación, permitiendo mayor flujo retrógrado de la menstruación hacia el interior del abdomen, favoreciendo la implantación de más tejido endometrial en sitios donde no debería de existir.

Teoría genética: se ha demostrado que las mujeres con parentesco de primer grado con mujeres que tienen este padecimiento, tienen un riesgo aumentado de desarrollar endometriosis y en estos casos, la enfermedad tiende a ser empeorar en la siguiente generación. Las mujeres con una madre, hermana o hija con endometriosis, es muy probable que también presenten este padecimiento. En la actualidad existen estudios en todo el mundo que buscan un gen de endometriosis.

La endometriosis se encuentra en casi las tres cuartas partes de las mujeres que tienen dolor pélvico crónico. Puede afectar a cualquier mujer en edad reproductiva ya que el crecimiento del tejido anormal depende de los estrógenos. Lo demuestra el hecho de que muy rara vez se produce endometriosis antes de la primera regla y de que desaparece en la menopausia (aunque puede volver a aparecer si la mujer sigue un tratamiento hormonal).

Aunque típicamente suele diagnosticarse entre los 25 y 35 años, la afección probablemente comienza alrededor del momento del inicio de la menstruación regular.

Teoría de la distribución linfática o vascular: algunos fragmentos endometriales pueden viajar a través de la circulación linfática o sanguínea a otras partes del organismo. Esto puede explicar cómo es que la endometriosis termina en lugares muy distantes como los pulmones, el cerebro, la piel o el ojo.

Factores de riesgo

Existe más probabilidad de presentar endometriosis si:

  • Comenzaste a menstruar a una edad temprana.
  • Nunca has tenido hijos.
  • Tienes períodos menstruales menores a 27 días o que duran 7 días o más.
  • Tienes un himen cerrado, que bloquea el flujo de sangre menstrual durante el período.

Se sabe que esta alteración es ahora más frecuente que hace 50 años y los investigadores piensan que en la actualidad la mujer casi siempre trabaja, ha retrasado la maternidad, tiene menos hijos y ha acortado el tiempo de lactancia. Es decir, hoy en día las mujeres tienen un mayor número de menstruaciones, elemento clave, al parecer, para el desarrollo de la endometriosis.

¿Qué tan frecuente es la endometriosis?

Alrededor del 15 y el 20% de las mujeres padecen endometriosis. La severidad de la enfermedad varía de mujer a mujer. Es interesante notar que no hay relación entre la cantidad de endometriosis y la severidad de los síntomas. Una mujer puede tener una pequeña cantidad de endometriosis y padecer síntomas importantes, mientras otra puede tener una endometriosis extensa y no padecer ninguno de sus síntomas.

  • La endometriosis se presenta principalmente en mujeres en sus años reproductivos, es decir a partir de que inicia la primera menstruación hasta la última, sin embargo se ha encontrado en mujeres desde 10 y hasta 70 años.

¿Cómo se clasifica?

Basándose en la localización afectada, se han clasificado cuatro etapas:

  1. Mínima: endometriosis superficial con adherencias leves.
  2. Leve: endometriosis superficial y profunda, adherencias leves.
  3. Moderada: endometriosis superficial y profunda, adherencias leves y densas.
  4. Severa: endometriosis superficial y profunda con adherencias densas.

Aunque estas etapas pueden parecer similares, el tamaño y número de las áreas afectadas indica el diagnóstico. (Breitkopf and Bakoulis,)

¿Cuáles son los síntomas de la endometriosis?

El tipo, número y severidad de los síntomas experimentados varía ampliamente. Algunas mujeres experimentan muchos síntomas que pueden ser en ocasiones debilitantes. Otras no experimentan ninguno de sus síntomas y descubren que tienen endometriosis cuando no se pueden embarazar.

Al progresar la enfermedad el número y severidad de los síntomas aumenta, así como el número de días en el mes en los que se sienten los síntomas:

El síntoma más común de la endometriosis es el dolor pélvico, sin embargo existen un amplio rango de síntomas que pueden ser asociados a esta condición.

Dolor: en la parte baja del vientre antes y/o durante la menstruación, que posiblemente guarda relación con la congestión, la producción hormonal y la formación de adherencias. Sin embargo, algunas mujeres experimentan dolor que no está relacionado con su ciclo menstrual y esto es lo que hace que esta enfermedad sea tan impredecible y frustrante.

El dolor de leve intensidad al inicio de la menstruación puede ser normal, pero no es normal si:

  • Es tan intenso que te impide ir a la escuela, hacer deportes o te hace faltar al trabajo.
  • Es tan intenso que te hace quedarte en cama
  • No mejora con los medicamentos comunes para el dolor como son: los analgésicos (tempra, aspirina, ponstan, naxen, etc.)
  • Ocurre siempre en las mismas fases (período menstrual, ovulación)
  • Son progresivamente más intensos, es decir te duele cada vez más y tienes la necesidad de ir tomando medicamentos cada vez más fuertes.

El dolor se presenta más comúnmente durante los períodos menstruales, pero se puede presentar de muchas otras formas como:

  • dolor durante o después de las relaciones sexuales (por el estiramiento de los órganos y tejidos de la pelvis que están pegados, afectando los ligamentos y nervios.
  • dolor abdominal o pélvico (no necesariamente en el periodo menstrual), dolor de espalda baja,
  • dolor durante la ovulación, dolor en las piernas o en la ingle y dolor en la vagina o en el recto al ser examinadas por el ginecólogo.

¿Cuáles son los síntomas de la endometriosis?

Sangrado anormal o muy abundante en el momento de la menstruación sangrados prolongados, manchado premenstrual, sangrados irregulares durante el mes, ciclos irregulares.

Síntomas intestinales: Las mujeres afectadas de Endometriosis, presentan frecuentemente síntomas intestinales y muchas han sido diagnosticadas de padecer “colitis”, “síndrome de intestino irritable” o “colon espástico”. Sin embargo el origen de sus molestias es esta enfermedad.

Pueden tener:

  • Nausea y vómito durante la menstruación.
  • Movimientos intestinales dolorosos.
  • Dolor al expulsar gases o al defecar.
  • Dolor intestinal o síntomas de intestino irritable.
  • Distensión abdominal durante el periodo.
  • Diarrea o estreñimiento durante la menstruación.
  • Sangrado a través del recto.

Síntomas vesicales (Urinarios): Aunque es menos frecuente, algunas mujeres presentan síntomas urinarios, que pueden llegar a ser muy molestos y preocupantes, sobre todo si se presentan durante la menstruación.

  • Dolor al orinar
  • Aumento de la frecuencia urinaria
  • Puedes llegar a orinar con sangre.

Infertilidad (dificultad para embarazarse): Es la incapacidad de lograr el embarazo ó la incapacidad de llevar a buen término un embarazo (pérdidas o abortos repetidos). La infertilidad es una situación frecuente asociada a la presencia de endometriosis.

  • Casi un tercio de las mujeres infértiles tienen endometriosis y alrededor del 40% de las mujeres que padecen Endometriosis padecen infertilidad.
  • A veces, las mujeres experimentan alivio de los síntomas cuando están embarazadas. De hecho, muchos de los medicamentos empleados para aliviar los síntomas de endometriosis se basan en los efectos de las hormonas que se producen durante el embarazo.
  • La infertilidad relacionada a la endometriosis puede ser tratada por cirugía laparoscópica, hiperestimulación ovárica, inseminación intrauterina o fertilización in vitro.

Otros síntomas señalados por mujeres comprenden:

La endometriosis es una enfermedad sistémica que puede afectar otras áreas del organismo como son el sistema inmune y el endócrino (referente a las hormonas) afectando el metabolismo de una manera importante por lo que puedes presentar otros síntomas como: fatiga, depresión, insomnio e infecciones vaginales recurrentes.

En muchos casos el tratamiento puede ayudar a evitar que este problema se empeore.

Diagnóstico

La endometriosis solo puede diagnosticarse por medio de una laparoscopía que consiste en la inserción de una cámara muy pequeña a través de dos cortes pequeños a la altura del ombligo, para ver los órganos reproductivos y la cavidad pélvica y evaluar la gravedad de la endometriosis. Cuando lo considera necesario, al mismo tiempo puede:

  • tomar muestras de tejido para diagnóstico en el laboratorio
  • eliminar las lesiones de endometriosis que sea posible extraer en este tratamiento quirúrgico.
  • Liberar de adherencias y cicatrices las trompas de Falopio, los ovarios, etc.,
  • Eliminar los quistes ováricos.

La endometriosis solo puede diagnosticarse por medio de una laparoscopía

El diagnóstico definitivo, necesario para justificar tratamientos prolongados por endometriosis debe ser la biopsia de tejido y el diagnóstico en el laboratorio.

Sin embargo, este procedimiento es caro e invasivo y, si el cirujano que lo hace, no es especialista en endometriosis, es posible que no sea capaz de reconocerlo y esto puede dar como consecuencia que el resultado sea un falso “negativo” (sobre todo si no se toma biopsia de tejido). Además, no todo el mundo está dispuesto a pasar por un procedimiento de cirugía.

Esto hace que el diagnóstico de la endometriosis sea un desafío y es necesario que el ginecólogo esté capacitado para reconocer los síntomas sugerentes de endometriosis a través de una extensa plática e interrogatorio que le permita hacer una historia clínica. Para que esto suceda, es MUY importante que la mujer sea honesta acerca de sus síntomas y de los patrones en que se presentan.

Para llegar al diagnóstico seguramente tu médico te pedirá que te hagas algunos estudios auxiliares como son:

  • El tacto ginecológico puede poner de manifiesto puntos dolorosos o incluso la presencia de tumoraciones pélvicas dolorosas (endometriomas ováricos).
  • La ecografía o ultrasonido transvaginal (por vagina) ayuda al médico a identificar datos indirectos de la enfermedad y a detectar imágenes características de endometriosis ovárica que en la práctica se denominan endometriomas o quistes de chocolate por su aspecto visual
  • en algunos casos resonancia magnética nuclear.

Con estos estudios es posible observar lesiones muy grandes, la presencia de quistes de endometriosis o –muy importante- descartar otras alteraciones que sean responsables de los síntomas. Sin embargo, en la gran mayoría de los casos los focos o lesiones endometriósicas no miden más que unos milímetros y se hacen imperceptibles para estos estudios. Es por esto que la única forma de lograr un diagnóstico definitivo es con la visualización directa de las lesiones a través de la “laparoscopía”.

Investigaciones que se realizaron en la Universidad de Chicago han demostrado que las mujeres a veces tienen que esperar un promedio de diez años antes de ser diagnosticadas, ya que sus síntomas son atribuidos generalmente a exageraciones y son rechazados, subestimados o ignorados por los médicos generales.

Tratamiento

La endometriosis es una enfermedad crónica que depende del estatus hormonal de la mujer que la padece, así, mientras exista función hormonal sexual, la enfermedad seguirá presente.

Cuando la endometriosis no da síntomas, o si sus síntomas son muy ligeros, generalmente no necesita de ningún tratamiento médico pero hay que acudir al médico con regularidad para que pueda detectar cualquier cambio.

No existe una cura total para la endometriosis, pero hay tratamientos que pueden ayudar a aliviar los síntomas y mejorar tu calidad de vida. El truco está en encontrar la mejor solución para ti. Esto quiere decir que tendrás que hablar con tu médico acerca de tus síntomas, cómo afectan tu vida diaria y si quieres o no tener bebés en el futuro.

Las mujeres, por regla general, tienen dos alternativas bien definidas:

  • el tratamiento a base de medicamentos y
  • la intervención quirúrgica.

En algunos casos resulta necesario combinar ambos métodos.

Tratamiento Médico

Analgésicos: la mayoría de las mujeres afectadas han utilizado toda clase de medicamentos para el dolor como aspirina, paracetamol, panadol, tylenol, etc. Estos medicamentos actúan reduciendo la sensibilidad del cuerpo al dolor.

Pero muy pocas saben del uso de los medicamentos anti inflamatorios no esteroideos como el motrín, el advil, ibuprofen, ponstan, etc. Estos medicamentos son efectivos para aliviar el dolor y la inflamación, pero para que actúen deben de ser usados correctamente.

Se piensa que mucho del dolor causado por la endometriosis se debe a la inflamación provocada en parte por los altos niveles de “prostaglandinas malas”. Estas son sustancias químicas que se pueden encontrar en todas las células de nuestro organismo y que tienen efectos benéficos y necesarios pero también tienen efectos perjudiciales (produce inflamación, disminuye el flujo del oxígeno, induce el dolor, etc.). La mala noticia es que se ha visto que las mujeres con endometriosis producen un exceso de las prostaglandinas malas que causan inflamación, dolor y contracciones uterinas.

Teóricamente, los anti inflamatorios no esteroideos son una buena elección porque trabajan bloqueando la producción de todas las prostaglandinas pero para que funcionen deben tomarse 24 horas antes de lo que esperas el dolor. Si no sabes la fecha exacta, se recomienda tomarlas desde una semana antes. Lo más importante es que recuerdes, la acción de estos medicamentos no es para aliviar el dolor sino para evitar la producción de prostaglandinas. Es difícil saber cuál será la mejor para un caso determinado por lo que a veces tu médico tendrá que probar con dos o tres marcas.

Dieta: Es importante recordar que los efectos de las “prostaglandinas malas” también pueden moderarse en parte con la dieta y suplementos alimenticios. Reduciendo la ingesta de grasas animales, cafeína y alcohol y agregando aceite de pescado y aceite de oliva a tu dieta, puedes aumentar la producción de prostaglandinas buenas y decrecer la de las “malas”.

Tratamiento hormonal: Aunque la causa de la endometriosis no sea conocida, sí se sabe que la enfermedad es exacerbada por los estrógenos. Por lo tanto, el tratamiento hormonal para la endometriosis está diseñado para tratar de moderar la producción de estrógenos en el cuerpo de la mujer. La terapia hormonal se usa para suspender el periodo menstrual y prevenir el sangrado mensual.

Existen varios tipos de medicamentos que actúan contrayendo el revestimiento del útero y las lesiones endométriosas.

  • La píldora anticonceptiva: suprime la menstruación e inhibe el crecimiento del endometrio y de los implantes endometriosos.
    • Dado que cada mujer responde de forma diferente a las dosis hormonales, a veces es necesario “experimentar” hasta que se encuentra cuál es la píldora que funciona mejor para cada persona y tiene los menores efectos colaterales.
    • Tu médico te dirá cómo debes tomarla. Es importante que lo visites regularmente.
    • Como cualquier tratamiento hormonal, la píldora combinada no mejorará tus posibilidades de embarazarte, es por eso que no debe ser usada como tratamiento para la infertilidad.
  • Progestógenos/progesterona: son un grupo de medicamentos que se comportan como la hormona progesterona. Vienen en diferentes presentaciones cada una de las cuales tiene sus ventajas o desventajas. Se consideran como un tratamiento efectivo de los síntomas de la  endometriosis pero puede tener efectos colaterales muy molestos para algunas mujeres.
    • No se entiende exactamente cómo es que mejoran los síntomas pero probablemente lo hacen al suprimir el crecimiento del endometrio y de los implantes haciendo que, gradualmente, se pierdan. Puede también disminuir la inflamación pélvica.
    • En las dosis utilizadas (el médico tratará de darte la mínima dosis necesaria para evitar los efectos colaterales), la mayoría de las mujeres dejan de ovular y de menstruar; estas funciones se recuperan a las 3 o 4 semanas de suspender el medicamento.
    • El tratamiento puede ser de 3 a 6 meses pero,  dado que es una enfermedad crónica, es probable que el médico decida repetir esto o alargarse hasta un año. El sistema de levonorgestrel intrauterino puede permanecer en el útero hasta 5 años.
    • Este medicamento no interactúa con ningún alimento ni con el alcohol.

Tratamiento quirúrgico

La cirugía tratará de reducir el dolor causado por la endometriosis al remover las lesiones visibles de endometriosis y las adherencias asociadas a este problema.

La laparoscopía es el único medio definitivo para diagnosticar y tratar la endometriosis. En la actualidad ya casi no se hacen laparotomías para tratar la endometriosis.

El éxito de la cirugía depende de la experiencia y capacidad del cirujano pero también estará influenciado por la personalidad de la mujer, su estado emocional, la severidad, la extensión de la endometriosis, etc.

Es posible que se alivie el dolor después de la cirugía, sin embargo, los síntomas pueden regresar. En muchos casos, el médico decide hacer el tratamiento con cirugía y al mismo tiempo receta medicamentos para ayudar a prolongar el período sin síntomas.

Histerectomía y oovarectomía: Si el dolor es agudo y no se alivia después del tratamiento, se considerará realizar un procedimiento de histerectomía (cirugía para extraer el útero). Es menos probable que la endometriosis se vuelva a producir si se extraen los ovarios. Después de este procedimiento, la mujer dejará de tener periodos menstruales y no podrá quedar embarazada. Sin embargo, hay una pequeña probabilidad de que los síntomas regresen aun después de extraer el útero y los ovarios.

Eligiendo el médico adecuado

Es vital que una mujer con endometriosis pueda comunicarse libremente con su médico y viceversa.

Afortunadamente, hay varias cosas que puedes hacer antes de la cita:

  • Tómate unos minutos para marcarte un objetivo y hacer una lista con todas las preguntas que consideras importantes para este caso, por ejemplo:
    • ¿Cómo sabremos si este tratamiento funciona?
    • ¿Cuáles son los beneficios?, ¿cuáles son los riesgos?
    • ¿durante cuánto tiempo lo voy a tomar?
    • ¿necesitaré otros tratamientos o procedimientos en el futuro?
  • Escribe también TODOS tus síntomas tal cual suceden (sin minimizarlos) anotando la fecha, momento y situación del dolor. Por ejemplo:
    • “vengo hoy porque tengo dolor pélvico durante dos semanas cada mes. He tomado analgésicos pero no me sirven. Quiero saber la causa y qué puedo hacer para mejorarlo”.
  • Sé específica acerca de tus síntomas: describe el dolor cuándo sucede, cuánto dura, cuál es su intensidad y cuál es su localización.
    • Con información específica, puedes darle un panorama adecuado de tus síntomas, por ejemplo, puedes decir: “Desde hace dos meses tengo dolor durante las relaciones sexuales. Tengo una sensación de ardor en la penetración y un dolor agudo como de cuchillo al terminar que a veces me dura hasta dos horas. Esto sucede más bien a la mitad de mi ciclo menstrual”. No tengas pena, si le dices simplemente “tengo cólicos”, no das la verdadera dimensión de tu molestia y no levantas una bandera roja en la mente del médico. Tú juegas un papel determinante en la obtención de un buen diagnóstico y plan de tratamiento.
  • Recuerda los nombres de los medicamentos que estás tomando y llévale tus estudios de laboratorio que te hayas practicado últimamente.

Si sientes que el médico no te escucha y simplemente te dice que te relajes, pídele que te refiera con otro ginecólogo y busca que sea especialista en endometriosis.

Se persistente hasta que encuentres la respuesta que realmente te convenza. Lee, investiga y habla con otras mujeres acerca de la endometriosis.

¿Qué puedo hacer yo para mejorar mis síntomas?

Además de la parte médica, hay varias cosas que puedes hacer para ayudarte en el tratamiento y disminuir el dolor:

  • Cuida tu dieta: elimina la cafeína, el alcohol, el azúcar, las carnes rojas y los alimentos fritos. Suspende todos los alimentos que contengan trigo justo antes y durante la menstruación. Incluye alimentos que contengan Omega 3 como el salmón.
  • Trata de relajarte: la relajación no es solamente buena en teoría. Trata de relajarte completamente unos minutos diarios. Los ejercicios respiratorios pueden ayudar también a calmar el cuerpo.
  • Duerme, duerme, duerme: los estudios sugieren que la falta de sueño pueden causar cambios de nuestras hormonas y del metabolismo., inflamación y niveles incrementados de dolor.
  • Piensa positivamente: de acuerdo con los investigadores de la Universidad de Harvard, el optimismo da como resultado una mejor salud. Trata de cambiar los pensamientos negativos por otros positivos y te sentirás mejor si encuentras formas de tener esperanza mientras que te enfrentas a los problemas diarios de la endometriosis.
  • Muévete siempre que puedas: los investigadores han encontrado que la actividad física puede bajar la tensión y hacer que tu cuerpo produzca endorfinas (el analgésico natural de tu cuerpo). Aprovecha los momentos en los que puedes moverte y cuando no, trata de hacer algo más tranquilo como caminar alrededor de tu manzana. Te sentirás mejor después.
  • Simplifica tu vida: la mayoría de las mujeres tienen demasiadas cosas que hacer y demasiados compromisos. Eso puede aumentar el estrés y hacerte daño a la larga. Trata de disminuir el ritmo y delegar más.
  • Evita las toxinas de tu medio ambiente: Trata de evitar las toxinas y aliméntate con productos orgánicos.

Pronóstico

La terapia hormonal y la laparoscopia NO pueden curar la endometriosis; sin embargo y como ya lo mencionamos, estos tratamientos pueden aliviar, parcial o totalmente, los síntomas en muchas mujeres durante años.

El hecho de extirpar el útero, ambos ovarios y las trompas de Falopio (histerectomía) brinda la mejor probabilidad de cura.

Posibles complicaciones

La endometriosis puede llevar a problemas para quedar embarazada (esterilidad). No todas las mujeres, sobre todo aquellas con endometriosis leve, tendrán esterilidad.

Otras complicaciones de la endometriosis abarcan:

  • Dolor pélvico crónico o prolongado que interfiere con las actividades sociales y laborales.
  • Quistes grandes en la pelvis (llamados endometriomas) que pueden romperse.

En unos pocos casos, los implantes de endometriosis pueden causar obstrucción de los tractos gastrointestinal o urinario, pero es infrecuente.

En muy raras ocasiones, se puede desarrollar cáncer en las áreas de endometriosis después de la menopausia.

Prevención

No existe ningún método probado para prevenirlo, pero las mujeres que tienen en su familia historia de endometriosis podrían considerar tomar píldoras anticonceptivas ya que este tratamiento ayuda a prevenir o a retrasar su aparición.

Preguntas Frecuentes

¿La Endometriosis produce cáncer?: No, la endometriosis no es cancerosa ni aumenta el riesgo de la mujer para tener cáncer de útero u otro tipo de cáncer.

¿La endometriosis puede curarse?: No existe una cura conocida para la endometriosis. Desafortunadamente, es un padecimiento que tiende a empeorar con la edad hasta la menopausia. Sin embargo, sí hay tratamientos que ayudan a reducir el tamaño del tejido y a disminuir los síntomas dolorosos.

¿La endometriosis es una enfermedad de transmisión sexual?: No. La endometriosis no puede transmitirse de un humano a otro. Se desconoce la causa pero NO es una enfermedad infecciosa.

¿La endometriosis se hereda?: La causa de la endometriosis se desconoce pero las investigaciones muestran que las mujeres que tienen una pariente en primer grado con este padecimiento, tienen un riesgo aumentado de padecer endometriosis.

¿Podré tener bebés?: Se calcula que el 30- 40% de las mujeres con endometriosis pueden tener dificultades para embarazarse. Si deseas quedarte embarazada, habla con tu médico para que juntos diseñen un plan de tratamiento.

¿Cuál es el pronóstico en la infertilidad?: La mayor parte de las mujeres afectadas podrán concebir siguiendo métodos naturales o avanzados según las condiciones particulares de la enfermedad de cada una (estadío de la endometriosis), los factores masculinos asociados a la pareja y otros factores asociados que podrían limitar la fertilidad femenina.

¿Si me quitan el útero (histerectomía), me curaré de la endometriosis?: Algunas mujeres eligen, como último recurso, que les quiten el útero. Sin embargo, aún esto no garantiza que el dolor se quitará totalmente. Si optas por esta cirugía, es importante que el médico quite también todos los tejidos de endometriosis que encuentre.

¿El embarazo cura la endometriosis? No. Algunas mujeres encuentran que sus síntomas de dolor se reducen durante el embarazo, pero esto no es una generalidad. En la mayoría de los casos, la endometriosis regresará después del embarazo cuando acabes de amamantar.

A mayor edad menor fertilidad y mayor tiempo expuesta a la enfermedad. Es por eso que los médicos recomiendan el embarazo en edades tempranas o al menos no prolongar excesivamente la reproducción. La edad y el tiempo de exposición, especialmente en ausencia de un adecuado control médico de la enfermedad, son tus peores enemigos reproductivos

Referencias

Embarazo a los 35 o más años
Antes, Embarazo

Embarazo a los 35 o más años

Introducción

En los 20s, por ejemplo, tendrás más energía para correr atrás del bebé y cuidar de él, pero quizás también menos recursos financieros y menos experiencia personal de vida; en los 30s y 40s, probablemente estés mejor establecida financieramente pero será más difícil el quedar -y permanecer- embarazada y posteriormente, mantenerte al día con un bebé activo.
En la actualidad, el número de mujeres que buscan embarazarse a partir de los 35 años y hasta el principio de los 40s, es mayor que hace algunos años, pero ¿qué riesgos existen en este tipo de embarazos?, ¿qué controles debemos llevar? Seguro que si tienes esa edad y quieres tener un hijo te habrás planteado todas esas preguntas.
Los grandes avances llevados a cabo por el mundo de la medicina han ayudado a las mujeres mayores de 35 años a tener embarazos más saludables. Sin embargo, estudios recientes también han puesto de manifiesto una clara relación entre la edad y determinadas complicaciones

¿La edad afecta la fertilidad?

Al llegar a los 30 años, las mujeres experimentarán una declinación en su fertilidad y esta puede ser, en parte, por alguna de las siguientes causas:
•    Una disminución en el número de óvulos sanos que sean expulsados por el ovario.
•    Una disminución de la cuenta de espermatozoides de la pareja.
•    Disminución de la frecuencia de las relaciones sexuales.
•    La presencia de problemas médicos o ginecológicos- como por ejemplo la endometriosis – que ocasiona que tejidos similares a los que recubren el útero se adhieran a los ovarios o a las trompas de Falopio e interfieran con la concepción.
Si una mujer de más de 35 años no ha quedado embarazada después de intentar concebir durante seis meses, debe consultar a su médico. Muchos casos de infertilidad pueden ser tratados con éxito.

Si bien las mujeres de más de 35 años pueden tener más dificultades en quedar embarazadas, también tienen una mayor probabilidad de tener mellizos. La probabilidad de concebir mellizos en forma natural (sin tratamiento para la fertilidad) alcanza su máximo nivel entre los 35 y los 39 años de edad, y luego disminuye.

Pros y contras de un embarazo en los 30- 35s

Tu cuerpo: Es cierto, tu fertilidad empieza a declinar pero esto sucede gradualmente. Si necesitaras tratamiento de infertilidad, tus posibilidades de tener éxito y embarazarte son más altas al principio de la década que al final. Para las mujeres menores de 35, el porcentaje de logros en la fertilización in vitro, por ejemplo, es de un 25 a 30 %; para las que tienen más de 40, el porcentaje disminuye a 6 a 8%. Y un estudio demostró que el porcentaje de partos por cesáreas era casi el doble en las mujeres de más de 30 años comparados con las que tienen 20s sin que los médicos sepan exactamente cuál es la causa.

Tu ser emocional: Las mujeres que se han involucrado en un desarrollo profesional durante la década de los 20s, se sienten emocionalmente listas para empezar una familia al llegar a la siguiente década. Y en realidad tienen la energía y los recursos para ello, pero es probable que también te sientas emocionalmente perturbada porque por un lado no sabes si vas a ser capaz de regresar a tu trabajo y, por otro, no sabes si realmente quieres hacerlo.

Pros y contras de un embarazo de los 35 a los 40s

Tu cuerpo: La fertilidad continúa declinando gradualmente después de los 35 y es una franca caída después de los 38 y esto es debido a que los óvulos de las mujeres se envejecen y es más difícil que maduren.

Hasta los 35, los médicos sugieren que las parejas tengan relaciones sexuales sin protección durante un año antes de buscar un tratamiento de infertilidad, pero ese periodo de tiempo se reduce a seis meses para las que tienen más de 35 años. El principal problema es que el retraso en el tratamiento disminuye las posibilidades de éxito. En muchas clínicas de fertilidad incluso no aceptan a mujeres de 39 a 40 años.

El riesgo de presentar complicaciones en el embarazo se duplica y los estudios más recientes muestran que el riesgo es mayor cuando la mujer ha engordado a través de los años. La posibilidad de terminar en un parto por cesárea es mayor y esto quizás se deba a que la labor de parto tiende a ser más larga.

Tu ser emocional: esta es la edad en la que es probable que el médico te recomiende que te hagas una amniocentesis o algún otro estudio de detección que, para muchas, es motivo de ansiedad mientras que esperas los resultados.



Riesgo para tu bebé: la eventualidad de que sea un embarazo múltiple se incrementa significativamente después de los 30s y esto probablemente se deba  al hecho de que la estimulación hormonal de los ovarios cambia con la edad aumentando la posibilidad de que se madure más de un óvulo por vez. “Podría ser la forma que tiene la madre naturaleza de compensar el hecho de que una mayor cantidad de estos óvulos son defectuosos”, dice el Dr. Benjamin Younger, Director de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva.

Pros y contras de un embarazo de los 40 a los 44 años

Aunque muchas mujeres después de los 40s se embarazan, algunas tienen que tomar tratamientos de fertilidad. Y no se puede negar que después de los 45, los expertos dicen que el embarazo es casi imposible usando tus propios óvulos.

Qué tan bien te vaya en el embarazo y el parto, depende de varios factores en los que se incluye tu nivel de salud, tus hábitos y si es el primer bebé. La queja mayor es el nivel de cansancio durante el embarazo. Si ya has tenido otro bebé, de todas maneras tendrás tendencia a las hemorroides, presión en la vejiga y laxitud de los tejidos en general incluyendo el pecho. Puedes minimizar esto vigilando la ganancia de peso, manteniéndote moderadamente activa y haciendo ejercicios de Kegel para mantener tus músculos vaginales fuertes.

Los contras son la dificultad para embarazarte, tus óvulos han disminuido drásticamente y los que quedan tienen más posibilidades de tener problemas cromosómicos que elevan el riesgo de aborto o de tener un bebé con algún defecto al nacimiento.

¿Es seguro el embarazo después de los 35 años?

Las estadísticas muestran que, una vez que te lograste embarazar, si te cuidas y si las pruebas de detección salen negativas, existen muchas posibilidades de que tengas un bebé sano- sin importar tu edad. El porcentaje de muertes fetales ha disminuido en casi un 70% desde 1960. Y eso es una gran noticia para todas las mujeres embarazadas.

¿Cuáles son los problemas o complicaciones que se pueden presentar en un embarazo después de los 35 años?

Un embarazo después de los 35 puede ser más riesgoso que uno que ocurra entre los 20 y los 34 años. Por lo que deben tomarse precauciones para prevenir complicaciones y tomarse en cuenta algunos riesgos:
•    Las mujeres mayores de 35 años tienen menor probabilidad de sufrir un aborto, parto prematuro y muerte del feto que las adolescentes embarazadas, pero tienen mayor riesgo en comparación con las mujeres entre los 20 y 34 años.
•    Las mujeres embarazadas en esta edad, son dos veces más propensas que las de entre 20 y 34 años a desarrollar tensión arterial alta o diabetes por primera vez durante el embarazo. Enfrentan, además, un mayor riesgo de sufrir problemas cardiovasculares y sangrados.
•    Existe un riesgo mayor de que se produzcan problemas en la placenta. El problema más frecuente es la placenta previa (la placenta cubre parte o la totalidad de la abertura del cuello del útero). La placenta previa puede causar graves hemorragias durante el parto que pueden poner en peligro a la madre y al bebé, pero a menudo es posible evitar estas complicaciones mediante una intervención por cesárea.
•    Los resultados de algunos estudios sugieren que las madres primerizas de 35 años o más tienen más probabilidades de tener un bebé de bajo peso al nacer (menos de 5,5 libras [2,5 kg]) o prematuro (nacido a una edad gestacional de menos de 37 semanas).
•    Las mujeres primerizas mayores de 30 años, generalmente enfrentan un parto más complicado, lento y doloroso. En estos casos, el 80 por ciento es sometida a una cesárea. También son más propensas a tener gemelos o trillizos.
•    Se ha visto también que las mujeres de más de 35 años tienen un riesgo mayor de embarazo ectópico (en el que el óvulo fertilizado se implanta fuera del útero, por lo general en la trompa de Falopio).
•    Una de las grandes preocupaciones del embarazo en esta etapa, es la alta probabilidad de tener niños con desórdenes genéticos. El riesgo aumenta en proporción directa. La edad tradicional para que se considere que la madre está en riesgo de que su bebé tenga anormalidades cromosómicas es 35 años. Aproximadamente 1 de cada 1,400 bebés nacidos de mujeres que tienen de 20 a 30 años, tiene Síndrome de Down; esta proporción se incrementa a 1 de cada 400 bebés nacidos con Síndrome de Down de mujeres con más de 35 años.
•    Los neonatos de madres de más de 40 años de edad pueden sufrir más complicaciones (como asfixia y hemorragias cerebrales) que los de madres más jóvenes, según un estudio de la Universidad de California.

¿Es importante la salud de la madre antes del embarazo?

Es imposible cambiar la edad, y disminuirla, pero siempre debes cuidar tu salud. Los problemas crónicos son más comunes en las mujeres que están en los 30s o 40s años. 

Si tú ya tienes un problema crónico como puede ser diabetes o presión arterial elevada, tienes que asegurarte de que está totalmente bajo control antes de que te embaraces y cuidar que se mantenga así –controlada- durante los 9 meses del embarazo ya que esto puede significar una gran diferencia para el desarrollo de tu bebé.

¿Cómo puede reducir sus riesgos una mujer embarazada?

En la actualidad, para las mujeres de entre 35 y 50 años que desean quedar embarazadas es particularmente importante seguir las reglas básicas para un embarazo saludable:
•    Planifica y prepárate para el embarazo visitando a un médico antes de quedar embarazada. Esto es especialmente importante si tu:
▪    Tienes una enfermedad crónica como diabetes, hipertensión o epilepsia
▪    Tienes que tomar algún medicamento por tiempo prolongado
◦    Sigue un programa de vacunación (si no has sido vacunada)  al menos 6 meses antes de quedar embarazada y que incluya rubéola y varicela.
◦    Realízate todos los exámenes previos al embarazo. Así evitarás muchas complicaciones. Los exámenes son:
•    Ecografía Pélvica.-  indispensable para conocer oportunamente las enfermedades ginecológicas que puedan poner en peligro tu embarazo, o a ti misma, y así tratarlas antes de que quedes embarazada.
•    Prueba de TORCH que indica si tienes defensas contra la toxoplasmosis, herpes, rubéola y citomegalovirus. Si no las tienes, debes  mantenerse alejada de mascotas, ponerte algunas vacunas, etc.
•    Estudio de laboratorio de frotis vaginal para detectar cáncer cervical e inflamaciones. Algunas infecciones pueden originar lesiones oculares en tu bebé, lo cual es grave en caso de Herpes, clamidia y gonorrea (blenorragia)
•    Consume a diario un complejo multivitamínico que contenga 400 miligramos de ácido fólico antes de quedar embarazada y durante el primer mes del embarazo para prevenir los defectos del tubo neural.
•    Dieta sana. Come una amplia variedad de alimentos nutritivos, incluidos alimentos que contengan ácido fólico, como jugo de naranja, legumbres o frijoles, lentejas, cacahuates, cereales fortificados y verduras de hoja verde.
•    Peso corporal. Comienza el embarazo con un peso saludable (sin estar ni demasiado gorda ni demasiado delgada).
•    Abstente de las bebidas alcohólicas durante el embarazo.
•    No fumes durante el embarazo y evita la exposición al humo de los cigarrillos de los demás.
•  No utilices drogas, incluso medicamentos de venta libre o sin receta y preparados a base de hierbas, a menos que así lo recomiende un médico que sepa que estás embarazada.
•    Ejercítate regularmente. A cualquier edad el ejercicio es la clave de un buen estado de salud. Si ya estás embarazada, revisa tu programa con tu médico, es muy probable que puedas continuar con tu rutina de ejercicios durante los nueve meses, adaptándola o modificándola con el avance del embarazo según te vaya recomendando tu obstetra.

¿Ya estás embarazada?

Es sumamente importante que acudas a tu médico desde el principio de tu embarazo. 

Las primeras ocho semanas son especialmente críticas en el desarrollo de tu bebé. Un cuidado prenatal temprano y constante (durante todo el embarazo), puede incrementar las posibilidades de tener un bebé sano.

Así que es importante que te ajustes y cumplas con todas tus citas al ginecólogo para darle un seguimiento puntual a tu salud y así poder prevenir y controlar cualquier problema que se pueda presentar durante el embarazo. El cuidado prenatal incluye también educación tanto en el embarazo como en el parto.

¿Qué tipos de estudios se puede hacer durante el embarazo?

El médico puede recomendar que se hagan los siguientes estudios. Estas pruebas podrán detectar problemas antes y durante el embarazo:

Métodos NO invasivos:

•    Ultrasonido: es una prueba que usa las ondas de alta frecuencia para producir una imagen de tu bebé. Se utiliza al principio del embarazo para determinar si el bebé es viable (si el bebé está en el útero y si su corazón late), si hay más de un bebé y cuál es su edad real (esto es importante para planear la fecha de parto).
◦    Más adelante, el ultrasonido se utiliza para ver el desarrollo del bebé, determinar la localización de la placenta y la cantidad de líquido amniótico
◦    Es importante entender que un examen sonográfico no detecta los defectos cromosómicos, pero si puede detectar anormalidades en los órganos del bebé como cerebro, riñón, estomago, medula espinal, etc.
•    Marcador del primer trimestre: es una prueba de laboratorio que se realiza en sangre en la cual se buscan posibles anormalidades cromosómicas del bebé. Se hace entre las semanas 10 a 14 en conjunto con un ultrasonido para medir el grosor del la nuca del bebé. Esta prueba es bastante certera y se puede hacer al principio del embarazo.
•    Cuádruple marcador: es una prueba de sangre en la cual se miden algunas substancias para detectar problemas en el desarrollo del Tubo Neural (como puede ser la Espina Bífida o anencefalia). Este análisis también puede detectar desordenes genéticos como el Síndrome de Down que es una anormalidad de los cromosomas y debe hacerse entre la semana 15 y 20 del embarazo. Es importante hacer notar que un resultado “positivo” no es definitivo. El siguiente paso es hacer un estudio más invasivo llamado amniocentesis para evaluar los cromosomas del bebé y un ultrasonido para confirmar signos de defectos al nacimiento.

Métodos invasivos:

•     Amniocentesis: es un procedimiento en el cual se toma una muestra del líquido amniótico para analizarlo en busca de anormalidades que pueda presentar el bebé. No puede detectar todos pero se utiliza principalmente para buscar, entre otras, anemia drepanocítica, síndrome de Down, fibrosis quística y distrofia muscular. Puede causar  aborto en algunos pocos casos sometidos al procedimiento.
•     Muestra de Vellosidades Coriónicas: es un examen en el cual se toma una pequeña  muestra de células de la placenta justo en el lugar en que se fija a la pared del útero. Las vellosidades coriónicas son partes de la placenta que se han formado a partir del huevo fertilizado por lo que tiene los mismos genes que el feto. Este estudio requiere que el médico discuta contigo sus riesgos y beneficios ya que puede ser causa de aborto.
Algunas de estas pruebas se hacen después de haber acudido al Consejo Genético y de haber tenido una discusión profunda con el médico genetista acerca de los riesgos y beneficios de los procedimientos. Tú decides si te los haces o no.

Para tener en cuenta

Los avances en el cuidado médico de la mujer embarazada han convertido a la maternidad en una opción más segura para aquellas mujeres que deciden tener un bebé después de los 35 años. Si te sientes preparada para esta gran aventura, quédate tranquila porque el proyecto es totalmente razonable.

No olvides que el reloj biológico no espera. Después de los 35 aumentan las dificultades para quedar embarazada.

Gran parte de los problemas que se presentan al momento de buscar un hijo tienen solución. Lo importante es no perder tiempo y consultar rápidamente a un especialista si se demora más de seis meses la concreción del embarazo. Y en caso de que estés consciente de que pueda existir la posibilidad de que tengas problemas para embarazarte por alguna causa como que tus periodos son irregulares, si tienes alguna enfermedad de transmisión sexual o que tu pareja tiene algún problema sexual o de erección, entonces quizás quieran ver a un médico desde antes.

Referencia

•    http://www.marchofdimes.com/pregnancy/getready_after35.html
•    http://www.webmd.com/baby/guide/pregnancy-after-35
•    http://www.babycenter.com/0_age-and-fertility-getting-pregnant-in-your-30s
•    http://www.parenting.com/node/487/atom/article/