Tu salud es nuestra misión 

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
ACTUALIZADO AL 03 de Mayo 2022

INTRODUCCIÓN

 La leche materna es el mejor alimento para la mayoría de los bebés. Al tomar pecho, tu bebé se nutre de los alimentos, vitaminas y otros elementos que incorporas a tu propio cuerpo.

Si estás amamantando, le estás dando a tu bebé un comienzo saludable. Sin embargo, si necesitas tomar medicamentos, podrías tener dudas sobre el posible impacto en tu leche materna. Esto es lo que necesitas saber.


¿TODOS LOS MEDICAMENTOS PASAN A LA LECHE MATERNA?

Casi todos los medicamentos que se encuentren en tu sangre se transferirán a la leche materna en cierta medida.

La mayoría de los medicamentos lo hacen a niveles bajos y no representan un riesgo real para la mayoría de los bebés.

A pesar de esto, existen excepciones en las cuales los fármacos pueden concentrarse en la leche materna. Por esto, todos los medicamentos deben analizarse por separado.

Mas del 90% de mujeres toman medicamentos o productos herbolarios durante el periodo de lactancia y es frecuente que dejen de dar el pecho por este motivo.


¿DEBO SUSPENDER LA LACTANCIA?

Recuerda que dejar de amamantar por una semana podría dar como resultado un destete permanente, dado que el bebé no querrá tomar el pecho nuevamente.

Por otro lado, debería tomarse en cuenta que algunos bebés podrían rehusarse a beber leche de un biberón, es por esto que el consejo de dejar de amamantar es frecuentemente bastante poco práctico.

Además, aconsejarle a una mamá que extraiga leche de sus pechos mientras que el bebé no esté lactando podría provocar que la madre terminara con sus pechos sumamente inflamados y doloridos.


¿LA SALUD Y LA EDAD DE MI BEBÉ SON IMPORTANTES?

Sí. La exposición a los medicamentos presentes en la leche materna representa el mayor riesgo para los bebés prematuros, los recién nacidos y los bebés que son inestables desde el punto de vista médico o tienen deficiencia renal.

El riesgo es menor para los bebés sanos de 6 meses en adelante, que pueden mover los medicamentos a través de sus cuerpos de manera eficiente.

Las mujeres que amamantan más de un año después del parto a menudo producen cantidades relativamente más pequeñas de leche. De este modo, disminuye la cantidad de medicamentos que se transfiere a la leche materna.

Además, los medicamentos que utilices en los dos días posteriores al parto se transfieren a tu bebé en niveles muy bajos debido al volumen limitado de leche materna que produces durante este tiempo.


PADECIMIENTOS CRÓNICOS MATERNOS

Las madres que deben tomar medicamentos diariamente para padecimientos tales como epilepsia, diabetes o hipertensión, pueden amamantar a sus bebés.

Sin embargo, es recomendable que consulten con su pediatra para que les aconseje acerca de la mejor manera para minimizar la exposición del bebé a la droga.

lacydrogas

Prácticamente todos los medicamentos hormonales como: la hormona tiroidea, la insulina, la cortisona a las dosis habituales, son compatibles con la lactancia.

 

Píldoras anticonceptivas

Investigaciones recientes sugieren que los métodos anticonceptivos que utilizan estrógeno y progestina, como las píldoras anticonceptivas combinadas, no afectan la producción de leche.

Para las mujeres que por lo demás están sanas, está bien comenzar a usar píldoras anticonceptivas combinadas y otros tipos de anticonceptivos hormonales combinados un mes después del parto.

El médico te indicará que tipo de anticonceptivo podrás usar durante el tiempo que dure la lactancia.


¿CÓMO PUEDO SABER SI ES SEGURO UN MEDICAMENTO?

Para que un medicamento esté contraindicado durante la lactancia, debe cumplir una serie de requisitos:

Aparecer en la sangre de la madre: es decir, tiene que absorberse. La mayor parte de los medicamentos pasan a la leche en cantidades tan ridículas que no pueden tener ningún efecto. Y la mayoría, aunque pasasen en mayor cantidad, no serían perjudiciales.

Si el medicamento es considerado seguro para ser consumido durante el embarazo, será seguro para ser consumido durante el período de lactancia. La razón de esto es que el bebé estará expuesto a una cantidad de medicamento mucho menor.

Medicamentos de aplicación local. Los medicamentos aplicados sobre la piel, los que se inhalan por la nariz, o los que se aplican en los ojos, no son un riesgo para el bebé que es amamantando.

Los medicamentos como la anestesia local. No implican un riesgo para el bebe.


FACTORES QUE INFLUYEN EN LA CANTIDAD DE MEDICAMENTO A LA CUAL EL RECIÉN NACIDO ESTÁ EXPUESTO

Padecimientos maternos: Cualquier padecimiento que retarde la eliminación del medicamento en la madre.

Por ejemplo. si la madre tiene problemas del hígado o del riñón, puede dar lugar a que se presenten niveles altos del medicamento en la leche materna y, por lo tanto, haya una mayor exposición del medicamento en el recién nacido.

Vía de administración: Si la madre toma el medicamento por vía oral se demorará en llegar a la leche materna, en cambio si se usa la inyectado en la vena, tendrá niveles en sangre más altos y llegará más rápidamente y en mayor concentración a la leche materna.

La vía intramuscular también es rápida.

La dosis y duración del tratamiento: Son importantes para determinar la seguridad del uso del medicamento durante el amamantamiento.

En algunos medicamentos se desconoce la magnitud de excreción a través de la leche, de ahí que sea necesario usar medicamentos aprobados para usarse durante la lactancia materna.

Los factores genéticos. La sensibilidad de la madre y del bebé que pueden presentarse de manera severa ante ciertos medicamentos como: alergias, diarrea, vómito.


CONSIDERACIONES QUE TE AYUDARÁN SI VAS A RECIBIR UNA MEDICACIÓN

  • Evita lo más posible el uso de medicamentos. Si son utilizados sólo para aliviar síntomas, selecciona la droga que alivie el síntoma más molesto.
  • Retrasa el tratamiento (si es posible). Las terapias específicas deben ser retrasadas hasta después del destete.
  • Tomar el medicamento antes del período más largo de sueño del bebé. Esto puede aplicarse para drogas que se administran una vez al día.
  • Trata de no amamantar en los periodos de concentración máxima de la droga, entre 1 a 3 horas después de ingerido el medicamento.
  • Toma el medicamento cuando termines de dar de mamar.
  • Se prefiere los medicamentos que tienen un período de acción más corto.
  • No debe suspenderse la lactancia materna, ya que las consecuencias para la salud del niño pueden ser desfavorables.
  • Comunícate con el pediatra si el bebé presenta una reacción como (diarrea, somnolencia, llanto excesivo, etc.).

¿CUÁLES MEDICAMENTOS ESTÁN CONTRAINDICADOS?

Aunque hay muchos medicamentos que la madre puede tomar cuando está amamantando a su bebé, hay otros que están contraindicados porque pueden ser un riesgo para el bebé:

  • Anticancerosas o inmunosupresoras ya que matan las células en el cuerpo materno, pueden, igualmente, dañar al bebé.
  • Bromocriptine (Parlodel): medicamento para la enfermedad de Parkinson. Disminuye la producción de leche.
  • Ergotamina: (para las jaquecas o migrañas): causa vómito, diarrea y convulsiones en el bebé.
  • Methotrexate (para la artritis): puede disminuir el sistema inmunológico del bebé.
  • Drogas para disminuir el colesterol
  • Antibióticos: tales como
    • la ciprofloxacina, tetraciclinas (pueden colorear los dientes y afectar el crecimiento futuro de los huesos del bebé,
    • el cloranfenicol (puede ocasionar anemia hemolítica),
    • el metronidazol (antibiótico usado para algunas infecciones genitales e intestinales produce toxicidad neurológica), etc.
  • Terapia de oro.
  • Yodo.
  • Laxantes o purgantes: puede producir diarreas severas en el niño, es mejor tratar el estreñimiento con fibra.
  • Broncodilatadores: la teofilina en altas dosis puede ocasionar irritabilidad y excitación.
  • Litio (para enfermedades maniacodepresivas): se excreta en la leche materna.

Lee la etiqueta del medicamento para saber si afecta la lactancia materna. Algunos medicamentos pueden afectar la capacidad de tu cuerpo para producir leche materna.

Si por problemas de salud te ves obligada a tomarlos no debes darle el pecho a tu bebé mientras los estés tomando.


DROGAS ILÍCITAS.

El uso de drogas ilícitas te afecta tanto a ti como a tu bebé ya que estas drogas pasan directamente a la leche materna.

Es indispensable que detengas este hábito o elijas no amamantar a tu hijo, algunas de ellas afectan la producción de la leche y además afecta la capacidad de la madre para cuidar del bebé y puede poner en peligro la salud y la vida de ambos.


¿LOS ESTUDIOS DE LABORATORIO AFECTAN LA LACTANCIA?

Todos los procedimientos odontológicos, incluida la anestesia local, el blanqueo de dientes y la prescripción de antibióticos y antiinflamatorios, también son compatibles con la lactancia.

Las ecografías, las radiografías, los TAC y las Resonancias Nucleares Magnéticas (RNM) son compatibles con la lactancia, aunque sea con contrastes.

Muchos de los contrastes empleados en estas exploraciones son yodados, pero el yodo está fijado a la molécula del contraste y no puede liberarse, comportándose como material inerte.

La lactancia no debe suspenderse por una mamografía, pero puede dificultar su interpretación, en cuyo caso se puede recurrir a la ecografía.

Antes de practicarla conviene vaciar bien el pecho (dar de mamar) para disminuir las molestias de la exploración y facilitar su interpretación.

En cambio, hay que consultar cuidadosamente cuánto tiempo se debe dejar de amamantar si lo que se va a practicar es una prueba con isótopos radioactivos (gammagrafía).

En este caso, es conveniente haber tomado la precaución de extraer leche previamente para disponer de una reserva necesaria en días posteriores.


PREGUNTAS FRECUENTES:

  1. Nos han mandado a los dos el mismo antibiótico. ¿Tengo que dárselo, o ya es suficiente con lo que tomo yo y pasa a la leche?

Tienes que dárselo. Con la cantidad que pasa a la leche tu hijo no tiene ni, para empezar. Y no, no se le juntará demasiada cantidad, es como si tu hijo, en vez de tomarse una pastilla, tomase 1,01 (o 1,0001) pastillas.


  1. ¿Es mejor tomarlo antes o después de la toma?

En algunos casos muy concretos para aquellos medicamentos que se pueden tomar, pero con grandes precauciones, puede que tu médico te aconseje un horario concreto.

El truco es intentar que el pico máximo del medicamento en la sangre (que es distinto en cada fármaco, muchas veces entre 30 minutos y dos horas después de tomar la pastilla, pero a veces más tarde), no coincida con una toma. Cuando el tratamiento se toma sólo una vez al día, y además el niño duerme de un tirón (se dice que algunos lo hacen), lo mejor suele ser tomar la pastilla tras la última toma de la noche.


  1. ¿Y si me salto una toma y le doy un biberón?

Si te han dicho que se puede tomar el medicamento, se puede. El biberón es peor.


  1. ¿Y si tomo sólo media pastilla?

Si no estás enferma, o no necesitas el tratamiento, no tomes nada. Pero si lo necesitas, el médico te habrá recetado la dosis adecuada. No se te ocurra tomar menos.


REFERENCIAS

 

http://www.upch.edu.pe/ehas/pediatria/lactancia%20materna/Clase%209%20-%2010.htm

http://www.intermedicina.com/Avances/Pediatria/APE35.htm

www.cymsa.com.ar/pdf/lactancia/contraindicacion.

www.prematuros.cl/guiasneo/drogaslactancia.pdf

http://www.e-lactancia.org/

http://www.babysitio.com/bebe/lactancia_consejos.php

http://www.slideshare.net/franciabaez/presentation1-francia-lactanci-aq-1

http://guiadelactanciamaterna.wordpress.com/medicamentos-y-lactancia-2/drogas-y-lactancia/

http://mx.globedia.com/leche-materna-transmite-drogas-medicamentos-bebe

www.lactando.org/guia/18.pdf

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Tienes alguna duda sobre tu salud o la de tu bebé? Utiliza nuestro consultorio virtual, es gratuito y confidencial.

LO MAS LEÍDO
CONOCE NUESTRA REVISTA

REVISTA MENSUAL

SIGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES