Lactancia: leche materna y medicamentos o drogas
Complicaciones de parto / Postparto, El bebé, Embarazo

Lactancia: leche materna y medicamentos o drogas

Introducción

Mas del 90% de mujeres toman medicamentos o productos herbolarios durante el periodo de lactancia y en algún momento dado pueden tener duda acerca de la compatibilidad de la lactancia con un medicamento, una planta medicinal, un contaminante ambiental o una enfermedad.

Aunque las enfermedades más comunes, como por ejemplo: los resfriados, la gripe, o la diarrea no pueden filtrarse en la leche materna, la mayoría de los medicamentos que ingieras pasarán a tu leche, pero usualmente en cantidades muy pequeñas ya que el organismo de las mamás lactantes metaboliza la mayor parte de las drogas antes de que éstas puedan pasar a la leche que será mamada por el bebé.

No obstante, algunas drogas podrían llegar a causar problemas en los bebés incluso si fueran ingeridas en muy pequeñas dosis.

Es por esto que se recomienda que, si estás dando el pecho a tu bebé, no tomes ningún medicamento sin consultar antes con un médico bien documentado. Él seguramente te dirá si es necesario suspender la lactancia.

Factores que determinan la seguridad de los medicamentos durante la lactancia materna.

 Estos factores pueden estar relacionados con la leche materna, con la madre, con el mismo medicamento o con el bebé.

Factores relacionados con la leche materna, composición de la leche: la leche materna sufre muchos cambios en las concentraciones de grasas y proteínas los cuales dependen del momento en el que estás (calostro vs. leche madura), o incluso del estado de una mamada (leche frontal o primera vs. leche posterior) Estos cambios van a influenciar cuánto del medicamento va a ser transportado del plasma de tu sangre a la leche y esto causa variaciones en la concentración del medicamento en la leche.

 Factores relacionados con la madre: la forma en la que se administra el medicamento, la dosis y la duración del tratamiento y si se excreta a través del hígado o de los riñones.

Factores relacionados con el bebé: la edad (el efecto es mayor en recién nacidos que en bebés más grandecitos cuya función del riñón y del hígado es más eficiente); el peso, la forma en la que se absorbe el medicamento, cómo se excreta y qué tanta leche está mamando en cada toma.

Factores relacionados con el medicamento: su concentración en la leche, la toxicidad, el posible efecto supresor de la producción de leche y si es un medicamento de larga o corta acción.

Otro factor importante es el momento en el que la droga alcanza los niveles más elevados en tu sangre. Para evitar que coincida con el momento de amamantar, es necesario que te lo tomes justo al terminar de alimentar a tu bebé.

 ¿Los medicamentos pueden afectar al bebé?

Ante todo debes saber que casi todo lo que se suele prescribir es compatible con la lactancia. Es así que, apenas media docena de enfermedades maternas, contraindican o hacen prácticamente imposible la lactancia. Muchas madres que dan pecho a sus hijos después del parto han de tomar algún tipo de medicamento de manera ocasional o continuada, surgiendo de este modo la duda si debe interrumpirse la lactancia o no. En general la mayoría de los medicamentos que una paciente ingiere se excretan en mayor o menor medida por la leche. Casi todos ellos en pequeñas cantidades.

Muchas madres que dan pecho a sus hijos después del parto han de tomar algún tipo de medicamento de manera ocasional o continuada, surgiendo de este modo la duda si debe interrumpirse la lactancia o no. En general la mayoría de los medicamentos que una paciente ingiere se excretan en mayor o menor medida por la leche. Casi todos ellos en pequeñas cantidades.

Muchas madres que dan pecho a sus hijos después del parto han de tomar algún tipo de medicamento de manera ocasional o continuada, surgiendo de este modo la duda si debe interrumpirse la lactancia o no. En general la mayoría de los medicamentos que una paciente ingiere se excretan en mayor o menor medida por la leche. Casi todos ellos en pequeñas cantidades.

Como ya lo mencionamos anteriormente, la mayor parte de las drogas que la madre consume y se encuentran en la sangre, pueden pasar a la leche, pero no son muchas las que lo hacen en la cantidad suficiente como para afectar al lactante. La dosis que pasa a la leche, raramente excede el 1% al 2% de la dosis materna.

Las madres que deben tomar medicamentos diariamente para padecimientos tales como epilepsia, diabetes o hipertensión, pueden amamantar a sus bebés. Sin embargo, es recomendable que consulten con su pediatra para que les aconseje acerca de la mejor manera para minimizar la exposición del bebé a la droga.

lacydrogas

Prácticamente todos los medicamentos hormonales como: la hormona tiroidea, la insulina, la cortisona a las dosis habituales, son compatibles con la lactancia, sólo hay que evitar los estrógenos pues provocan disminución de la producción de leche. El médico te indicará qué tipo de anticonceptivo podrás usar durante el tiempo que dure la lactancia.

¿Cómo puedo saber si un medicamento es tóxico para el bebé?

Para que una sustancia tomada por o aplicada a la madre afecte al lactante debe: o inhibir la producción de leche o seguir todos y cada uno de los pasos que se describen a continuación.

Inhibir la producción de leche: Algunos medicamentos disminuyen la producción láctea, fundamentalmente por inhibición de la hormona prolactina

Aparecer en la sangre de la madre: es decir, tiene que absorberse.

Tiene que pasar de la sangre a la leche. Casi todos los medicamentos pasan a la leche en mayor o menor medida, aunque hay excepciones, como la heparina y sus derivados (inyecciones anticoagulantes que a veces se aplican antes o después del parto, cuando existe riesgo de trombosis).

Persistir en la leche de la madre en concentración significativa, lo que depende de:

  • Pico o Tiempo máximo: Tiempo necesario para alcanzar la concentración máxima desde que se toma. Si el medicamento puede afectar al bebé, es justo el momento en el que hay que evitar dar pecho (es mejor tomar el medicamento o producto en cuestión inmediatamente después de dar pecho).
  • Semivida de eliminación. Es el tiempo que tarda la concentración plasmática de una sustancia en reducirse a la mitad. Cuanto más corto es (pocas horas), más pronto se elimina y, por tanto, más seguro para la lactancia.

Pasar a la sangre del lactante: Según la capacidad de paso a la leche y de absorción por parte del lactante se considera que el porcentaje de dosis materna de un medicamento que llega al lactante generalmente es en cifras inferiores a 1.0 %.

Producir un efecto perjudicial al bebé. La mayor parte de los medicamentos pasan a la leche en cantidades tan ridículas que no pueden tener ningún efecto. Y la mayoría, aunque pasasen en mayor cantidad, no serían perjudiciales.

Además, si la madre ha estado recibiendo el medicamento durante el embarazo (que ha llegado al feto a dosis plenas), no existe razón alguna para suspenderlo o desaconsejar la lactancia una vez nacido el bebé.

Medicamentos de aplicación local. Los medicamentos aplicados sobre la piel, los que se inhalan por la nariz, o los que se aplican en los ojos, no son un riesgo para el bebé que es amamantado.

Los medicamentos como la anestesia local. No implican un riesgo para el bebé

Factores maternos que influyen en la cantidad de medicamento a la cual el recién nacido está expuesto

Padecimientos maternos: Cualquier padecimiento que retarde la eliminación del medicamento en la madre (por ejemplo si la madre tiene problemas del hígado o del riñón), puede dar lugar a que se presenten niveles altos del medicamento en la leche materna y, por lo tanto, haya una mayor exposición del medicamento en el recién nacido.

Vía de administración: Si la madre toma el medicamento por vía oral se demorará en llegar a la leche materna, en cambio si se usa inyectado en la vena, tendrá niveles en sangre más altos y llegará más rápidamente y en mayor concentración a la leche materna. La vía intramuscular también es rápida.

 La dosis y duración del tratamiento: Son importantes para determinar la seguridad del uso del medicamento durante el amamantamiento.

 En algunos medicamentos se desconoce la magnitud de excreción a través de la leche, de ahí que sea necesario usar medicamentos aprobados para usarse durante la lactancia materna.

 Los factores genéticos. La sensibilidad de la madre y del bebé que pueden presentarse de manera severa ante ciertos medicamentos como: alergias, diarrea, vómito.

 Factores del recién nacido que pueden influir

La edad y la madurez del lactante son importantes. Los bebés prematuros y recién nacidos tienen inmadurez a nivel renal y hepático y tienen mayor riesgo de alcanzar concentraciones altas del medicamento en la sangre.

Consideraciones que te ayudarán si vas a recibir una medicación

  • Evita lo más posible el uso de medicamentos. Si son utilizados sólo para aliviar síntomas, selecciona la droga que alivie el síntoma más molesto.
  • Retrasa el tratamiento (si es posible). Las terapias específicas deben ser retrasadas hasta después del destete.
  • Toma el medicamento antes del período más largo de sueño del bebé. Esto puede aplicarse para drogas que se administran una vez al día.
  • Trata de no amamantar en los periodos de concentración máxima de la droga, entre 1 a 3 horas después de ingerido el medicamento.
  • Toma el medicamento cuando termines de dar de mamar.
  • Se prefiere los medicamentos que tienen un período de acción más corto.
  • No debe suspenderse la lactancia materna, ya que las consecuencias para la salud del niño pueden ser desfavorables.
  • Comunícate con el pediatra si el bebé presenta una reacción como (diarrea, somnolencia, llanto excesivo, etc.).

¿Cuáles medicamentos están contraindicados?

Además de los antineoplásicos (anticancerígenos) y las drogas de abuso social, sólo cuatro medicamentos están absolutamente contraindicados durante la lactancia: la fenindiona (Metronidazol), la amiodarona (medicamento para corregir las arritmias del corazón), los derivados del ergotamina (para crisis de migraña) y los yoduros.

Lee la etiqueta del medicamento para saber si afecta la lactancia materna. Algunos medicamentos pueden afectar la capacidad de tu cuerpo para producir leche materna.

Advertencias de uso

Pero si hay algo que está absolutamente prohibido es la automedicación. Sólo puedes utilizar fármacos bajo estricto control médico, para que se te indique en qué momento debes tomarlos, si tienes que esperar para dar el pecho al bebé, cuántas dosis puedes ingerir…

Y es que incluso los medicamentos más seguros tienen cierto riesgo si no se usan en el momento y en la forma adecuada. Por ejemplo, si tomas paracetamol, tendrás que esperar un mínimo de dos horas para amamantar a tu hijo, es decir, lo ideal es tomarlo inmediatamente después de dar el pecho.

Si quieres saber el nivel de riesgo de otros medicamentos, las precauciones que debes guardar con ellos, cuánto tiempo tardan en ser eliminados del organismo materno…, entra en www.e-lactancia.org. Es una página web coordinada por el Dr. José María Paricio, ex jefe de Pediatría del Hospital de Denia (Alicante, España), uno de los mayores expertos en lactancia materna. Allí podrás consultar la compatibilidad del amamantamiento, no sólo con medicamentos; también con plantas medicinales, contaminantes ambientales, suplementos vitamínimos, procedimientos médicos o enfermedades.

Drogas ilícitas y “drogas sociales”.

La nicotina a dosis muy altas puede disminuir la producción de leche por inhibición de la liberación de prolactina. Los lactantes criados en ambientes de humo de tabaco padecen más infecciones respiratorias, pero más si al mismo tiempo son alimentados con leche artificial, por lo que si una madre no puede dejar de fumar, es preferible que trate de fumar menos y que no fume dentro de casa, pero sobre todo que siga dando pecho para contrarrestar los efectos perniciosos del tabaquismo pasivo del lactante.

Grandes dosis de cafeína (más de 300 mg al día, 6 tazas de café al día) pueden producir irritabilidad e insomnio en el lactante, aunque algunos lactantes tienen problemas con menos dosis. Si aparecen estos síntomas, valorar la conveniencia de disminuir la ingesta de café, té, mate, chocolate, refrescos, bebidas o medicamentos que lo contengan.

Es recomendable no consumir alcohol o hacerlo de forma muy moderada y ocasional. El consumo crónico ocasiona sedación y retraso psicomotor en el bebé.

El alcoholismo y las drogas de abuso, alteran el juicio y la conducta, interfieren con la capacidad de la madre de cuidarse a sí misma y de atender apropiadamente a su bebé haciendo peligrar la vida y salud de ambos.

Las anfetaminas se concentran 7 veces más en la leche que en la sangre y se absorben oralmente muy bien, provocando taquicardia e irritabilidad en el lactante.

La relación leche/plasma para la marihuana es de 8, su absorción oral es completa, permanece durante meses en tejidos grasos y su metabolito, el tetrahidrocanabinol, puede retrasar el desarrollo psicomotor del lactante.

La cocaína provoca vómitos, diarrea, hiperexcitabilidad, hipertensión y taquicardia en los lactantes de las madres que la toman.

La fenciclidina y el LSD son potentes alucinógenos nada recomendables; la fenciclidina se concentra 10 veces más en leche que en plasma y ambas drogas tienen una biodisponibilidad oral del 100%.

La heroína, que también se concentra más del doble en leche que en plasma, se excreta en cantidad suficiente para crear adicción en el lactante.

El uso de drogas ilícitas te afecta tanto a ti como a tu bebé ya que estas drogas pasan directamente a la leche materna. Es indispensable que detengas este hábito o elijas no amamantar a tu hijo, algunas de ellas afectan la producción de la leche y además afecta la capacidad de la madre para cuidar del bebé y puede poner en peligro la salud y la vida de ambos

¿Los estudios de laboratorio afectan la lactancia?

Todos los procedimientos odontológicos, incluida la anestesia local, el blanqueo de dientes y la prescripción de antibióticos y antiinflamatorios, también son compatibles con la lactancia.

Las ecografías, las radiografías, los TAC y las Resonancias Nucleares Magnéticas (RNM) son compatibles con la lactancia, aunque sea con contrastes. Muchos de los contrastes empleados en estas exploraciones son yodados, pero el yodo está fijado a la molécula del contraste y no puede liberarse, comportándose como material inerte.

La lactancia no debe suspenderse por una mamografía, pero puede dificultar su interpretación, en cuyo caso se puede recurrir a la ecografía. Antes de practicarla conviene vaciar bien el pecho (dar de mamar) para disminuir las molestias de la exploración y facilitar su interpretación.

En cambio, hay que consultar cuidadosamente cuánto tiempo se debe dejar de amamantar si lo que se va a practicar es una prueba con isótopos radioactivos (gammagrafía); en este caso, es conveniente haber tomado la precaución de extraer leche previamente para disponer de una reserva necesaria en días posteriores.

Conclusiones

Muchas veces se interrumpe la lactancia con tratamientos que son considerados oficialmente compatibles con la Lactancia Materna.

Promover la lactancia materna es el objetivo que deben plantearse todos los profesionales de la salud. Interrumpirla puede tener consecuencias para la salud de madre e hijo.

Es importante que el médico, antes de administrar un fármaco a una madre lactante, se pregunte si el medicamento es realmente necesario y deberá seleccionar el más seguro el cual será administrado en la dosis más baja posible y durante el período más breve compatible con un tratamiento eficaz.

Es importante que observes reiteradamente a tu bebé mientras recibes el tratamiento farmacológico, para que, tempranamente, detectes si existen efectos adversos como por ejemplo: cambios en los patrones de alimentación y sueño, inquietud, agitación, depresión, erupciones en la piel. Ante la aparición de algunos de estos signos, es necesario comunicarlo a tu médico y al pediatra.

Preguntas frecuentes:

  1. Nos han mandado a los dos el mismo antibiótico. ¿Tengo que dárselo, o ya es suficiente con lo que tomo yo y pasa a la leche?

Tienes que dárselo. Con la cantidad que pasa a la leche tu hijo no tiene ni para empezar. Y no, no se le juntará demasiada cantidad, es como si tu hijo, en vez de tomarse una pastilla, tomase 1,01 (o 1,0001) pastillas.

  1. ¿Es mejor tomarlo antes o después de la toma?

En algunos casos muy concretos para aquellos medicamentos que se pueden tomar, pero con grandes precauciones, puede que tu médico te aconseje un horario concreto. El truco es intentar que el pico máximo del medicamento en la sangre (que es distinto en cada fármaco, muchas veces entre 30 minutos y dos horas después de tomar la pastilla, pero a veces más tarde), no coincida con una toma. Cuando el tratamiento se toma sólo una vez al día, y además el niño duerme de un tirón (se dice que algunos lo hacen), lo mejor suele ser tomar la pastilla tras la última toma de la noche.

  1. ¿Y si me salto una toma y le doy un biberón?

Si te han dicho que se puede tomar el medicamento, se puede. Darle biberón puede afectar tu lactancia.

  1. ¿Y si tomo sólo media pastilla?

Si no estás enferma, o no necesitas el tratamiento, no tomes nada. Pero si lo necesitas, el médico te habrá recetado la dosis adecuada. No se te ocurra tomar menos.

Referencias:

Defectos al Nacimiento, N - S

Síndrome Fetal por Anticonvulsivos

Introducción

Teratogenicidad por antiepilépticos (malformaciones inducidas por estos medicamentos durante el embarazo)

Un agente teratogénico es cualquier sustancia, organismo, agente físico o estado de deficiencia que, estando presente durante la vida embrionaria o fetal, produce una alteración en la estructura o función del bebé.

Los medicamentos que se utilizan para el tratamiento de la epilepsia se asocian con mayor frecuencia de malformaciones en los bebés de madres epilépticas este riesgo se incrementa en las que toman varios medicamentos, de tal manera que se recomienda la reducción del tratamiento a monoterapia (un solo medicamento).

Las epilépticas embarazadas tratadas durante el primer trimestre tienen más frecuencia de bebés con malformaciones que las que no reciben tratamiento. Sin embargo, el riesgo por el medicamento es menor que los producidos por las convulsiones si no se da medicamento.

La forma en que estos agentes producen daño puede ser:

  •   Los medicamentos al pasar a la sangre del bebé alteran el crecimiento de los tejidos y órganos o destruyen células necesarias para el crecimiento y desarrollo del bebé.
  •   Otra forma de causar daño, se relaciona con la deficiencia de ácido fólico que puede acentuarse con el uso de anticonvulsivos. Ya se conoce que la falta de esta vitamina produce malformaciones faciales y defectos de cierre del tubo neural, por lo que tomar ácido fólico puede disminuir el riesgo. Mientras más anticonvulsivos use una mujer más se afecta el ácido fólico.

La probabilidad de que un bebé tenga un defecto puede ser mayor o menor dependiendo de: cuánto medicamento tomó, en qué momento del embarazo, si la madre tomó otros medicamentos o se expuso a otros factores de riesgo, y finalmente la reacción individual de la madre y el bebé.

Por ejemplo mientras más temprano al inicio del embarazo se tome un medicamento más probabilidad de que se afecte el bebé. Existen además otros factores que afectan la aparición de malformaciones: crisis durante el embarazo, caídas durante el embarazo, susceptibilidad genética a padecer malformaciones y/o epilepsia, edad de la madre, otras enfermedades que tenga la madre, seguimiento inadecuado y falta de higiene del embarazo.

factores que afectan la aparición de malformaciones: crisis durante el embarazo, caídas durante el embarazo, susceptibilidad genética a padecer malformaciones y/o epilepsia, edad de la madre, otras enfermedades que tenga la madre, seguimiento inadecuado y falta de higiene del embarazo.

¿Qué le pasa al bebé?

Las malformaciones se pueden ser mayores o menores. Las malformaciones mayores son aquellos que impiden que un órgano funcione correctamente, por lo tanto, afectan la salud del niño y necesitan medicamentos o cirugía

Aquí se incluyen la microcefalia (cabeza pequeña), el paladar hendido, la criptorquidia (falta de descenso de los testículos), hipospadias (defecto en la posición del meato urinario en los varones), malformaciones de corazón, luxación de la cadera, atresias intestinales y defectos de cierre del tubo neural.

Cualquiera de los medicamentos antiepilépticos puede presentar estos hallazgos, sin que pueda establecerse una relación entre la exposición a un medicamento determinado y una malformación determinada.

Muchos estudios han intentado definir cuál de los antiepilépticos es el menos dañino, pero los resultados no son concluyentes y muchas veces son contradictorios entre sí.

Los defectos menores suelen ser pequeñas desviaciones de la normalidad que no afectan la salud del niño, no producen alteraciones del desarrollo y que suelen suavizarse o desaparecer con el crecimiento.

Sin embargo cuando existen varias malformaciones menores en un bebé, puede indicar la existencia de una malformación mayor. Entre las malformaciones menores típicas se encuentran las dismorfias faciales, el hipertelorismo (separación exagerada de los ojos), pliegue epicántico (un pliegue de piel cubre el ángulo interno del ojo), puente nasal ancho, alargamiento del surco labial superior), hipoplasia digital (dedos del pie y manos pequeños), pliegues simiescos en manos, implantación baja de la línea del pelo, entre otros.

Algunas anomalías menores pueden ser típicas de algún anticonvulsivo en particular mientras que otras se comparten entre los diferentes medicamentos.

Síndrome fetal por hidantoina : las malformaciones congénitas se dan principalmente cuando el medicamento se administra a la embarazada durante los primeros meses de embarazo. Las manifestaciones que caracterizan a los niños expuestos a la hidantoina durante el embarazo incluyen:

•  Cabeza y cuello : microcefalia (cabeza más pequeña de lo normal), hipoplasia (subdesarrollo) de la mitad de la cara, fontanelas muy grandes y ligera micrognatia (barbilla pequeña).

•  Orejas : las orejas están implantadas abajo y deformes.

•  Ojos : estrabismo, párpado superior caído, los ojos están muy separados.

•  Nariz : nariz pequeña con un puente plano y ancho.

•  Boca y estructuras orales : labios delgados, boca grande, ocasionalmente puede haber labio o paladar hendido.

•  Cuello : el cuello es corto

•  Manos y pies : las porciones distales de los dedos son pequeñas y pie metido. Las líneas de las palmas de las manos son anormales. casi no hay uñas.

•  Piel : El pelo es grueso y la línea de crecimiento es muy baja.

Referencias

¿Qué es el puerperio?
Complicaciones de parto / Postparto, Embarazo

Que es el puerperio

¿Qué es el puerperio?

El puerperio comienza después del parto, se trata del periodo que transcurre hasta que mujer se recupera después de un parto o cesárea. Dura aproximadamente 40 días o 6 semanas, por eso también se le llama cuarentena.

Los cambios efectuados durante el embarazo (fisiológicos, anatómicos, endocrinos u hormonales), desaparecerán poco a poco y nuevamente pasarás por muchas transformaciones. Conocerlas y ayudar a que ocurran del modo adecuado es de enorme importancia para lograr los mejores resultados.

Tener paciencia es fundamental hasta que las cosas vuelvan a su sitio.

Etapas del puerperio

  1. Puerperio Inmediato: comprende las primeras 24 Hs. y se ponen en juego los mecanismos que permiten que la matriz empiece a contraerse y deje de sangrar.
  2. Puerperio Mediato: abarca del 2do al 10° día, actuando los mecanismos que disminuyen el tamaño de la matriz y se inicia la lactancia.
  3. Puerperio Alejado: se extiende aproximadamente hasta los 45 días luego del parto, el retorno de la menstruación indica su finalización.
  4. Puerperio Tardío: puede llegar hasta los 6 meses post parto y se acompaña de una lactancia prolongada y activa.

Lo que debes esperar, físicamente, durante la cuarentena

Este tiempo de recuperación, requiere de algunos cuidados y vigilancia. Por otro lado existen circunstancias, que son normales y la mujer debe conocer. A continuación explicaremos cada una de estas situaciones.

Sangrado vaginal:

Tras el parto, tanto si es parto vaginal como cesárea, se presentará sangrado vaginal. Son los restos de lo que el útero necesita sacar después del parto. El primer día, un poco más que en una regla.

Después, poco a poco, el sangrado irá disminuyendo progresivamente, hasta que a partir de los 15-20 días existirá una secreción rosácea-blanquecina hasta que terminan siendo muy semejantes al flujo vaginal de la mujer.

Quizás sea más abundante por la mañana porque se forman depósitos tanto en el útero como en la vagina mientras que estás acostada y estos descienden cuando te levantas.

El sangrado disminuirá o desaparecerá más rápido cuando la madre amamanta, aunque en algunas mujeres siguen hasta la primera menstruación. Es necesario cambiar las compresas con frecuencia y no utilizar tampones para evitar el riesgo de infección. Si el sangrado aumenta, huele fuerte o hay fiebre, consulte a tu médico.

Entuertos o cólicos:

Los entuertos son dolores uterinos (cólicos), similares a los de la regla y son causadas por la involución o disminución del tamaño del útero hasta que llega a su tamaño normal.

Pueden ser calmados con algún analgésico que te recomiende tu médico sin que afecte a la lactancia la cual, por cierto, motiva que, durante las tomas, los entuertos aumenten por la acción de la hormona oxitocina, que se produce por la succión del pezón por el bebé. Estos analgésicos también son útiles para cualquier tipo de dolor.

Incontinencia urinaria o fecal:

El estiramiento de los músculos durante el parto, puede ser la causa de que tengas, accidentalmente, incontinencia urinaria, especialmente cuando toses, te ríes o haces algún esfuerzo. Igualmente, puede dificultar el control del movimiento de tus intestinos, especialmente cuando tuviste una labor de parto larga antes de un parto vaginal.

Las molestias urinarias desaparecen después de 24 hs. del parto. Recuerda realizar ejercicios para los músculos del piso pelviano desde el primer día como los ejercicios de Kegel. Estos ejercicios harán que los músculos de la vagina vuelvan a tener el tono normal más rápido y además es una manera de prevenir el prolapso vaginal y la incontinencia urinaria.

En la incontinencia fecal, si realizas frecuentemente los ejercicios de Kegel, te podrá ayudar cuando el problema es leve, pero si este problema persiste, es necesario que hables con tu médico.

Constipación o estreñimiento:

 Si hay dificultad para evacuar el intestino que no se soluciona con una dieta rica en fibras, pueden utilizarse supositorios de glicerina sin ningún riesgo. No tengas miedo de la episiotomía al evacuar los intestinos porque los puntos no se soltarán.

El sueño

El hecho de no poder dormir las horas necesarias es agotador al principio, pero todas las madres sobreviven a estas primeras semanas. El bebé se despierta cada 2 ó 3 horas para alimentarse y el proceso de amamantamiento y cambiada de pañal lleva al principio casi 1 hora. Te quedarán sólo 2 horas entre mamada y mamada para comer, higienizarte y descansar.

Procura aprovechar estos espacios. El sueño profundo se conserva (y esto permite que te recuperes) a expensas de una menor duración de los periodos de sueño ligero.

Manchas en la piel

Si notaste que durante tu embarazo aparecieron algunas manchas amarronadas en la piel, especialmente en la frente, pómulos, mentón o en el abdomen, debes saber que tardan en desaparecer varios meses en la medida que la piel se vaya descamando con su proceso natural. Protégete del sol.

Rara vez estas manchas persisten y en este caso debes consultar a un dermatólogo.

Várices

Lo mismo sucede con las várices que pueden aparecer durante el embarazo. Generalmente a los 3 meses postparto desaparecen, salvo que exista cierta predisposición personal o familiar para las mismas. También se debe consultar a un especialista si persisten más de este tiempo.

Si tienes hemorroides: Extrema la higiene, después de la defecación, de preferencia realizar limpieza con agua tibia. Evita el estreñimiento con una alimentación rica en fibras (frutas y verduras).

Caída del cabello

Puede aparecer una caída de cabello que no tendrá importancia si no es excesiva. Procura escoger un champú adecuado, no coloques el secador muy cerca del pelo y no lo recojas con gomas. Una alimentación adecuada es tu mejor aliado. Evita los tintes durante este periodo.

Consejos para el puerperio

 Cuidado de la episiotomía: A veces, el ginecólogo realiza una episiotomía (corte en la zona que va desde la vulva hasta el ano) más o menos extensa en un intento de evitar un desgarro vaginal grave y el sufrimiento del bebé durante el parto.

Normalmente cicatriza en unos 7-10 días, los puntos de sutura que se suelen utilizar se reabsorben solos, no es necesario quitarlos. Si el dolor en la zona es excesivo, se hincha o enrojece o se abren los puntos, es necesario consultar al médico.

Es conveniente, después de cada defecación, lavar con agua y jabón blanco o neutro. Si se puede, hay que procurar que se seque al aire. Mantener la zona siempre seca, utilizando compresas sin plástico para que haya transpiración de la herida y cambiándolas con frecuencia. Procurar no secarse frotando la herida, sino con cuidado con pequeños toquecitos con la toalla.

En el caso de una cesárea, los puntos deberán ser retirados por el médico a los 10 días aproximadamente. Mientras tanto el aseo diario con agua limpia y jabón debe ser suficiente para mantener limpia la herida.

Deambulación

Es de gran importancia levantarse de la cama en cuanto puedas alternando algunos paseos con el descanso, eso facilitará:

  • El normal funcionamiento de la vejiga y la pronta eliminación de líquidos acumulados durante el embarazo (edemas o hinchazones).
  • Agilizará la función normal del intestino.
  • Evitara la formación de trombos (coágulos) en las venas o arterias por reposo prolongado.
  • Eliminará la posibilidad de riesgo de flebitis (inflamación de las venas, principalmente de las piernas)

Se aconseja el baño pero se prohíben las duchas vaginales.

Pérdida de peso

Después del parto, probablemente te sientas fuera de forma e incluso puede parecer que sigues embarazada. Esto es normal. La mayoría de las mujeres pierden más de 5 kilos durante el parto incluyendo el peso del bebé, la placenta y el líquido amniótico. En los días siguientes, perderás más peso de los líquidos acumulados.

Ya después, una dieta saludable y el ejercicio regular puede ayudar a que, gradualmente, vayas recuperando tu peso de antes del embarazo.

Recuperación de la figura

El abdomen va a impresionarte durante los primeros días y tal vez lo notes flácido y abultado como un embarazo de 5 meses. Tanto los músculos como la piel necesitan de un cuidado especial en este período para que vuelvan a lucir como antes.

Es conveniente durante el primer mes tras el parto, únicamente realizar ejercicios para fortalecer la musculatura perineal, es decir la que se encuentra entre la vagina, el recto y la uretra (el conducto por donde sale la orina de la uretra). Un ejercicio muy eficaz consiste en cortar el chorro de la orina, de esta manera te darás cuenta de cuáles son los músculos del perineo y podrás continuar apretándolos en cualquier momento sosteniendo la presión unos segundos cada vez.

Trata de mantener tu piel bien hidratada con las mismas cremas que usaste durante el embarazo y, después de, por lo menos, un mes tras el parto, podrás iniciar una rutina diaria de ejercicios para fortalecer la musculatura abdominal.

Es importante no iniciar enseguida con los abdominales. No por empezar antes se obtiene un resultado mejor.

No es aconsejable una dieta muy estricta durante el amamantamiento. Es más efectiva la actividad física para recuperar tu figura.

Lactancia

La placenta es un órgano que cumple muchas e importantes funciones, entre las cuales está la fabricación y liberación de hormonas tendientes a crear y mantener un adecuado estado gestacional. El hecho de que la placenta se desprenda, dejando de aportar ese caudal de hormonas provoca a que el cerebro libere, por ejemplo, oxitocina.

Entre otras funciones, esta hormona interviene en la salida de la leche materna. Por ello, el puerperio es un periodo fundamental para la lactancia. Cuanto más amamante la madre al bebé en esta etapa, mejor y más duradera será la lactancia.

Dolor de las mamas

Las mamas aumentan de tamaño en el embarazo y más aún en el momento de la lactancia. El aumento de la producción de leche dentro de la mamas, hace que éstas estén más grandes, más distendidas y más dolorosas.

Durante la primera semana del puerperio se produce una “bajada de leche”, es decir, comienza la producción, la cual se verá estimulada por la succión del mismo bebé. La leche de los primeros días se llama calostro, es amarilla espesa y de color oro, es rica en anticuerpos que protege al bebé de infecciones graves y lo estimula a mamar frecuentemente.

En ese momento, las mamas se ponen duras y tensas, calientes y tersas produciendo bastante dolor que, a veces, se acompaña de un poco de temperatura.

Los primeros días de lactancia los pechos producen más leche de la que el niño es capaz de succionar, por lo que los lóbulos mamarios se quedan llenos de leche produciendo bastante dolor si no se vacían en tomas sucesivas. La mujer nota como si la mama estuviera rellena de piedras o almendras.

Para evitar estas molestias mamarias, es recomendable el masaje suave en las mamas y la aplicación de calor local ya sea mediante duchas de agua caliente o con paños calientes unos minutos antes de la toma.

El calor favorecerá la dilatación de los conductos de la leche (galactóforos) y la salida de la leche, disminuyendo así las durezas mamarias. En casos extremos, puede ser necesario vaciar las mamas con un sacaleches para disminuir la tensión mamaria que puede llegar a aplanar el pezón dificultando la correcta succión del bebé.

Otro cuadro distinto es la llamada “ingurgitación dolorosa de la mama”. Es un proceso inflamatorio que se acompaña de mamas calientes, grandes y dolorosas, pero sin percibirse bultos como almendras como en el exceso de leche. La ingurgitación dolorosa de la mama es un cuadro que acompaña a la subida de la leche y se trata, al contrario que el exceso de leche, con la aplicación de frío en forma de bolsa de hielo después de cada toma.

El dolor de los pezones y también del resto de la mama también se produce durante la succión del bebé. Las mujeres refieren que “les tira algo por dentro” cuando su bebé mama. Estas molestias aparecen los primeros días hasta que la madre se acostumbra a la succión del bebé y ambos coordinan el ritmo de la lactancia. Los pezones están más sensibles y doloridos.

Relaciones sexuales

En general se recomienda no iniciar las relaciones sexuales con penetración hasta que haya finalizado el puerperio (40 días). Después de este periodo dependerá del deseo que tenga cada mujer y si tiene dolor o no en la zona de la episiotomía.

Desde el inicio de las mismas se deberá utilizar un método anticonceptivo, no esperar hasta la primera menstruación, ya que existe peligro de embarazo.

Aunque esté dando de mamar deberá utilitzar un método anticonceptivo, ya que la lactancia no es un método anticonceptivo seguro. Aunque no hayan reglas, pueden haber ovulación.

Cambios de humor y depresión postparto

Los cambios en el humor son muy frecuentes durante el puerperio. Después de la euforia del nacimiento, provocada por unas hormonas llamadas endorfinas, puede sobrevenir un período de cansancio físico que podría provocarte momentos de depresión.

Los cambios hormonales por los que estás pasando, los cambios en la forma de vida y las influencias familiares pueden impactar en tu ajuste a la maternidad, la sensibilidad está a flor de piel y lloras fácilmente, te enojas sin razón y te cansas más.

Todas tus actividades cotidianas te resultarán un desafío y muchas veces descubrirás que el llanto es lo único que te alivia. Trata de charlar con tu pareja de todas estas emociones nuevas que vas sintiendo y encuentra en él el principal apoyo durante estos días tan diferentes.

En algunas ocasiones resientes esta nueva responsabilidad de 24 horas y el hecho de que tu casa está toda desordenada y no tienes tiempo ni energía para cuidar de ella.

Puede que no estés en esta situación, pero estas son algunas sugerencias que te ayudarán en estos momentos:

  • Trata de arreglar tu horario para que tengas varios periodos de descanso y de momentos ininterrumpidos con tu pareja.
  • Duerme cuando el bebé duerme y trata de no ser una “súper mamá”
  • Sé realista acerca de ti misma y de tu apariencia. Tómate el tiempo para bañarte, vestirte y arreglarte. Esto ayudará a que te sientas mejor.
  • Busca alguien que te pueda cuidar al bebé para que puedas salir tranquila de tu casa y descansar un rato fuera.
  • Habla con tu pareja. No puedes esperar que entienda tus sentimientos y preocupaciones a menos que se las digas.
  • Acepta el hecho de que tu casa ya nunca más será la misma de antes sino hasta que tu bebé crezca y se vaya de tu casa.
  • Y, lo más importante: concéntrate en lo bueno, no en lo malo. Disfruta a tu bebé porque los niños crecen muy rápido.

Si la depresión persiste por más de 2 semanas debes consultar a tu médico para que busque otros motivos. No dejes de visitarlo porque puede ser un indicio de depresión postparto.

¿Qué cambios suceden en los organos reproductores?

El útero: El útero, que creció en forma importante durante la gestación hasta casi el límite con las costillas, debe comenzar rápidamente su reducción.

En los primeros tres días del puerperio, y gracias a la acción de la oxitocina, el útero se reduce a un cuarto del tamaño que había alcanzado, lo cual constituye un caso único en la anatomía humana en cuanto a la pronta capacidad de reacción. Ningún músculo posee esta cualidad de estirarse sin romperse y luego encogerse a su anterior tamaño.

Hay que tener en cuenta que, al agrandarse, el útero tuvo que aumentar su vascularización, incluyendo una zona intermedia entre la madre y el niño, por donde se producía su nutrición, la cual queda expuesta luego del alumbramiento (momento del parto en que es expulsada la placenta).

De la misma manera que una planta está enraizada en el suelo, la placenta lo está en el útero, el cual debe cerrar rápidamente todos esos vasos abiertos en una superficie expuesta de entre 15 y 20 centímetros de diámetro. De esto también se encarga la oxitocina, entre otros complicados procesos mediados por esta hormona.

Una semana después del parto, el útero ha disminuido su tamaño un 50% y tiene un peso aproximado de 500 gr.

A las 2 semanas, la involución normal es tal que ya no se puede palpar el útero en el examen abdominal y, ya a las 6 semanas, ha recuperado casi el tamaño que tenía antes del embarazo.

Cuando no sucede esto, entonces se presenta una sub-involución y esto puede dar como resultado una hemorragia post parto tardía.

El cuello del útero. Después de la salida de la placenta, el cuello casi no tiene tono muscular y no se parece en nada al cuello del útero antes del embarazo.

Sin embargo, en 2 ó 3 días, recupera su apariencia común pero aún está dilatado 2 ó 3 cm. en su diámetro. Una semana después, el cuello ya tiene su apariencia común.

La vagina. Inmediatamente después del parto, las rugosidades prominentes de la vagina no son visibles y tiene una apariencia lisa e inflamada.

A las 3 semanas, la vascularidad y el edema disminuyen y la rugosidad reaparece. A las seis semanas, se ha completado la involución.

Regreso de la ovulación y de la menstruación. Algunos estudios muestran que la primera ovulación después del parto en mujeres que no amamantan, se presenta alrededor de las 10 semanas comparado con la ovulación de las madres que amamantan que se presenta más o menos a la semana 17.

El regreso de la menstruación en las mujeres que no amamantaron se puede presentar a las 12 semanas del parto y casi un 70% habrá tenido su primera regla para esa fecha.

El término medio para la primera menstruación será de 7 a 9 semanas, pero en las mujeres que amamantan, mientras más largo sea el período de lactancia, más largo será el tiempo promedio para que se presente la primera menstruación.

Sin embargo, es muy importante recordar que puedes ovular antes de que se presente tu menstruación y que puedes ovular incluso si no tienes el período. Quizás estés interesada en preguntarle a tu médico sobre el control natal.

Se piensa que si la primera menstruación se presenta antes de las 6 semanas del parto, será anovulatoria (hay menstruación pero no hay ovulación), pero una vez que el ciclo ya se ha establecido, se incrementa el porcentaje de que las siguientes menstruaciones serán ovulatorias.

Cambios en los sistemas de tu organismo durante el puerperio

Los cambios que ocurren en otros sistemas durante el puerperio, son interesantes desde la perspectiva fisiológica y porque es frecuente que el médico tenga que distinguir entre un suceso de post parto normal y un cambio que pueda ser anormal.

Sistema Cardiovascular. La mayoría de los cambios que ocurren durante el embarazo, regresan a su normalidad casi al principio del puerperio. Los cambios más significativos en la circulación sanguínea en respuesta al embarazo, incluyen un dramático aumento de la carga cardiaca y del volumen sanguíneo y una disminución en la resistencia de los vasos sanguíneos periféricos.

La primera (la carga cardiaca) y la última (disminución de la resistencia de los vasos sanguíneos) recuperan su nivel basal en las primeras 2 semanas y en cuanto al volumen sanguíneo, un parto vaginal normal se asocia a una pérdida sanguínea de 500 ml y en las cesáreas llega a 1000 ml o más. En el tercer día del post parto el aumento del volumen se ha disminuido en un 16 % y la mayor parte de la regresión se logra antes de las 2 semanas después del parto.

Tracto urinario. Los cambios principales que suceden en el sistema renal durante el embarazo, recobran sus dimensiones normales en un período de 2 a 8 semanas.

Sin embargo, al principio del puerperio existen todas las condiciones fisiológicas para que se de una infección urinaria. La función de la vejiga se altera y se considera que el 20% de las mujeres en post parto no pueden vaciar completamente la vejiga y esto puede durar 3 meses o más.

El hígado. Muchas de las alteraciones observadas en las funciones del hígado, son inducidas por los niveles de los estrógenos en la sangre durante el embarazo. El regreso a los niveles basales sucede, generalmente, a las 3 semanas del post parto.

El chequeo médico después del parto

Más o menos a las 6 semanas después del parto, tu médico revisará el estado de tu vagina, cuello uterino y útero para asegurarse de que todo va bien. Es probable también que haga un examen de las mamas y que tome tu presión arterial y peso.

Este es un buen momento para preguntarle acerca de cuándo puedes reiniciar la actividad sexual, qué tipo de anticonceptivo puedes usar, cómo vas en la lactancia y de cómo te ajustas a tu nueva vida con el bebé.

Puedes también preguntarle acerca de los ejercicios de Kegel que te ayudan a fortalecer tus músculos del piso pélvico.

Pero sobre todo, comparte las preocupaciones que puedas tener acerca de tu salud emocional o física. Es probable que te aclare que todo lo que sientes…es absolutamente normal.

Confía en el (ella) en esta nueva etapa de tu vida.

Referencias

Vacunas
Complicaciones de parto / Postparto, Embarazo

Vacunas

Muy poco después de que nuestros bebés vienen al mundo, se nos pide que les pongamos vacunas… Para algunos padres, todas las inyecciones que se administran en los dos primeros años de vida pueden parecer abrumadoras.

Los padres preguntan: “¿Qué son las vacunas?,” “¿Cómo funcionan las vacunas?,” “¿Qué probabilidades hay de que mi hijo contraiga una de las enfermedades que previenen las vacunas?” y, lo más importante, “¿Las vacunas son seguras para mi bebé?”

¿Qué es una vacuna?

Se trata de un conjunto de sustancias que se administran a los seres vivos con el objeto de que estos desarrollen una respuesta defensiva (inmunidad), contra ellas. En forma amplia, es un procedimiento que ayuda al sistema inmune a crear defensas (anticuerpos) contra diversas enfermedades

Los anticuerpos son proteínas producidas por el sistema inmune cuando el organismo entra en contacto con sustancias extrañas que pudieran causarle daño como químicos, virus, hongos, bacterias, etc. A estas sustancias extrañas se le da el nombre de “antígenos”

¿De qué están hechas las vacunas?

Las vacunas están hechas a base de virus o bacterias atenuadas o muertas o por toxoides -toxinas que segregan los microbios- también atenuados. Las vacunas también pueden estar hechas en base de virus o bacterias “sintéticas”, microorganismos artificiales que se desempeñan igual que los biológicos.

¿Cómo actúan las vacunas?

La vacuna activa nuestro sistema inmunitario (inmunización) de forma específica entrenándolo y organizando una línea de defensa (anticuerpos) para que cuando entramos en contacto con el microorganismo que produce la enfermedad esté listo para reconocerlo y eliminarlo (gracias al fenómeno llamado “memoria inmunológica”).

Cada anticuerpo es único y defiende al organismo de un tipo específico de antígeno. Estos pequeños guerreros habitan en la sangre. Se cuentan por miles en una persona adulta que tenga buenas defensas y en conjunto se les denomina inmunoglobulinas.

Los anticuerpos luchan contra las infecciones y generalmente permanecen en nuestro organismo, incluso después de que la enfermedad ha desaparecido, para impedir que te enfermes nuevamente. Al sistema inmunitario le lleva más de una semana aprender a combatir un microorganismo (antígeno) con el que no ha tenido contacto previo.

Las sustancias que se administran con las vacunas, tienen la información suficiente para que nuestro organismo reconozca al agente infeccioso sin ser capaces de desarrollar la enfermedad.

¿Para qué nos vacunamos?

La vacunación tiene dos objetivos: primero proteger al individuo contra las enfermedades a las cuales se dirigen las vacunas y segundo, proteger a la comunidad contra el riesgo de epidemias. Las vacunas no solo protegen frente a una enfermedad infecciosa a la persona vacunada sino también a los de su alrededor.

Cuando este hecho se multiplica por muchas personas vacunadas, hasta un número crítico, la circulación del agente en esa comunidad prácticamente desaparece y todo el grupo poblacional, vacunados o no, queda protegido. Esto se conoce como inmunidad de grupo o comunitaria.

¿Es igual la respuesta a cada vacuna?

La respuesta a cada vacuna no siempre es homogénea, puede variar atendiendo a distintos factores individuales y de la propia vacuna.

•Entre los individuales se encuentran la edad, la herencia, factores nutricionales, la existencia de otras infecciones, anticuerpos circulantes, bien maternos o administrados de forma exógena.

•Entre los factores relacionados con la propia vacuna se encuentran, la naturaleza y cantidad del antígeno, la vía de administración y la presencia de sustancias que aumenten la eficacia

¿Cuáles son las enfermedades que se previenen?

Difteria: Puede conducir a problemas respiratorios, fallo cardíaco, parálisis o muerte.

Haemophilus influenzae Tipo b: Puede conducir a lesiones cerebrales permanentes y hasta la muerte. Recuerda que esta enfermedad no es la que comúnmente se conoce como el flu.

Hepatitis A: Infección del hígado muy contagiosa. Puede resultar en enfermedades graves del hígado que van y vienen hasta por 6 meses.

Hepatitis B: Causa enfermedades crónicas a largo plazo. Puede conducir a enfermedad hépatica crónica o cáncer.

Sarampión: Puede conducir a diarrea, infección de oído, neumonía, lesiones cerebrales y hasta la muerte.

Parotiditis (Paperas): Puede conducir a la pérdida de la audición; dolorosa inflamación de los testículos; o meningitis (infección de la capa del cerebro y la espina dorsal).

Pertusis, también conocida como la tos ferina: Puede conducir a la neumonía, ataques repentinos, lesiones cerebrales y hasta la muerte.

Neumococo: Causa neumonía, meningitis, infecciones del torrente sanguíneo, y algunas infecciones de oído. Puede conducir a lesiones cerebrales permanentes y hasta la muerte.

rolex replica watches are known for their good quality and their great colection.
the cheapest patek philippe replica costs around.

a variety of 1:1 replica watches for sale.

swiss-watches.cc collection.

Polio: Puede conducir a dificultades respiratorias, parálisis y hasta la muerte.

Rubéola, también conocida como el sarampión alemán: La rubéola puede causar que las mujeres embarazadas pierdan sus bebés o tengan bebés con defectos de nacimiento tales como la sordera, la ceguera, enfermedades cardíacas, y lesiones cerebrales.

Tétanos, también conocido como trismo: Puede conducir a la rigidez de la mandíbula de modo que el individuo no puede abrir la boca ni tragar. En algunos casos es causa de muerte.

Varicela: Puede complicarse con infecciones bacteriales de la piel y los pulmones.

Meningococo: La enfermedad puede ser fatal. Puede resultar en sordera y problemas neurológicos. Se suministra 4 dosis de la vacuna a los infantes y a los niños aprendiendo a caminar. La vacuna también puede usarse en niños mayores que tienen riesgo de una infección por neumococo.

¿Cuándo se deben aplicar las vacunas?

El calendario de vacunación puede variar de país en país pero en líneas generales las vacunas que se aplican son las mismas y a la misma edad.

El de México es el siguiente:

Mantener las vacunas al día es muy importante para la salud de tu bebé. El bebé necesitará más de una dosis para casi todas las vacunas para cuando cumpla 2 años.

Las vacunaciones se necesitan desde el nacimiento hasta la niñez. Es importante que te cerciores de que tu hijo reciba todas las vacunas hasta los 18 años (continúa con los refuerzos). Las vacunas son administradas usualmente durante las visitas al médico o en una clínica. Es posible que tu médico te dé varias vacunas en una visita.

¿Cómo se administran las vacunas?

La principal vía de administración suele ser la inyectada aunque también se usan otras como la vía oral o intranasal (esta última es novedosa).

Es muy importante señalar que no puede cambiarse la vía de administración establecida para cada vacuna, ya que se modifica su respuesta.

¿Por qué en algunas vacunas es precisa una única dosis y en otras es necesario administrar varias dosis?

No todos los componentes activos de las vacunas poseen la misma capacidad para desencadenar una respuesta protectora y, además, la respuesta protectora puede variar con la edad (en general es mayor en el adulto y menor en el niño pequeño) o con las características del individuo (las personas con algunas deficiencias inmunológicas o en tratamiento con medicamentos que disminuyen la respuesta inmune, presentan una menor respuesta).

Por ello, para cada vacuna y para cada edad existe una pauta de administración con la que se ha demostrado mayor eficacia. Para alcanzar la eficacia deseada es necesario cumplir la administración de todas las dosis.

Además hay enfermedades frente a las cuales la respuesta protectora disminuye con el paso de los años lo que hace necesario la administración de una “dosis de recuerdo” (por ejemplo, en el caso de los adultos es lo que ocurre con la vacuna frente a la difteria tétanos).

En otros casos como la gripe es necesario vacunarse todos los años ya que el virus, a partir del cual se fabrica la vacuna, cambia habitualmente todos lo años.

¿Puedo ponerle a mi hijo las vacunas por separado?

En general los médicos están de acuerdo en que no hay un riesgo asociado por ponerle ciertas vacunas juntas a tu hijo, juntas como por ejemplo la DTPa/VPI /Hib. También hay ciertas dificultades para poder obtener las vacunas por separado porque los fabricantes no disponen de ellas sueltas. Por otra parte, hay vacunas que deben suministrarse con un intervalo de, al menos, cuatro semanas y esto haría que todo el proceso de vacunación se alargara mucho.

¿Cuáles pueden ser las reacciones luego de su aplicación?

Debido a que las vacunas provocan una infección menor al entrar al cuerpo, pueden generar algunas reacciones molestas que dependen de las vacunas que se aplicaron. En líneas generales puede aparecer:

•Fiebre y malestar general,

•enrojecimiento y dolor en el área donde fue aplicada la vacuna.

Los síntomas suelen desaparecer a las 24 ó 48 horas después de su aplicación.

Recuerda llamar al pediatra quien será la persona indicada para asesorarte en el caso de que sea necesario bajar la fiebre con algún medicamento.

Reacciones alérgicas: En muy raras ocasiones los individuos experimentan algunos efectos secundarios más graves como reacciones alérgicas. Asegúrate de decirle a tu médico si tu bebé o en tu familia existe alergia a algún medicamento o alimento o si existen ciertas condiciones bajo las cuales la vacunación no es aconsejable.

Síntomas de dicha reacción incluyen dificultad al respirar, respiración sibilante, mareo, desmayo, urticaria, latidos cardíacos irregulares y debilidad. Este tipo de reacción ocurre en unos minutos o algunas horas después de la inyección. Llama a tu médico de inmediato si tu bebé tiene cualquiera de estos síntomas.

¿Por qué no puedo esperar hasta que mi hijo empiece el colegio para ponerle las vacunas?

Las vacunas deben empezar al momento del nacimiento y haber terminado en su mayor parte a la edad de dos años. Al vacunar a tu hijo/a a tiempo (antes de los dos años), lo puedes proteger de infecciones e impedir que contagie a otros en la escuela o guardería. Los niños menores de cinco años son muy susceptibles a contraer enfermedades porque sus sistemas inmunológicos no han desarrollado las defensas necesarias para luchar contra las infecciones.

¿Qué pasa si el bebé no recibió las vacunas a tiempo?

Si tu hijo no recibe las vacunas en el tiempo que indica el calendario de vacunación, se le puede aplicar un calendario acelerado que soluciona esta deficiencia en su inmunidad. De acuerdo a su edad, se le administran o no todas las vacunas, pues algunas no pueden ser aplicadas a mayores de 2 años, como la de las paperas, o a niños mayores de 6 años, como la de difteria tipo infantil.

Si en cambio, el ciclo de vacunaciones se interrumpe, no es necesario volver a empezar, pero sí es importante terminarlo. La responsabilidad radica en los padres para que el bebé no padezca ninguna enfermedad que podría haber sido prevenida.

¿Existen contraindicaciones para aplicar alguna vacuna?

En líneas generales no se deben vacunar a los niños que:

•padecen alguna enfermedad con fiebre superior a los 37.6 °C, •a los que fueron sometidos a una transfusión de sangre reciente y •a los que tengan antecedentes alérgicos con algunos de los componentes de la vacuna. Por ejemplo, cuando una persona es alérgica al huevo, entonces, esta persona debe de evitársele a toda costa las vacunas que se elaboran a base del mismo como es el caso de la vacuna contra el Sarampión. •De la misma manera, las vacunas pueden no estar indicadas o ser efectivas en una persona con enfermedades como el SIDA y el Cáncer o con ciertos tratamientos médicos que afectan al sistema inmune.

Preguntas Frecuentes

¿Es importante conservar la cartilla de vacunación de mi bebé y la mía?

La necesidad de revacunación es muy variable por lo que es conveniente que cada persona conserve de forma escrita frente a qué se ha vacunado y en la fecha en que se vacunó. En los niños habitualmente consta en la cartilla de vacunación y en los adultos en las tarjetas de vacunación laborales o, en el caso de algunos viajeros, en el Certificado de Vacunación Internacional.

La Leche Materna ¿Puede darle al bebé la protección que necesita sin necesidad de vacunas?

La leche materna puede darle a tu bebé protección contra algunas enfermedades pero esta protección es temporal y no propia porque tu bebé no ha formado los anticuerpos para esa enfermedad. Además, las vacunas se pueden administrar a los niños alimentados al seno materno sin el temor de que la leche materna interfiera con efecto de protección que le va a proporcionar la vacuna.

Si la enfermedad no es tan seria, ¿valdrá la pena aplicarle la vacuna para prevenirla?

La mayoría de las vacunas para niños, protegen contra enfermedades que pueden llegar a ser muy serias y hasta poner en peligro la vida. Algunas vacunas son para enfermedades que por lo general no se consideran “muy serias”, como la vacuna para prevenir la Varicela. La mayoría de los niños se recuperan bien de esta enfermedad con muy poco tratamiento médico. Sin embargo, la Varicela puede llegar a ocasionar cicatrices permanentes, enfermedad seria o poner al niño en riesgo de complicaciones severas.

Aplicar varias vacunas al mismo tiempo, ¿ no será demasiada carga para el organismo del bebé?

Las vacunas cuyo objetivo es el de prevenir 12 distintas enfermedades, se recomiendan en los niños en el periodo de vida desde el nacimiento hasta los 12 años de vida. No todas las vacunas están programadas para administrarse al mismo tiempo. Sin embargo, el sistema inmune de nuestro cuerpo puede manejar el hecho de producir anticuerpos para varias enfermedades tiempo después de que se administró una vacuna cuyo objetivo era el de inmunizar contra varias enfermedades al mismo tiempo. De hecho, eso es lo que tu cuerpo hace todo el día y todos los días cuando se expone a todos los microbios que se encuentran a su alrededor. Tu Pediatra podrá decirte qué vacunas pueden darse juntas al mismo tiempo.

¿ Valdrá la pena aplicar tantas vacunas para enfermedades que ya no se presentan actualmente?

Es verdad que muchas enfermedades de la infancia son muy raras en la actualidad, pero esto se debe a que los niños vacunados están protegidos y no porque los virus y las bacterias ya no existan. Y aún enfermedades que han sido eliminadas, o más bien, prevenidas como la Polio, Difteria y el Sarampión, todavía existen en un número significativo en otras partes del mundo. Viajeros de otros países pueden acarrear la enfermedad infectando a otra gente que no ha sido vacunada por lo que sí vale la pena la aplicación de las vacunas.

¿Es verdad que la vacuna contra la Tosferina puede ocasionar el Síndrome de Muerte de Cuna?

No existen pruebas hasta el momento. Se cree que cualquier asociación entre la vacuna de la Tosferina y el Síndrome de Muerte de Cuna es coincidencia. Lo anterior se basa en que niños pequeños no vacunados que murieron de este Síndrome son generalmente de la misma edad a la que les corresponde la administración de esta vacuna. Dicho de otra manera, la edad a la que usualmente mueren es a la misma edad a la cual les corresponde vacunarse según el esquema de vacunación.

Referencias

http://www.aepap.org/familia/vacunas.htm

Tamiz Neonatal
Complicaciones de parto / Postparto, Embarazo

Tamiz Neonatal

Uno de cada mil recién nacidos aparentemente normales, tienen en forma latente una enfermedad de consecuencias graves e irreversibles (como el hipotiroidismo y la fenilcetonuria, que no se manifiestan en el nacimiento, sino más tardíamente y que son causa de retraso mental y a veces de epilepsia, ceguera u otros trastornos graves), que se manifestarán semanas o meses después.

Afortunadamente, existe la posibilidad de detectar estos padecimientos a tiempo (al nacimiento), cuando aún no se ha instalado el daño orgánico. Esta detección se logra mediante el Tamiz Neonatal.

Los programas de tamiz neonatal constituyen una prioridad dentro de la atención en problemas de salud pública ya que, desde hace más de cuatro décadas, el tamizaje ha demostrado ser un procedimiento eficaz en un gran número de países desarrollados.

¿Qué es el Tamiz Neonatal?

En medicina tamiz significa “colar” o “filtrar” en una población con el objeto de separar a los individuos que presentan alguna característica distinta a los demás. El tamiz neonatal es un procedimiento con fines preventivos que “entresaca” o “separa” a bebés que nacen con alteraciones del metabolismo que los hace distintos a los demás, para tratarlos oportunamente a fin de evitar las consecuencias que traería el no tratarlos a tiempo que, entre otras, puede ser retraso mental o la muerte.

El objetivo del tamiz neonatal es detectar la existencia de una enfermedad o deficiencia congénita antes de que ésta se manifieste, para instalar o iniciar el tratamiento adecuado que evite o aminore sus consecuencias. Los programas de tamiz neonatal, también conocidos como detección, tría, pesquisa, cribado, selección o escrutinio neonatal (screening en inglés), deben ser aplicados a todas las niñas y niños recién nacidos, para poder encontrar a los afectados.

No es un procedimiento diagnóstico, ya que los sujetos con resultados sospechosos deben someterse a una prueba diagnóstica confirmatoria.

Se considera al Dr. Robert Guthrie el pionero en este procedimiento al iniciar en 1960 utilizando unas gotas de sangre obtenidas del piquete en el talón del bebé y recolectadas en un papel filtro especial (tarjeta de Guthrie), para detectar la fenilcetonuria.

A partir de la década de los 70’s son numerosas las investigaciones en este campo que han originado el desarrollo de varias metodologías para la detección de otras enfermedades, entre las que se encuentra el hipotiroidismo congénito y en 1990 Edwin Taylor logra expandir la posibilidad de detectar enfermedades metabólicas que afectan los niveles en sangre de ácidos orgánicos.

El Tamiz Neonatal es un procedimiento que ha sido adoptado como obligatorio en muchos países aunque la cantidad de padecimientos que se detectan varía en cada uno.

¿Qué es el Tamiz Neonatal Ampliado?

Recientemente, gracias a la introducción de nuevos procedimientos analíticos, se han logrado, extender los beneficios con dichos estudios para los recién nacidos, bajo la denominación de Tamiz Neonatal Ampliado, adaptando técnicas analíticas avanzadas para el estudio de las gotas de sangre, lo que ha hecho posible determinar una gama amplia de moléculas, y la detección oportuna de varias decenas de padecimientos.

¿Qué tipo de enfermedades son las que se consideran?

El tamiz neonatal es una herramienta muy valiosa de la medicina preventiva, mediante el análisis de la reacción de diversas substancias en las gotas de sangre recolectadas en papel filtro específico, se pueden detectar oportunamente:

  • Problemas metabólicos congénitos
  • Problemas hormonales o endocrinos congénitos,
  • Problemas en sangre congénitos

Los desordenes metabólicos tienen que ver con el metabolismo que es la forma en la que el organismo utiliza los nutrientes para mantener los tejidos saludables y producir energía

Los desórdenes hormonales tienen que ver con las hormonas que son los químicos sanguíneos que regulan importantes funciones del organismo.

La mayoría de los procedimientos son para buscar problemas de tipo metabólico.

¿Cuáles son los principales padecimientos que se detectan?

Entre otros:

  • Desórdenes endocrinos: Hiperplasia adrenal congénita e Hipotiroidismo congénito, fibrosis quística.
  • Desórdenes de las células de la sangre: anemia falciforme
  • Errores innatos del metabolismo de los carbohidratos: galactosemia
  • Errores innatos del metabolismo de los aminos ácidos: fenilcetonuria, Homocistinuria y enfermedad de la orina con olor a jarabe de maple o arce, trastornos del ciclo de la urea, acidemias propiónica, metilmalónica, isovalérica.
  • Errores innatos del metabolismo de los ácidos orgánicos: Deficiencia de la Biotinidasa
  • Trastornos neuromusculares, cardiacos o muerte súbita (trastornos de la carnitina y de la oxidación de ácidos grasos).
  • Problemas pulmonares y digestivos (fibrosis quística).

Hipotiroidismo congénito: los bebés afectados no tienen suficiente hormona tiroidea y pueden presentar retardo mental y retardo en el desarrollo del cerebro. Si se detecta a tiempo, el bebé puede ser tratado con dosis orales de hormona tiroidea que le permita un desarrollo normal.

    • Hiperplasia adrenal congénita: este es en realidad un conjunto de padecimientos que involucran una deficiencia de ciertas hormonas producidas por las glándulas adrenales. Esto puede afectar el desarrollo de los genitales y causar la muerte por la pérdida excesiva de sodio a través de los riñones. El tratamiento es de por vida.
    • Fibrosis quística: Se trata de una enfermedad hereditaria que afecta fundamentalmente a los aparatos digestivo y respiratorio y suele caracterizarse por Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), insuficiencia pancreática y niveles muy elevados de los electrólitos del sudor. Afecta a las glándulas que producen moco, sudor, saliva y sustancias (enzimas) que producen la digestión de los alimentos.

Anemia falciforme: las células de la sangre están deformes y esto puede causar episodios de dolor y daño a órganos vitales como los pulmones y los riñones, en algunos casos hasta causar la muerte. Es importante iniciarlo a tratamiento con antibiótico para evitar infecciones.

Fenilcetonuria : los bebés que tienen este padecimiento no pueden procesar un amino ácido y esto puede causar retardo mental. Este padecimiento se trata con una dieta especial que tendrá que continuar durante la niñez, la adolescencia y quizás durante toda la vida.

    • La enfermedad de la orina con olor a jarabe de maple: Es un trastorno del metabolismo transmitido de padres a hijos, en el cual el cuerpo no puede descomponer ciertas partes de proteínas. La orina en las personas con esta enfermedad tiene un olor a jarabe de arce o maple.
    • Homocistinuria: causada por la deficiencia de una enzima que bloquea el metabolismo de un amino ácido. Puede resultar en retardo mental, osteoporosis y otros problemas si no se detecta a tiempo.
    • Acidemia propiónica: Los individuos con AP no pueden romper adecuadamente las proteínas y algunos tipos de grasas en partes más pequeñas. Este defecto provoca la acumulación de toxinas y ácidos que son dañinos para todos los órganos y pueden incluso poner en peligro su vida

Galactosemia: estos bebés no tienen la enzima que convierte la galactosa en glucosa y como resultado es necesario suspender todos los lácteos de la dieta del bebé. Si no se hace esto, la acumulación de la galactosa en los tejidos provoca ceguera y retardo mental.

Deficiencia de la biotinidasa: los bebés con este problema no tienen suficiente biotinidasa, una enzima que recicla el biotín (una de las vitaminas de complejo B del organismo). Su deficiencia puede causar convulsiones, un control pobre de la musculatura, deficiencia del sistema inmunitario, pérdida del oído, retraso mental, coma e incluso la muerte. Si este problema se detecta a tiempo, todo esto se puede evitar administrando al bebé una dosis extra de biotín.

En 1973, el Dr. Antonio Velázquez inició un programa de Tamiz Neonatal en México, el primero en América Latina. En 1988 se hace obligatorio someter al tamiz para la detección del Hipotiroidismo Congénito a todos los recién nacidos de México.

¿Cómo se realiza este estudio?

Se realiza con gotas de sangre fresca capilar, usualmente obtenidas por punción del talón del bebé después de las 24 horas de vida y antes de las 72 horas, cuando ya se ha instalado la alimentación con leche materna o fórmula.

Se colocan de tres a cuatro gotas de esta sangre sobre un papel filtro especial llamado tarjeta de Guthrie, que se envía al laboratorio. Cuando se encuentra algún cambio se considera que el recién nacido es “sospechoso” de algún trastorno del metabolismo y se le reporta inmediatamente al médico tratante.

Este caso sospechoso debe confirmarse ya sea repitiendo el estudio con un método diferente o buscando otro laboratorio que corrobore el resultado. Dependiendo de la posibilidad de que se confirme el diagnóstico y de la gravedad que represente el retraso, el médico debe informar a la familia e iniciar el tratamiento. Una vez que se establece el diagnóstico, el tratamiento precoz puede salvar al bebé de la muerte o de problemas de salud para toda su vida.

El Tamiz Neonatal ha sido muy efectivo para prevenir retardo mental en pacientes con fenilcetonuria e hipotiroidismo congénito.

Aunque individualmente estos padecimientos son poco frecuentes, en conjunto no lo son; aproximadamente uno de cada mil recién nacidos presenta uno de ellos.

¿En qué momento se debe realizar este estudio?

Para que la efectividad del tamiz neonatal sea máxima en la prevención de enfermedades, debe ser realizado durante las primeras dos semanas de vida del recién nacido (preferentemente entre dos y siete días de vida extrauterina), esto es, después de que ya se ha instalado la alimentación con leche materna o fórmula y ha disminuido el nivel en sangre de la hormona HST; pero si esto no es posible, es todavía útil hasta los dos o tres meses de edad.

¿Qué consecuencias tendría si no se detecta a tiempo el padecimiento?

Los padecimientos que detecta el Tamiz Neonatal son de tipo congénito que alteran el metabolismo infantil y cuyas consecuencias pueden ser muy serias; las siguientes son algunas de ellas:

  • Retraso mental (fenilcetonuria, hipotiroidismo congénito)
  • Crisis agudas en las primeras semanas o meses de vida.
  • Enfermedad hepática, cataratas o septicemia (galactosemia)
  • Inmunodeficiencias del sistema inmunológico.
  • Trastornos de la diferenciación sexual o síndrome de la pérdida de sal
  • Problemas pulmonares y digestivos
  • Trastornos neuromusculares, cardíacos o muerte súbita

La mayor parte de las enfermedades genéticas solo son reconocidas después de algunos meses o años, ante manifestaciones respiratorias repetitivas, trastornos digestivos crónicos, anemia, hepatoesplenomegalia (Crecimiento del hígado y del bazo.), crisis dolorosas inexplicadas, trastornos del desarrollo psicomotor e incluso un retraso mental. Entonces ya es demasiado tarde y los tratamientos disponibles solo pueden detener la evolución o retrasar la agravación.

Sucede también que las consecuencias del defecto genético se manifiestan en las dos o tres primeras semanas que siguen al nacimiento, en un momento en que el recién nacido en su casa ya no está tan estrictamente vigilado y los trastornos que se producen, como la falta de aumento de peso, vómitos o letargia, no se relacionan inmediatamente con la causa que los produce.

Este es el caso de formas graves de pérdida de sal o de los defectos de síntesis de las hormonas suprarrenales para las cuales existen unos plazos muy estrictos del Tamiz, puesto que luego perdería toda su utilidad.

El control de estas enfermedades se logra mediante cambios en la alimentación o con la administración de medicamentos, siempre y cuando sean descubiertas a tiempo.

Preguntas Frecuentes

Pero a mi bebé ya lo revisó el Pediatra y está muy sano. ¿Aún así es necesaria la prueba?

Si, es necesaria. La mayoría de los bebés que padecen estas enfermedades, no muestran ningún síntoma inmediatamente después de nacer, pero tienen un trastorno químico clínicamente invisible. Con los análisis del Tamiz Neonatal Ampliado pueden identificarse a la mayoría de estos bebés y alertar al Pediatra.

¿Cuándo se debe de hacer este estudio?

Si el bebé nació en un hospital, se debe hacer antes de que se vaya a su casa. El análisis se debe hacer cuando el bebé tiene de 2 a 4 días de nacido. Si esto no es posible y se hace antes de las 24 hrs., entonces se deberá repetir antes de las dos semanas de nacido.

Aunque el tiempo en el que se colecta la muestra está determinado en los bebés nacidos a término, es importante que el pediatra tome en cuenta los factores que pueden influenciar los resultados de un tamiz en particular cuando el bebé es prematuro, incluyendo la edad gestacional y edad extrauterina, dieta, transfusiones y si le están dando nutrición parenteral

¿A quién se le entrega el resultado?

Los resultados se le envían a tu pediatra quien previamente debe explicarte claramente los beneficios que tiene una detección temprana de los padecimientos que se buscan en este procedimiento, los riesgos que tienen los bebés que no se lo hacen y el procedimiento para realizarlo.

No dejes de preguntarle cuál fue el resultado.

El resultado fue negativo, ¿qué quiere decir esto?

 Si el resultado fue negativo, entonces el bebé tiene casi un 100% de seguridad de que está sano. Hay que tener en cuenta de que ningún análisis es 100% acertado.

Mi bebé tuvo resultados positivos. ¿Qué quiere decir esto?

Si alguna de las pruebas resulta positiva, probablemente el doctor te pedirá que se repitas el análisis. Si se encuentra algún tipo de enfermedad hereditaria, entonces él te dirá cuáles son los siguientes pasos que deben dar. Por favor, actúa rápido en beneficio de tu bebé.

El doctor dice que necesita hacer un segundo análisis ¿Para qué?

Por varias razones: porque si la primera muestra de sangre se tomó antes de que el bebé tuviera 24 hrs. de vida, será necesario repetirlo para detectar cualquier anormalidad que se presente después de este tiempo, porque hubo algún problema con la muestra de sangre o porque quizás tu médico considere necesario confirmar el hallazgo.

Rozaduras del Bebé
Complicaciones de parto / Postparto, Embarazo

Rozaduras del Bebé

Diagnóstico

  • Se basa en la descripción de los síntomas y observación directa de la zona afectada por parte del pediatra
  • Es importante que le digas a tu pediatra cómo y qué tan frecuentemente le cambias el pañal a tu bebé.
  • En muchas ocasiones, un padre o madre que conozca los síntomas es capaz de diagnosticar el problema.

¿Cómo puedo prevenir?

  • La medida más importante para evitar rozaduras consiste en cambiar el pañal tan pronto como el bebé lo moje o evacue. Se estima que cambiar los pañales al menos ocho veces al día disminuye la probabilidad de sufrir dermatitis en la zona del pañal.
    • Elige para el cambio un lugar fresco, cómodo y agradable, sin corrientes de aire.
    • Ten un juguete a la mano o algo llamativo para distraer su atención y que pueda cambiarlo adecuadamente.
    • Ten a la mano todo lo que necesita, de esta forma no dejarás solo al bebé ya que sus movimientos son impredecibles y se puede caer.
  • Otra medida importante es lavar las nalgas del bebé con jabón suave y agua tibia cada vez que evacue y se le cambie el pañal procurando hacerlo con esmero en todos los pliegues de la piel. También se debe dejar ventilar la zona y secarla con delicadeza.
    • Si la piel del bebé es muy sensible, utiliza sólo agua durante la higiene.
  • El uso de toallitas húmedas se recomienda en forma ocasional, como cuando se sale de paseo, pero no de manera rutinaria, ya que estos productos incluyen perfumes y alcohol que generan irritación. Aunque también hay hipoalergénicas, tampoco se debe abusar de ellas, pues no garantizan limpieza profunda.
  • Se aconseja aplicar delgada capa de pomada protectora (elaborada a base de óxido de zinc) o vaselina, después de efectuar la limpieza.
  • Cuando se ponga un pañal limpio, éste no debe estar muy apretado y debe permitir la circulación de un poco de aire.
  • Si el niño toma algún antibiótico o tiene diarrea, ponga especial atención al área del pañal y cámbielo frecuentemente.
  • Prefiera los pañales extrabsorbentes o aquellos que contengan petrolato en la capa superior, la cual estará en contacto con la piel del bebé.
  • Si se emplean pañales de tela, se elegirán los de algodón; se deben lavar con jabón de pasta, no con detergente y enjuagarse perfectamente. Asimismo, se evitará el uso de calzón de plástico sobre el pañal, ya que favorece la proliferación de algunas infecciones al conservar la zona más húmeda y caliente.
  • Si la orina del bebé está muy concentrada, se recomienda darle a beber más agua.

Tratamiento

Controlar la irritación en la piel no es una labor compleja, sobre todo si el daño es moderado, para lo cual se recomienda:

  • Cambiar frecuentemente los pañales del bebé, no permitas que tu bebé lo traiga húmedo o sucio. El mejor tratamiento es mantener la piel limpia y seca.
  • Lavar cuidadosamente con agua tibia y algodón la parte del cuerpo en contacto con el pañal y permite que se seque; procura evitar el jabón durante los días en que se hagan presentes las rozaduras.
  • Si el bebé está rozado o irritado de la piel, no utilices toallitas limpiadoras que contengan alcohol, le arderá mucho y después relacionará el cambio de pañal con algo doloroso.
  • Después del baño y de cada cambio de pañal se debe aplicar generosa cantidad de aceite para bebé o pomada que contenga óxido de zinc, petrolato, vaselina o algún otro medicamento recomendado por tu pediatra para humectar y evitar que la orina entre en contacto con la piel irritada. Evita el talco. Es mejor usar Maizena, la misma que usas en la cocina. Es muy gentil con la piel del bebé y ¡100% natural!
  • Permitir la ventilación de la zona dejando al bebé sin pañal cuando sea posible. Mientras lo vigilas, puedes dejarlo sobre su abdomen un rato.
  • Si usas pañales desechables, deben ser del tamaño indicado para la edad y peso de tu bebé, ya que los muy ajustados suelen provocar rozaduras. Procura n o dejarlo demasiado apretado, de manera que pueda circular aire entre éste y la piel del bebé.
  • Si usas pañal de tela, evita detergentes y jabones con fragancias irritantes.
  • En caso de que la irritación se deba a diarrea se deben realizar todos los cuidados antes citados, además de dar atención al problema gastrointestinal.
  • Cuando la orina luzca muy concentrada, se debe dar a beber más agua al bebé.
  • Si la rozadura no mejora considerablemente durante los siguientes 3 o 4 días, o en cualquier momento en que se detecte la presencia de granitos rojos, ampollas, protuberancias o descamación, lo mejor es acudir al pediatra.

El cambio de pañal además de proporcionar al bebé limpieza y comodidad, es un momento que se debe aprovechar para demostrar afecto con sonrisas, palabras cariñosas, caricias, masajes, besos y más besos.

Hay casos en que la rozadura es debida a que el bebé es alérgico o tiene piel muy sensible; en tales circunstancias, luego de la evaluación del médico, se puede recomendar un cambio de marca o dejar de utilizar detergente, cuando se trate de pañal de tela.

Las rozaduras necesitan varios días de tratamiento para mejorar y a veces deberás continuar por semanas.

¿Cuándo debo llamar al médico?

Las rozaduras generalmente se pueden tratar fácilmente y se mejoran a los pocos días de que iniciaste el tratamiento. Pero si observas que la piel de tu bebé no mejora, llama a tu médico. Algunas veces se puede complicar convirtiéndose en una infección secundaria que requiere otros medicamentos. Siempre llama al pediatra si tu bebé llega a presentar:

  • Fiebre,
  • Erupción con ámpulas
  • La erupción se ha corrido más allá de la zona del pañal
  • Hay salida de líquido de las ámpulas

¿Puede ser otro problema?

Otra probabilidad es que el bebé sufra alguna otra enfermedad leve de la piel, por lo que se requiere la valoración del pediatra.

Los principales padecimientos que se confunden o asocian a rozaduras son:

Infecciones por hongos (muguet). La piel del bebé que ha permanecido húmeda por largo tiempo es vulnerable al ataque de un tipo de levadura u hongo llamado candida albicans; es posible reconocer este tipo de lesión por los granitos y protuberancias rojizas o blancas con pus que se encuentran alrededor de las manchas rojas en el área del pañal. Si el microorganismo se ha expandido, puede haber manchas blancas en la boca del infante, además de que los pezones de la madre, en caso de que ésta se encuentre amamantando, pueden estar irritados.

Impétigo. Es una infección contagiosa producida por bacterias; aparece en el área del pañal, cara y manos en forma de granos y llagas llenas de costras de color miel que pican y se ampollan. Debido a que esta enfermedad es contagiosa, todos los miembros de la familia deben lavarse las manos a menudo con jabón antibacteriano.

Dermatitis seborreica. Este padecimiento es común en los bebés durante su primer año de vida. Se manifiesta con manchas rojas, ásperas y abultadas cubiertas de escamas gruesas de color blanco o amarillo. Se produce principalmente en el cuero cabelludo pero puede desarrollarse también en los genitales, ingles y bajo vientre. Cuando aparece este tipo de manchas en el cuero cabelludo, se le denomina costra láctea.

Salpullido. Calor y humedad pueden provocar enrojecimiento y aparición de protuberancias rosadas muy pequeñas, parecidas a las que genera el acné, debido a que la transpiración se acumula en la piel y no logra evaporarse. Son más frecuentes en los pliegues y aquellas zonas en donde el forro plástico o la cubierta del pañal están en contacto con la epidermis.

Dermatitis perianal: La piel alrededor del ano se encuentra rojiza. Es común en bebés que toman fórmula o aquellos que ya toman alimento.

Cualquiera de estos casos requiere la evaluación del pediatra, por lo que no debes dudar en acudir a él en caso de que el tratamiento de las rozaduras no surta efecto o cuando el bebé se sienta muy mal.

Particularidades de los pañales desechables

Como hemos visto, el pañal puede ser factor determinante en la aparición de rozaduras, de manera que es importante cuidar detalles al respecto, principalmente si eres primeriza. El diseño de los modernos pañales desechables contribuye significativamente a que los líquidos no se escurran, sino que sean absorbidos, provocando que se hinche y modifique su consistencia hasta formar una especie de gelatina, la que impide que los compuestos irritantes entren en contacto con la piel del bebé; no obstante, lo indicado es no dejarlo en la zona por mucho tiempo.

Igualmente, las innovadoras prendas desechables cuentan con cintas adhesivas que pueden despegarse cuantas veces sea necesario, de manera que el pañal se ajuste -sin que quede demasiado apretado u holgado-, a fin de que se eviten escurrimientos antes de que se empiece a realizar el proceso de absorción.

¡OJO! Este tipo de pañales no vuelven a recuperar su consistencia original en cuanto se secan, por lo cual no volverán a ser útiles, siendo lo mejor depositarlos en la basura. Otra observación importante es guardar el paquete en un área que tenga una temperatura máxima de 30° C y que esté protegida de humedad excesiva, pues de llegar a mojarse ligeramente y permanecer almacenado, puede generar hongos.

Pese a que los pañales no tienen fecha de caducidad específica, se recomienda que sean guardados máximo dos años, ya que los materiales de fabricación pueden modificar su coloración (volverse amarillento), además de que el compuesto absorbente puede disminuir su capacidad. Sin embargo, hay que aclarar que el uso del pañal después de dos años no representa ningún riesgo para la salud del bebé.

Finalmente, vale la pena hacer hincapié en que existen factores como clima, peso y edad del bebé, así como la cantidad de líquidos que ingiera y, por supuesto, los hábitos de higiene de la madre, que determinarán la frecuencia de evacuaciones o micción, y, por tanto, los cambios de pañal.

¿Qué debo usar, pañal deshechable o pañal de tela?

Muchos padres se hacen esta misma pregunta. Y cuando se trata de prevenir las rozaduras no hay ninguna evidencia fuerte que diga que los desechables son mejores que los de tela o viceversa, aunque los desechables sí mantienen la piel del bebé más seca.

Usa lo que te acomode más tanto para ti como para el bebé. Cambia de marca de pañal: cambia la marca, la forma, trata con desechables si solamente has usado lavables, trata con lavables si solamente has usado desechables. Prueba varias hasta que llegues a la que te es mejor.

Pero sin importar si estas utilizando pañales desechables o de tela, es primordial que cambies frecuentemente el pañal de tu bebé y que mantengas esa área limpia y seca.

Relaciones Familiares y el Recién Nacido
Complicaciones de parto / Postparto, El bebé, Embarazo

Relaciones Familiares y el Recién Nacido

El principio de las relaciones entre los padres y un recién nacido, especialmente cuando es el primero, significa un periodo de ajuste en la vida familiar que está caracterizado por diversas tareas para los nuevos padres que incluyen un cambio en sus roles, la adaptación a otros nuevos y la vinculación y acercamiento hacia el recién nacido.

Es un momento de suma importancia tanto para los nuevos padres (sea o no el primer hijo) como para el bebé que necesita nutrirse de un ambiente armonioso para su óptimo desarrollo.

¿Qué significa ser padre o madre?, ¿sienten algunas veces que ya nunca dormirán toda la noche de corrido?, ¿están nerviosos acerca de cómo se tiene que cuidar de este bebé tan indefenso pero tan demandante?, ¿se sienten contentos pero al mismo tiempo… sumamente cansados? Si respondieron que si a alguna de estas preguntas, entonces son iguales a cualquier otra pareja de padres, NO están solos.

Sospechaban que la llegada del bebé iba a cambiar sus vidas, pero nunca pensaron qué tan radical sería ese cambio o las cargas emocionales y de trabajo que esto implicaría. Estos cambios los han hecho todos los nuevos padres del mundo durante siglos y, con la planeación adecuado y la dosis necesaria de paciencia, ustedes también podrán hacerlos. Tengan la seguridad de que habrá momentos buenos y malos pero tanto ustedes como el bebé, los van a superar.

¿Cuál es la mejor receta?

La etapa del recién nacido es preciosa pero también es difícil. El nombre del juego es “sobrevivencia”. Cuando inician el camino parece que nunca va a terminar, pero en realidad dura sólo unos cuantos meses y las cosas se empiezan a mejorar y ya no tendrán que dormir solamente cuatro horas al día. Recuerden, siempre deben de tener:

  • Humor: es el primer ingrediente. Cuando el bebé vomita tu vestido nuevo, cuando el día no alcanza para atenderlo, cuando te sientes al límite, tienes dos opciones: reír o llorar. Y dado que la risa aligera el alma y eleva el espíritu siempre es mejor tomar las cosas con calma y reír ante tus errores, ante las calamidades y ante los buenos momentos que serán cada vez más.
  • Perspectiva: No es el momento de creer que hay una super relación entre ustedes. No subestimen el poder de las hormonas, la falta de sueño y el descontrol por el bebé.
    Todo esto en conjunto puede desatar más de una discusión. Mientras no logren tener una noche de ocho horas seguidas de sueño, ninguno de los dos es capaz de un pensamiento coherente así que, se vale alterarse y se vale discutir. Pero nunca pierdan de vista la perspectiva de que, en poco tiempo, todo esto pasará.
  • Decisión para pedir ayuda: pagada o de familiares y amigos. La ayuda es esencial. Tendemos a rechazarla y no solamente por el instinto que nos dice que amamos al bebé y que, seguramente, podremos salir adelante solos. No se consideren un fracaso si piden ayuda, hay muchas personas que quedan encantadas de poder estar con ustedes y ayudar con el bebé, para ellas esto significa un voto de confianza, un signo de verdadera amistad.
  • Ánimo para conservar el momento de “pareja”: El bebé ha agregado una nueva dimensión a la pareja y le ha dado una nueva razón a la existencia de cada uno de ellos. D ense un tiempo libre para salir los dos solos. Basados en la experiencia, el tema de conversación en ese momento que NO es sobre el bebé, durará dos minutos aproximadamente y la salida sólo un poco más. Pero se ha demostrado que es importante tomar en cuenta las relaciones entre adultos en este momento de la vida sin importar qué tanto te distraiga la atención que le tienen que dar al bebé. Traten de salir solos ustedes dos aunque sea a caminar un rato y, si pueden, olvídense del bebé en su conversación. Seguramente tenían mucho de qué conversar antes de que naciera.
  • Sean amables entre ustedes dos: La nueva paternidad o maternidad estrechará los límites de su paciencia. Todos necesitamos estímulos y espacios. Si crees que tu pareja está más cansada que tú, trata de suplir su trabajo y dale una noche de descanso y siempre ofrece palabras de aliento.
  • Uno de los dos debe dormir: y no estamos precisamente hablando del bebé. La falta de sueño puede volver a cualquier persona en una maraña de nervios. Si solamente se necesita una persona para alimentar al bebé, ¿para qué se mantiene despierta la otra? Si puede descansar, al día siguiente podrá retomar en algún momento vital el cuidado del bebé y ofrecer un momento de reposo.
  • No se hagan los dormidos: Evita estas discusiones de quién se tiene que levantar a atender al bebé, dividiendo el trabajo como si fueran un equipo. Dividan la noche en dos y así cada uno de ustedes podrá tener unas cuantas horas seguidas de sueño.

La mayoría de los recién nacidos se ven un poco raros

Pueden descubrir que su bebé no está tan adorable como creían que iba a ser y puede estar incluso hasta lastimado por las horas de labor y el parto. El cuerpo de un bebé necesita tiempo para ajustarse a los cambios fuera del útero para que funcione en forma efectiva.

¿Qué significa ser un bebé recién nacido?

Cada bebé es diferente y cada uno se desarrolla a su propio paso. Niños totalmente normales harán cosas antes o después de lo que dicen los libros, si tienes alguna preocupación acerca de esto, siempre consulta con tu médico.

Un bebé te diría que…

  • Necesito que otros cuiden de mi
  • No puedo decidir las cosas por mi mismo
  • Necesito que alguien me ame, me sostenga y juegue conmigo
  • Me gusta que me carguen suavemente y que me abracen
  • Me gusta dormir mucho
  • Me da hambre muy seguido
  • A veces estoy inquieto y lloro mucho
  • Mi cara puede estar arrugadita, inflamada, roja y mi cabeza puede ser grande…!soy normal!

Un consejo especial para los padres: Algunos padres se sienten nerviosos de tocar al bebé y otros quieren hacerlo aunque se sienten torpes al hacerlo. Aprender a mover y cuidar a un bebé toma práctica, date la posibilidad y verás como en un momento pensarás que has sido padre toda tu vida.

Para llegar a ser un padre de familia eficiente, y lo suficientemente bueno, tienes que aprender y estar dispuesto a aprender de tu bebé y de tu propia experiencia con él. Todos los bebés son distintos y todos los padres también lo son.

La participación del padre en el cuidado del bebé es esencial. Es verdad que existen diferencias en el método que emplean padres o madres en una situación determinada y en la manera en la que expresan su afecto, pero, con un poquito de ingenuidad, el padre se puede convertir en un eficiente padre que hasta podría enseñarle a la madre alguno que otro truco.

Un nuevo padre puede sentirse fuera del círculo si la madre es la que le da todos los cuidados al bebé y quizás esté emocionalmente afectado por el cambio de papeles que ha tenido en su vida. Puede estar preocupado por las finanzas especialmente si ya nada más van a depender de un solo salario en vez de dos, ansioso por los cambios que ya son aparentes en su relación de pareja y celoso por el vínculo que ya observa entre la madre y el bebé. Se le pide que haga más cosas y que en ratos cuide del bebé cuando la madre está agotada, pero le parece que nada más está haciendo más cosas sin que pueda disfrutar de la alegría y placer que el esperaba de la llegada del bebé.

¿Y la madre?: En los próximos días, la mayor parte de tu tiempo lo pasarás tratando de recuperarte del parto. Es el momento de aprender algo acerca de tu bebé que te ayudará a facilitarte la vida. Dar tu mejor esfuerzo es todo lo que puedes pedirte a ti misma. A medida que te familiarices con tu bebé, mantente alerta a las claves que te da.

La actitud que tomes en lo que se refiere a tu pareja es clave en este momento, es importante que reconozcas las dudas que tiene con respecto a su habilidad como padre. Ten cuidado de no frenar sus esfuerzos iniciales, trátalo como si fuera tu socio –y no tu asistente- en esta nueva aventura de la paternidad.

¿Qué cosas tienen que aprender?

Los bebés entran al mundo como personas únicas que tendrán su propio comportamiento: Recuerden que el bebé está experimentando un cambio fundamental en su vida. Hasta hace poco, era totalmente dependiente de ti como su madre, y ahora, aunque es totalmente indefenso, ya es independiente porque respira por sí mismo, duerme pacíficamente y se puede quejar fuertemente cuando algo le molesta. Es verdaderamente un individuo y con su cuidado, cariño y amor, crecerá físicamente y hará rápidos adelantos en su desarrollo

Amigos y familiares: desde el principio el recién nacido está listo para interactuar con otros seres humanos y tiene importantes capacidades para adaptarse al mundo fuera del útero. Seguramente sus familiares y amigos están interesados en el bebé y quieren cargarlo y abrazarlo. Siempre y cuando no estén enfermos, no hay ningún problema. Pero manténganse fuera de las multitudes, en donde no pueden asegurar la salud de las personas que los rodean, cuando menos por un mes. Podrás sacarlo cuando tú, como madre, ya puedas moverte y salir, pero no lo acerquen a nadie que esté enfermo.

Los bebés son siempre bebés: todos estornudan, bostezan, hacen gestos, tienen hipo, pasan gases, tocen, lloran y en algunas ocasiones pueden parecer bizcos. Estornudar es la única forma que tienen de limpiar su nariz del moco, polvo o leche, los hipos son pequeños espasmos del músculo del diafragma y los puedes parar con unos cuantos tragos de agua tibia. Toser es la forma que tiene de limpiar su garganta y llorar es la forma de decir “tengo hambre, estoy mojado, tengo sed, quiero moverme, tengo calor, tengo frío, me duele el estómago o estoy aburrido o estreñido”. Poco a poco irán aprendiendo a conocerlo aunque algunas veces puede llorar durante una hora seguida.

Su alimentación: El primer amor del bebé por sus padres nace de la alimentación y ambos tienen que estar cómodos en este momento, no se atormenten con los horarios y permítanse que sea a autodemanda. La mayoría de los bebés van a marcar sus propios horarios de alimentación. Algunos querrán comer cada cuatro horas, otros cada tres y otros incluso más seguido que eso.

El sueño: Algunos bebés duermen periodos más largos durante el día que durante la noche. Si tu bebé está dentro de este patrón, no te preocupes, puedes modificarlo despertándolo para alimentarlo durante el día y tratando de alargar lo más posible durante la noche. Poco a poco tendrás una idea de su horario y aprenderás a reconocer cuando llora por hambre. Cuidado, no siempre que está inquieto es por hambre, a veces es porque necesita que lo hagas repetir bien, o porque quiere que lo cambies de pañal, que le des un poco de agua o… simplemente porque quiere que lo abraces para tranquilizarse.

Los juegos que aman los bebés: no olvides que aprenden a través del retozo. Los juegos enseñan al bebé a usar su cuerpo, aprender el lenguaje, desarrollar su inteligencia, sentirse bien consigo mismos y con los que están con él. Jueguen con su bebé platicando suavemente, cantándole, sonriéndole o leyéndole algo. Aún cuando esté recién nacido les responderá escuchando y disfrutando de la atención que le prestan. Conforme vaya creciendo, les sonreirá o empezará a hacer ruidos con la garganta tratando de compartir la comunicación con ustedes.

¿Qué pasa cuando hay hermanos?

Se sentirán envidiosos, y con razón, por toda la atención colmada al nuevo bebé. La mayoría de los niños pequeños y en edad preescolar están decepcionados por lo poco divertido que es un bebé recién nacido. Durante meses ellos habían visualizado un compañero de juegos, y necesitarán tiempo para reorientarse y bajar sus expectativas.

Esperen rivalidad entre hermanos. A la larga, puede convertirse en una competencia saludable. Al principio, probablemente tendrán que ayudar a su niño mayor a expresar sus sentimientos en conflicto en palabras o a través de dibujos, y déjale saber de forma clara que todavía lo quieres y que cuidarás de él o de ella.

Programen pasar tiempo a solas con el hermano mayor al menos una o dos veces durante el día. La cantidad de tiempo es menos importante que darle a su hijo toda la atención. Esto no solamente aborda sus temores de abandono y reemplazo, sino que le hace más fácil tolerar esas veces durante el día en las que tienen que enfocarse exclusivamente en el nuevo bebé.

Los niños se consuelan mucho con la previsibilidad de los rituales familiares, ya sea la hora de comer, de bañarse o de leer un cuento para dormir juntos. Mantener estos rituales es especialmente importante después que un nuevo bebé llega. Mientras más cosas puedan mantener igual en la vida del hijo mayor, menor tensión sentirá.

Regulación de la temperatura en el bebé recién nacido
Complicaciones de parto / Postparto, El bebé, Embarazo

Regulación de la temperatura en el bebé recién nacido

Introducción

Una de las primeras observaciones realizadas por quienes se ocuparon de los problemas del recién nacido, fue la facilidad que éste tenía para enfriarse. El hecho era especialmente llamativo en los niños prematuros y de bajo peso. El Dr. Pierre Budin a comienzos del siglo XX observó que los prematuros de menos de 1500g que se enfriaban tenían una mortalidad significativamente alta. Posteriormente el Dr. William Silverman en estudios controlados dejó establecida la importancia de la temperatura del medio ambiente en la sobrevida de los recién nacidos.

De estas primeras observaciones surgió el uso de la incubadora destinada a proporcionar al prematuro un ambiente térmico adecuado que lo aislara de las variaciones de la temperatura ambiental. Estas medidas relativamente simples significaron probablemente la más importante mejoría en la sobrevida de niños prematuros en la historia de la neonatología.

Las primeras horas de vida

El sistema termorregulador no se utiliza en la etapa intrauterina, ya que el bebé no está sometido a variaciones de temperatura. Durante el embarazo, un bebé produce aproximadamente el doble de calor que un adulto. La mayor parte de ese calor se disipa a medida que la sangre fluye dentro de la circulación de la madre vía la placenta y se enfría. Una cantidad pequeña de calor se elimina a través de la piel del bebé en desarrollo, el líquido amniótico y la pared uterina.

La primera experiencia de frío para el ser humano es al nacimiento y en ese momento su sistema termorregulador comienza a funcionar por primera vez, lo que probablemente explique la falta de una respuesta adecuada en la producción de calor en las primeras horas de vida.

¿Cómo regula el bebé su propia temperatura?

Es en las primeras horas de vida donde hay mayor riesgo de enfriamiento para el recién nacido. Contribuye a esto que los bebés nacen desnudos y mojados y la sala de partos tiene, generalmente, una temperatura fría.

La piel del recién nacido es muy delgada, con poca grasa subcutánea y con los vasos sanguíneos muy próximos a la piel, lo que favorece la pérdida de calor. Los receptores en la piel del bebé envían mensajes al cerebro de que el cuerpo tiene frío.

El recién nacido produce calor principalmente por la termogénesis química o termogénesis sin estremecimiento. Los escalofríos, que son la principal forma para generar calor de los niños y de los adultos, son imposibles o no efectivos en los bebés. El recién nacido tiene una forma especial y muy eficiente de regular su temperatura que es realizada por el metabolismo de la llamada “grasa parda”. La grasa parda es un tejido graso especial del recién nacido que tiene una alta capacidad para producir calor a través de reacciones químicas. La grasa parda se encuentra distribuida en diferentes partes del cuerpo del bebé.

Al metabolizarse la grasa parda, el calor producido se transmite a los vasos sanguíneos mayores y de ahí, a los vasos sanguíneos periféricos del resto del cuerpo que, al mismo tiempo se estrechan (vasoconstricción) para evitar la pérdida de calor. Periodos prolongados de bajas temperaturas (hipotermia), agotan los depósitos de grasa parda. Normalmente, desaparece al tercer mes de vida.

El enfriamiento ligero puede ser beneficioso en la adaptación a la vida extrauterina para el inicio de la respiración y de la función tiroidea (los cambios repentinos de temperatura producen impulsos sensoriales en la piel que son transmitidos al centro respiratorio). La vasoconstricción y la resistencia que se crea en los vasos sanguíneos periféricos que se observa con el enfriamiento leve, contribuye, junto con la respiración del bebé, a que se cierre el conducto arterioso del corazón del bebé que permaneció abierto durante el embarazo.

¿Cuáles son los signos de hipotermia o baja temperatura?

Cuando las pérdidas de calor superan a la producción de calor, el organismo del bebé responde con mecanismos que disminuyen las pérdidas: vasoconstricción y postura corporal:

  • Vasoconstricción: Como ya lo habíamos mencionado, la forma como el organismo logra aislarse del frío externo es por medio de la vasoconstricción de los vasos sanguíneos de la piel (al estrecharse los vasos sanguíneos logran mantener el calor de la sangre más tiempo). Este mecanismo está bien desarrollado en los recién nacidos a término a los pocos días de nacido, pero en los prematuros no es tan efectivo. Sabemos que se esta efectuando la vasoconstricción porque se puede ver que el bebé está pálido y aumentan el número de respiraciones por minuto.
  • Postura: La postura es un mecanismo de defensa frente al frío, es la tendencia a “acurrucarse” para disminuir la exposición de la superficie expuesta al medio ambiente.  El recién nacido a término puede cambiar su posición de flexión de las cuatro extremidades y el prematuro, por lo contrario, presenta una posición con todos sus miembros extendidos.
    • El primer signo de que el bebé tiene frío, puede ser una alteración en sus patrones de sueño.
    • El bebé puede estar muy inquieto, trata de generar calor a través de sus movimientos musculares.

El organismo pierde más calor que el que produce, a pesar de estos mecanismos de defensa, cuando la temperatura ambiental es excesivamente baja.

Es importante saber que esta capacidad de regulación está influida por otros factores:

  1. Debe existir una función tiroidea normal: en el hipotiroidismo congénito hay dificultad para regular la temperatura.
  2. La asfixia y algunos medicamentos disminuyen la respuesta metabólica al frío.

¿Cuánto tiempo tarda en madurar el sistema termorregulatorio del recién nacido?

Un recién nacido sano y de buen peso de nacimiento demora algunas horas, o a lo más unos pocos días en poner a punto su centro termorregulador, pasando a ser entonces un “homeotermo”, esto significa que su temperatura corporal no depende tanto del ambiente como de su propia regulación, produciendo o perdiendo calor para mantener una temperatura normal.

El prematuro demora mucho más, tanto por la inmadurez de su pequeño termostato, como por una serie de otros factores: su superficie corporal en relación a su peso es mayor que en el niño de término y el calor se pierde fundamentalmente por la piel. Pueden enfriarse muy deprisa, por eso los bebés necesitan ir a la incubadora, en la que son mantenidos a una temperatura de 37° (la temperatura del cuerpo de la madre), y en una atmósfera húmeda al 80% (los prematuros necesitan esta humedad para mantener la constancia de su temperatura).

¿De qué manera pierde y produce calor el recién nacido?

El recién nacido, y especialmente el prematuro, tiene mayor facilidad para enfriarse que en etapas posteriores de la vida. Esto se explica ya sea porque tiene mayores pérdidas de calor o una menor capacidad de aumentar su producción de calor en ambientes fríos o una combinación de ambas cosas.

El recién nacido tiene mayores pérdidas de calor por varias razones:

  • La superficie de su cuerpo expuesta al ambiente externo (por la cual se pierde calor), es muy grande con relación a su peso (mientras más pequeño sea, mayor será esa relación), el tejido subcutáneo es escaso y casi no hay grasa. Gran parte de la superficie corporal está dada por la cabeza, que en el prematuro también es relativamente más grande (es por ello que no conviene raparlos, ya que el pelo les protege del enfriamiento). El recién nacido perderá calor al entrar en contacto directo con otras superficies: ropa, colchón, sábanas, etc.
  • Pierde calor hacia cualquier objeto más frío que lo rodee: paredes de la incubadora, ventanas. Por lo contrario, ganará calor de objetos calientes a los que esté expuesto: rayos solares, radiadores de calefacción, fototerapia, etc.
  • El recién nacido pierde calor hacia el aire que lo rodea o que respira pero también puede ganar calor.

¿Es posible sobrecalentar al bebé?

Así como el recién nacido tiene facilidad para enfriarse en ambientes fríos, también tiene mayor facilidad para absorber calor en ambientes cálidos. El principal mecanismo de defensa en estos casos es la sudoración. Esta función está limitada en el recién nacido a término y más en el prematuro por la inmadurez de sus glándulas sudoríparas.

De tal manera que tienen también dificultad para mantener su temperatura en ambientes cálidos y por ende mayor riesgo de que suba su temperatura corporal en estas situaciones.

El buen manejo del ambiente térmico es un aspecto fundamental en el cuidado del recién nacido, especialmente del prematuro.

¿Cuál es la temperatura ideal del medio ambiente para un recién nacido?

El ambiente térmico neutral.

Este se define como la situación térmica en la que la producción de calor (medida según el consumo de oxígeno) es mínima mientras que la temperatura interna está dentro de los límites normales.

Este concepto surgió del cuidado de niños prematuros en los cuales se constató que su sobrevida y crecimiento eran significativamente mejores si estos eran cuidados en un ambiente térmico neutral.

El recién nacido a término sano, NO requiere de un ambiente térmico neutral y está preparado para mantener su temperatura y desarrollarse adecuadamente en condiciones de temperatura ambiental que están por debajo de este rango. Sin embargo, en las primeras horas de vida SÍ requiere tener una temperatura ambiental de alrededor de 27 a 28 C° por las razones ya expuestas.

Posteriormente, cuando te llevas a tu bebé a casa, podrás tenerlo en una temperatura ambiental de alrededor de 24 a 25°. En el caso del recién nacido a término enfermo, debe ser cuidado en un ambiente térmico neutral.

Por lo tanto, en el manejo del ambiente térmico es importante considerar siempre los siguientes factores:

Por parte del bebé:

  • la edad gestacional (si es a término o prematuro),
  • su peso,
  • la edad postnatal (en las primeras horas es más importante cuidar la temperatura del medio ambiente),
  • la vestimenta (debe tenerse en cuenta la importancia de la vestimenta adecuada, la cual crea una capa aislante frente a las variaciones de la temperatura ambiental),
  • la salud del bebé.

Por parte del medio ambiente:

  • La temperatura del ambiente.
  • La temperatura de las superficies radiantes cercanas: sol, calefactores, paredes, ventanas etc.
  • La presencia de corrientes de aire y la humedad ambiental que pueden alterar el ambiente aún cuando la temperatura ambiental (del aire) sea aparentemente adecuada.

¿Cómo puedo saber si la temperatura del medio ambiente de mi bebé es la correcta?

La forma práctica de evaluar si tu bebé se encuentra en un ambiente con la temperatura adecuada, es tomando su temperatura axilar y verificando que ésta se encuentra entre 36.5 y 37.3° C. La temperatura rectal no es un buen indicador. La temperatura axilar es la primera que desciende frente a un ambiente frío debido a la vasoconstricción de la piel.

Por debajo de 36º5C se considera que el bebé está en hipotermia y la elevación por encima de lo normal se denomina hipertermia.

¿Cómo influye la temperatura ambiental en el Recién Nacido?

La temperatura del medio ambiente puede influir produciendo enfriamiento (hipotermia) o sobrecalentamiento (hipertermia).

Enfriamiento: Es muy fácil que el recién nacido se enfríe si no está adecuadamente arropado, si se enfrenta a corrientes de aire frías o superficies frías sobre las que se apoya.  Sin embargo, un recién nacido que se enfría debe siempre ser valorado bajo sospecha de infección, ya que su propia fragilidad e inmadurez puede impedir que respondan con fiebre frente a microorganismos que los puedan estar enfermando.

Hipertermia o elevación excesiva de la temperatura: Con respecto al aumento de temperatura esto puede provocarse por factores ambientales como excesivo abrigo, cercanía a fuentes de calor o debido a la elevada temperatura ambiental. En el caso de que se registre una hipertermia debe desabrigarse al recién nacido o retirarlo del ambiente caluroso y vigilar si la temperatura desciende rápida y espontáneamente.

Cuando hay hipertermia el bebé presenta vasodilatación (los vasos sanguíneos se dilatan para perder calor y la piel se enrojece), aumenta el número de respiraciones por minuto, está irritado y puede haber sudoración sobre todo en el cuello.

Al igual que en la hipotermia, la hipertermia puede ser por infección en el recién nacido. En este caso la temperatura no desciende al desabrigarlo y suele requerir tratamiento médico para su descenso. En estas condiciones y con temperatura axilar mayor o igual a 38ºC se considera que tiene fiebre. Otra causa de fiebre en el recién nacido es la deshidratación.

Por lo tanto la recomendación es que ante cualquier alteración de la temperatura axilar normal, debes consultar al médico de inmediato.

¿Qué debo hacer cuando me lleve a mi bebé a casa?

A veces cuesta convencer a las madres de que el exceso de calor también es dañino. Es frecuente constatar, por ejemplo, que al niño se le mantenga en la cocina, envuelto en ropas de lana y frazadas, mientras el calor ambiental obliga a los adultos a circular en blusas o mangas de camisa.

En el hombre la ropa reemplaza, hasta cierto punto, la función de la erección del pelaje de los animales. La vestimenta nos protege, no por su grosor, sino porque las capas de aire entre las diferentes piezas, actúan como aislador térmico y disminuyen la pérdida de calor. Por lo tanto, varias capas de ropa delgada defienden más contra el frío que una tela gruesa.

No es raro en estas circunstancias que el niño sufra deshidratación grave y fiebre alta, y en casos extremos presente un “golpe de calor”. Este último es gravísimo, con una alta mortalidad, quedando muchos de los que sobreviven con daño neurológico.

La ropa del recién nacido han de ser holgados y preferentemente de algodón. Se deben evitar las prendas de lana en contacto directo con la piel, ya que pueden ser irritantes.

Como vemos, en el recién nacido y el lactante pequeño tanto el frío como el calor excesivos son malos, y como todo en la vida, hay que saber encontrar el justo equilibrio.

Defectos al Nacimiento, N - S

SÍNDROME DE TURNER / MONOSOMÍA DEL X

¿QUÉ ES EL SÍNDROME DE TURNER?

El síndrome de Turner es un trastorno cromosómico que afecta a las mujeres. Se caracteriza por la ausencia parcial o completa (monosomía) de un cromosoma X.

La mayoría de las mujeres tienen dos cromosomas X completos (los cromosomas sexuales de la mujer). El Síndrome de Turner es causado por la ausencia de un cromosoma X o de partes de él en todas o en algunas de las células de su organismo.

En el nivel básico, el material genético faltante impide que el cuerpo crezca y madure en forma natural.

Los síntomas y las características de cada niña afectada dependerán de cómo está conformado su material genético. Las características más consistentes del Síndrome de Turner son la baja estatura y la falta de desarrollo ovárico; sin embargo, hay otros síntomas y características que pueden aparecer en grados muy variables dependiendo de su propia genética.

El síndrome de Turner afecta a una de cada 2.000 a 2.500 niñas que nacen.

Recibe su nombre del Dr. Henry Turner, el primer médico en describir el conjunto de observaciones en 1938, pero no fue sino hasta 1959 que se pudo identificar la causa del síndrome (la presencia de un solo cromosoma X).

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DEL SÍNDROME DE TURNER?

Normalmente, durante la reproducción, el óvulo de la madre y el espermatozoide del padre tienen el número habitual de 46 cromosomas. Luego, se produce una división celular en la cual estos 46 cromosomas se dividen en dos partes iguales, y el óvulo y el espermatozoide poseen finalmente 23 cromosomas cada uno.

Cuando un espermatozoide con 23 cromosomas fertiliza un óvulo con 23 cromosomas, el bebé recibe un grupo completo de 46 cromosomas, una mitad obtenida del padre biológico y la otra mitad de la madre biológica. De estos pares de cromosomas, dos de ellos, se denominan sexuales: el X y el Y.

Las mujeres tienen dos cromosomas X (uno proviene del padre y el otro de la madre). Los hombres tienen un cromosoma X (el de la madre) y un cromosoma Y (el del padre).

A veces, se produce un error durante la formación del óvulo o del espermatozoide, y esto causa la ausencia de un cromosoma sexual. Cuando esta célula no puede otorgar el cromosoma sexual al embrión, y por lo tanto existe solo un cromosoma sexual X en el feto, el resultado es el síndrome de Turner.

El hecho de tener una sola copia de un cromosoma determinado, en lugar del par habitual, se denomina “monosomía”.El síndrome de Turner también se conoce como “monosomía X”.El error del cromosoma sexual faltante puede producirse tanto en el óvulo como en el espermatozoide; sin embargo, suele ocurrir en la formación de este último.

No existe nada conocido que el padre pueda o no haber hecho para provocar o prevenir la falta de un cromosoma sexual en la formación del espermatozoide. (Por lo tanto, las probabilidades de que se produzca el síndrome de Turner no se relacionan con la edad de la madre).

Las características de este síndrome se originan por la falta del gen SHOCK –el cual se encuentra en el cromosoma X – en cada una de las células del cuerpo.

Alrededor de la mitad de los casos de síndrome de Turner son el resultado de la monosomía X total.Otros tienen un “patrón de mosaico”(en algunos casos, se produce un error en la división celular durante las etapas iniciales del desarrollo fetal. Esto provoca que algunas células del cuerpo tengan dos copias completas del cromosoma X y otras células solo tienen una copia del cromosoma X).

Un porcentaje pequeño de los casos del síndrome de Turner son el resultado de una cantidad normal de cromosomas (46 en total), pero con la falta de una porcióndel cromosoma X.

Cuando solo falta una parte del cromosoma X (denominado deleción), las niñas con síndrome de Turner suelen presentar características menos pronunciadas del trastorno. Las características del síndrome de Turner presentes dependen de la parte faltante del cromosoma X.

La mayoría de estos casos (95%) son abortos que se producen en los primeros 3 meses de embarazo. Sólo un 2% de estas niñas nacen y algunas mueren durante la infancia.

Generalmente, el síndrome de Turner no se transmite de la madre a su hija. En la mayoría de los casos, las mujeres con síndrome de Turner son infértiles.

FACTORES DE RIESGO

La pérdida o la alteración del cromosoma X se producen al azar. Algunas veces se deben a un problema con el esperma o con el óvulo, y otras veces la pérdida o la alteración del cromosoma X se producen temprano en el desarrollo fetal.

Los antecedentes familiares no parecen ser un factor de riesgo, por lo que es poco probable que los padres de un hijo con síndrome de Turner tengan otro hijo con el trastorno.

¿QUÉ TIPO DE PROBLEMAS PRESENTAN LAS NIÑAS CON SÍNDROME DE TURNER?

Los síntomas del síndrome de Turner son muy variados de una persona a la otra y pueden ir desde muy leves a más graves. Muchas de las características de este desorden son inespecíficas y otras pueden desarrollarse lentamente con el tiempo y pueden ser muy sutiles. Es importante hacer notar que las mujeres afectadas pueden no tener todos los síntomas que mencionaremos ahora.

Destacan tres aspectos:

  1. Talla baja
  2. Infantilismo sexual
  3. Anomalías somáticas

Talla Baja

La característica más evidente del síndrome de Turner es la baja estatura.

Casi todas las mujeres con Síndrome de Turner presentan falla en el crecimiento y llegan a alcanzar -en la edad adulta- una talla que oscila entre 1.29 y 1.47 cm. Su forma de crecer presenta algunas particularidades:

  • Crecimiento intrauterino retrasado.
  • Crecimiento normal en los primeros años de vida.
  • Progresivo deterioro del crecimiento entre los 2 y los 11 años.
  • Crecimiento lento en la adolescencia sin estirón durante la pubertad.

Hay que tener en cuenta que algunos casos pueden presentar anormalidad esquelética sugestiva de displasia ósea (la displasia ósea fibrosa es una rara enfermedad benigna de los huesos en la cual el hueso normal es reemplazado por tejido de aspecto fibroso).

Infantilismo sexual.

Otra característica común es la falla de los ovarios para desarrollarse apropiadamente. La mayoría de las mujeres con síndrome de Turner nace con los ovarios poco desarrollados o sin ellos.

El bebé a las 14-16 semanas de la gestación presenta ovarios, trompas, el útero y la vagina de estructura normal pero en el último trimestre del embarazo y en los meses siguientes a la gestación se produce una pérdida rápida de la función ovárica. Normalmente, los ovarios producen, en la adolescencia, las hormonas sexuales femeninas: estrógenos y progesterona. Estas hormonas son necesarias para que se inicie la pubertad y el desarrollo de las características sexuales sexundarias y sin ellas, el desarrollo sexual es incompleto.

Los signos típicos de la pubertad —desarrollo de los senos, menstruación y crecimiento del vello púbico y axilar— no se producen a menos que se lleve a cabo un tratamiento hormonal.

Este proceso no es absoluto ni es en todas las bebés, y ello explica el que en un 5% de ellas puede haber un grado de función ovárica residual suficiente para iniciar el desarrollo de las mamas en la pubertad y algunas pueden tener una o más menstruaciones espontáneas.

Hasta hace poco la infertilidad era definitiva, pero gracias a las investigaciones en la donación de óvulos y su implantación en el útero de la receptora, actualmente la maternidad es posible.

Anomalías somáticas (del cuerpo)

Alrededor de la mitad de las niñas que padecen síndrome de Turner presentarán al nacer manos y pies hinchados (linfedema), además de un cuello ancho y alado.

Es posible que, al realizar una ecografía fetal de un embarazo, el médico detectará una estructura denominada “higroma quístico”. Los higromas quísticos son sacos llenos de líquido que se encuentran en la base del cuello y que suelen desaparecer antes del nacimiento; sin embargo, en algunos casos, permanecen durante el período neonatal.

Las niñas con síndrome de Turner suelen presentar una línea de nacimiento del cabello baja en la parte posterior del cuello.

Diferencias casi imperceptibles en la forma y posición de las orejas, un tórax ancho con pezones muy separados entre sí, una gran cantidad de pequeños lunares marrones (nevos) sobre la piel y uñas con un nacimiento profundo.

Los párpados están ligeramente oblicuos hacia afuera, la punta de la nariz es chata, boca con fisura labial horizontal y labios delgados. Cuando el bebé llora las múltiples arrugas que se le forman en la cara le confieren una impresión de vejez.

Otras características que se han observado en el síndrome de Turner incluyen problemas de alimentación durante la niñez, problemas óseos y “cúbito valgo”. El cúbito valgo es evidente cuando, al observar a una persona parada con sus brazos a los lados, se advierte que sus codos se encuentran levemente flexionados. Son incapaces de mantener los brazos perfectamente derechos a los lados.

La diabetes, la piel seca, una mandíbula pequeña y un paladar (la parte superior del interior de la boca) angosto y muy arqueado son otras de las particularidades médicas del síndrome de Turner.

COMPLICACIONES

El síndrome de Turner puede afectar el desarrollo adecuado de diversos sistemas del cuerpo, pero varía notablemente entre las personas que lo padecen. Las complicaciones que pueden producirse son:

  • Problemas de corazón.Muchos bebés con síndrome de Turner nacen con defectos cardíacos o incluso con ligeras anomalías en la estructura del corazón que aumentan el riesgo de tener complicaciones graves. Los defectos cardíacos suelen comprender problemas en la aorta, el vaso sanguíneo grande que se ramifica desde el corazón y que abastece al organismo de sangre rica en oxígeno.En el síndrome de Turner también son comunes los problemas cardíacos, renales y de tiroides, los cuales deben ser evaluados precozmente.
  • Presión arterial alta.Las mujeres que padecen síndrome de Turner tienen mayor riesgo de presentar presión arterial alta, trastorno que aumenta el riesgo de tener enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos.
  • Pérdida de la audición.La pérdida de la audición es frecuente en el síndrome de Turner. En algunos casos, se debe a la pérdida gradual de función nerviosa. Un mayor riesgo de presentar infecciones frecuentes en el oído medio también puede provocar pérdida de la audición.
  • Problemas de visión.Las niñas con síndrome de Turner corren más riesgo de tener un control muscular débil de los movimientos de los ojos (estrabismo), miopía y otros problemas de la visión.
  • Problemas Las niñas con síndrome de Turner pueden tener alguna malformación en los riñones. Aunque, por lo general, estas anomalías no causan problemas médicos, pueden aumentar el riesgo de presión arterial alta e infecciones de las vías urinarias.
  • Trastornos autoinmunitarios.Las niñas y mujeres con síndrome de Turner tienen más riesgo de tener baja actividad de la glándula tiroides (hipotiroidismo) debido al trastorno autoinmunitario llamado «tiroiditis de Hashimoto». También tienen un mayor riesgo de padecer diabetes. Algunas mujeres con síndrome de Turner tienen intolerancia al gluten (celiaquía) o la enfermedad intestinal inflamatoria.
  • Problemas del esqueleto.Los problemas de crecimiento y desarrollo de los huesos aumentan el riesgo de una curvatura anormal de la columna vertebral (escoliosis) y una curvatura hacia adelante de la parte superior de la espalda (cifosis). Además, las mujeres con síndrome de Turner corren más riesgo de que los huesos se vuelvan débiles y frágiles (osteoporosis).
  • Dificultad de aprendizaje.En general, las niñas y mujeres con síndrome de Turner tienen una inteligencia normal. Sin embargo, tienen un riesgo mayor de presentar dificultad de aprendizaje, especialmente aquel que involucra conceptos espaciales, matemáticas, memoria o atención.
  • Problemas de salud mental.Las niñas y mujeres con síndrome de Turner pueden tener dificultades para desempeñarse en situaciones sociales y mayor riesgo de padecer el trastorno de déficit de atención con hiperactividad.
  • La mayoría de las mujeres con síndrome de Turner son infértiles. Sin embargo, una cantidad muy pequeña de estas mujeres pueden quedar embarazadas espontáneamente o con un tratamiento de fecundidad.
  • Complicaciones en el embarazo.Como las mujeres con síndrome de Turner tienen más riesgo de presentar complicaciones durante el embarazo, como presión arterial alta y disección aórtica, un cardiólogo debe evaluarlas antes del embarazo.

DIAGNÓSTICO

El estudio del Tamiz Neonatal que se hace de rutina a los bebés recién nacidos, no cubre la búsqueda del Síndrome de Turner y muchas de las niñas afectadas no nacen con ninguna característica obvia por lo que pueden seguir sin diagnosticarse hasta más adelante en su vida. La niña afectada puede ser diagnosticada con Síndrome de Turner a cualquier edad.

De hecho, hay algunas mujeres que experimentan una pubertad normal y se les diagnostica la afección posteriormente como adultas.

Cuando los signos del síndrome de Turner son obvios, a la mayoría de las niñas con la afección se les diagnostica poco después del nacimiento o en la primera infancia.

Cualquiera que sea la edad,el examen utilizado para confirmar el diagnóstico del síndrome de Turner es el mismo, y se conoce como cariotipo.

Un cariotipo es un examen de sangre (prácticamente de cualquier tejido) que produce una imagen de los cromosomas y evalúa el número y la estructura. De esta manera, tu médico puede identificar si uno de sus cromosomas sexuales está ausente o parcialmente ausente.

Diagnóstico prenatal

A veces se realiza un diagnóstico prenatal durante el desarrollo fetal. Ciertas características en una imagen ecográfica pueden suscitar la sospecha de que tu bebé tiene síndrome de Turner u otro trastorno genético que afecta su gestación en el útero.

Los análisis para detección prenatales que evalúan el ADN del bebé en la sangre de la madre (análisis para la detección de ADN fetal libre o análisis para detección prenatal no invasivo) también pueden indicar un riesgo elevado de padecer síndrome de Turner. Sin embargo, para confirmar el diagnóstico, se recomienda realizar un cariotipo durante el embarazo o después del parto.

El especialista en embarazo y en parto (obstetra) puede preguntarte si estás interesada en realizarte otras pruebas para establecer un diagnóstico antes del nacimiento de tu bebé. Para detectar el síndrome de Turner antes del parto, puedes realizarte uno de los dos procedimientos que se detallan a continuación:

  • Análisis de vellosidades coriónicas.Este procedimiento implica la obtención de una pequeña muestra de tejido de la placenta en desarrollo. La placenta tiene el mismo material genético que el bebé. Se pueden enviar células de las vellosidades coriónicas al laboratorio para estudiar los cromosomas.
  • En esta prueba, se extrae una muestra de líquido amniótico del útero. El bebé elimina células en el líquido amniótico. Se puede enviar líquido al laboratorio de genética para estudiar los cromosomas del bebé en estas células.

Analiza los beneficios y los riesgos de los análisis prenatales con el médico.

La ecografía fetaldurante la gestación también puede proporcionar información sobre la presencia del síndrome de Turner, pero no tiene una precisión del 100%, y muchos bebés que padecen el síndrome presentan en la ecografía el mismo aspecto que un bebé sin el síndrome de Turner.

De todas formas y aún en manos expertas, hay algunos casos (especialmente de mosaicos) con muy escasos o ningún signo clínico, en los que el diagnóstico es muy difícil y no es raro que se pueda retrasar más de lo que hemos dicho.

Una de las razones por las que es necesario hacer un diagnóstico temprano es que la familia, especialmente los padres, sean bien informados y acepten el problema con mayor facilidad. Al ser frecuente que las niñas tengan muchos problemas durante el primer año, el diagnóstico produce, una vez que se informa con claridad, mayor tranquilidad, ya que aclara y centra en un sólo problema todos aquellos síntomas que la niña venía arrastrando y también posibilita que se pongan en marcha las soluciones en el plazo más breve posible.

Estudios de laboratorio y de imagen

Aunque los signos físicos de los que hemos hablado sean muy claros y numerosos, es absolutamente necesario realizar un análisis genético (cariotipo) para hacer el diagnóstico de Turner, ya que existen otros síndromes (como el Noonan) con unos signos muy parecidos, pero con un cariotipo normal de 30 células.

El cariotipo es un análisis absolutamente indispensable para confirmar el diagnóstico y el tipo de Síndrome de Turner que tiene la persona afectada.

En principio, o se tiene Turner o no se tiene, eso tiene que quedar claro. Pero hay una gran variedad de cariotipos en las mujeres con Turner.

Además del cariotipo, hay otros estudios de imagen que pueden completar el diagnóstico. Entre ellos, el más común, es la radiografía de la muñeca y mano, que es la llamada edad ósea. Además de la edad ósea, la radiografía sirve para observar si hay un acortamiento del cuarto metacarpiano (hueso que está debajo del dedo) y también si hay una especial trama en los huesos de la muñeca (por falta de calcio, osteoporosis).

Es igualmente importante realizar una ecocardiografía o una resonancia magnética del corazón (o ambos) para detectar posibles anormalidades en el corazón.

Otros análisis son los hormonales. En general se suele valorar la función tiroidea (debido a la alta frecuencia de hipotiroidismo en el Síndrome de Turner) y la gonadal (para ver si hay fallo ovárico, especialmente a partir de los 9 años).

TRATAMIENTO

Aunque no hay cura para el síndrome de Turner, el tratamiento se dirigirá aminimizar los diferentes síntomas que presenta la persona afectada y puede ser necesario el esfuerzo coordinado de varios especialistas médicos: pediatra, cirujano pediatra, terapistas del lenguaje, otorrinolaringólogo, oftalmólogo, psicólogo y otros. El consejo genético puede ser benéfico tanto para el individuo como para sus familias.

Evitar la aparición de tumores gonadales(en los ovarios) malignos: La extirpación profiláctica de las gónadas para evitar el posible desarrollo de un tumor maligno, no es obligatorio en todos los casos. Debe hacerse siempre que exista un cromosoma Y en el cariotipo que pueda mantener algún resto de tejido testicular con gonadoblastos que puedan degenerar.

Hormona del crecimiento humana.  Puede ayudar a mejorar el crecimiento de la persona afectada. La mejor edad para iniciar y la óptima duración del tratamiento es variable, pero, por lo general, mientras más temprano se inicie, será mejor para la mujer afectada. Cuando el endocrinólogo pediatra lo considere conveniente, esta hormona puede ser administrada en conjunto con oxandrolone.

El tratamiento consiste en la administración diaria, por vía subcutánea de dosis elevadas de esta hormona y continua hasta el cierre de las espífisis de los huesos, momento en el que termina el crecimiento.

Si se administra en la infancia temprana, las inyecciones de hormonas con frecuencia pueden aumentar la altura adulta por algunas pulgadas.

La administración continuada de esta hormona no suele tener síntomas secundarios reales en las pacientes.

Terapia de reemplazo estrogénico (ERT por sus siglas en inglés). La insuficiencia ovárica temprana es común en personas con síndrome de Turner. Si los ovarios son incapaces de producir hormonas sexuales, como el estrógeno, entonces no ocurrirá un desarrollo sexual saludable. Afortunadamente, la terapia de reemplazo de estrógeno reemplaza efectivamente estas hormonas si el cuerpo no puede producirlas por sí mismo.

La ERT puede ayudar a iniciar el desarrollo sexual secundario que normalmente comienza en la pubertad (alrededor de los 12 años). Esto incluye el desarrollo de las mamas y de caderas más anchas. El médico puede recetar una combinación de estrógeno y progesterona a las niñas que no han comenzado a menstruar a los 15 años.

  • La ERT también brinda protección contra la pérdida de masa ósea.
  • Cuando se usa con la hormona del crecimiento, también puede ayudar a la estatura.
  • La terapia de reemplazo con estrógenos, por lo general, continúa durante toda la vida, hasta que se alcanza la edad promedio de la menopausia.

Salud social y emocional.Los resultados de investigaciones recientes de la adaptación social y emocional de las niñas jóvenes con Síndrome de Turner, indican que, comparadas con otras niñas, ellas tienden a tener un comportamiento mucho más inmaduro, dificultad en concentrarse y problemas con superactividad, todo lo cual  puede afectar sus relaciones con otros niños.

Las adolescentes están predispuestas a inmadurez, ansiedad, depresión y abandono social. Debido a estos riesgos, es importante animar y apoyar a estas niñas para establecer amistades saludables con otros niños de la misma edad y para participar en actividades sociales apropiadas para su edad.

El apoyo de una sexualidad saludable adecuada a su edad (en el contexto de valores personales de la familia) es importante para crear una buena base que le permita salir con amigos y tener relaciones sexuales incluyendo matrimonio. Fomentar independencia a través de la niñez ayudará a crear más elecciones para las niñas con Síndrome de Turner y mejorará la calidad de su vida adulta.

Dieta.Los requerimientos alimenticios son semejantes a los de otros niños o adultos siempre con una menor cantidad de calorias pero asegurando una dosis diaria de calcio y vitamina D (cuando menos 400UI).

Es importante evitar la obesidad ya que incrementa el riesgo de hipertensión y resistencia a la insulina.

Otros tratamientos.Tu médico te ayudará a diseñar también otros tratamientos a la medida para abordar, según sea necesario, los problemas de salud particulares de tu hija.

Los controles médicos frecuentes mostraron mejoras importantes en la salud y la calidad de vida tanto de niñas como de mujeres con síndrome de Turner.

EMBARAZO Y TRATAMIENTO DE FECUNDIDAD

Solo un porcentaje muy reducido de las mujeres que padecen síndrome de Turner pueden quedar embarazadas sin un tratamiento para la fecundidad. Aquellas que pueden quedar embarazadas tienen probabilidades de que les fallen los ovarios y, por lo tanto, de quedar estériles a una edad temprana durante la adultez. Por lo tanto, es importante que hables acerca de tus objetivos de reproducción con el médico.

Algunas mujeres que padecen el síndrome de Turner pueden quedar embarazadas con la donación de un óvulo o de un embrión. Esto requiere una terapia hormonal especialmente diseñada para preparar el útero para el embarazo. Un endocrinólogo reproductivo puede analizar las opciones y ayudar a evaluar las posibilidades de éxito.

En la mayoría de los casos, las mujeres con síndrome de Turner tienen embarazos de riesgo relativamente alto. Es importante analizar esos riesgos antes del embarazo con un obstetra especializado en embarazos de alto riesgo (un especialista en medicina maternofetal que se centra en los embarazos de alto riesgo) o con un endocrinólogo de la reproducción.

PRONÓSTICO

En general se considera un buen pronóstico. Si no se presentan defectos cardíacos severos al momento del nacimiento, las mujeres llegan a la edad adulta con una inteligencia normal.

Aún con el tratamiento de la Hormona del Crecimiento, la estatura alcanzada es menor que el promedio.

La expectativa de vida es ligeramente más corta que el promedio, pero puede mejorarse con una buena atención médica a las complicaciones asociadas.

PREGUNTAS FRECUENTES

A mi hija le diagnosticaron Síndrome de Turner, ¿tendrá problemas en la escuela?

Algunas niñas con síndrome de Turner tienen dificultad con la aritmética, la memoria visual y las habilidades visuales-espaciales (como determinar la posición relativa de los objetos en el espacio). También podrían tener cierta dificultad para comprender la comunicación no verbal (lenguaje corporal y expresiones faciales) y para interactuar con sus pares.

¿Podrá tener una vida sexual normal como adulta?

Las mujeres con síndrome de Turner pueden tener una vida sexual normal.

El síndrome de Turner, ¿se considera una discapacidad?

El síndrome de Turner no se considera una discapacidad, aunque puede causar ciertas dificultades para el aprendizaje, entre ellas problemas para aprender matemáticas y problemas de memoria. La mayoría de las niñas y mujeres con síndrome de Turner lleva una vida normal, saludable y productiva si tienen la atención médica adecuada.

ORGANIZACIONES DE APOYO

Los grupos de apoyo y las organizaciones de ayuda pueden ser de utilidad para conectarse con otros pacientes y familias, y pueden proporcionar servicios valiosos. Visita el sitio en la red del grupo que te interese o ponte en contacto con ellos para conocer los servicios que ofrecen. Recuerda que la inclusión en esta lista no representa un aval de INFOGEN.

Sitios o Redes Sociales en la Internet

REFERENCIAS

Inflamación del cuero cabelludo del recién nacido o caput
Complicaciones de parto / Postparto, El bebé, Embarazo

Inflamación del cuero cabelludo del recién nacido o caput

 Introducción

La cabeza del recién nacido representa una cuarta parte del largo total de su cuerpo. Su circunferencia es igual a la del abdomen o pecho y el tamaño promedio es de 33 a 35 cm. En el momento del parto, la cabeza se “amolda” al ir pasando por el canal vaginal.

Esto quiere decir que los huesos que conforman la cabeza –que están colocados uno junto al otro pero no pegados entre sí – se traslapan (o montan) en un proceso llamado “amoldamiento” mediante el cual se logra reducir el diámetro total de la cabeza y adquirir una forma alongada que le va a permitir el paso a través del canal vaginal. Este cambio es temporal ya que generalmente desaparece unas cuantas horas después del parto cuando los huesos recuperan su interrelación normal.

Definición

El caput succedaneum o simplemente “caput” se define como una inflamación difusa (no tiene márgenes definidos) del cuero cabelludo del bebé que se forma debido al trauma que experimenta en el proceso del nacimiento por vía vaginal.

El caput succedaneum afecta generalmente a la parte de la cabeza que inicia la salida durante el parto aunque también se puede presentar en cualquier parte del cuero cabelludo y se palpa como una masa suave y esponjosa.

El edema cruza las líneas de sutura de los huesos del cráneo y puede involucrar un área amplia o puede ser algo pequeño como del tamaño de un huevo.

Causas

Son pocas las mujeres que describen la experiencia del parto como algo fácil y rápido. Sin embargo, hay algunos partos que son especialmente difíciles y duros y estos pueden ser causa de un conjunto de problemas de salud tanto para la madre como para el bebé que va a nacer.

Es más probable que un caput succedaneum se forme durante un parto difícil o prolongado. Esto es especialmente cierto después de que las membranas se han roto removiendo así el efecto amortiguador y protector del saco amniótico. Es por eso que se afirma que, mientras más duren las membranas intactas antes del parto, menores serán las posibilidades de que se forme un caput succedaneum.

                                                                    Inflamación del cuero cabelludo del recién nacido o "caput"

Los factores que pueden predisponer a este problema incluyen los siguientes:

  • Primer embarazo
  • Desproporción cefalopélvica (está desproporcionado el tamaño de la cabeza del bebé con el tamaño de la pelvis de la madre), baja estatura de la madre, anomalías de la pelvis materna.
    • Mientras más pequeña es la pelvis, mayor será la presión que se ejerza en la cabeza del bebé durante la labor de parto.
  • Ruptura temprana de la bolsa amniótica (ruptura de membranas).
    • Las membranas protegen al bebé en el momento del parto, pero si se rompen muy temprano, el bebé no contará con esta protección durante el proceso del parto.
  • Labor de parto prolongada o demasiado rápida.
  • Oligohidramnios (disminución del líquido amniótico que rodea y protege al bebé durante el embarazo).
    • Además de la ruptura prematura de membranas, hay otras causas que están relacionadas con la cantidad de líquido amniótico que rodea al bebé. Algunos de ellos tienen poca cantidad de líquido y, por lo tanto, en el momento del parto se ejerce una mayor presión en el cuerpo del bebé.
  • Uso de fórceps o de ventosa fetal (para ayudar a sacar al bebé)
    • Cuando se utilizan estos métodos, existe una mayor posibilidad de que el bebé presentara caput succedaneum. Aunque esto no significa un daño prolongado o serio para el bebé, si pueden poner un poco más de presión en la cabeza que da como resultado hinchazón.
  • Bajo peso del bebé o que sea muy prematuro.
  • Macrosomía del bebé (que es de gran tamaño).
  • Anomalías fetales.

Sin embargo, un caput succedaneum puede formarse antes o después del parto aún cuando no se pueda identificar ningún factor de riesgo. En ocasiones se ha podido identificar, por medio del ultrasonido, desde la semana 31. En este caso generalmente está asociado a rotura prematura de membranas o disminución del líquido amniótico.

Síntomas

Tras el nacimiento, la cabeza del niño presenta una deformación evidente pero esta empieza a disminuir inmediatamente y por lo general ha desaparecido al cabo de unos cuantos días.

  • Inflamación blanda y abultada del cuero cabelludo del recién nacido.
  • La inflamación puede o no ir acompañada de algún tipo de magulladuras
  • Se ve con más frecuencia en la parte de la cabeza que se presenta primero en el parto.
  • Sin embargo y dado que afecta al cuero cabelludo, la inflamación puede extenderse más allá de la línea media de la cabeza.
  • Puede estar asociada con un amoldamiento aumentado de la cabeza, es decir, el contorno de la cabeza se altera (más adelante esto se corrige solo).

Signos y exámenes

El examen físico confirma si la inflamación es un caput succedaneum. Al presionar el médico firmemente con un dedo la zona inflamada es la forma más sencilla para detectar el edema característico del caput. No se requiere de ninguna otro exámen.

                                                         Inflamación del cuero cabelludo del recién nacido o "caput"

Al suspender la presión, se observa claramente un hundimiento.

Tratamiento

No se requiere de ningún tratamiento y nada más debemos observar al bebé puesto que el caput succedaneum sana de manera espontánea en unos pocos días. Si el contorno de la cabecita del bebé se ha cambiado, en unos días recuperara su aspecto normal.

El bebé puede estar irritable (lo que es entendible) y quizás requiera algún analgésico para el dolor de cabeza. Es recomendable moverlo lo mínimo posible en los primeros días.

Pronóstico

Puede esperarse una recuperación total, en la cual el cuero cabelludo recobra su contorno normal.

Complicaciones

El caput succedaneum es generalmente benigno.

Situaciones que requieren asistencia médica

Esta condición se observa inmediatamente después del parto, así que no es necesario llamar al médico, a menos que se tengan preguntas adicionales que hacerle.

Prevención

Un adecuado cuidado prenatal y buen manejo del trabajo de parto pueden reducir las posibilidades de este problema menor, pero la formación de un caput succedaneum a menudo es impredecible e inevitable.

Cefalohematoma

Lesión presente en el cuero cabelludo de recién nacidos. Es una acumulación de sangre resultado de una hemorragia subperióstica (hemorragia que se presenta debajo de la capa más externa de los huesos del cráneo) y que puede ser diferenciada fácilmente del caput succedaum porque no sobrepasa los límites de las suturas (líneas de unión de huesos del cráneo) y porque tiene bordes palpables muy bien definidos.

caput

El cefalohematoma es muy característico ya que se limita a los márgenes definidos por los huesos del cráneo. Por este motivo suelen ser lesiones muy localizadas y en la mayoría de los casos unilaterales, es decir, solo se ven en un lado de la cabeza del recién nacido. En muchas ocasiones pueden no ser evidentes al nacimiento y sí serlo a las veinticuatro o cuarenta y ocho horas de vida. Es blando y fluctuante.

La causa puede ser la presión ejercida por el útero y las paredes vaginales en la cabeza del bebé o –más probable- por el uso de fórceps o ventosas para ayudar en el parto.

Generalmente no hay magulladuras, la piel que recubre el cefalohematoma está sana. La masa no se observa en el primer día de vida, más bien aparece horas después del parto o hasta el segundo día de vida. Puede tomar varias semanas o hasta meses para desaparecer.

¿Qué complicaciones pueden existir con el cefalohematoma?

Ocasionalmente puede haber complicaciones:

  • Puede haber fractura de cráneo.
  • Si la acumulación de sangre es grande, el bebé puede presentar anemia.
  • Un cefalohematoma grande, puede ser causa de ictericia en el recién nacido. Esto es la coloración amarillenta de la piel que se causa porque hay un exceso de bilirrubina en la sangre provocada por la reabsorción de la sangre contenida en la masa.
  • Son raras las complicaciones más serias, como el sangrado dentro del cerebro provocado por la fractura del cráneo.
  • Ocasionalmente, se forman depósitos de calcio en el área del cefalohematoma. Esto puede dejar formaciones duras que permanecen varios meses.

Tratamiento del cefalohematoma

Si el médico sospecha que hay fractura de cráneo, es probable que quiera confirmar este dato mediante una radiografía o algún otro estudio.

Si el bebé tiene ictericia leve, no es necesario ningún tratamiento, pero si es severa, es probable que necesite fototerapia (tratamiento con luz especial).

Muchos de los bebés con caput succedaneum o con cefalohematoma tienen un cráneo de apariencia puntiaguda u ovalada. Esto es normal y puede tardar varias semanas en quitarse. No es necesario ningún tratamiento.

Cómo prevenirlo

Es muy difícil de prevenir ya que se relaciona con el trabajo del parto.

Referencias